Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 7 de marzo de 2012

Trucos para minerales: limpieza, recarga y elixir

Eso que veis ahí a vuestra izquierda es una fabulosa formación de citrino natural del color más intenso que imaginarse uno pueda (yo poseo otras puntas que tienen un color desvaído, amarillo pálido, y que pueden confundirse quizá con el cuarzo ahumado.., aunque son muy potentes y soberanamente útiles en Gemoterapia). En fin: abro este post porque son ya varios los amigos que me han preguntado sobre diferentes técnicas que se pueden utilizar para la limpieza, recarga y fabricación de elixires con minerales. ¡Espero que la info os vaya siendo útil! ;-)


Primeramente, hay que saber que las piedras, de vez en cuando, hay que "limpiarlas"... Y no sólo de suciedad o polvo en lo que todos llamamos el plano físico: no. Lo primero que hay que saber es si un cristal puede meterse en agua. Os doy una lista de los que NUNCA deben limpiarse así: ámbar, aragonito, malaquita, todo tipo de calcitas, celestina, crisocola, kuncita, pirita sol, selenita y turquesa.

Si el cristal puede sumergirse, puedes ponerlo debajo del agua unos minutos (para los que tengan la posibilidad de usar agua de manantial o del océano, mucho mejor), y luego dejarlo a la luz del sol o de la luna durante 24 horas, para "recargar" su energía vital propia. ¿Piedras de sol? Por ejemplo el rubí, el cuarzo en todas sus variedades (menos la amatista y el cuarzo rosa, a menos que sea poco tiempo, puesto que palidecen a la luz solar directa), o el diamante. Si tenéis dudas, podéis optar por dejarla simplemente "a la luz del día".., o a la "luz de la noche", no hace falta que les den los rayos de las luminarias directamente, aunque bien es cierto que éstos son más potentes para energizar.

Piedras de luz lunar son las turmalinas, la turquesa, la piedra luna por supuesto, la selenita o la esmeralda.

También se pueden depositar las piedras en un cuenco de agua con sal, y dejarlas un rato. Luego hay que sacarlas y limpiarlas con cuidado. La piedra cornalina limpia y recarga a otros cristales cuando se le pone en contacto con ellos. Los cristales delicados, las gemas talladas o aquellos sobre los que tengáis alguna duda, se pueden limpiar con sonido (yo utilizo por lo general los armónicos de un cuenco tibetano), con incienso (el de ruda viene genial para este menester), o dejándolos 24 horas sobre un lecho de arroz integral (si notáis que el cristal está muy "cargado", podéis dejarlo mediante este procedimiento hasta una semana).

Por cierto: la cianita, la cornalina, el topacio en todas sus variedades y la turmalina, no necesitan limpiarse nunca. En el caso del chorlo (turmalina negra), disiento con muchos autores que dicen que no se limpia, porque he detectado que las piedras negras (que por cierto, en su gran mayoría son lunares) absorben muchísimo la negatividad, y aunque se dice que la turmalina negra la atrapa y lanza fuera, yo sí lo haría.., por si acaso.

Una vez al mes, al menos, deberían limpiarse y recargarse, cuidándolas así, todas las piedras que estéis usando... Como le dije el otro día a mi coleguita Mamen, no recomiendo utilizar más de dos o tres juntas cada vez, y además habría que comprobar que sus efectos combinados no son contraproducentes. Mejor ir "con menos peso", y llevar tan sólo una piedra, o dos a lo sumo. Nunca es buena idea cargar demasiado al organismo con amuletos, gemas, adornos y otros complementos: parece una tontería, pero acaban "chupándote" la energía.

Ah, por cierto: aquellos que practiquéis reiki, podéis limpiarlas y recargarlas simplemente con la ayuda de esta energía. Sostener el mineral entre las manos, enviándole reiki y manteniéndolo así unos minutos, ¡es más que suficiente!

Por último, también me han preguntado cómo se fabrica un elixir de gema rápido para, por ejemplo, purificar una estancia donde se vaya a dar un curso holístico, o donde se haya llevado a cabo un tratamiento... Es sencillo, para este trabajo específico que me han preguntado, yo usaría cuarzo ahumado, turmalina negra, amatista o la mejor de todas (para mi gusto): aguamarina. Cogemos el mineral que hayamos elegido (preferiblemente sin pulir y de tamaño medio) y se sumerge en una jarra de cristal transparente con agua (de manantial o mineral, preferiblemente, o tratada con algún filtro, como la jarra Brita). ¡Nunca con plástico ni cristal coloreado! Al cabo de tres días, se puede utilizar este agua, que habrá sido dejada en algún lugar iluminado (por ejemplo, al lado de una ventana) para que le de la luz del sol. También se recomienda llenar el fondo de la jarra con pequeños cantos rodados de amatista y cuarzo rosa para este elixir, sea cual sea la piedra-base que utilizamos para el mismo.

Hay que tener cuidado con los elixires de gema en piedras virtualmente venenosas si se ingieren (como la malaquita o el cinabrio). En otra ocasión explicaré cómo se realiza un elixir de gema para ingerir, o para mezclarlo con cremas o esencias florales... Esta receta tan simple que os he dado, sencillamente sirve para utilizar ese agua "cargada" con esencia de gema con un pulverizador, y armonizar, de este modo, toda una habitación, centro o lugar de trabajo.

Bueno.., espero que os sea útil y que os haya gustado, amigos/as.

¡Muchos besotes!



No hay comentarios: