Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

jueves, 21 de febrero de 2013

El sentido de la vida




















"El Credo del Samurai

  • No tengo parientes, yo hago que la Tierra y el Cielo lo sean.
  • No tengo hogar, yo hago que el Tan T ien lo sea.
  • No tengo poder divino, yo hago de la honestidad mi poder divino.
  • No tengo medios, yo hago mis medios de la docilidad.
  • No tengo poder mágico, yo hago de mi personalidad mi poder mágico.
  • No tengo cuerpo, yo hago del estoicismo mi cuerpo.
  • No tengo ojos, yo hago del relámpago mis ojos.
  • No tengo oídos, yo hago de mi sensibilidad mis oídos.
  • No tengo extremidades, yo hago de la rapidez mis extremidades.
  • No tengo leyes, yo hago de mi autodefensa mis leyes.
  • No tengo estrategia, yo hago de lo correcto para matar y de lo correcto para restituir la vida mi estrategia.
  • No tengo ideas, yo hago de tomar la oportunidad de antemano mis ideas.
  • No tengo milagros, yo hago de las leyes correctas mis milagros.
  • No tengo principios, yo hago de la adaptabilidad a todas las circunstancias mis principios.
  • No tengo tácticas, yo hago del vacío y la plenitud mis tácticas.
  • No tengo talento, yo hago que mi astucia sea mi talento.
  • No tengo amigos, yo hago de mi mente mi amiga.
  • No tengo enemigos, yo hago del descuido mi enemigo.
  • No tengo armadura, yo hago de la benevolencia mi armadura.
  • No tengo castillo, yo hago de mi mente inamovible mi castillo.
  • No tengo espada, yo hago de mi No mente mi espada".
---------------------------------------------------------------------------------------------
 
Una vez más me di cuenta de la fragilidad de la vida, tal y como aparece representada en esta imagen del niño y el vilano.., fue en un tiempo en el que aún mi personalidad actual no estaba del todo conformada; en esta vida, hubo una vez en la que tuve miedo porque llegué a pensar que esto de la vida no era más que una especie de broma de mal gusto.

Luego, empecé a avanzar, con fe, siempre con fe, buscando respuestas. ... Y por Dios que encontré mis respuestas, puesto que con tanto corazón, con tanta fe y con tanto ánimo las había pedido. ¡Pero son sólo mías, personalizadas, y no sé si os valdrán a vosotros!

A veces pensamos que vamos a vivir muchos, muchos años. Creemos que vamos a poder hacer esto o aquello, iniciar tal o cual proyecto de vida. Pensamos que nunca nos faltará la salud, que nunca nos faltará el tiempo ni las fuerzas para hacer las cosas. Que alcanzaremos nuestras metas, que siempre tendremos la oportunidad de corregir nuestros errores, y que el mañana siempre será una estrella de esperanza y de luz que brillará ahí, un poquito más adelante, para iluminarnos el camino convenientemente.

Pero no: la experiencia me ha demostrado que esto no siempre es así. Me he dado cuenta de cómo perdemos nuestro escaso y precioso tiempo en afanarnos en múltiples cosas: en ser eficientes y exitosos en el trabajo, en ir y venir, en lujos, en ostentaciones, en indefiniciones o miserias varias. Sufrimos demasiado, lloramos demasiado, tratamos de apresar demasiado la Vida entre nuestros dedos. Queremos controlar lo incontrolable: el breve instante de belleza que nos ha sido otorgado. Y mientras nos creemos los reyes y reinas del mambo, olvidamos lo más importante: la felicidad y la dicha que pueden aportarnos nuestras relaciones con los demás, y el mero hecho de estar vivos, vivos, vivos.., ¡intensamente vivos!

Me he dado cuenta de que vivimos como si siempre hubiera un mañana, pero la realidad es que lo único que tenemos es el constante, bendito y maravilloso HOY.

