Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

viernes, 14 de enero de 2011

La estevia: un endulzante natural III

Tercera y última entrega de la entrevista a Josep Pàmies en Discovery Salud... ¡Disculpad la tardanza, he tenido lío en la última semana! :-)

¡Qué paséis un buenísimo fin de semana!
-------------------------
"–¿Hay algún ejemplo similar al suyo en España u otros países que luchen por defender la legalidad y los beneficios de la estevia?

–Lo ignoro. Sólo me consta que exista la Asociación Europea para la Legalización de la estevia, pero se trata de una entidad en la que están las empresas interesadas en hacer negocio con el edulcorante que se fabrica con ella. Coca Cola incluida.

–¿Ha recibido alguna respuesta esperanzadora de las autoridades sanitarias tras su iniciativa?

–Ninguna. No parece preocuparles la salud. Supongo que les interesa mantener a la gente enferma y sometida a los vergonzosos intereses de las farmacéuticas. Una persona sana es una persona más libre, y eso la daría fuerza suficiente para plantar cara a esta denigrante situación.

–Sabemos que además de la estevia, están ustedes investigando en la asociación otras plantas. ¿Podemos saber cuáles y qué propiedades creen que tienen?

–En estos momentos estudiamos las propiedades de tres variedades de Kalanchoe (Daigremontiana, Gastonis y Pinnata), porque con su consumo hemos visto algunos casos de mejoras radicales de cáncer en personas desahuciadas por los oncólogos. Y de una sola planta se pueden obtener fácilmente miles.

La Lepidium Latifolium está resultando, por su parte, de gran ayuda en personas con piedras de oxalato de cal en el riñón; incluso las de gran tamaño. Y basta una planta en casa para tratarse toda la vida.

El aceite que se obtiene con las semillas de la Perilla Fruteceos parece tener gran potencial como antihistamínico natural, pero también hay problemas para comercializarla en herbolarios y dietéticas. Sin embargo, en la cocina oriental se utiliza para hacer el sushi y evitar las alergias de pescados y mariscos. Es más, la Universidad de Granada ha descubierto que, macerando en ese aceite durante unas horas pescado con anisakis, tan peligroso bichito muere. Y como es rico en omega 3 y ácido rosmarínico, tiene muchas otras propiedades. Además, se reproduce anualmente con semillas que la misma planta produce con generosidad.

También nos está interesando la Artemisia Annua, planta de origen chino que combate la malaria y mejora los síntomas de lo que llaman SIDA, así como algunos cánceres... Novartis ha patentado ya un antibiótico bautizado como Artemisina, que se ha extraído de esta planta. Y Bill Gates ha pagado 40 millones de dólares a un investigador prostituido para que sintetizara la molécula de Artemisina con un cultivo de bacterias transgénicas, y poder así patentarla. Con lo que al cabo de un tiempo, con el beneplácito de la OMS, intentará sustituir la molécula orgánica por la suya. Todo indica que bastan unas simples infusiones de la planta natural durante una semana para tratar eficazmente la malaria, mejorando el sistema inmunitario; es más, consigue mejorías en las infecciones englobadas hoy en lo que se llama «SIDA». Es indignante que un tratamiento como éste, enormemente eficaz y barato, no se proporcione de forma gratuita a los millones de personas que sufren actualmente malaria, y se permita que mueran anualmente cerca de 2 millones de niños en África porque no les llegan los sofisticados y caros antibióticos de los laboratorios.

Obviamente estamos estudiando otras plantas de propiedades igual de poderosas, que en los próximos años esperamos ir dando a conocer, tan pronto tengamos experiencias de cultivo y de enfermedades vencidas que podamos compartir.

–¿Cree realmente que hay esperanza para su Dulce Revolución y para la estevia? ¿Y que alguna vez la gente se responsabilizará de su salud?

–Si no tuviéramos esperanza, no estaríamos en esta lucha. Sabemos que las presiones y amenazas van a ser muchas. Mayores a medida que mayor sea el número de gente que vaya accediendo a estos conocimientos, pero creo que el tiempo juega a nuestro favor y nos dará la razón. El sistema sanitario está en quiebra, y necesita de iniciativas como la nuestra. No sólo para salvar las cuentas de nuestros irresponsables políticos, sino también para que las personas vivamos con un poco más de felicidad y bienestar.

–Una última pregunta: han celebrado ustedes recientemente un encuentro entre terapeutas y gente que apoya su Dulce Revolución... ¿Cómo fue el encuentro? ¿Qué perspectivas de futuro prevén?

–Por inclemencias del tiempo sólo pudieron asistir 65 profesionales de la salud, tanto de la Medicina convencional como de las alternativas, pero de este primer encuentro ya ha salido un grupo de voluntarios que integrarán un Consejo de Salud, que atienda por Internet consultas de personas con enfermedades graves y/o desahuciadas por la medicina oficial; como complemento a la recomendación de plantas que la Dulce Revolución está haciendo y que ya ha experimentado con éxito en algunos casos.

Además, otro equipo ayudará a la asociación a hacer un seguimiento de los efectos de nuevas plantas con voluntarios que tengan alguna afección para su posterior divulgación, búsqueda de estudios científicos que avalen esas propiedades, y experimentación de nuevas terapias naturales de bajo coste que algunos médicos o chamanes nos ofrecen gratuitamente para desarrollar en España. No sé, creo que el tema nos puede desbordar. Es tanta la información relacionada con plantas que nos llega que necesitaremos de muchas personas para experimentar con ellas, y de profesionales de la salud que nos ayuden en esta tarea.

Otra decisión que se adoptó es no dejar perder ya más sabiduría popular, y salir a grabar a personas mayores –que en todas partes existen–, catalogarlas como catedráticos de la Naturaleza, y con ese material editar pequeños libros o DVDs en los que, de forma viva, puedan compartir sus conocimientos y sabiduría con el conjunto de la sociedad... Para este menester se ofrecieron voluntarios tres profesionales.

Añadiré que varios médicos del sistema público sanitario asistentes al acto mostraron gran interés en conocer las propiedades de las plantas medicinales ya experimentadas para poder recomendarlas en sus consultas –ya que carecían de ese conocimiento–, y así poder mejorar o sustituir los tratamientos farmacológicos que sugieren a sus pacientes, pues saben que, en realidad, la mayoría son ineficaces, cuando no perjudiciales.

También coincidimos en que no tiene sentido esperar años a que las propiedades de las plantas medicinales se avalen con «estudios científicos suficientes» que avalen su uso médico reglado... Hay una amplísima experiencia milenaria en todo el mundo sobre ellas, y evidencias de mejoras radicales en personas con enfermedades muy graves, sin las cuales ya habrían muerto según los parámetros oficiales.

Obviamente sabemos que todo esto es una tarea complicada, dada la nula colaboración de las autoridades sanitarias. Pero igualmente sabemos que, si las leyes impiden lo que la razón nos dicta –caminar en la búsqueda de la autosuficiencia en la salud–, entonces es necesario desobedecer tales leyes. Nadie nos puede impedir optar por buscar soluciones a nuestros problemas de salud, al margen del sistema sanitario imperante. Porque nadie nos debe imponer un tratamiento en contra de nuestra voluntad".

Lluís Antonio Lázaro.

No hay comentarios: