Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

viernes, 24 de octubre de 2008

Saga de Astrea 5-fanficCaballeros del Zodíaco

Con vuestro permiso, sigo adelante con el fanfic. ¡Gracias a Leire, que me ha enviado encuadernado y por triplicado, todo lo que he escrito hasta ahora, y que ella tenía consigo! Gracias a todos los que actualmente y en el pasado me habéis dado vuestra opinión, consejos y ayuda (algunos "técnica" incluso, jaja, como Corsario Sideral) para seguir adelante con esta "locura" mía, hasta editándola...

La semana que viene ya, seguiré con el análisis de la carta astral de Laduda... Hablaré sobre los nuevos proyectos de Ana Rematxa en el ámbito del séptimo arte... Explicaré las sincronías alucinantes de Sabina a raíz de una meditación lunar... Y muchas más cosas, que seguramente irán surgiendo...

¡Buen fin de semana para
tod@s!


------------------------------------------------------------------------------------

“Cuando la muerte se precipita sobre el hombre, la parte mortal se extingue; pero el principio inmortal se retira y se aleja sano y salvo”.
Platón

Nada parecía alterado, pero Mu estaba bastante más allá de las apariencias… Pocas veces se asocia la intuición a una de las cualidades del guerrero. Sin embargo, así es, y así debe ser. La conexión con el origen proporcionaba a Mu una fuente de la que beber en cualquier circunstancia. Ni siquiera tenía que esforzarse, ya que intuición y realidad representaban para él lo mismo: dos vías diferentes, pero complementarias, para moverse con más seguridad en este plano.

La calma era evidente. Pero lo que Mu había percibido desde lejos, desde los remotos confines donde aún mora el recuerdo de los dioses, era más fuerte aquí. Todos, sin excepción, lo notaban. No había que ser un brujo, ni un iniciado, para comprender que la terrible profanación de las tumbas no auguraba nada bueno. Eso era lo único que aparecía alterado, y de qué manera.

Kikki, horrorizado, había mirado los huecos vacíos en la tierra como el que observa una abominación: estupefacto. Las lápidas de los amigos, con los nombres grabados en griego, no presentaban el mejor estado, pero seguían presentes. Mu lo envío a descansar tras el duro viaje, confiándole la custodia de su armadura de oro. En realidad, quería sentir, sin interferencias. No deseaba tener que preocuparse de nada que no fuera su propia intuición, desplegada, como la de los demás, sobre el escenario silencioso del Santuario. ¿De dónde provenía esta llamada? Todos habían sido convocados, pero no por alguien conocido. Esto era algo mucho más sutil, y sobre todo, inquietante. Algo profundo, como un pantano siniestro.

Mu miró al cielo. Extraños signos, imperceptibles para un ojo poco adiestrado, conjuraban las energías que gobernaban el mundo. ¿Qué habría sido de los restos? Hojas secas se arremolinaban en torno a las figuras graves de los cinco presentes. Silencio. Todos sentían, todos estaban alerta. Pero no se movía nada, a excepción de los pequeños remolinos de hojas que transportaba el viento. ¿Cómo había podido suceder? Los guardianes no se lo explicaban. Nadie había traspasado las fronteras del Santuario. Se agachó, poniendo una rodilla en tierra, y rozó con la mano una de las lápidas, casi con devoción, donde se podía leer todavía el nombre, Ἀφροδίτη.

“Estoy muy perdido, Dohko. ¿Dónde estás?”

Una mano se posó sobre su hombro.

- Déjalo, Mu. Él también ha desaparecido. No logramos localizarle.

Se irguió completamente, en toda su estatura, y miró a los ojos de su interlocutor… Es difícil expresar hasta qué punto era perturbadora aquella mirada. Parecía provenir de las profundidades de un abismo sin nombre, gris, metálica, dura, como un estilete agudo que se hubiera teñido una y mil veces de sangre. Y sin embargo.., no había terror, no había mal en ella.

- Me doy cuenta, Milo. Algo muy grave está sucediendo. Mala cosa es cuando los muertos deciden abandonar sus tumbas.

Milo sonrió.

- Por sí solos, es una tendencia que no suelen manifestar, te lo aseguro.

- ¿Insinúas que alguien se ha llevado los cadáveres?- intervino otro de los presentes. Era un gigante de enorme fortaleza física, un auténtico titán, de voz profunda como el bramido de una antigua bestia.

