Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 24 de junio de 2009

Roma no paga a traidores

Hoy hago una paradita.., me detengo un instante a mirar atrás (lo cual dicen que es un buen ejercicio introspectivo). En los últimos tiempos, muchas cosas se han movido (y no en mi interior, el ámbito fundamental en el que yo trabajo), sino de puertas para afuera. Muchas revelaciones, y muchas traiciones. Muchas cosas alucinantes que nunca hubiera creído. Muchos cambios de color y de olor en el ambiente.

He aprendido muchas cosas… Lo más importante: a valorar mis necesidades y atenderlas, y a no tomar tan en serio a la gente. Sí: ya sé que suena mal. Pero es que yo ya le estaba haciendo demasiado caso a todo el mundo.

No voy a imponerle a nadie lo que pienso, desde luego.... Que cada cual siga su propio criterio, su propio camino espiritual, si es que lo encuentra, claro. Tendré que aprender a convivir con el hecho de que, ciertamente, muchas veces veo cosas de los demás (otras no, porque esto no es un dos más dos son cuatro, oigan) que son ciertas, y que podrían ayudarles en su caminar… Pero que, también en muchísimas ocasiones, la gente no quiere que se les ayude.

Que no. Que no me lo invento. He llegado a la conclusión de que la mayoría de la gente no quiere que se les ayude. Esto puede ser por miedo, por falta de coraje, por comodidad, por estupidez, por cerrazón, por vagancia.., por múltiples e incontables motivos. O la más importante: sencillamente, porque no les da la real gana.

He determinado no meterme en asuntos ajenos de forma altruista; ya veré si me meto, o no, de forma profesional. ¿Que usted opina que poniendo dos velas y haciendo tres o cuatro pases con incienso, se le van a solucionar todas sus movidas? Adelante. ¿Que cree que rezar en la Iglesia al santo de turno, se le van a abrir los mismos Cielos? Pues venga, no deje de hacerlo. ¿Que usted se considera en posesión de la verdad más absoluta, y no admite ni una sola idea, ni un solo criterio que provenga de estímulos externos porque es un intelectual o un racionalista? Perfecto.., siempre y cuando no me joda a mí, por supuesto.

… No acostumbro a andarme con remilgos, los que me conocen bien ya lo saben… La vaselina sólo la utilizo en la montaña, por aquello del viento que me corta los labios. Y nada más. Paso de andarle dorando la píldora a nadie. Si estoy en un lugar donde detecto que hay envidias, luchas de poder, cosas raras, manipulaciones, o que la gente se entretiene una y otra vez en contarse milongas los unos a los otros, empeñándose en no afrontar la realidad.., pues qué queréis que os diga. No suelo aguantar mucho. Indefectiblemente.

Nadie está en posesión de la verdad absoluta. Nadie, eso es cierto. Todos tenemos la nuestra.

Pero eso es muy distinto a empeñarse, una y otra vez, en instalarse concienzudamente en la mentira, en la falsedad y en el engaño. Eso es muy diferente.., o al menos, yo creo percibir una diferencia.

Es una pérdida de tiempo prestar atención a inquinas ajenas. Mayor todavía cuando uno tiene la facultad, bendita o maldita, de absorberlo todo como una esponja. No, señor. Váyanse al buen carajo, oigan. Que para contar cuentos, yo también soy una narradora de primera.

En algunos sitios por los que he transitado durante un tiempo, tan sólo aceptar las normas de la “tribu” (lo cual incluía la adoración al gurú o al reyezuelo de turno) garantizaban la permanencia pacífica entre los “elegidos”… Pero a mí es que no me interesan las sectas. Hay gente que necesita de dioses y gurús. Yo a los dioses les trabajo sólo como arquetipos. En cuanto a Dios, está en mi interior y en todas y cada una de las cosas de este universo. Por otro lado, el único gurú al que reconozco, soy yo misma.

¿Soberbia? Quizá. Pero si me dan a elegir, francamente: prefiero la arrogancia a la falsedad.

Hay mucho que estudiar, que aprender, que experimentar… Yo sigo concienzudamente, sin desviarme, mi propio camino (o eso intento). Si en el transcurso de la jornada, siento que tengo que liberarme, que dejar atrás algo que me supone un lastre, no lo dudo.

… Así debiéramos hacer todos… Así debiera ser…

“Au revoire”, majos/as… Que Roma no paga a traidores.

No hay comentarios: