Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 4 de abril de 2011

El Aguador y el 18

Durante muchos años, me he dado cuenta de que había gran cantidad de cosas en mi vida que giraban en torno al número 18.... Cuando fui consciente de este particular, empecé a rechazarlo, porque lo asociaba con el arcano número 18 del tarot, La Luna, que es un arcano que nunca me gustó.

¿Y por qué no me gustaba La Luna, pobrecita ella? Pues muy sencillo: porque la asociaba con algo que no tiene luz propia, que brilla gracias al Sol; con algo engañoso, ilusorio, repleto de falsas esperanzas, sin una base realista.


Más adelante, comprendí que el arcano de La Luna también otorga una alta emotividad, una empatía envidiable para comprender los problemas y el punto de vista de los demás. Que presta a sus servidores altas dosis de magnetismo, intuición y receptividad. Que es capaz de hablar con tu inconsciente en base a la imaginación, los sueños y las premoniciones.


Pero esto fue mucho después: tras trabajar largamente, durante varios años, con la serie de meditaciones lunares con las que sigo trabajando, porque me parece una de las técnicas más impresionantes que he llevado a cabo nunca, y que debo a Nuria, Roser, Acuario46 y todo el pléyade de "selenitas" del foro de astrología astro.com ;-)


Sin embargo anoche, y quizá por el influjo de la misma luna, que ayer estaba nueva, alcancé un paso más en mi comprensión sobre los asuntos relativos al bendito (por decirlo de alguna manera) número 18... Quizá porque la conjunción solilunar de ayer se encontraba también conjunta a Mercurio retrógrado (que siempre revisa las cosas una y mil veces).., o tal vez porque en la misma casa de la lunación se encontraba Urano, Marte y Lilith.., y eso siempre tiene que dar lugar a revelaciones :-D ¡Por no hablar de que la misma lunación estaba en oposición a mi Urano natal!


El caso es que me acordé de que la Cábala funciona en base a Senderos, que son como las experiencias que las almas deben vivir para pasar de un estado de conciencia a otro (eso, muy a grandes rasgos, claro). Así que, pensando en el Sendero Número 18, empecé a ver las cosas de otro modo, muy distinto.


Resulta que en el Sendero 18 de la Cábala, toda la energía acumulada en el Pilar de la Sabiduría del Árbol de la Vida desciende hasta Venus y, posteriormente, se concentra en.., ¡la Luna! La Luna, en este caso, es la estructura sobre la que se concentrará toda esta energía en camino, antes de transmitirse al mundo material de la forma, Malkut.


Este Sendero, junto con el del número 20, constituye el límite entre lo astral y lo material, entre consciente e inconsciente ;-)


Para comprender del todo bien este Sendero, sin embargo, hay que explicar que se corresponde con la letra hebrea Tsade, que significa anzuelo, y.., ¡con el signo astrológico de Acuario!


Las exclamaciones son porque yo tengo a la Luna, en astrología convencional, en cuadratura al regente mismo de Acuario (el Aguador), Urano, que reposa sobre mi Ascendente.., y porque en astrología védica, la tengo conjunta a Raju, que en muchas ocasiones se reviste también de algunas de las características de Urano.., aunque en su faceta quizá más violenta.


El Aguador suele representarse como un hombre que derrama un ánfora llena de agua, es decir, vertiendo el agua del Conocimiento para saciar la sed del mundo... Su símbolo son, como sabéis, dos líneas onduladas, cuya separación unas veces se interpreta como independencia e individualidad, y otras veces como el límite entre el consciente y el inconsciente.


Esto permite comprender el antagonismo de estas dos realidades: por un lado el anzuelo, que en en el fondo es un lazo que une, contra la independencia y ruptura de Acuario; y con ello, además, se comprende la necesidad de dominar este aspecto negativo que puede provocar disociaciones de la personalidad, mediante la intuición certera de Urano, el regente del Aguador, como he dicho, que es el único que puede permitir lograr el sentido ascendente de este Sendero.


¡Muchas gracias a todos, un besote!

1 comentario:

Corsario Sideral dijo...

Hola wapa!

Espléndida entrada! Me ha gustado mucho- Gracias por darte tiempo a compartir tanta información tan valiosa...

:)