- No necesariamente, Aldebarán- sentenció Milo.

- Entonces, afirmas que se han levantado por su propio pie, como pensó Mu.

El sonido de unos pasos ligeros, firmes pero prudentes, se acercó por detrás… Un cuarto guerrero que negaba con la cabeza, y que habló como el que dialoga consigo mismo…

- Aunque la explicación más simple suele ser la certera, me temo que en este caso, no nos serviría. Todos hemos sentido un enorme poder, todos hemos experimentado diferentes visiones y reconocido la llamada de algo que no conocemos... Todos, en fin, estamos aquí por ese motivo. El hecho de la profanación de las tumbas no puede ser explicado con lo poco que sabemos. Creo que es más importante determinar qué hacer a partir de ahora.

- Shaka…- musitó Mu, entrecerrando sus ojos verdes, como si recordara algo que le perturbaba.

- Bien. Propongo registrar todos y cada uno de los rincones del Santuario- dijo el gigante, cruzándose de brazos.

- No es mala idea. Si hay algo aquí…- empezó a decir Shaka.

- … Que lo hay…- interrumpió Milo.

- … Si hay algo aquí, no tenemos por qué perder el tiempo y deberíamos afrontarlo. Apoyo la propuesta de Aldebarán.

- Un momento, un momento- Mu alzó los brazos, pidiendo tiempo- Hemos hablado con los guardianes; hemos hablado con los Caballeros de Plata; hemos echado un vistazo, reconocido el terreno, y no hemos sacado nada en claro.

- Exacto. Buen resumen.

- Yo también propongo algo: armémonos, por lo que pudiera suceder. Situémonos, cada uno en su Casa respectiva.

- En una cosa tienes razón: las tumbas no han sido forzadas desde fuera- apuntó Milo, que examinaba a fondo los profundos huecos en la tierra- Podrían haber sido abiertas desde dentro.

- ¿Otra vez la teoría de los muertos vivientes?- comentó Aldebarán.

- Podría ser…- Milo se quedó mirando al infinito, reflexionando- La fuerza maligna que percibimos es cada vez más intensa. No es nuestro caso, pero existen otros poderes que tienen dominio sobre los misterios de la vida y de la muerte.

Mu sintió cómo un escalofrío recorría de parte a parte su espina dorsal. Y en ese momento supo, con total certeza, que el estallido de algo, que se había venido fraguando desde tiempos inmemoriales, estaba a punto de alcanzarles. No sintió miedo, sino un gran dolor… El inmenso dolor de quien piensa que probablemente se encamina hacia su propia aniquilación, y que siente disgusto al reconocer que, quizá, ha dejado atrás demasiadas cosas pendientes.

----------------------------------------------------------------------

Para los interesados en saber quién es quien en este fanfic, y dentro de los Caballeros de Oro, el siguiente enlace, con los correspondientes signos del zodíaco de cada cual:

http://www.linkmesh.com/imagenes/temas/caballeros_del_zodiaco/caballeros_de_oro.jpg

6 comentarios:

Corsario Sideral dijo...

Saludos queridísima Andrómeda.

Gustosamente veo que haz continuado con tu fan-fic. Hablando un poco en plan crítico, veo que ya corregiste el nombre del viejo maestro escribiéndolo correctamente.

Al menos aquí en base al texto que tiene Milo, se le ve mucho más interesante que el Milo que vemos bajo el trazo e historia de Kurumada. Eso sí que lo agradezco, porque en una falta de respeto al signo escorpión (XDDD), Milo es para mí el personaje más plano, aburrido y débil de todos los 12 dorados. Bien por tí al darle más parlamento mostrándonos algo más.

Ahora, como punto de acotación que quizá lo sabes, pero por si acaso lo digo. Ten cuidado en esos encuentros e historias entre los personajes que no se dan en el manga/animé. No digo que estén mal hechas, están para mí exelentes. Pero debes ser más sutil para que encaje bien. Por ejemplo, aquí hay una reunión dorada donde ya los santos reunidos saben que algo terrible va a pasar y que tienen que estar en guardia cuidando sus casas. Cosa que eso descuidó Kurumada, no lo propuso de esa manera...

