Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 4 de enero de 2012

Turmalina Paraiba: una alternativa al chorlo





















No me cansaré de recomendar nunca las bondades y bellezas de la turmalina en gemoterapia... Se trata de una gema piezoeléctrica, buena conductora y con enormes virtudes. En este caso, voy a hablar de un ejemplar especial, que es el que veis en la foto: la llamada "turmalina Paraiba", de intenso color azul celeste, más clara que la indicolita azul, una variedad de turmalina que es mucho más común, por cierto.

Esta piedra fue descubierta en 1987 en el estado de Paraiba, Brasil, por el geólogo Héctor Dimas Barbosa... Se trata de una gema de color turquesa intenso (algo más clara que en esta fotografía, por lo general), y con un intenso brillo eléctrico, como si fuera de neón. Su color se debe a la gran concentración de cobre en su interior. Es extremadamente escasa y valiosa, aunque en 2001 se descubrió un nuevo yacimiento en Nigeria. A pesar de ello, la Paraiba es considerada la turmalina más cara del mundo.

Si tenéis la fortuna de que os regalen o de poder adquirir en algún comercio especializado una de estas pequeñas maravillas, os podéis considerar muy afortunados. Es recomendable acudir a un gemólogo, porque muchas veces se obtienen piedras de tonalidades parecidas mediante el calentamiento, y yo siempre soy partidaria de utilizar ejemplares completamente naturales. La sugiero como alternativa al chorlo (la famosa, mucho más común y barata, turmalina negra) por propia experiencia. No soy, en general, muy partidaria de las piedras negras, aunque muchos gemoterapeutas las recomiendan por sus virtudes de enraizamiento y, en la mayoría de los casos, de absorción de energías negativas. Bajo mi punto de vista, las piedras negras absorben "demasiado bien" las energías negativas, efectivamente: el gran problema es que luego se cargan demasiado con las mismas, y desarrollan, consiguientemente, demasiada densidad al paciente.

Según el libro "La Biblia de los Cristales", de Judy Hall, la turmalina Paraiba tiene las siguientes propiedades metafísicas (extracto):

"La turmalina Paraiba te ayudará a sentir compasión infinita por ti mismo y por el planeta... Te vincula con el puro Ser compasivo, invoca elevados estados de conciencia, y fomenta el servicio a la Humanidad. Asimismo, fomenta el perdón a nivel multidimensional, en las dimensiones internas de la persona, liberándote de tu pasado kármico. De esta forma, esta turmalina rompe los viejos patrones de autoderrota, reemplazándolos por el plan actual de tu alma. Te ayuda a vivir de acuerdo con tus aspiraciones, e identifica dónde te has desviado de tu verdad.

La Paraiba ayuda a perdonarte, a perdonar a los demás y a dejar ir. Lleva los asuntos inconclusos hasta su finalización, y permite cerrar círculos a todos los niveles. Invoca la tolerancia de los demás, y te ayuda a superar la tendencia a juzgar y el fanatismo. Ofrece apoyo al que se sienta abrumado por la responsabilidad, y anima a responsabilizarse.

Emocionalmente esta piedra alivia el miedo, calma en situaciones de estrés y ayuda a comprender los estados emocionales subyacentes, permitiéndote interpretar cómo te sientes. Calma las reacciones excesivas y las enfermedades del sistema inmunitario".

Bajo mi punto de vista, la turmalina Paraiba es un auténtico regalo de la naturaleza... Es como una especie de "armisticio" a todos los niveles del ser. Como digo, creo que es mucho mejor que el chorlo para moverse fuera de la negatividad que proviene de uno mismo. Es intensamente protectora en la función de calmar la mente y de retirar del individuo los pensamientos ociosos o extraños. Desde esta perspectiva, es una alternativa (muy cara, eso sí) a la densidad considerable que el chorlo, o turmalina negra, promueve en las personas que ya están muy, muy metidas en la negatividad. Para los que se lo puedan permitir, aquí os dejo este enlace, donde podréis encontrar turmalinas Paraibas de diferentes calidades y precios.

¡Un besote, amigos!




No hay comentarios: