Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 6 de octubre de 2008

Mabon: el equinoccio de otoño celta

Siempre que hago una ruta de trekking en esta época del año, me doy cuenta de lo mucho que me apasiona el otoño a mí...

Cada persona suele tener su estación favorita. Bueno, digamos que el otoño, por algún motivo, vibra a tono con mi alma.

No pude postear algo sobre Mabon, el equinoccio de otoño de la cultura celta, que se celebra la víspera del 22 de septiembre. Bueno: lo haré ahora. El otoño comienza ya a despertar en España.

Llamado “Mabon” por la reina celta de las hadas, Mab, esta festividad representaba la cosecha. La promesa hecha en el verano y ahora convertida en realidad; la madre tierra dando a sus hijos los nutrientes y la abundancia, los elementos necesarios para sobrevivir el invierno por venir.

Pero al mismo tiempo, simboliza la concepción de la muerte de las plantas, convirtiéndose en renacimiento a través del misterio de las semillas.

Éste el día en que la luz se acerca a la oscuridad: es la época del año en que la noche vence al día.En la Rueda del Año, Mabon es un tiempo para descansar del trabajo duro; es un período que nos obliga a reflexionar sobre lo que hemos hecho; también es un tiempo ideal para el aprendizaje, para la lectura y la preparación personal e interna, con todo lo que hemos aprendido en la primera parte del año.

Los Druidas la llamaban Mea'n Fo'mhair, y honraban al Dios del Bosque ofreciendo libaciones de sidra y vino a los árboles. El Dios se debilita, envejece y pronto morirá con la llegada del Samhain: es el momento de prepararse para despedirlo y reflexionar sobre el ciclo de la vida (nacimiento, crecimiento, madurez y muerte), de recordar y aceptar que todas las cosas tienen un final, pero con la conclusión de que cada final comporta asimismo un nuevo comienzo.

Algunas de las tradiciones de esta época incluyen cosechar y pisar la uva; recolectar hierbas; hacer coronas de hiedra y avellano para el dios anciano; hacer muñecas con cubiertas de mazorcas de maíz que representan la fertilidad de la diosa, su protección y su generosidad. Los colores propios de esta festividad son los rojos, anaranjados, dorados, marrones y violetas.

Una oración ritual para conmemorar Mabon:

"Las hojas caen, los días se enfrían.
La Diosa arroja su manto de tierra alrededor de ella,
Mientras tú, Oh gran Dios del Sol, navegas hacia el Oeste,
A las tierras del descanso eterno
Envuelto en la frescura de la noche...
Las frutas maduran, las semillas caen,
Las horas del día y la noche están equilibradas.
Vientos fríos soplan desde el Norte gimiente.
Oh bendita Diosa, sé que la vida continúa.
Porque la primera es imposible sin la segunda cosecha,
Al igual que la vida es imposible sin la muerte...
Bendiciones sobre ti, oh Dios caído mientras viajas
A las tierras del invierno y a los amorosos brazos de la Diosa".

Todos viajaremos hacia el Oeste, donde el Sol se pone...

Hacia la tierra de la eterna primavera, cuando ya no haya tiempo, ni estaciones.

Cuando ya no haya Sol.

12 comentarios:

Cristina dijo...

AYYY que maravilla! como me gusto esta descripcion y festejos sobre la reina Mab de las hadas celtas!!!
Es interesante tu modo de relato y descripcion, por que atrapa de modo natural al lector, felicitaciones por esto Andro!!!
Esa frescura y naturailidad que tenes !!! jajajjaj muy simple y no por eso menos profunda!
Te dejo muchos, muchos besos preciosa!

Cris.

Laduda dijo...

Bonito comentario sobre el Otoño. Es mi estación preferida y voy encontrando otras personas que lo comparten.
Espero empezar esta semana a comentar cosas sobre el estudio de mi carta astral. Ha sido un montón de información que estoy mirando detenidamente y que me lleva a reflexionar sobre muchos aspectos en profundidad. Pero quiero darte las gracias (muchas, muchas)por el gran trabajo que has hecho. Una gran reverencia ante ti, mi querida amiga. Muchos besos.
Laduda

mhyst dijo...

Bonita historia. Lástima que el cristianismo arrasara toda esta cultura.

Es curioso la analogía con "El Señor de los Anillos". Allí también viajan al oeste, hacia el final del libro. Supongo que Tolkien respiró muchas de estas tradiciones o leyendas celtas, druídicas y las reflejó en sus escritos.

Un besito

Andrómeda72 dijo...

¡Hola, hola, Cristina! Qué bueno que viniste, jejejeje...

¿Sabes a qué me recuerda esto de la reina Mab? Pues a una película, más bien miniserie, que vi hace tiempo, y que me encantó. Es una historia sobre el destino, las lealtades que se escriben en el alma, el amor, el honor, el destino, y la caída de los viejos modos de vida en contraposición a los nuevos (en este caso, la desaparición de la antigua religión celta, barrida por la oleada del Cristianismo).

El enlace de la peli:

http://www.abandomoviez.net/db/pelicula.php?film=4908

(Aparte que Sam Neill es un tío que me "pone" muchísimo, vaya usted a saber por qué ;-)

Andrómeda72 dijo...