Como por ejemplo, con Mu. El ya sabía de que la guerra con Hades se acercaba, pero no sabía cuándo. La llegada de los santos dorados revividos para él fue una verdadera sorpresa, no solo por ser antiguos camaradas, si nó porque en verdad se le notaba que no sabía cuando iban a llegar las huestes de Hades.

Igual con Aldebarán, ni idea que llegaban espectros y así no pudo evitar su muerte. Haces bien a mi parecer en agregar situaciones para hacerlo esto más interesante y disfrutable, pero cuidado que todo tiene que encajar sutilmente.

Espléndido lo que haces wapa, ya sabes como se disfruta todo lo que escribes.

Nos vemos en la séptima luna?.

PD: Espero que algo se me haya entendido XDDD

mhyst dijo...

Menuda continuación. ¡Profanación de tumbas en el santuario! Por la pista en griego, deduzco que se trata de las tumbas de los caballeros de oro muertos.

No sé si lo has pensado pero, deberías considerar el nombramiento de un nuevo patriarca. Según la tradición, debe ser uno de los 12 caballeros de oro. Y otra cosa, hacen falta caballeros de oro nuevos para cubrir las casas de capricornio, piscis, cancer, y geminis. Asumiendo que Hyoga ocupe la casa de acuario, Shiryu la de libra y Seiya la de sagitario... Roushi sería buena pieza para patriarca... pero no creo que lo convenza nadie y mucho menos que lo saquen de los picos de China. A falta de ese, Shaka o Milo son los más apropiados para el cargo. Mu está más que capacitado, pero creo que no le gustaría estar encerrado en el santuario. Bueno, yo te digo todo esto, porque pienso que después del desastre del santuario, la vida sigue. Supongo que de ser algo real nombrarían un nuevo patriarca al poco tiempo... no sé, igual hasta hacen cónclave los caballeros de oro.

Bueno, ya no te cansineo más, que parezco un niño pidiéndole un chupachus al padre.

Besitos

Andrómeda72 dijo...

¡Hola, compañero!:

Pues sí, jajaja: ya sabes que, en ocasiones la parte fogosa de mi carta, y yo creo que en parte es la Luna y en parte Mercurio combusto, me vuelven un poco despistada con los detalles, nombres incluidos, jejeje... Luego viene el Sol, y hala, ¡llamando a todos al orden a toque de corneta XDDD!

Claro que se te entiende. Vamos, al menos yo sí que te entiendo ;-).

Uhm, para que encaje sutilmente, ya te tengo a ti.., y a todos los que quieran desvelar irregularidades varias y mostrarme errores o lo que sea. No, fuera de coña: intentaré ser más sutil, sí. Quieres decir que no me líe luego con la historia. Ya te entiendo, ya. Bueno: tomo nota, como siempre ;-)

Claro que nos vemos en la Séptima Luna! Ya lo verás :-)!!!

Andrómeda72 dijo...

Mhyst! Jajaja! Tú también dándole a la pelota con esto, ¿eh? ¿A que atrapa? Es casi como una droga dura, masho... XDDD

Shaka o Milo para patriarcas? Uhhhmmmmm, ¿dónde tenías el signo solar, Mhyst? Perdóname, pero todo aquello que no meta en mi base de datos, es posible que lo olvide.., o no, según. Me encantaría levantar tu carta astral, fuera de coña. Creo que podría resultarte (a ti mismo, y a mí por añadidura) muy interesante ;-)

Tienes razón: a Mu le meten en el Santuario y se abre las venas. ¡Buena comprensión de los arquetipos, Mhyst! ¿Te paso algún libro de astrología? :-)

No me cansineassssss: hace falta muuucho, una barbaridad, pa cansarme de veras. ¡En serio te lo digo!

Besoooootes!

Corsario Sideral dijo...

Saludos nuevamente.

Andando por aquí para indicar algunos detalles según el autor de Saint Seiya. Los santos o caballeros de determinada jerarquía, sean oro, plata y bronce, pues siempre serán de ese rango.

Con esto quiero decir que tanto Seiya como los demás amigotes de bronces, nunca serán santos de plata y mucho menos de oro. Esas armaduras que de vez en cuando les venían, solo eran prestaditas por así decirlo; por eso que en todas las sagas siguen teniendo sus armaduras.

Un abrazo!

Andrómeda72 dijo...

Buen apunte, Corsario...

Si es que eres un experto tú de la cosa anime, jojojo.

Vamos, ¡que pareces el secretario de Kurumada XDDD!