Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

viernes, 23 de enero de 2009

Citrino: el poder del Sol

Estaba el otro día debatiendo por teléfono el tema de los problemas laborales que nos atenazan a todos en algún momento de nuestra vida, mientras ojeaba, en un centro comercial, un estante con minerales de una conocida tienda de complementos y bisutería... Casi sin darme cuenta, cogí una de las piedras: un citrino, de la misma familia que la amatista: un cuarzo de color dorado que estaba muy barato por las rebajas. Y me lo llevé. Buena elección: ya que una de las propiedades de esta piedra es, precisamente, la de "anclar" las necesidades de manifestación y facilitarlas en el mundo material ;-)

El citrino es un cristal amarillo anaranjado, más o menos oscuro, semi transparente, al que algunos llaman "el cristal de la felicidad". Esto se debe a que se recomienda su uso cuando estamos tristes o deprimidos. Aparece de forma natural, pero la mayoría del que se comercializa procede del calentamiento de la amatista. La gama de colores va de amarillo pálido a marrón amarillento y rojo “Madeira” (llamado así por el color del vino del mismo nombre).

Se trata de un poderoso limpiador y regenerador, del que se dice que incorpora el poder del Sol. Esta piedra es muy creativa, y una gran protectora del aura. Limpia sobre todo el chakra del plexo solar y del ombligo, y se considera una de las gemas de la abundancia. Ayuda a conservar las riquezas, y es útil para resolver las desavenencias familiares.

Sobre todo, una de sus funciones primordiales es que permite superar el miedo a la responsabilidad. Imparte energía y vigor al cuerpo físico, energiza y recarga. En tiempos pasados, el citrino se utilizaba como talismán para protegerse contra la peste, los problemas de piel y los pensamientos perversos, y como hechizo contra las mordeduras de serpiente y otros reptiles venenosos. Como la mayoría de citrinos son en realidad amatistas que se han calentado para conseguir ese color dorado, se debe procurar evitar la exposición prolongada de la joyería de citrino a la luz o el calor intensos.

Para todos aquellos que sufren por la ausencia del astro rey, el citrino es un buen sustituto en días nublados. Se encuentra con facilidad en sus lugares de procedencia (Brasil, Estados Unidos, España, Madagascar, Rusia...). Siempre se le relaciona con la prosperidad y la generosidad. En el ambiente difunde energía positiva, y no necesita ser "limpiado", como otras piedras. Se recomienda a personas reticentes a los cambios y a quienes piensan que cualquier tiempo pasado fue mejor, ya que ayuda a desprenderse de las ataduras del pasado y disfrutar de los acontecimientos tal y como se presentan (ummm: esto me suena sospechosamente familiar XDDD).

Así que ya sabe: ponga un citrino en su vida, y conseguirá felicidad, riqueza, fortuna y salud. ¡Buen fin de semana a todos y a todas ;-)!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno pues este fin de semana me regalaron un collar con una citrino... ya te contaré la magia que me transmita =)

Saludos!!!

Ale

Andrómeda72 dijo...

¡Oh, qué bonito! ¡Nada más y nada menos que un collar! Pues nada, Ale, ya nos contarás si te hace efecto: dicen que con las cosas del dinero, la posición social y la expresión creativa, es infalible. ¡Si por algo llevo yo ahora mismo uno en el dedo! ;-)

¡Besotes!