Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

viernes, 16 de octubre de 2009

Diwali: el Festival de las Luces

El próximo domingo, día 18 de octubre, será muy especial. Para empezar, tenemos Luna Nueva, oculta completamente a los ojos de los terrícolas ;-) Ésta se encontrará en trígono a Neptuno, en cuadratura a Marte, y en sextil a Plutón. ¡Preparaos, amantes, porque la diversión está asegurada! XDDD

Además, es un día de Estrella Planetaria Amarilla según el calendario maya. Esta luna nueva, así, estará en sincronía con el inicio del 4º mes de la Luna Autoexistente de la Lechuza. La afirmación para este día es "manifiesto belleza, arte e inteligente elegancia". Se trata de uno de los "portales galácticos" más interesantes de todo el año.

Pero, además de todo eso, el domingo es Diwali, el Festival de las Luces en la India. Son varias de las religiones que celebran esta fiesta, entre ellas el hinduismo, el budismo y el jainismo. Durante el Festival la gente estrena ropas nuevas, se comparten dulces y se hacen explotar petardos y fuegos artificiales. En realidad, esta festividad conmemora la entrada del Año Nuevo hindú, y es una de las más alegres de toda esta cultura.

La divinidad que preside esta festividad es Lasksmí, consorte del dios Vishnú. Ella es quien otorga la prosperidad y la riqueza, por eso es especialmente importante para la casta de los comerciantes. También el dios Ganesha es especialmente venerado este día. El Festival de las Luces es una celebración de alegría y compañerismo, y por ello también es venerada por cristianos, musulmanes y sijs.

La fiesta se celebra del 21 de octubre al 18 de noviembre (según el año y lo que dicte el calendario de lunas), y suele durar unos 4 ó 5 días. Conmemora la muerte del demonio Narakasura a manos de Krishná, y la liberación de dieciséis mil doncellas que éste tenía prisioneras. Celebra también el regreso a la ciudad de Ayodhyā del príncipe Rāma tras su victoria sobre Rāvana, rey de los demonios. Según la leyenda, los habitantes de la ciudad llenaron las murallas y los tejados con lámparas, para que Rāma pudiera encontrar fácilmente el camino. De ahí la tradición de encender multitud de luces durante la noche.

Las casas se limpian de forma especial y se adornan con diversos motivos y lámparas de aceite o velas, que se encienden al atardecer. Es usual celebrar una comida compuesta de sabrosos platos y dulces, hacer regalos a las personas cercanas y familiares, los fuegos artificiales y los juegos. Es el momento para renovar los libros de cuentas, hacer limpieza general, reemplazar algunos enseres del hogar y pintarlo y decorarlo para el año entrante. También es tradición que la diosa favorecerá de forma especial a quienes se reconcilien con sus enemigos.

Se aconseja instalar un altar en un lugar preferente de las casas donde este presente una imagen de Lakshmí a la que se le ofrecerán flores, incienso y monedas, mientras se repite un mantra alusivo a ella. Además, al anochecer se abren todas las ventanas y puertas de las casas, y en cada una de ellas se realiza un ofrecimiento de luz con una lámpara de aceite o una vela, repitiendo el mismo mantra, para que Lakshmí entre para el resto del año.

También se lanzan barcos de papel o lamparillas encendidas a los ríos sagrados: cuanto más lejos vayan, mayor será la felicidad en el año venidero. Asimismo, se elaboran unos diseños llamados manorā, que son unos dibujos hechos en las paredes y que se adornan durante el festival. A la salida del sol es ritual lavarse la cabeza, lo que tiene el mismo mérito que bañarse en el sagrado río Ganges.

Así pues, Diwali es la celebración más grande y espectacular de la India. Celebra la victoria del bien sobre el mal, así como la gloria de la luz y el triunfo sobre los enemigos por la fuerza de la claridad de intenciones y de ideas. Yo, queridos/as míos, voy a ver si puedo acercarme mañana en Madrid a la disco Orange Café, ya que está previsto que, por primera vez en la capital de España, se celebre este festival en abierto para los que no somos hindúes. Sólo tendré, si acudo, que pagar la entrada ;-)

Besotes, ¡y buen fin de semana para tod@s!

No hay comentarios: