Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 15 de julio de 2008

Sincronías y otras rarezas...

"Sincronía": dícese de una coincidencia en el tiempo o simultaneidad de hechos o fenómenos. El eminente psicólogo suizo Carl Jung denominó precisamente "sincronizaciones" a coincidencias, aparentemente inconexas pero muy significativas, y sugirió que "se debería estar deseoso de leer esos patrones ocultos". Coloquialmente remitiría a lo que normalmente llamamos "casualidades".

¿Y por qué saco a relucir este término ahora? Pues porque últimamente he hablado con numerosas personas fascinadas por estas "casualidades" de la vida. Es que hay cosas, como yo digo, bastante raritas. Casualidades demasiado casuales.

Aclaro que no es mi intención hacer cambiar de opinión a todas aquellas personas que sólo ven casualidades en estos fenómenos. Respeto profundamente el trabajo racional (yo misma soy muy racional en determinados ámbitos de mi vida). Pero como explicaba Jung, en la vida suceden comúnmente estas "coincidencias de sentido" que, a día de hoy, muchos no conseguimos todavía explicar. Para muestra, como siempre, un botón.

Pongo un ejemplo explicado por el eminente y reconocido psicólogo para que podáis entender completamente lo que quiero expresar:

"Una joven paciente soñó, en un momento decisivo de su tratamiento, que le regalaban un escarabajo de oro. Mientras ella me contaba el sueño yo estaba sentado de espaldas a la ventana cerrada. De repente, oí detrás de mí un ruido como si algo golpeara suavemente la ventana. Me di media vuelta y vi fuera un insecto volador que chocaba contra la ventana. Abrí la ventana y lo cacé al vuelo. Era la analogía más próxima a un escarabajo de oro que pueda darse en nuestras latitudes, a saber, un escarabeido (crisomélido), la Cetonia aurata, la «cetonia común», que al parecer, en contra de sus costumbres habituales, se vio en la necesidad de entrar en una habitación oscura precisamente en ese momento. Tengo que decir que no me había ocurrido nada semejante ni antes ni después de aquello, y que el sueño de aquella paciente sigue siendo un caso único en mi experiencia.
C. G. Jung, Sincronicidad como principio de conexiones acausales".

Aquí podéis encontrar más información al respecto:

http://es.wikipedia.org/wiki/Principio_de_sincronicidad

Más adelante hablaré, otro día, sobre un concepto similar: la serendipia.

Me gustaría que esto constituyera un foro abierto para que todas aquellas personas que quieran dejar su testimonio sobre cosas raras, "casualidades" que les hayan ocurrido en el transcurso de sus vidas, puedan hacerlo. De esta manera, se podría elaborar una especie de curiosa base de datos para comparar casos y ver de qué formas diferentes puede presentarse este fenómeno.

Arriba, una foto de Carl Jung: un señor que, independientemente de lo que me guste o no, o apoye o no sus teorías, siempre me dio un buen rollo impresionante.

Andrómeda72

No hay comentarios: