Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 29 de noviembre de 2010

La canción del abedul

Según los celtas, el abedul era uno de los árboles más relevantes dentro de su curioso calendario... Le llamaban “Birch”, y establecían su regencia desde el día de la Nochebuena cristiana hasta el 20 de enero. Considerado como un árbol sagrado tanto en Europa Oriental como en Asia Central, era denominado “la dama de los bosques” en algunos países.

Más duro aún que el roble, su madera se utilizaba tanto para fabricar mangos de escoba, como para alumbrar a los recién casados (en forma de antorcha votiva) en el día de su boda. Durante el primer mes de su año lunar, los celtas utilizaban varillas hechas con la madera de este árbol para golpear los linderos y ahuyentar, así, al espíritu del viejo año que ya se iba... Un ritual de renovación con muchos, muchos siglos de antigüedad.

Es un árbol de comienzos, y simbólicamente representa la renovación y el cambio. Asociado a él nos encontramos a la divinidad de Lug, el inventor de todas las artes y oficios (conocido por otros pueblos con el nombre de Hermes, o de Mercurio ;-)

Su animal es el ciervo blanco, que representa los altos ideales e inspiraciones... Este árbol marca un verdadero símbolo de transmutación en el proceso de crecimiento espiritual. Su color es el blanco, y su piedra, el cristal de roca (considerada por los celtas, junto con el berilo, como ideal para la adivinación).

Los nativos del Abedul suelen ser buenos dirigentes y estrategas, pacientes, ambiciosos, amantes de la naturaleza, de la paz y de la armonía. No aceptan con facilidad sus limitaciones, sufren ante los excesos, y odian las cosas vulgares. Son seres inteligentes y tenaces a la hora de conseguir sus objetivos, brillantes como escritores, magníficos como científicos. Aman la vida hogareña, son de fiar, y tienden al sobrepeso (por lo que deben hacer ejercicio suave, pero constante). De buen carácter, con estados de ánimo generalmente positivos, son afortunados en el amor a poco que se esfuercen.

Son gente pensativa y formal, que reflexiona mucho antes de actuar. Suelen ocultar lo que sienten, y por este motivo hay que conocerles en profundidad antes de enjuiciarlos. Les cuesta mucho perder su preciada independencia espiritual, por lo que muchas veces quedan solteros. Poseen fuertes deseos y, en el amor, cuando deciden comprometerse, son inteligentes e intuitivos.

Responsables al extremo, y muy emprendedores, son excelentes jefes de su hogar. Su exagerada disposición, no obstante, puede hacer que otros se aprovechen de ellos con facilidad. Son trabajadores y no tienen ningún problema en conseguir los recursos materiales para alcanzar sus objetivos. Conservan siempre el trabajo, y hacen gala de un gran profesionalismo.

Una vez Horacio Ruiz, el eminente hipnólogo, nos llevó de la mano en una meditación en la que contacté con el espíritu de mi árbol guardián, y resultó ser un abedul...

… Estoy segura de que mi alma, mi inconsciente infinitamente sabio, mi Ser Inmortal, no se equivocaba :-)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

que bonita explicacion ..........
yo en mis rituales celtas siempre esta presente un trozo da abedul...
me da muy buenas vibraciones tener una rama en mi casa.... y cerca de mi.

besitussssss

Anónimo dijo...

"Cuando el Gran Reloj dé su última campanada en Londres, ven a buscarme"


yo te busco siempre......... preciosa..........

no necesito reloj que me marque......

para compartir un ratito con tigo....

besitusssssssssss

Andrómeda72 dijo...

¡Gracias, por la parte que me toca!

:-)

Polisandro dijo...

Querida, te tienes que leer, pero YA, "La Diosa Blanca".

Te hago un extracto de lo que cuenta Robert Graves:

El Abedul representa a la primera letra del alfabeto celta Beth-Luis-Nion, y representa también el comienzo del año (que para los celtas era lunar), al ser el primero en echar hojas. Por tanto, el mes del abedul iría desde el 24 de diciembre al 20 de enero.

Con las ramas de abedul se castigaba a los criminales y a los locos, y de abedul estaba hecho el fasces de los lictores romanos, como símbolo de autoridad y justicia (me refiero a ese haz de ramas rodeando un hacha que luego copió el partido fascista).

Andrómeda72 dijo...

Juer.., ha sido todo un descubrimiento para ti, ¿eh? Ya te dije yo que tenías que tomar contacto con lo Femenino.., las cuadraturas plutonianas tienen estas cosas XDDD.

Coño: cada vez tengo más claro el origen indoeuropeo de las tribus que luego conformaron el pueblo romano. ¡Hay que ver!

:-)

Castore dijo...

Bueno... Según su propia tradición, los Romanos venían de Asia Menor... Concretamente de Troya.

SU heroe fundador es Eneas, el único de los principes troyanos que no muere en la guerra, y que logra escapar con su viejo padre Anquises a la chepa.

Su madre, que no es otra que Afrodita, y por tanto los romanos se consideraban descendites de esta diosa, promete a Eneas que su linaje será el germen de una "nueva Troya", más poderosa e importante que la primera.

Sin embargo, cuando Eneas llega a tierras del Lacio, allí se enfrenta a la población "aborigen" de la zona, los Latinos, y venciéndolos gana el derecho a instalarse en su nueva tierra.

Finalmente, dos de sus descendientes, Rómulo y Remo serán los fundadores de Roma... La nueva Troya.

En fin, que soy consciente de contar algo que ya sabías, pero bueno. Tampoco hace falta ser muy perspicaz para ver en este mito la invasión de un pueblo ajeno a la península Itálica, que se considera diferente a los Latinos, y a los cuales se impone y posteriormente se alía.

Si hacemos caso a la datación de dicha migración en tiempos de la guerra de Troya, eso nos situaría a finales de la edad oscura, cuando el "orden establecido" en todo el mediterraneo oriental se da la vuelta; el imperio Hitita desaparece, Egipto entra en decadencia mientras a duras penas contiene a los Hicsos, los Filisteos se establecen en Palestina, el poder Micénico se derrumba, pueblos indoeuropeos (los Aqueos) se instalan en Grecia y.... ¿Porqué no?, los antepasados de los Romanos se instalan en el Lacio.

En fin, aparte de eso, ya he comentado contigo que los Romanos tienen muchísima influencia Celta, posiblemente por muchos siglos de vecindad (en este caso mala vecindad, jeje).

Un beso!