Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 20 de septiembre de 2010

La responsabilidad del maestro

El otro día me hicieron una pregunta comprometida. Me llamó una persona para que la reiniciara en reiki. Le comenté, como es cierto, que la iniciación se da una vez y para siempre, y que no es verdaderamente necesario reiniciarse. El hombre insistió. Le dije que por qué quería reiniciarse en reiki. Él me dijo que porque no se sentía realmente "iniciado" y no confiaba en la capacidad ni en la buena voluntad de su anterior maestro.

Puse cara de extrañeza. Pero entonces él me preguntó: "¿No es verdad que todos los maestros de reiki no son iguales?". A lo que le contesté: "¿Son iguales todos los maestros de Universidad, de primaria, de guardería, de música, de danza, o de cualquiera que sea la materia?".

El sanador de reiki, maestro o no, no es producto de una breve ceremonia, sino de un auténtico compromiso con lo que está haciendo, compromiso que, por cierto, madura a lo largo del tiempo. Conozco gente que (tengo que decirlo, sintiéndolo mucho), sólo aspira a alcanzar la maestría en reiki para poder dar iniciaciones, cobrarlas, y así salvar su negocio. Tengo noticias de otros que permiten que sus propios alumnos trabajen gratis para ellos en sus centros, con la excusa de "dar energía de amor incondicional", mientras que los clientes receptores del reiki obviamente sí que pagan.., y adivinad: esos dineros, obviamente, van a parar al centro... En fin: para dar y tomar las tengo; variaditos los casos, como en botica ;-)

Ponerse a dar reiki al prójimo sin dedicar tiempo al trabajo espiritual sobre uno mismo es como el que tiene tos y se rasca el cogote, con perdón. El autotratamiento de manera cotidiana debería ser como los deberes o el pan nuestro de cada día. Yo, personalmente, incluso noto cuando alguien me da reiki a distancia, aunque no me lo diga (como hoy es el caso). ¿Que por qué lo noto? Pues por mi mera actitud vital, más confiada, tranquila y amorosa, muchísimo menos alocada, y más paciente. Es un hecho que tengo comprobado en multitud de ocasiones.

Aunque efectivamente el reiki sea energía pura en estado puro, nuestro propio nivel de consciencia se transfiere al receptor. Cuanto más realizados y sanos (de cuerpo, mente y alma) estemos, mayor será la calidad del reiki que transmitimos a las personas. Y esto sí que es una enorme responsabilidad. Conozco muchos reikistas que se han iniciado en el sentido de favorecer una búsqueda de desarrollo personal y/o espiritual. Esto está muy bien, como es lógico.., pero es que algunos de ellos tienen serios problemas en su vida cotidiana. También es cierto que todos tenemos problemas, pero hay cosas como la existencia de un ego superlativo y dominante, la depresión clínica, la inseguridad personal o las motivaciones excesivamente materialistas, que ensombrecen la práctica de una curación holística plena, y que desde luego un maestro de reiki no se puede permitir, si quiere hacer las cosas como se debe. Vuelvo a decir, a repetir infinitamente: esto no es como el que va al mercado a comprar huevos. Se trata de algo distinto.

La mayoría de reikistas serios (y esto lo digo por si estáis interesados en encontrar un terapeuta adecuado a vuestras necesidades) cuidan su alimentación con una dieta natural (no necesariamente vegetariana, ojo); pueden practicar, o no, yoga y meditación, pero normalmente reservan cierta parte de su tiempo para la introspección personal. No todo el mundo que es un profesional del reiki serio visualiza o tiene "percepciones", del tipo que sean. Incluso conozco a algunos buenos maestros (Pedro Espadas, un maestro mío, sin ir más lejos) que aseguran no sentir absolutamente ninguna sensación en las manos cuando ofrecen la Energía. Hay gente que trabaja con el Buda de la Medicina (como servidora); otros.., con deidades de la compasión (como la bodhisattva Kuan Yin); y otros que, simplemente, invocan a sus guías o a los ángeles.

Los hay de todos los colores y para todos los gustos, pero es raro el maestro auténtico que, habitualmente, no otorga reiki de una forma absolutamente generosa y altruista (es decir, sin cobrar). Descofiad de los que están intentando sacaros continuamente dinero. También desconfiad de los que hablan mucho y escuchan poco. De los que cuentan su película como si fueran unos iluminados. De los que lo explican todo de forma enrevesada y rara, para darse importancia. De los que afirman que su mera imposición de manos va a curar todas vuestras dolencias y resolver todos vuestros problemas. De los que no se mantienen en segundo plano, dándose importancia. Y de los que dicen una cosa y hacen otra (pero esto, en todos los órdenes de la vida).

Cuanto más valore el paciente el reiki y tu trabajo, mejor irá su proceso de "curación"... Pero también, cuanto más en serio te tomes tu trabajo (más aún si eres maestro) y mayor respeto tengas por esta práctica, más efectivo será tu tratamiento. Se trata de consagrar el Poder generado durante la sesión a determinado fin, que sea, indefectiblemente, el mayor bien general de todos los seres y el despertar espiritual de todos ellos. A esta etapa del tratamiento reiki, el budismo la llama "dedicación de los méritos". Si nos la saltamos, se reducirá la consistencia del vínculo kármico positivo intentado con la preparación y el tratamiento.., pues es en la fase final cuando hay algo que podemos tomar y moldear, gracias al trabajo realizado.

¡Besotes! ¡Buen comienzo de semana para tod@s!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El tema tiene migas pues conozco a gente……. Que ha realizado lo que aquí se llama
La maestría…….
Y se dan unos aires poco reikianos,,,,,,,
Incluso llegar a comentar a otros que expresan su necesidad de iniciarse,,,,,,,,como que tu no estas preparado/a.
Y yo tener que mirar hacia otro lado, cuando las miradas se cuajan sobre mi persona…
Tener que expresarme, sin interferir en el crecimiento del que va de maestro y el que quiere iniciarse.
El Reiki es un conocimiento maravilloso, sobre el individuo esta al alcance de todos pues todos somos energías conectadas…tanto para dar como para recibirla habla del amor incondicional, y no discrimina a nadie… cada cual lo siente y se acerca a el de distintas formas. Y trague saliva….
Yo he dado muchas clases como profesor de etilismo y puedo asegurar que lo que recogen unos no tiene nada que ver con lo que recogen otros,,,,,,,, y tenia que entregar el titulo de igual modo a unos y otros.
Tener un titulo no quiere decir nada…
Por otro lado incluso USIA, no se detuvo en su crecimiento y conocimiento sobre la energía, y aplicaciones…
Conozco gente que tanbien me habla sobre grados superiores de Reiki,,, algunos marcan 7 grados e incluso mas…
La maestría en si es una puerta hacia esos grados superiores…
Si rascamos en todas las religiones del mundo ahí una parte de Reiki…
Incluso cuando nuestras madres nos soplaban sobre una herida a modo de aliviarnos estaba el alma Reiki.

Si la persona necesita encontrar otra vía, de reconexión,,,, dásela pero seguramente sea el, el que tenga que reiniciarse por si mismo la experiencia del segundo inicio le marcara el camino….
Eso si que cumpla sus 21 días…….
Suerte.
besitussssssss.......

Andrómeda72 dijo...

Hola, Toni:

Pues vamos a ver: yo he visto a mi propio maestro negarse a darle la maestría a alguien. Es que, entre las posibilidades de un maestro, está en NO otorgar la maestría, si considera que el aspirante no está preparado.

Yo no sé a qué gente conocerás tú (ya he dicho antes que estoy viendo de todo), ni en qué circustancias se ha producido este hecho. Yo sólo sé que, cuando a mi me dieron la maestría, postulábamos 8 y nos dieron la "maestría" a 4.

Yo no "voy de maestra", o lo intento... Sé que el reiki está al alcance de cualquiera, sí.., siempre y cuando ese cualquiera SE COMPROMETA. Y aquí, Toni, sintiéndolo mucho, no todo el mundo se compromete, ni tiene las mismas motivaciones. Diría que el reiki está al alcance de todo el mundo, como lo está Dios.., pero que no todo el mundo tiene la misma experiencia de Dios, ni siquiera la experiencia en sí.

¿Se me comprende?

No sé qué es etilismo (¿la doctrina de las élites?), y sí: estoy de acuerdo contigo. Los hay que tienen título de licenciados, por ejemplo, y son unos tarugos.

¿Y quién es Usia? Si te refieres a Usui, ya comprendo por qué seguía estudiando. Eso es lo que hago yo, por ejemplo, que me considero una eterna estudiante :-)

Bueno: 7 grados, o 27.., el caso es evolucionar.

En mi caso, hasta alcanzar la Conciencia del Buda, me da la sensación de que aún me falta un poquitito XDDD

Besotes!

Anónimo dijo...

A mi tambien me falta.........

El caso concreto es de una persona……….
Que yo humilde mente pienso……….no se como alguien le dio la maestría.
Pero ella teniendo eso en su poder le negaba a otro el acceso y dejando claro que ella no se la daría……. Y que no estaba preparada para recibirla…. De nadie… y no la maestría si no la iniciación….

Si es USUI
Es estilismo……. Técnicas de corte de pelo eh imagen canina……..standards y exposición…….
Nada que ver con el tema pero si una experiencia con alumnado…..

Andrómeda72 dijo...

¡Ya veo, ya veo! Tú sabrás por qué lo dirás.., yo también conozco a gente que madre mía, madre mía.., de maestros que van, y ni siquiera escuchan a la gente, ¡menudo ego!

Pero date cuenta que, en realidad, esta persona no tiene ningún poder. ¿Qué poder tengo yo? Vamos.., ¡ninguno! Si se cree que tiene poderes, lista va :-)