Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 28 de abril de 2009

Síntomas del alma: reiki a la carta

Estoy muy contenta, porque ayer recibí un correo de una buena amiga, Palmira, contándome que.., ¡se ha iniciado en reiki! Me alegro muchísimo por ti, y desde estas líneas quería decírtelo ;-). Vamos, que ya estabas tardando, ¡jajaja! Por supuesto que me "dejaré" que me impongas reiki en persona (de hecho, yo también lo haré contigo, ahora que estoy haciendo mis deberes para culminar con la maestría (me gustaría tanto poder hacerlo este año). Y sí, por supuesto que Daniel Chumillas es excelente como maestro, yo he puesto totalmente mi confianza en él. Tampoco me extraña que sus colaboradores lo sean: de hecho, él es precisamente, una persona muy, pero que muy "especial".
------------------------------------------------------------------------------------------------
Aprovechando la coyuntura, voy a dar algunos datos sobre cómo ciertos "síntomas" físicos tienen su correlación en "disfunciones" del alma (como las llamo yo). Posteo esto como una forma de guía para reikianos, una especie de "qué puede ocurrirle a fulano o fulana de tal", según las dolencias con las que se presente ante nosotros. Como siempre, utilizad vuestra intuición y vuestra experiencia para comprobar la veracidad o no de estas propuestas:

- Dolores: pueden obedecer a un sentimiento de culpa y búsqueda del castigo consiguiente.

- Asma: remordimientos, deseos compulsivos de ser mimados, y complejos de inferioridad.

- Desarreglos del corazón: negación y supresión brusca del amor y la felicidad.

- Artritis: autocrítica excesiva, mucha exigencia para con los demás. Perfeccionismo excesivo.

- Dolencias en los oídos: dificultades con las opiniones ajenas.

- Dolor de cabeza: sentimientos de frustración y/o tendencia al perfeccionismo.

- Dolor de espalda: en la parte superior, búsqueda de apoyo, ante falta de comprensión emocional; en la parte media, exceso de remordimientos; en la parte inferior, cansancio excesivo y preocupaciones económicas.

- Afecciones de la piel: amenaza a la individualidad, ganas de ser mimado.

- Tumores: reacción ante una ofensa que no se perdona ni olvida; resentimientos relacionados con la feminidad; misoginia.

- Úlceras: falta de autoestima, miedos, inseguridades.

- Dolores en la nuca: asuntos relacionados con la excesiva tensión nerviosa.

- Sinusitis: enfado causado por alguien.

- Dolores o inflamación de garganta: incapacidad para expresar sentimientos de ira. Creatividad contrariada.

- Dolencias de estómago: aprensión, dificultad para asumir experiencias o ideas.

- Edemas: temores reprimidos, visión de la vida estancada, sentimientos de acorralamiento.

- Dolencias en los pulmones: incapacidad de dar y recibir energía vital. Rechazo de la vida.

- Problemas en las piernas: miedo al progreso o resistencia a la evolución de las cosas.

- Problemas en los brazos: emociones reprimidas y trasladadas a las articulaciones.

- Cáncer: desesperanza total, desconfianza del mundo y fuertes sentimientos de auto-compasión.
- Problemas genitales: traumas relacionados con la sexualidad (miedos, inseguridad, remordimientos sexuales, rechazo de la sexualidad).

- Anorexia/Bulimia: conflictos con uno mismo, sensación de no ser lo bastante bueno.

- Exceso de peso: necesidad de protección, sensación de inseguridad.

- Inflamaciones, fiebres, irritaciones: sentimientos de ira y enfado.

- Enfermedad en las mamas: actitud protectora excesiva con respecto a otra persona.

- Estreñimiento: incapacidad para darse a otra persona y afán de acumular.

- Diarrea: temor a estancarse.

- Afecciones en las rodillas: terquedad, tozudez, exceso de orgullo, temores ante posibles cambios, falta de flexibilidad.

- Rigideces musculares: resistencia ante el cambio.

- Apoplejía: cambios forzados, falta de fé en la vida.
------------------------------------------------------------------------------------------------

Evidentemente, no tengo ganas de pasarme de lista: ni soy médico, ni lo pretendo; este listado trata de ser un enfoque holístico de aquellas afecciones (las más comunes) que puede presentar una persona que precise los servicios de un terapeuta reiki. Pueden serviros para "haceros una idea" de qué puede estar pasando con esa persona en particular. Yo puedo decir que he comprobado en mí misma y en algunas de las personas de mi entorno que creo conocer bien, algunas de las manifestaciones físicas que aparecen aquí. ¡Probad, y ya me contaréis si tiene algún sentido!

Una vez más, Palmira, ¡felicidades! El reiki nunca viene mal, y puede convertirse en el inicio de un cambio en tu vida: el cambio más increíble y alucinante, sutil pero profundo, que uno imaginarse pueda. Os dejo con un vídeo magnífico de todo un clásico, Stand by Me, que hoy me ha enviado Ana María y que me gusta mucho. ¡Esta versión me parece increíble, por todo lo que transmite!

¡Muchos, muchos besos a todos y a todas!

No hay comentarios: