Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 28 de octubre de 2015

La Grulla: el vuelo de la lealtad

Trabajando intensamente sobre el aspecto espiritual, durante los últimos días he tenido la oportunidad de compartir con múltiples personas que me consultaban sobre ellas mismas.., así como sobre muchas otras, acerca de nuestras necesidades humanas. Y la mayoría me explicaban que se sentían profundamente descontentas con el curso que habían tomado sus vidas, con el correr de los años.

No es extraño: andamos bajo la influencia de la poderosísima (y amantísima) Luna Llena de Tauro.., que nos advierte para que tengamos en cuenta si nuestras necesidades más terrenales, más naturales, más espirituales y más internas están siendo o no cubiertas.

He subido esta foto porque, aparte de que me parece preciosa, ilustra muy bien lo que quiero decir. Y es que varios me habéis preguntado también por si tengo obsesión con las grullas japonesas: diría que no, que no especialmente; ciertamente me obsesiono bastante más de lo normal con las libélulas que con las grullas XDXD.

La grulla es un ave que, sobre todo en el mundo oriental, posee un simbolismo muy profundo... Para empezar esta especie, que parece que lleva un bonete rojo muy característico sobre la cabeza, es denominada comúnmente "grulla manchú" en castellano. Tiene su principal asentamiento en la isla de Hokkaido, al norte de Japón, y desde hace siglos es considerada como un símbolo portador de buena suerte y fortuna.., y se la considera una gran protectora de la familia.

Pero.., ¿cuál es el aspecto más característico de la grulla, por así decir.., que es lo que la ha convertido en un símbolo para muchas personas en todo el planeta?

Muy sencillo: aparte de que despliega una sorprendente fiereza a la hora de defender su nido frente a los ataques de los depredadores, la grulla manchú se empareja DE POR VIDA. Es por esta razón que su efigie aparece muy a menudo en los kimonos japoneses de boda. Símbolo absoluto de la fidelidad y de la lealtad, obviamente también fue un icono muy reconocido y usado por la casta samurai, que ornamentó todo tipo de armas con su figura y llegó a representarla en sus mismos escudos heráldicos.

... Sin ir más lejos, el tsuba del sable de una servidora representa una grulla con las alas desplegadas. No creo necesario en este foro el llegar a explicar por qué.

Paz, felicidad, esperanza y amor de por vida: todo eso es lo que representa, en definitiva, la grulla japonesa. Así que, si te regalo una grulla de papel origami, o bajo cualquier otro formato, ya sabes lo que te estoy deseando ;-)

Por descontado que, aunque me gustaría, no tengo actualmente el tiempo suficiente como para ponerme a fabricar las 1000 grullas de origami que se dice que conceden cualquier deseo, consciente o inconsciente, que ansíe tu corazón (ahora que lo pienso, quedan unos 12 días para que la influencia de la Luna de Tauro, la Luna de los Deseos, se apague.., así que quizá sería cosa de ponerme manos a la obra XDXD). Sin embargo, tengo muy, muy claro que para mi, la grulla manchú simboliza la lealtad a prueba de todo.., aquella que no se compra ni se vende. Es una fidelidad absoluta la que representa su símbología: una fidelidad absoluta.., y una promesa de amor eterno, por descontado. Ese amor que en general no tenemos ni idea de qué representa realmente, porque nace en lo más profundo de nuestro corazón y resulta en una llama inextinguible, que no se apagará nunca, jamás, suceda lo que suceda.

... Es muy fácil escribir o decir estas palabras... Sin embargo, es muy difícil comprenderlas.., y más difícil aún todavía, experimentarlas.

Y mucho más aún, respetarlas.

Y ahora llega el momento en que me pongo en mi fase leonina: o sea, seria, muy seria. Porque el asunto es muy serio, o así me lo parece a mi.

No voy a empezar como otras veces enunciando y desglosando la famosa Epístola de San Pablo a los Corintios, que ya he publicado en archicontadas ocasiones aquí... Pero aunque suene duro, vengo a decir unas cuantas palabras que creo necesario explicar.

El amor es lo más grande que hay en esta vida. Nada supera a eso, porque es la esencia misma del tejido del universo, del cosmos y de la Creación. El amor no provoca sufrimiento alguno: es una experiencia de pura dicha, de éxtasis y de maravillosa alegría. Hay una naturaleza espiritual y sublime del amor, que no puede ser explicada: hay que experimentarla. Todo lo que no sea esa dicha, ese éxtasis, esa entrega y esa alegría, es sufrimiento. Y el sufrimiento proviene del ego. Me da igual las formas que adopte el ego: hay infinitas.

El mensaje de la grulla está lleno de coraje y de fuerza: el amor que nace en tu corazón es lo único que importa. ¡No hay nada más importante que eso! Y cuando se llega a ese punto de comprensión, cuando se llega a ese nivel de experiencia espiritual, todo lo demás sobra: las necesidades no existen PORQUE ESTÁN CUBIERTAS. No hay peros, no hay justificaciones, no hay negaciones ni represiones: el amor no se puede controlar, atar, manipular, esconder, etc.

Lealtad: a ti mismo.., a ti misma. A los sentimientos de tu alma, a lo que realmente está en tu corazón. Ésa es la primera y fundamental de las lealtades: no te niegues lo que eres, no te niegues lo que sientes. Porque lo que niegas te somete, y tu corazón y tu alma son libres.., como el vuelo de una grulla, que se eleva kilómetros por encima de las nubes y de las tormentas. Tanto son capaces de volar hacia el cielo, que las grullas migratorias consiguen superar las cumbres del mismísimo Himalaya, elevándose por encima de cualquier dificultad, de cualquier tempestad, de cualquier duda, de cualquier conflicto del ego...

De cualquier amenaza para el amor.

Y ahora dime.., ¿cuál es la medida de tu amor?

¿Estás seguro o segura de que amas.., y de que te amas lo suficiente? ¿O tu amor es tan sólo una expresión vacía.., "de boquilla"?

Es fácil, muy fácil decir que se ama. Lo difícil es demostrarlo.

Y eso es lo que nos enseña la grulla: a amar por encima de todo. A pesar de todo. Contra viento y marea. Sin dudas, sin reparos, sin dar la nota, sin pegar gritos. Por activa y por pasiva, con absoluta lealtad, con inquebrantable fidelidad.

En silencio.

Y ahora, dime.., y no me preguntes más a mi, porque tan sólo tú puedes saberlo...

¿Cuál es la verdadera medida de tu amor?