Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

jueves, 13 de diciembre de 2012

Trabajo y felicidad: ¡rompe con las reglas!

Es que no puedo contenerme: ya estoy harta de tantas tonterías.., de todo lo que aparentemente se está haciendo para doblegar el alma de las personas. Aunque, ¿os digo un secreto, os cuento la verdad? El mal, la oscuridad.., realmente están puestos al servicio del hombre. Sí: ya sé que suena más que extraño, lo comprendo. ¡Pero es así, tal y como os lo digo! Por lo tanto, tooodo, absolutamente todo aquello que nos parezca diabólico, malo, indeseable y atroz en nuestra realidad cotidiana, está ahí por un motivo importarte: para hacernos tomar conciencia, para hacernos despertar.

Así que todo lo que está pasando, todo lo que está ocurriendo a nivel socioeconómico en el mundo, pues, está destinado a despertar de forma trascendental nuestras conciencias... La economía y el trabajo también son cuestiones que pueden considerarse desde un punto de vista holístico, no sólamente la relación con los ángeles o con otras entidades del mundo espiritual :-)

No hace falta ser un experto como para darse cuenta de que el actual paradigma socioeconómico ya no da respuesta a las preguntas y a los problemas fundamentales del ser humano. Si os fijáis cada vez hay más pobreza, más desintegración social y más falta de sustentabilidad en las estructuras que sostienen todas las actividades económicas.., y estos hechos incuestionables nos llevan a una profunda revisión de su validez actual.

Sin ir más lejos, aquí en España, ¿qué está pasando con nuestros jóvenes? Hoy salía a la luz la noticia acerca del caso de una chica de 30 años, licenciada y con carrera, que no había podido encontrar trabajo de su especialidad y "curraba" como limpiadora para pagarse el máster.., ¡y que había sido despedida de su puesto de trabajo por secundar la pasada huelga general! ¿Nadie se pregunta qué está pasando con la generación de españoles más preparada de la historia, o es que a nadie le importa? ¿A nadie le importan los casi seis millones de desempleados y las casi nulas esperanzas de futuro laboral?

El miedo a no poder encontrar un trabajo adecuado a nuestras expectativas nos ha vuelto vulnerables a aceptar cosas que, de otro modo y en otro tiempo, jamás habríamos aceptado. La ciudadanía no se echa a la calle por miedo a perder, frente a los poderes establecidos, los pocos "privilegios" que le quedan. Todo consiste en lo de siempre, lo que he visto repetido una y mil veces a través de mi tránsito por esta existencia actual tan apasionante y entretenida: escurrir el bulto, hacer como que no van las cosas con uno, rezar un poco (o pedir al destino, a la suerte o a quien sea) que no le toque a nadie de tu familia.., e ir "pasando", porque pasar parece uno de los componentes más representativos del verdadero carácter del pueblo español.

Ahora os contaré otro secreto: "pasando" no se soluciona nada. Escurriendo el bulto, tampoco. Es de un egoísmo brutal echar las culpas al prójimo (y aquí, donde pongo prójimo, podéis poner lo que sea: extranjeros e inmigrantes, vecinos, parientes, profesores, funcionarios, médicos, políticos, banqueros, masones, curas, a los de otras provincias o al sursum corda). A mi me da en parte la risa, y en parte siento una lástima atroz, porque el grueso de la ciudadanía aún no se ha dado cuenta de la parte de responsabilidad que ellos mismos tienen en todo lo que está ocurriendo. ¡Y casi nadie quiere hacer, todavía a pesar del duro "castigo", examen de conciencia!

Hace ya mil años (así me parece) estuve trabajando en una especie de antro que hubiera podido ser un sitio maravilloso, de haberlo yo querido... ¡Y es que nosotros, y sólo nosotros, somos responsables de nuestra propia realidad! En otras palabras: si tú crees que hay gente en África muriéndose de hambre, por ejemplo, habrá gente en África muriéndose de hambre. Si hay mucha más gente que tú que cree que hay gente en África muriéndose de hambre, la habrá con mucha mayor razón. Pero sé que esto es un conocimiento muy duro de llegar a comprender (lo sé, porque conozco el largo, laaaargo camino que he recorrido yo hasta llegar a este punto), así que pondré las cosas más fáciles, casi "de andar por casa".

Es un hecho científicamente probado que las personas que tienen experiencias positivas en su puesto de trabajo cuentan con una vida hogareña e íntima mucho más feliz. El compromiso por el trabajo, tan traído y llevado (anda que no hay actualmente programas de TV donde machaconamente se nos insiste sobre ello.., ¡como si fuera ahora y sólo ahora la primera y única vez que la gente hubiera currado en la Historia!) no debería erigirse nunca en una excusa para que el empresario explote al empleado, con el fin de que rinda más. Porque, en realidad, ¿qué significa "rendir más"? Hay que pensar sobre eso profundamente. Como digo, en mi pequeño trabajo-antro ya pasado había gente que se las daba de que salía de trabajar como mucho a partir de las siete de la tarde (para hacer ver a los de arriba lo muy comprometidos que estaban con su trabajo).., y que por ese motivo dejaban de lado otras responsabilidades familiares.

No voy a juzgarles (¡lejos de mi, Satanás, jejeje!), pero espero que al menos les hayan dado un Óscar.., a la tontería, supongo, porque esa actitud rastrera, humillante y poco práctica es imposible que traiga nada bueno (a excepción, claro está, de una toma de conciencia dura, repentina y muy dolorosa por parte del interesado). El compromiso laboral no tiene nada que ver con la estupidez, con la humillación, con la poca practicidad de unos horarios de trabajo razonables y racionales, adaptados a las necesidades de las familias... No sé qué habrá sido de esta gente, pero me lo imagino: porque, como hoy comentaba con una amiga, llevo cierto adelanto en la toma de conciencia general debido a mi aceptación mucho más temprana del sufrimiento.., cosa que la ciudadanía tan sólo está empezando a experimentar ahora mismo, cuando yo ya llevo al menos 8 años de ventaja.

Entonces, ¿cuál sería la solución a todos estos tremendos conflictos laborales que están sufriendo las personas hoy en día?

Para no alargarme mucho, te diré algo: rompe con las reglas.., ¡pero no con las sociales, sino con las tuyas internas propias! Si no encuentras trabajo "de lo tuyo", quizá es que deberías empezar a trabajar en otra cosa. Si no encuentras trabajo en tu país, quizá es que tu alma inmortal está empezando a sugerirte la posibilidad de viajar lejos, bien lejos. Si tu trabajo te hace infeliz, empieza a cambiar desde tu interior, y vuélvete un ser feliz.., ¡ya verás cómo las condiciones todas de tu trabajo, milagrosamente, cambian! Arriésgate, lánzate, anímate: no tengas miedo. No hagas caso a unos y a otros, no hagas caso de nadie: los conflictos, por más dolorosos y duros que sean, están ahí exclusivamente para que tú tomes conciencia.

¡Rompe con las reglas de tu mente, y comprende que es posible encontrar la felicidad en tu trabajo!

Ahora, más que nunca, no sólo es posible.., sino incluso necesario.

... Y muchos de vosotros, que lo sé, me dirán, "estupendo, ¿pero y qué pasa con todos los que no tenemos trabajo, que actualmente casi somos legión?".

Ahhhhhhh: ésa es otra cuestión, y trataré de analizarla a fondo.., pero eso ya será dentro de unos días.

¡Saluditos! ¡Y mucha felicidad en el trabajo hermoso de cada uno y de cada día!

2 comentarios:

juanmoncayo dijo...

La realidad sangrante derivada de la
competitividad, de la busqueda del
Paraiso Perdido aumentando consumos,
y la falta de resistencia a la frustación, sin abrir los ojos al
encuentro de Consuelo, conduce de
manera inexorable a la depresión.
Para salir practicar "LA SOLUCION
ESTA EN TI",en la conciencia de que tenemos capacidades que desconocemos.Debemos practicar en la escucha del ¿dios mora en mi?
y de que manera me habla desde el
otro y desde las circunstancias.
"LA SOLUCION ESTA EN NOSOTROS".
Amèn, si, AMEN.

juanmoncayo dijo...

La realidad sangrante derivada de la
competitividad, de la busqueda del
Paraiso Perdido aumentando consumos,
y la falta de resistencia a la frustación, sin abrir los ojos al
encuentro de Consuelo, conduce de
manera inexorable a la depresión.
Para salir practicar "LA SOLUCION
ESTA EN TI",en la conciencia de que tenemos capacidades que desconocemos.Debemos practicar en la escucha del ¿dios mora en mi?
y de que manera me habla desde el
otro y desde las circunstancias.
"LA SOLUCION ESTA EN NOSOTROS".
Amèn, si, AMEN.