Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 27 de julio de 2009

Ojos acuáticos, sonrisa de niña

Se llama Eva Amaral, y es muchísimo más frágil de lo que nunca hubiera podido imaginar.

El otro día (el fin de semana pasado no, el anterior) la vi con mis propios ojos a dos metros de distancia en la FNAC de Madrid. Iba de incógnito, pero unos ojos todavía más rápidos y vivos que los míos (gracias, Cástor Vs. Póllux) la localizaron ipso-facto. Llevaba el pelo recogido en una cola de caballo, iba con un muchacho, y se alzaba sobre unas sandalias de cuña que realzaban todavía más la extrema esbeltez de sus piernas. De sus piernas.., y de todo su ser.

Al principio no lo creí, y me puse a deslizarme subrepticiamente por entre las estanterías de discos y libros, como una tarántula, para acercarme y comprobar si, efectivamente, era ella. Amaral es una artista que me encanta: como compositora y como vocalista. Tiene una fuerza interna que no se puede expresar con palabras, pero que el público siente perfectamente. Es una hoguera increíble la que arde en esta "maña" de ojos acuáticos y sonrisa de cría pillada en falta.

Efectivamente, el geminiano no se había equivocado... Era ella, sin duda alguna. Pensé qué podía hacer. No soy de pedir autógrafos, pero mi amigo Harlock Ichijo adora a esta mujer. ¡Simplemente la adora! Me habría animado a pedírselo, por él, porque sé que hubiera brincado literalmente de alegría... Pero me di cuenta de que ella quería pasar desapercibida, como realmente estaba pasando; iba sin maquillaje, en plan discreto y silencioso. Y me dio pena. No quise molestarla en su intimidad. Pensé "también los artistas tienen derecho a solazarse viendo discos ajenos en la FNAC un domingo por la tarde". Así que no dije una palabra y me limité a observarla a hurtadillas.

Me sorprendió el contraste entre la gran energía, la fuerza que despliega en los escenarios, y su fragilidad aparente. Estaba muy delgada, se movía con delicadeza, como si apenas quisiera que se la viera. Me alucinó esa mirada suya de poetisa, de mujer tímida y delicada que rehuye el brillo de la popularidad. Incluso parecía más joven que yo. Se me figuró la mujer perfecta: ese dragón rojo que subyace en su interior, y que ella trasciende y hace aflorar en cada uno de sus temas, en cada una de sus actuaciones, parecía como la fuerza mística y asombrosa de la tierra: literalmente, un dragón dormido bajo la superficie de ese lago calmado, de esa apariencia dulce y delicada de Amaral en vivo. ¡Así no me extraña que pasara desapercibida!

Luego, recordé esta extraordinaria canción de su último disco, "Gato Negro/Dragón Rojo" (el dragón ya he dicho que es ella, así que el gato debe ser, sin duda, el también apasionante Juan Aguirre, guitarrista, compositor y alma sombría e imprescible del dúo). También recordé otro de los primeros sencillos de este trabajo, "Tarde de domingo rara".., y pensé que eso era precisamente aquel día: una tarde de domingo rara, donde cualquier cosa podía pasar; desde que yo encontrara por fin la versión íntegra en castellano del genial anime "Samurai 7"(atención, los avisados, al subtítulo de este magnífico opening).., hasta una revelación gracias a la dama zaragozana de la canción folk.., sin venir a cuento y en el sitio menos pensado.

Así es la vida: mágica y maravillosa, simplemente impredecible. Y todo aquel que no sepa comprenderlo, todo aquel que no pueda o no sepa tomársela así, está perdido.

Así que nada: me apetecía postearlo, porque a mí también me gusta tanto Amaral, que incluso hago referencia a ella en la frase de entrada de mi blog. En fin, Amaral, si lees esto, anda, mujer, no seas tímida: envíame un autógrafo firmado, por fa XDDD. ¡Que no es para mí, imagínate si te lo hubiera pedido en la FNAC, el follón que se hubiera montado en un plis plas!

Curiosamente, Amaral me hace reflexionar mucho, mucho, sobre el tema de Venus. De MI Venus. Así son las cosas ;-). Así de mágicas, de maravillosas. Y también de imprevisibles.

Otro regalito para ustedes.., ¡con el permiso de Amaral!

¡Besotes!

4 comentarios:

Corsario Sideral dijo...

Estoy seguro que Eva Amaral gustosísima va a leer este homejane tan bonito. Además, siempre increíble como escribes querida Andrómeda, la caminante del cielo....

Mágico es como dices, porque está tan cerca de tu manifestación Venusina querida compañera.

Uno que te quiere....

Andrómeda72 dijo...

Igualmente, Ichijo. Tú sí que eres como un hermano para mí, y no quiero hablar de quién tú ya sabes.., que me pongo que me enciendo.

¡Besotes!

Anónimo dijo...

Hola Andro, me gusta Amaral y me sorprendió al conocerte que vos tb la mencionaras. Me he sentido tremendamente identificada con algunos de sus temas, frases de cabecera te diría...Será que es Sagitario como yo? Es broma, no alcanza un sol para expresar tanto!

Un abrazo
Mandy

Andrómeda72 dijo...

Hola, hola, Mandy, ¿qué tal? Aunque esté medio de vacaciones, no estoy escribiendo en el blog, pero sí os respondo (a la semana que viene no podré, vuelvo a irme de viaje :-). Es alucinante, mucha gente se siente identificada con ella, ¡yo misma, por ejemplo! Aunque ójala estuviera tan delgada como ella, jajaja.

¡Un besote!