Hay gente que vive solo para vengarse, o para descargar su tristeza. Para pagar no se sabe qué culpa indeterminada que reside en lo más profundo de su subconsciente, y de la que seguramente no querrá saber nada en esta vida porque para eso se necesitan hígado, corazón, reaños y muchas, muchísimas dosis de puro y valiente Amor. Hay gente que va por ahí con la única intención de divertirse, o de sanar al prójimo. Gente que se hace preguntas y que espera, o que observa. Gente que llora, gente que clama ocupada porque hay que trabajar duro para crearse un futuro mejor. Algunos piensan que están aquí para conseguir aportar algo importante al mundo, para hacer de este espacio tridimensional un auténtico paraíso. Otros se dedican a acumular dinero, joyas, poder, bienes, riquezas... Unos viven para los otros, otros viven para sí mismos. ¿Y saben qué?

Aprendí en el camino que ninguna, absolutamente ninguna de estas elecciones es censurable o recriminable. ¡Y mucho menos, por mi!

Pensamos que somos los dueños de nuestra vida, y no es así. Pero la experiencia (nuevamente, la experiencia) me dice que cualquier cosa, un suceso repentino, puede arrancarte de aquí y llevarte en volandas al Otro Lado. ¿Y entonces, qué? Cuántas culpas.., cuántas palabras no dichas, cuántos sueños y deseos no expresados. Cuántos corazones solitarios, cuántos pecados irreconocibles. Cuánto dolor y cuánto amor no correspondido. Cuánta soledad y desventura.

Trabajo solamente por dos razones: una, para vivir. Y la otra, para mejorar la vida de los demás. Vivir es un privilegio, y nada puede compararse a este regalo.

Ahora que dicen que estamos en "crisis" (?¿?¿), algunos empiezan a plantearse cosas que antes no se les hubieran ocurrido ni de coña (bendita crisis, como todas las crisis, que sirve para remover las conciencias...). Y en medio de todo este revoltijo de proporciones, los apóstoles del caos, que al fin y al cabo sirven al mismo Amo que yo, tocan sus clarines cada vez con más fuerza. Quieren hacernos creer que el trabajo es el bien máximo (no lo es: el bien máximo es la Vida por sí misma), y que ni siquiera tenemos derecho al ocio, ya que el trabajo es un bien tan escaso. Todo está servido para que formemos parte de una situación de neo-esclavismo que no tiene nada que ver con la crisis, sino con el dominio y el control del hombre sobre el hombre.

¿Cuál es el principal argumento que exponen para mantenerte asustado y sumiso? ¿La inseguridad?

Queridos míos, queridas mías: la inseguridad es la esencia misma de la Vida. Hoy estamos aquí, y mañana.., quién sabe... ¿Por qué cosa, entonces (apenas aire y humo, mentiras), es por la que pretenden que vendamos nuestro Espíritu?

Nadie tiene poder sobre ti siempre y cuando no prostituyas tu alma, tu espíritu ni tu pensamiento.

Las posiciones se están radicalizando. Una gran sombra vuelve a levantarse para probar a la Humanidad entera: la sombra misma de nuestro subconsciente colectivo. Todo es posible en este momento, pero tú eliges: vida, o muerte.

Es así de simple.

Te recomiendo la vida. He vuelto tantas, tantas veces de la muerte, que ya he perdido la cuenta. No es un lugar ni una opción que tema, pero por si acaso, creo que hay todavía muchas, muchas cosas que hacer aquí...

¿Te vas a perder el espectáculo, como diría Freddy Mercury?

¡Besotes!



3 comentarios:

Eva dijo...

Qué razón tienes!!!
Siempre das en el clavo, me encanta!!

Gracias por abrirnos, cada día, un poquito más los ojos (mente).

fatima martin alonso dijo...

Hola, wapa! Muchas gracias a ti por tus comentarios, por cierto, ¡vaya foto más chula! Un abrazote!

Eva dijo...

Gracias, es mi Luni, a mi me encanta tu cobaya...
Por cierto, acabo de darme cuenta, he hecho el seminario de Nivel I de Telepatía con animales con EntreEspecies este finde y había una gata con los mismos colores en la cara que esa cobaya!!! pero a la inversa, la media cara negra a la izq y la marrón a la derecha. Y era una gata con mucho "poder" para mover energias tanto de la luz como de las sombras, jajajja, qué cosas... lo mismo esta cobaya es igual, :P