Laduda, cariño: que no he terminado. ¡Jajaja! Apenas voy por un tercio del análisis. Lo que pasa es que ayer estuve malita, con una especie de infección que se empeña en no abandonarme, y estuve un poco desconectada de todo, así que no pude seguir con lo tuyo.

Espero hoy poder enviar un nuevo post, si no, ¡mañana!

¡Beeeesos!

mhyst dijo...

Hey, yo he visto esa miniserie. Trata de Arturo y su Camelot, pero, principalmente de Merlín. ¿Es aquella Mab de la miniserie la misma del relato? Si es así, no había caido en absoluto.

Por cierto... esta laduda... sus palabras me resultan familiares... (¿una reverencia?)... ¿no será... japonesa?

Andrómeda72 dijo...

Si yo te contara, Mhyst, que varias veces, a lo largo de mi vida, he soñado con una situación de separación a lo largo de mi vida, de "bache" de ese tipo.., entre el este y el oeste. Una separación que no está escrita más que en el destino, vamos a decir. Algo terriblemente dramático y dulce a la vez. Me es imposible poder explicarte con palabras humanas algo que pertenece únicamente, en este caso, al dominio de lo espiritual. Al final, entre todos nosotros no habrá brechas. Somos hijos de un mismo Dios, por decir así.

Bueno, que no quiero pasarme con la mística... Aquí os dejo otro enlace, mejor aún sobre esta película, que os recomiendo encarecidamente, Merlin.

En cuanto al actor, en este personaje desprende verdadera autoridad: ésa que no necesita alzar la voz un ápice para hacerse valer. ¡Pura fuerza interior! ;-)

Que os guste! La música también me parece espectacular:

http://www.youtube.com/watch?v=SPMJvBgfe6o

Laduda dijo...

Buenas. Ya ví que no terminaste, jajaja. Pero como no dije nada en varios días, no quería q pensaras q estaba en las peras limoneras.
Y primero cuídate, luego ya postearás.
Por cierto, las puestas de sol aquí, en el Oeste, son las mejores del mundo (se nota mi pasión por esta tierra) y me dirás cuándo vienes.
Besos de Laduda del Norte

Corsario Sideral dijo...

Saludos y muy buenas por aquí. No podía dejar de postear algo en referencia a este escrito tuyo Andrómeda.

Me ha gustado leer todo eso de las tradiciones celtas, yo conocer poco del tema y me fascina que tu sepas como para aprender de tí. Sobretodo leyéndote que me gusta mucho.

Algo se aprende siempre contigo, en particular esto que ni lo sabía.
Ah, no me consideres un "bloggero" por favor, más bien soy un "flojero" por lo flojo y vago que soy jajajaja. La excusa es que siempre uno anda en sus travesías por el espacio en busca de nuevos mundos, no me deja tiempo (ya tu me comprenderás XD)

Besitos wapa...

Andrómeda72 dijo...

¡Hola, senpai! XDDD

¿No conocías esto de las tradiciones celtas? Bueno, pues aquí estamos, para lo que sea menester. Hay otra parte del año que me conecta mucho con esas tradiciones celtas; concretamente noviembre, por aquello del Día de Todos los Santos. ¡Ya verás, ya!

Mmmm.., tú siempre has sido, más bien, un poco anárquico (de hacer lo que consideras en cada momento: no veo la vagancia ni la flojera en ti por ningún lado), así que se comprende, se comprende... ¡Son tan extensas las estrellas! Mientras no abandones a la tripulación, todo está bien ;-)

¡Besitos, senpai!

Andrómeda72 dijo...

Laduda: he visto atacar naves en llamas más allá de Orión.., ah, no, jajaja, que no era eso, ¡jajajaja!

Lo que iba a decir es que he visto atardeceres en A Costa da Morte, en Finisterre, que me han hecho estar durante horas mirando al mar sin moverme del sitio. Tratando de atrapar el rayo verde de Julio Verne en las pupilas. Sintiendo el cántico azul de las sirenas. Escuchando la voz tormentosa y oscura de un dios antiguo entre los eucaliptos.

He visto morir el Sol, hacia el oeste, al pie de un dolmen de tres metros y medio. Galicia tiene un alma y se percibe sin necesidad, ni tan siquiera, de cerrar los ojos.

¡Y qué ganas, por Dios, tengo que volver!

Muaaaaaakssss!!!

Andrómeda72 dijo...

Ahhhh, Mhyst: no sé por qué, no me había marcado esto hasta ahora la moderación a tu comentario. Debe ser el electromagnetismo solar ése, jajaja.

Sí, es la misma Mab, séeeee.., y sí, trata sobre la vida de Merlín, más bien. Tiene escenas épicas: como aquella de la luna que coge Merlín para Minué, o el enfrentamiento entre Mab y Merlín, o las batallas de los romanos allí, en la antigua pre-Inglaterra (¿sabes de quién me acabo de acordar? De Primipilus, jajaja).

Noooo: no es ella ;-) Quizá se le parezca, pero no lo es, jajaja. Por cierto, hace dos días, creo, antes de ponerme mala, intenté entrar en su blog pero no me dejó. Hoy lo intento de nuevo.

¡Muaks!