Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 20 de abril de 2011

Horóscopos y varitas: la simbología oculta de Harry Potter

"Verde crece el acebo,
como verde crece la hiedra.
¡El dios de la vida no puede morir!
¡Esperanza! dice el acebo
".
-----------------------------
Buceando por la Red hoy, me he encontrado con algo curioso, que no había tenido en cuenta antes. Resulta que en la célebre serie de libros del archiconocido mago adolescente, Harry Potter, al parecer se esconde una sabiduría esotérica que no muchos conocen. Estaba yo reflexionando sobre el árbol celta que se me asocia siempre, independientemente de la fecha de mi nacimiento, por mis características personales (cosas que ya me han dicho varios chamanes, brujos y otras personas no relacionadas entre sí). Este árbol es el acebo.., y resulta que es el mismo que entrega la madera de la varita mágica del Potter en el primer borrador del texto, y esto sí que no lo sabía.

Pues sí, amigos: parece claro que, para los celtas, el acebo contaba con una poderosa energía masculina, proyectiva y de fuego. No asustarse: aunque servidora sea una mujer, eso no tiene nada que ver. Me inflamo con facilidad, y es debido precisamente a la naturaleza de mi carácter que, como el del acebo, otorga un vínculo directo con la energía divina. Como pasa con el signo de Aries, sin ir más lejos: ése que siempre ha sido mi más fiel compañero, y mi más temible adversario.., hasta que comprendí qué quería decirme y por qué me peleaba tanto y tan implacablemente con él.

Según la tradición europea, el acebo (cuyo nombre, "holly", deriva de "holy", "sagrado") repele el mal. Hay un villancico inglés, muy popular entre los anglosajones, que se llama "Deck the halls with buck of holly".., o lo que es lo mismo, "Decorad vuestros salones con ramas de acebo". La combinación de colores de esta planta cuando fructifica en pleno invierno (rojo y verde) simboliza la fertilidad, el vigor y los buenos comienzos.

Como Harry, un Señor del Acebo (o Señora, en este caso) lleva la delantera todo lo que emprende, siempre y cuando sea lo apropiado para él o ella, para su destino; tiene personalidad de líder y es muy exigente consigo mismo y con las personas que ama. Se compromete sólo cuando ama de verdad. Una varita de acebo otorga nada menos que capacidad de lucha, poder, autonomía, liderazgo y maestría. ¡No es extraño que Rowling pusiera sus ojos sobre la madera de este árbol tan vistoso, para la varita de Harry!

Dicen que la palabra "acebo" proviene de "acer" y "acerbus", que significa "acre" y "recio", respectivamente... El número asociado a este árbol es el 8, que es un número de triunfo y heroísmo. Es curioso que las personas que se acojen bajo las ramas del acebo suelen ser prudentes, lógicos y prácticos, además de líderes. Ambiciosos, apasionados, saben perfectamente dónde tienen que ir. Tienen una gran resistencia física y gran fuerza de carácter.

La varita mágica de Harry Potter le ayudará a crecer interiormente, y a crecer en la sinceridad. Por eso se dice que los druidas construían sus varitas con ramas de acebo, ya que eran empleadas en los juicios druídicos como mudo testimonio de la presencia de la Verdad. Como el Acebo rige la Mitad Oscura del Año para los celtas, y fructifica ya cerca de la Navidad, el alma colectiva de los británicos redescubrió de esta manera en Jesús, la encarnación del Yo Superior, a su antiguo Rey del Acebo.

El Acebo, que florece en julio, significa lo inmortal. Es un símbolo de lucha y protección, con varita o sin ella. Con el acebo se realizaban talismanes que protegían contra los enemigos. De solsticio a solsticio, las agudas espinas de las hojas del acebo siempre brindan su protección. Se dice que atrae la suerte y la prosperidad, y que protege los negocios... ¡Muy bien dicho!

¡Besotes, buena Semana Santa, descansad!

1 comentario:

Corsario Sideral dijo...

Hola querida Andrómeda, cómo va todo por la tormenta nebular???

Muy interesante este artículo. De hecho sabrás que demasiado no me había llamado la atención la saga de Harry Potter; pero desde que voy leyendo cosas como este artículo tan interesante y todas las cosas esotéricas de la obra, pues ahora sí me interesa leerlos... Que hay las películas sí, pero no es lo mismo que un libro, ya sabes.

Bueno, la escritora con esa curiosa casa 12, seguro que ha de haber tenido una profunda conexión con arquetipos de diversas culturas y todo su significado esotérico que se deja ver, aunque de forma sutil, en su obra.

La vara hecha del árbol del Acebo, no es la misma que se ve en manos de la carta del emperador del tarot celta? Si es así, se comprende por qué tanto te anda saliendo ese arquetipo.

Cómo molan tus post, reina leona!

Y como dirías tú: Besotes!