Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 22 de mayo de 2013

25 de Mayo: alerta en los cielos, conmoción en la tierra
















Buenos días, amigos/as: con esta curiosa foto de Catalin Alexandru Paduraru (no quiero movidas con los derechos de autor, que la gente cada día está más sensibilizada con la tontería materialista de los daimones que nos influyen, en el sentido más micénico del término, y luego pasan cosas) doy paso a explicaros un poquito más detalladamente de lo que ya lo hice en las redes sociales (para los más avanzados y/o interesados en el tema) lo que pasa a partir del sábado sabadete 25 de mayo, y finales del susodicho mes, en los cielos que vemos desde este pequeño planeta azul llamado Tierra.., que prometo va a ser interesante, a la par que movido.

He puesto esta foto porque en la madrugada del 25 al 26 de mayo (sábado a domingo) se producirá un eclipse penumbral (como el de la foto) que será de muy difícil observación a simple vista... Aquí en España, podríamos verlo sobre las seis-seis y cuarto de la mañana, caso de poder ver algo, porque como ya digo, es del tipo penumbral-parcial, y la verdad, no excesivamente espectacular como otros. Más bien, la importancia de este fenómeno astronómico radica en que es el primero del ciclo de Saros 150. El fenómeno también podrá ser visible en América y África.

Según los astrólogos védicos (que al menos colocan las cosas del cielo en su lugar correcto, lo cual ya es de agradecer), el eclipse tendrá lugar a los 10º del signo de Escorpio (7º y medio según la ayanamsha que yo utilizo, más o menos). Según diría un astrólogo antiguo, Venus, durante casi todo el mes y hasta el 28 de mayo, se anda moviendo dentro de su propio signo (Tauro), incrementando los deseos de estabilidad en el amor y en el seno de una familia. El benéfico Júpiter también anda transitando Tauro, y eso está beneficiando a mucha gente (no a unas cuantas almas acérrimas al sufrimiento y la desesperación, que siguen erre que erre vagando por su submundo infernal autocreado.., pero eso ya es otro cantar). Para el resto de lo que andan más o menos enfocados en el camino de su propio progreso, vamos a decir, los dos benéficos en el Toro les proporcionan alegría de vivir, estabilidad en las relaciones, amor, deseos de compromiso, y alegría.

Pero hete aquí que, después del pasado eclipse solar del día 9 de mayo, nos encontramos frente a la posibilidad de uno nuevo, esta vez lunar. Dicen los védicos (esa gente sabia de la India que disfraza a veces su sabiduría profundísima con cosas que no son totalmente de mi devoción) que este eclipse cae en la mansión lunar de la "estrella de la amistad", así que.., ¡con la Iglesia hemos topao! Cuidadito pues con todo lo que representen las relaciones con los amigos, por si las moscas. Como todos los eclipses, nos encontramos con una oportunidad especial para actuar como catalizadores, desde las profundidades de nuestra propia conciencia.

Algunos astrólogos que conozco están convencidos de que este eclipse, en el cual la Luna se situará a unos 7º de Antares, va a ser muy significativo. Bueno: para empezar, aclararé que yo normalmente considero los tránsitos de planetas sobre estrellas fijas desde los dos grados para abajo, así se traten de luminarias o no, y así formen aspecto de conjunción (que es el más fuerte) o cualquier otro... Teniendo en cuenta esto, tengo que decir que algunos sostienen que sí, que sí, que Antares va a entrar dentro del área de influencia del fenómeno... Eso no me tranquiliza: Antares, la estrella Alfa Escorpionis, o también, "el Corazón del Escorpión", es una supergigante roja ya conocida y considerada desde la antiguedad. Tanto, que forma parte de lo que llamamos "las estrellas bebenias", que marcaban el paso de las estaciones más importantes.., en este caso, de la recolección.

Antares, cuyo nombre significa precisamente "el oponente de Ares", el dios griego de la guerra, por su color rojo que rivaliza con el del planeta Marte en las noches terrícolas, tiene una naturaleza combinada de Júpiter y Plutón. El gran astrólogo Tito Maciá cita literalmente en su blog, que cuando "la Luna circula por este tramo del cielo, suele ser un día de gran intensidad, óptimo para las acciones de poder y alto riesgo, apropiado para actuaciones ocultas". ¡Tela marinera!

A nivel mundano, es cierto que el eclipse puede traernos múltiples y variados problemas, sobre todo a nivel interno, de nuestro estado de ánimo, de nuestra conciencia. En todo caso, siempre implicará un cambio, un cambio que nos será tanto más fácil de asumir, cuanto más nos abramos a la necesidad de llevarlo a cabo. A cada persona le afectará especialmente en la Casa astrológica en la cual se sitúe la Luna durante ese fenómeno.., así como en la Casa zodiacal opuesta.

Una consideración especial tiene que ver con el hecho de que, durante el eclipse, la Luna se encontrará en oposición a Marte, separándose de él, pero sobre todo, en cuadratura a Neptuno, y acercándose paulatinamente al citado planeta. El Sol también está cuadrando a Neptuno, incrementando la tensión sobre este área. Yo diría que durante este día nos vamos a enfrentar a cuestiones relacionadas con la libertad de nuestra alma.., con la liberación de patrones energéticos negativos en las áreas de la amistad, del poder personal, de lo que estamos dispuestos a dar de más a los otros, en detrimento de nuestras propias necesidades personales.., y de aquello que nos conviene, que viene bien para nuestra evolución.

Si tuviera que dar algún consejo a las personas interesadas, diría: "analiza bien qué es lo que te conviene, aunque sea por una vez en tu vida, ponte tú primero, por delante de los otros". Esto no es egoísmo, sino justicia; no todo lo que le sirve a una persona le sirve a otra, y creo que este eclipse viene para ayudarnos a determinar qué es lo que nos conviene, qué es aquello que queremos en nuestra vida y qué no.., qué elegimos que pase a formar parte de nuestra escala de valores, y qué debemos desechar por nuestra propia salud, integridad y evolución espiritual.

En fin.., ¡no asustarse, y a trabajar en nuestro propio beneficio, amigos!

No hay comentarios: