Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 16 de noviembre de 2010

Hipérico: la Hierba de San Juan

Sus flores son preciosas, de un color dorado maravilloso (casi como los botones de oro que se encuentran comúnmente por las sierras)... Su nombre en latín es Hypericum perforatum (rechazar imitaciones), y se le conoce también por los nombres de Hierba de San Juan, pericote y corazoncillo...

Se encuentra prácticamente en toda Europa, aunque se ha aclimatado en otros lugares, como América, China, Australia y el norte de África. Su nombre hace referencia a su supuesta facultad, otorgada en la Antiguedad, de hacer huir a los malos espíritus y las apariciones. Solía colgarse, por ello, flores de esta planta sobre las imágenes religiosas el Día de San Juan. Incluso se utilizaba la flor para llevar a cabo exorcismos. El conocido médico Hipócrates llegó a recomendarlo como remedio refrescante y antiinflamatorio.

Su aplicación tópica sirve para acelerar la recuperación de las heridas. Pero sus virtudes más famosas pasan por la capacidad que tiene para tratar las depresiones de leves a moderadas. Está reconocido por la ciencia, y en Alemania, por ejemplo, se ha incluido la Hierba de San Juan en la farmacopea oficial, y es ampliamente prescrita por los médicos con este propósito terapéutico.

Hay que tener en cuenta que la administración de Hipérico conlleva algunas limitaciones. Por ejemplo, está contraindicado su toma con el de anticonceptivos de uso oral, ya que elimina su eficacia. Reduce también la eficacia de los tratamientos contra el VIH, y se ha dicho que no debe consumirse bajo ningún concepto en combinación al Prozac, aunque no existen investigaciones serias al respecto. Tampoco se debe suministrar con ciclosporina ni teofilina. Se aconseja no mezclar con bebidas alcohólicas.

El hipérico se recomienda en el tratamiento de la depresión, estados depresivos y desórdenes psicovegetativos tales como ansiedad y/o agitación nerviosa, apatía, melancolía, dolor de cabeza de origen nervioso, insomnio y eneuresis nocturna. Como tranquilizante natural está indicado en estados de angustia, ansiedad, nerviosismo y manifestaciones psicológicas asociadas a la menopausia. La dosis recomendada es de 900 mg. de extracto seco al día; a muy altas dosis y en personas de piel clara y sensible puede aumentar la sensibilidad a la luz.

El hipérico no afecta en cambio a la capacidad de reacción de la persona, no tiene influencia negativa sobre la capacidad para conducir o manejar maquinaria ni produce somnolencia durante el día, y a la dosis recomendada no produce dependencia ni adicción. Aunque los efectos del hipérico empiezan a manifestarse ya a las dos semanas de tratamiento, se aconseja un período mínimo de cuatro semanas para valorar sus efectos. No existen problemas de uso prolongado, de hecho se aconseja tomar de forma continuada durante más de seis meses.

Además, la Hierba de San Juan es analgésica (es uno de los remedios más antiguos para aliviar tanto el malestar y el dolor de la menstruación, como los síntomas del síndrome premenstrual) y sedante (además de eliminar la ansiedad y la excitación nerviosa, puede regularizar el sueño, aliviando el insomnio y la hipersomnia, sobre todo en las personas deprimidas).

Esta hierba también tiene cualidades antiespasmódicas (puede ser útil para tratar los espasmos gastrointestinales, el síndrome del colon irritable y el asma bronquial) y antimicrobianas (uno de sus componentes, la hipericina, es muy activo contra los virus del herpes simple, la gripe y la mononucleosis) y distintas bacterias patógenas (causantes de infecciones de la garganta y el oído, las vías urinarias y el aparato digestivo).

¡Bueno, una auténtica panacea! ;-)

No hay comentarios: