Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 8 de septiembre de 2009

La técnica del Tarot psíquico

Muchos de los que me pedís una consulta de tarot me preguntáis a menudo cómo he aprendido a echar las cartas.

Bueno: empecé a consultarlas en una fase algo complicada de mi existencia, donde me encontraba más perdida espiritual, física y mentalmente, que Carracuca ;-)

Y me dio por ahí.

¿Cómo empecé? Simplemente, me regalaron un mazo de tarot por mi cumpleaños (unas cartas preciosas, por cierto; lástima que debido al uso continuado, se me estropearan). Me las regaló una muy buena amiga con la cual ya no mantengo contanto, desafortunadamente.

Creedme si os digo que, cada vez que alguna persona me solicita que le tire las cartas, goza durante al menos una hora de toda mi atención. No es extraño que me ponga a sudar como una condenada (los que ya me habéis visto manejar el tarot físicamente ya lo sabéis). Si se hace como se debe, puede representar un gran esfuerzo. Eso demuestra el trabajo interno real que estoy llevando a cabo cuando me pongo con las cartas.

Hay varias formas de enfrentarse al Tarot. Conozco tarotistas muy técnicos, "académicos" por decirlo de alguna manera, que memorizan perfectamente el significado de los naipes e interpretan al pie de la letra. Luego están los "intuitivos", que apenas han memorizado algunos o casi ninguno de los significados, y se aventuran a interpretar en base a un "don" más o menos desarrollado.

Para que lo sepáis, yo utilizo una combinación de ambos métodos.

Y no sólo eso. Tengo varios tarots, y cada uno lo utilizo para una consulta determinada. Por ejemplo, utilizo el Tarot de las Brujas para consultas relacionadas con la salud en particular. Utilizo el egipcio para casos cercanos, donde tengo miedo de resultar subjetiva, por su complejidad. Tengo muchos otros, como el bellísimo Tarot Dorado de Botticelli, que utilizo casi exclusivamente para cuestiones relacionadas con los sentimientos.

Aparte de esto, hay ciertas personas que son "psíquicas". Quiero aclarar que todos y cada uno de nosotros poseemos un grado mayor o menor de intuición, pero que hay muy pocas personas realmente "psíquicas". Y además, ¿eso qué significa? Pues resumiendo, que estas personas pueden "ver" cosas pertenecientes al presente, pasado y futuro, sin que el cliente les diga absolutamente nada al respecto. Son los verdaderos y auténticos tarotistas. Tengo que aclarar que yo sólo he conocido a dos en mi vida (y mira que conozco tarotistas): uno mejor que otro. Dejo a mis clientes la valoración de si yo misma lo soy, o no ;-)

Un "psíquico", por definición, hará o dirá cosas que os parezcan "raras", a veces... Para ellos y ellas es complicado recibir información, saber de dónde procede, y sobre todo procesarla. Se pueden ver cosas realmente problemáticas o desagradables de los clientes, y estas personas tienen siempre que aprender a proteger su mundo interior de las influencias ajenas, o acaban volviéndose más o menos desequilibrados. Muchas veces, afloran cuestiones que, aparentemente, no tienen nada que ver con la consulta. Os estoy dando pistas para que sepáis juzgar cuando un o una tarotista son realmente "psíquicos" :-)

El "psíquico" jamás juzga: siempre dice mucho menos de lo que ve, y será especialmente cuidadoso con las cuestiones más delicadas. Tienen una mirada especialmente penetrante, casi incisiva, inquisitiva. En otras ocasiones, parece que las pupilas se les van y que miran algo inexistente, o que nadie más que ellos pueden ver. Pueden ponerse mal durante la consulta, y/o hacer grandes esfuerzos para dominarse.., cosa que consiguen la mayoría de las veces.

En fin: que sepáis, por cierto, que estos "poderes" ("dones" o "características" sería mejor decir, pues son como el que es un atleta alucinante o puede hacer rápidos cálculos matemáticos de memoria) van y vienen. Que los "psíquicos" no todos los días "están en vena", y si son realmente honestos, os lo dirán. Hay días que pueden surgir lecturas increíbles de una forma espontánea.., y hay días en los que el tarotista no dará pie con bola.

Espero que con esto haya podido resolver todas esas dudas que me formuláis de vez en cuando. ¡Bienvenidos, una vez más, al gran club de todos los aficionados al Tarot!

No hay comentarios: