Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 26 de febrero de 2013

Verbena: una planta mágica y curativa


























Hola, queridos y queridas todos: hoy vengo a hablaros de una planta que me encanta, tanto estéticamente, como su misma esencia y propiedades. Estoy hablando de la humilde pero preciosa verbena, como he adelantado en el título de esta entrada de hoy.

En realidad, estamos hablando de un género de plantas herbáceas que cuenta con cerca de 250 especies distintas. La que a mi me interesa más es la Verbena officinalis, que desde la antiguedad ha sido muy celebrada por sus propiedades.., y porque ha formado parte de la mitología y prácticas religiosas de muchos pueblos tradicionalmente hablando.

Los perfumes hechos con esencia de verbena son frescos, revitalizantes y ligeros. Es como si te dieran la oportunidad de regenerarte, de volver a revivir otra vez, tras el crudo invierno. En medicina herbal, la propia planta, picada finamente y hervida, es utilizada para combatir con éxito el insomnio. También está recomendada para las cefaleas y dolores menstruales, pero hay que tener cuidado con ella en el caso de embarazo, porque tiene un efecto levemente abortivo.

En tiempos antiguos, se consideraba a la verbena una planta protectora contra el influjo de los vampiros (no tengo datos sobre su excelencia sobre el ámbito de los vampiros emocionales: podíamos probar XDXD). Los celtas asociaban a esta planta al muérdago, y los druidas se servían de ella a la hora de predecir el futuro. Los romanos también la consideraban en grado superlativo, y con ella realizaban las aspersiones para purificar los altares antes de los sacrificios. En la guerra, al parecer los heraldos enviados al enemigo llevaban una rama de verbena como sinónimo de paz. Y los recién casados romanos creían asegurar la felicidad del matrimonio ocultando un ramo de verbena por debajo de su manto en la ceremonia.

Más adelante, en la Edad Media, se tomó la costumbre de colgar ramitos de verbena de las puertas de las casas y de las camas para disipar la enfermedad (el fantasma de la peste siempre estaba presente), y para conjurar los hechizos y librarse del influjo de las brujas. Los magos y adivinos la hacían formar parte de sus conjuros para avivar los fuegos del amor próximo a apagarse, y para conseguir el éxito en la vida. Es, de hecho, una de las plantas más utilizadas para atraer la prosperidad y la riqueza. En la noche de San Juan, no hace tanto tiempo y aún ahora, se recogía verbena para protegernos y ser felices durante todo el año.

La verbena se usa para recuperar el amor perdido.., o bien para alejarlo y descartarlo completamente, si es que no queremos ser víctima de su antigua influencia. Atrae la buena fortuna, y en bolsitas debajo de la almohada, se dice que proporciona un sueño reparador.

En la parte física, además de lo ya considerado, sirve para contrarrestar las taquicardias, las jaquecas y migrañas, el estreñimiento y las molestias gástricas, las afecciones hepáticas o renales, la bronquitis, la sinusitis, las dismenorreas, neuralgias o reumatismo, amén de la conjuntivitis y algunas enfermedades de la piel, como ulceraciones, forúnculos y quemaduras.

En cuanto a las flores de Bach, se dice que las personas que se encuentran influenciadas por esta planta tienen un gran sentido de la justicia, pudiendo llegar al extremo de volverse fanáticos. Está especialmente diseñada esta cura del Dr. Bach para todos aquellos que tienen ideas fijas, y que por estar seguros de ser éstas correctas, apenas modifican nunca su actitud. Además, estas personas desean fervientemente convertir a los que les rodean a sus puntos de vista con respecto a la vida.

Por lo general, se trata de personas con un carácter muy firme y gran capacidad de decisión; son enérgicos y se entregan al trabajo hasta el punto de llegar a agotar sus energías. Cuentan con un gran carisma personal, llegando a fascinar a los demás, y son capaces de proyectar su autoridad por la fe que tienen en sus propios ideales.

El problema que tiene esta gente es que, cuando no consigue lo que quiere o no logra transmitir sus puntos de vista (o también, cuando les es impedido el poder reaccionar contra una situación que no les gusta), entran en un estado de estrés y tensión terrible, fruto de su enorme frustración interior.

La esencia de Verbain debería ser tomada por todos aquellos a los que les cueste cambiar de opinión, y que trabajen hasta quedar exhaustos. Es efectiva en el tratamiento del insomnio, tensión y frustración. Para todos aquellos a los que es imposible hacer cambiar de parecer, con principios e ideas fijas, y que tienden al fanatismo por su exceso de entusiasmo. Asimismo, podrían tomarlo todas aquellas personas aceleradas, super activas e impulsivas, que sufren de tensión en general.

NOTA:  especialmente indicada para los que ponen esfuerzos innecesarios en todo lo que emprenden, empujándose más allá de sus fuerzas físicas. Sus mentes se adelantan a los acontecimientos. Se cargan con demasiado trabajo e intentan hacer demasiadas cosas a la vez.



jueves, 21 de febrero de 2013

El sentido de la vida




















"El Credo del Samurai

  • No tengo parientes, yo hago que la Tierra y el Cielo lo sean.
  • No tengo hogar, yo hago que el Tan T ien lo sea.
  • No tengo poder divino, yo hago de la honestidad mi poder divino.
  • No tengo medios, yo hago mis medios de la docilidad.
  • No tengo poder mágico, yo hago de mi personalidad mi poder mágico.
  • No tengo cuerpo, yo hago del estoicismo mi cuerpo.
  • No tengo ojos, yo hago del relámpago mis ojos.
  • No tengo oídos, yo hago de mi sensibilidad mis oídos.
  • No tengo extremidades, yo hago de la rapidez mis extremidades.
  • No tengo leyes, yo hago de mi autodefensa mis leyes.
  • No tengo estrategia, yo hago de lo correcto para matar y de lo correcto para restituir la vida mi estrategia.
  • No tengo ideas, yo hago de tomar la oportunidad de antemano mis ideas.
  • No tengo milagros, yo hago de las leyes correctas mis milagros.
  • No tengo principios, yo hago de la adaptabilidad a todas las circunstancias mis principios.
  • No tengo tácticas, yo hago del vacío y la plenitud mis tácticas.
  • No tengo talento, yo hago que mi astucia sea mi talento.
  • No tengo amigos, yo hago de mi mente mi amiga.
  • No tengo enemigos, yo hago del descuido mi enemigo.
  • No tengo armadura, yo hago de la benevolencia mi armadura.
  • No tengo castillo, yo hago de mi mente inamovible mi castillo.
  • No tengo espada, yo hago de mi No mente mi espada".
---------------------------------------------------------------------------------------------
 
Una vez más me di cuenta de la fragilidad de la vida, tal y como aparece representada en esta imagen del niño y el vilano.., fue en un tiempo en el que aún mi personalidad actual no estaba del todo conformada; en esta vida, hubo una vez en la que tuve miedo porque llegué a pensar que esto de la vida no era más que una especie de broma de mal gusto.

Luego, empecé a avanzar, con fe, siempre con fe, buscando respuestas. ... Y por Dios que encontré mis respuestas, puesto que con tanto corazón, con tanta fe y con tanto ánimo las había pedido. ¡Pero son sólo mías, personalizadas, y no sé si os valdrán a vosotros!

A veces pensamos que vamos a vivir muchos, muchos años. Creemos que vamos a poder hacer esto o aquello, iniciar tal o cual proyecto de vida. Pensamos que nunca nos faltará la salud, que nunca nos faltará el tiempo ni las fuerzas para hacer las cosas. Que alcanzaremos nuestras metas, que siempre tendremos la oportunidad de corregir nuestros errores, y que el mañana siempre será una estrella de esperanza y de luz que brillará ahí, un poquito más adelante, para iluminarnos el camino convenientemente.

Pero no: la experiencia me ha demostrado que esto no siempre es así. Me he dado cuenta de cómo perdemos nuestro escaso y precioso tiempo en afanarnos en múltiples cosas: en ser eficientes y exitosos en el trabajo, en ir y venir, en lujos, en ostentaciones, en indefiniciones o miserias varias. Sufrimos demasiado, lloramos demasiado, tratamos de apresar demasiado la Vida entre nuestros dedos. Queremos controlar lo incontrolable: el breve instante de belleza que nos ha sido otorgado. Y mientras nos creemos los reyes y reinas del mambo, olvidamos lo más importante: la felicidad y la dicha que pueden aportarnos nuestras relaciones con los demás, y el mero hecho de estar vivos, vivos, vivos.., ¡intensamente vivos!

Me he dado cuenta de que vivimos como si siempre hubiera un mañana, pero la realidad es que lo único que tenemos es el constante, bendito y maravilloso HOY.

Hay gente que vive solo para vengarse, o para descargar su tristeza. Para pagar no se sabe qué culpa indeterminada que reside en lo más profundo de su subconsciente, y de la que seguramente no querrá saber nada en esta vida porque para eso se necesitan hígado, corazón, reaños y muchas, muchísimas dosis de puro y valiente Amor. Hay gente que va por ahí con la única intención de divertirse, o de sanar al prójimo. Gente que se hace preguntas y que espera, o que observa. Gente que llora, gente que clama ocupada porque hay que trabajar duro para crearse un futuro mejor. Algunos piensan que están aquí para conseguir aportar algo importante al mundo, para hacer de este espacio tridimensional un auténtico paraíso. Otros se dedican a acumular dinero, joyas, poder, bienes, riquezas... Unos viven para los otros, otros viven para sí mismos. ¿Y saben qué?

Aprendí en el camino que ninguna, absolutamente ninguna de estas elecciones es censurable o recriminable. ¡Y mucho menos, por mi!

Pensamos que somos los dueños de nuestra vida, y no es así. Pero la experiencia (nuevamente, la experiencia) me dice que cualquier cosa, un suceso repentino, puede arrancarte de aquí y llevarte en volandas al Otro Lado. ¿Y entonces, qué? Cuántas culpas.., cuántas palabras no dichas, cuántos sueños y deseos no expresados. Cuántos corazones solitarios, cuántos pecados irreconocibles. Cuánto dolor y cuánto amor no correspondido. Cuánta soledad y desventura.

Trabajo solamente por dos razones: una, para vivir. Y la otra, para mejorar la vida de los demás. Vivir es un privilegio, y nada puede compararse a este regalo.

Ahora que dicen que estamos en "crisis" (?¿?¿), algunos empiezan a plantearse cosas que antes no se les hubieran ocurrido ni de coña (bendita crisis, como todas las crisis, que sirve para remover las conciencias...). Y en medio de todo este revoltijo de proporciones, los apóstoles del caos, que al fin y al cabo sirven al mismo Amo que yo, tocan sus clarines cada vez con más fuerza. Quieren hacernos creer que el trabajo es el bien máximo (no lo es: el bien máximo es la Vida por sí misma), y que ni siquiera tenemos derecho al ocio, ya que el trabajo es un bien tan escaso. Todo está servido para que formemos parte de una situación de neo-esclavismo que no tiene nada que ver con la crisis, sino con el dominio y el control del hombre sobre el hombre.

¿Cuál es el principal argumento que exponen para mantenerte asustado y sumiso? ¿La inseguridad?

Queridos míos, queridas mías: la inseguridad es la esencia misma de la Vida. Hoy estamos aquí, y mañana.., quién sabe... ¿Por qué cosa, entonces (apenas aire y humo, mentiras), es por la que pretenden que vendamos nuestro Espíritu?

Nadie tiene poder sobre ti siempre y cuando no prostituyas tu alma, tu espíritu ni tu pensamiento.

Las posiciones se están radicalizando. Una gran sombra vuelve a levantarse para probar a la Humanidad entera: la sombra misma de nuestro subconsciente colectivo. Todo es posible en este momento, pero tú eliges: vida, o muerte.

Es así de simple.

Te recomiendo la vida. He vuelto tantas, tantas veces de la muerte, que ya he perdido la cuenta. No es un lugar ni una opción que tema, pero por si acaso, creo que hay todavía muchas, muchas cosas que hacer aquí...

¿Te vas a perder el espectáculo, como diría Freddy Mercury?

¡Besotes!



miércoles, 13 de febrero de 2013

Relaciones laborales: hacia un nuevo paradigma

























No quiero dar la sensación de que me paso de lista, pero llevo años, AÑOS diciendo lo mismo con referencia al trabajo y a las relaciones laborales.

Hay mucha gente que cree que esto del trabajo es, efectivamente, una maldición bíblica. Desde que a no sé qué mente preclara se le ocurrió la feliz idea de proclamar aquello de "ganarás el pan con el sudor de tu frente", han sido miríadas de incontables incautos los que han caído en tal falacia absolutamente prescindible.

Es cierto que trabajar cansa (como diría una amiga mía, si divirtiera la gente pagaría por ir a trabajar, y no al revés XDXD); que hay que esforzarse día a día; que hay que tener dedicación al trabajo de una forma constante y responsable, y tal: todo eso es cierto. Pero en los 20 años que llevo trabajando, tengo que reconocer que he visto de todo y para todos los gustos. Tengo que decir que he pronosticado (con acierto, lo siento mucho, y juro que no soy gafe) la caída de muchas empresillas/empresujas/empresuelas del tres al cuarto. Tengo que reconocer que soy un poco escéptica con referencia a las "bondades" del tejido empresarial español (en su gran mayoría). Y he de admitir, con franqueza, que considero llegada la hora de cambiar de escenario, de paradigma y de opinión personal.

Me da la risa floja cuando oigo alguna vez hablar de la productividad, de la excelencia, de la conciliación de la vida laboral y familiar... Sin militar en ningún sindicato (no me gustan las macroorganizaciones de ningún tipo: desconfío de todas ellas), la verdad es que tengo que reconocer que llevo todo este tiempo proclamando las bondades de la racionalización de las relaciones laborales a todos los niveles. He tratado de convencer a mis eventuales superiores, jefes y directores varios de que ellos iban a ser los primeros en beneficiarse de una forma de trabajar más inteligente y humana.., sin éxito alguno, por supuesto. Pareciera que en el trabajo sólo cabe una forma de relación: comer o ser comido, aplastar o ser aplastado, competir o desaparecer. No estoy de acuerdo con todo eso, sé que hay otros mundos y que están en éste, y estoy convencida de que las empresas que apuestan por la flexibilidad, a la par que el rigor en la productividad, el cuidado de sus empleados, la formación continua, y una buena política de incentivos, están mucho, mucho más cerca del éxito que aquellas formas de relación laboral anticuadas, basadas en un organigrama demasiado inflexible, y donde se prima el miedo y el poder por encima de la inteligencia y el diálogo.

Ay señor... Me gustaría olvidar todo lo que he visto, pero a menos que me lobotomicen, soy incapaz. Además, en estos tiempos que corren, donde la famosa e inventada "crisis" ha venido a despertarnos del letargo invernal en el que estábamos todos absortos, pareciera que las condiciones de trabajo se recruden, que prima cada día más la tontería que la razón, el miedo que la confianza, el abuso frente a la cordialidad y el "buen hacer", y el despropósito frente a la organización, el rigor y el trabajo "real".., ¡no por mucho madrugar amanece más temprano!

Pero nada: muchos siguen haciéndose los sordos, los ciegos y, lo que es peor, los tontos a la evidencia. Ellos a su rollo: que si España tiene una muy baja productividad; que si lo que hay que hacer es reducir los salarios, disminuir los servicios, quitar personal, incrementar las horas de trabajo, etc, etc, etc... No me voy a extender porque ya estamos hartos de oír los mismos mantrams todo el santo día desde los nuevos púlpitos del pueblo.., aquellos que proclaman sus divisas supuestamente incuestionables desde los medios de comunicación de masas.

Es mentira: nos llevan a un abismo del que va a ser muy difícil salir, y lo peor de todo es que muchos de ellos lo saben. Otros no: he tenido el dudoso privilegio de tener que laborar con una muy numerosa casta de botarates, empresarios del tres al cuarto como digo, que no tenían ni idea (lo siento mucho, pero es así) de lo que estaban haciendo. No sé qué tipo de tontería es la que se les ha instalado en el ánimo durante tanto tiempo, y pienso que, en muchísimos casos, realmente se creen que sus formas de trabajo, sus métodos coercitivos, y sus organigramas inflexibles, repletos de relaciones laborales basadas en el miedo, en el poder y en el inmovilismo, valen para algo realmente.

Sin embargo, el boom de Internet (ámbito en el que llevo trabajando desde el principio, desde que terminé la carrera), y sobre todo el gran desarrollo tecnológico de los años 90, están promoviendo la consolidación de un nuevo paradigma social que afecta, como no podía ser menos, también a las relaciones laborales... Señores: el trabajo se está volviendo más, mucho más flexible. El uso de Internet se ha generalizado como herramienta de trabajo, y el desarrollo de todos los dispositivos asistentes personales, y últimamente, del teléfono móvil y de las aplicaciones para trabajar desde cualquier dispositivo, han incrementado sobremanera las posibilidades del teletrabajo, así como del número de profesionales que se apuntan a este nuevo sistema.

La falsamente conocida como "crisis económica" (porque no es eso, se trata de otra cosa) sin duda está favoreciendo de forma inusitada este "boom". Pero todavía queda mucho por hacer, sobre todo en Europa (el Viejo Continente pareciera que nunca, nunca tiene prisa). Mientras Estados Unidos y Gran Bretaña nos toman la delantera ampliamente en esta forma de trabajo, nosotros seguimos con la vista puesta en un empleo de largo desarrollo, estable y para toda la vida, con jornadas maratonianas de 40 (o más, muchas más) horas semanales. Aproximadamente, se calcula que tan sólo un 6% de personas teletrabajan en la Unión Europea.., mientras que en Estados Unidos, su número se incrementa exponencialmente cada año.

¿Qué pasa en Europa, pues? Quizá que los empresarios del Viejo Mundo creen que el teletrabajo fomenta la pérdida del control de los trabajadores por parte de las empresas. ¡Craso error! Todavía recuerdo a un empresario para el que trabajé, que nos hacía firmar un parte en papel para controlar el número de horas que pasábamos en la oficina (atentos, el número de horas, ¡no nuestra productividad!). Cuando le sugerí colocar una máquina de fichar en la puerta, para que se dejara de historias ridículas, se negó rotundamente (es evidente por qué: hubiera salido perdiendo, ya que entonces hubiéramos hecho justamente las horas estipuladas en contrato, en vez de salir todos los días después de las siete y media de la tarde, como él pretendía). Todavía hoy, dos años después de aquello, sigo viendo como muchos de mis clientes (hombres y mujeres de éxito, con una profesión consolidada y puestos que en muchos casos son de gran prestigio) siguen sufriendo la lacra de los horarios interminables, del acoso de sus superiores, de las implicaciones laborales que jamás se acaban, ni siquiera el fin de semana, y de los turnos maratonianos. ¿A qué estamos jugando, me pregunto yo?

Al contrario de lo que normalmente se cree, numerosos estudios confirman que el teletrabajo genera empleados mucho más productivos, contentos y eficaces. Además, las empresas pueden beneficiarse del gran ahorro de costes que esta forma de trabajo supone. ¡Y está demostrado que la productividad aumenta! Cómo podría ser de otro modo, al tener a gente más relajada, más centrada, que no ha perdido su valioso tiempo en inútiles y costosos desplazamientos. Por no hablar de los que se animan a montárselo por su cuenta, los profesionales independientes y autónomos, que se ahorran de esta forma el enorme coste adicional de mantener una oficina y que, de esta forma, pueden ajustar su presupuesto y tenerlo controlado, para que no se despendole.

En fin, lo dicho: las crisis son para eso, para reinventarse. Que me lo digan a mi, que pasé la crisis de los cuarenta cuando tan sólo tenía 35, y ahora no soy ni la sombra de lo que fui (en el buen sentido de la frase, por supuesto). Tengo mis esperanzas puestas en que a este sistema le ocurra algo similar, que nos dejemos de tonterías con las relaciones laborales obsoletas, y que la razón, la lógica y el sentido común empiecen a escalar puestos, en vez de tanta tontería junta como se oye por ahí.

¡Saludos a todos los trabajadores y trabajadoras que me estáis leyendo actualmente!

lunes, 11 de febrero de 2013

Desapego






















Por si no te habías dado cuenta, el mundo que ves es producto de tu propia mente.

Sólo hay un tiempo real: el presente. Absolutamente todo cuanto has vivido y vives, y vivirás, es el resultado de la proyección de tus deseos y pensamientos: unos conscientes, los otros no.

... Todo está sucediendo a la vez, aquí y ahora, en el mismo instante...

Y la buena noticia es que se puede ser feliz. Y la que para algunos será la mala, es que sólamente tú puedes hacerte feliz a ti mismo/a.

No hay nadie.., absolutamente nadie, ni nada, que pueda hacerte feliz, más que tu propio deseo de ser feliz, por supuesto.

Ninguna posesión material, ninguna relación; ninguna condición, ninguna experiencia, ningún trabajo, ninguna realidad tiene el poder de hacerte feliz. Sólo tú lo tienes.

La felicidad no depende de ninguna circustancia externa: es una elección del alma.

El mundo está lleno de sufrimiento, y la raíz del sufrimiento es el apego.

Las cargas emocionales del pasado nos lastran como sogas atadas a nuestros cuellos... Y la infelicidad es una elección: la experimentas porque así quieres experimentarla. Súeltala, déjala ir: eso es desapego.

Eso es libertad de conciencia.

Tu mente, por si no te habías dado cuenta, te engaña. Te dice que no podrás ser feliz si no posees tal o cual cosa, si no estás con tal o cual persona... ¡Pero eso es falso! No pùedes ser feliz si no tienes una casa, si no tienes un trabajo seguro. No puedes ser feliz si fulano o fulana no te ama. No puedes ser feliz si no tienes un cuerpo 10, si estás solo, si los demás actúan de tal modo que te hacen sentir mal a cada rato. No puedes ser feliz si...

Absolutamente todo es mentira. ¡Mentira! Tus falsas creencias, tu forma de culparte a ti o a los demás, tu forma deformada de ver las cosas es quien te está engañando... Estás llenito/a de miedos, culpabilidades, preocupaciones, angustias, ataduras, conflictos, problemas... Pero la realidad es otra: la realidad es que, si eres sincero/a contigo mismo/a, verás que no hay un solo momento de tu vida en el que te falte algo para ser feliz.

Tú crees que el apego te hace feliz. Que te hace feliz porque sientes placer y emoción cuando sientes que logras aquello a lo que estás apegado. Pero eso es también una ilusión. Porque siempre existirá la tensión del miedo a perder aquello.

Sé sincero, sé sincera: ¿qué pasa si no consigues el objeto de tu apego, eh? Que obtendrás infelicidad. Y si lo consigues, obtendrás un poco de placer, sí.., pero enseguida aparecerá la preocupación, el miedo a perderlo.

Deja de engañarte. Es mentira que no puedas ser feliz sin él/ella... Es mentira que no puedas ser feliz sin ese coche, ese piso, todo ese dinero, ese trabajo... En realidad, tú sabes que es mentira, pero quieres engañarte a ti mismo/a. Quieres echar la culpa al otro porque te ha dejado, al jefe porque te ha echado, al comercial del banco porque estás en números rojos.

Pero ninguno de ellos tienen en realidad la culpa de tu infelicidad. ¡La realidad es que sólo tú tienes la culpa!

Deja a la gente que elija libremente. Deja que sean ellos mismos a tu alrededor. No te apegues a las cosas ni a las personas. Permite que cada quién elija su propio camino, y no te duelas si su elección no coincide con tus deseos. Practica el desapego a la vez que persigues tus propias inclinaciones, y sé feliz. Renuncia al dolor. Cambia tu propia programación. Desapégate.

Recuerda, reconoce: amar no es querer. Querer es desear poseer, y eso no es amor. ¡No, no lo es! Cuando quieres a alguien para ti, lo único que deseas realmente es ponerle una cadena al cuello, atándole por motivos puramente egoístas. ¡No te engañes a ti mismo/a! Eso no es amar en absoluto.., y tú bien que lo sabes.

El Amor sólo puede existir en libertad. Elige: apegos o felicidad. Admite que sólo tú puedes hacerte feliz, y que si eres desgraciado/a, es por culpa tuya. ¡Por culpa tuya, exclusivamente tuya! Así que deja en paz a tu prójimo, y no le acuses de tus propios errores. No le cargues con el peso de tus expectativas sobre lo que debería ser y lo que no. ¡Libera a tu prójimo, y libérate con él!

Observa a tu alrededor: hay miles de personas que viven en el mundo, aunque no posean eso que tú deseas poseer tan febrilmente, y que consideras básico e imprescindible para tu felicidad. ¿Crees que ellos son menos felices, porque no tienen eso? Ahora mira hacia atrás, hacia eso que crees tu pasado.., en aquel entonces no tenías tampoco eso que ahora quieres con tanta ansia, ¿verdad? Y en ese momento, ¿eras más o menos feliz que ahora? Cuando no conocías, por ejemplo, a esa persona a la que tanto te has apegado, ¿eras más o menos feliz que ahora?

Tú ves el mundo, a las personas, no como son, sino con la idea que tú te has creado sobre todo ello... Además, actúas como un/a fanático/a, cerrado/a a todo lo que no son esas ideas tuyas. Mira cuáles son las consecuencias de los fanatismos extremos, y desapégate hasta de tus propias creencias.

El mundo con el que te relaciones, el mundo que amas, no es más que el reflejo de tu propia mente... Tiene muy, muy poco que ver con el mundo real. ¿Esto te da miedo? Bienvenido al club, pero ahora sabes lo que hay. Si tomas conciencia, si tienes valor, entonces todo lo que te esclaviza empezará a desmoronarse, y vivirás exactamente en el lugar que quieres, libre de apegos y condicionamientos.

Si dejas que la magia opere, tu creatividad va a tomar las riendas de tu destino, y va a originar un mundo a la medida de tus deseos. ¡Deja de echarles la culpa a los que no tienen la culpa! Sólo tú tienes la culpa de lo que te pasa, y además, por cierto, nadie te juzga ni te condena. Tan sólo eres tú, dentro de los límites de tu propia prisión, y ya.

Tan sólo en la medida en que puedas ver a alguien como realmente es, vas a ser capaz de amarle sin apegos.

Tan sólo en la medida en que puedas ver el mundo como realmente es, vas a poder ser feliz.

¡Besotes!

jueves, 7 de febrero de 2013

El tigre: otro animal celestial del Feng-Shui

























Después de la super-densa entrada del otro día sobre el tema de las almas gemelas, he decidido escribir hoy un post mucho más ligero. Aunque os parezca extraño, la verdad es que el último me dejó agotada, alicaída y para los restos. Y necesito respirar.

Hoy voy a hablar de uno de los que, según el Feng-Shui, se considera también como Animal Celestial: el Tigre Blanco. En la cultura china, este animal siempre ha sido tratado como un poderoso protector, e incluso como un sanador: por ejemplo, muchos padres chinos decoran las habitaciones de sus hijos con figuras de tigres para evitar que se enfermen. En realidad, su símbolo es el de la fuerza protectora, y siempre es asociado con los guerreros, así como con la inmortalidad.

Se dice que el más primitivo antepasado de los tigres modernos vivió precisamente en China, que fue para los científicos la verdadera cuna de los tigres... Este animal llegó a desarrollar en todo el continente asiático hasta 8 subespecies distintas, de las cuales se han extinguido la mayoría. En los yacimientos arqueológicos chinos se han encontrado multitud de amuletos con figuras representando tigres, así como en piedras talladas y en vasijas de una época tan temprana como la de la dinastía Shang (1766-1122 a. de C.).

Además de un animal salvaje, en China el tigre es considerado como un animal celeste, una especie de dios protector estelar. Son poderosos guardianes de los hogares, y en muchas casas se cuelga una pintura de cinco tigres en el lugar más llamativo de la vivienda para atraer la buena suerte.

Los chinos asocian al tigre con el otoño, y es símbolo además de su casta guerrera. Curiosa y contradictoriamente lo asocian además con "Lo Sereno", a pesar de su naturaleza agresiva y feroz. Principio masculino y elemento "seco", su dirección más favorable es el oeste, y gobierna el Elemento Metal y el lado derecho de las cosas. Representa al Fuego, e igualmente en las artes marciales, fundamentalmente en el kung-fu, el Tigre es considerado yang, activo, duro, positivo, masculino y orientado al mundo exterior.

El tigre, como animal de poder, protege los proyectos futuros y los hijos, y está relacionado con la fuerza, el ímpetu y el arrojo. En el Feng-Shui siempre se le ha considerado el complemento necesario de otro animal celestial, el Dragón Verde. Este hecho explica que la Fuerza ha de verse siempre complementada y moderada por la inteligencia y la adecuada reflexión, simbolizada por el Dragón.

A todo lo largo y ancho de Oriente, el tigre simboliza el poder, y genera respeto y admiración. Más adelante, seguiré hablando sobre la simbología compleja que ha generado este animal en todo el mundo. De momento, disfrutad de mis bendiciones y de la protección fiera e incorruptible que otorga el Tigre Blanco. ¡Muchos besotes!



martes, 5 de febrero de 2013

Lo que sé a día de hoy sobre las Almas Gemelas























Dedico este post a todos mis valientes y decididos compañeros de viaje.., todos los que os habéis alistado junto a mi en este complicado y difícil camino en pos de la Verdad y de nuestra propia Alma, que llamamos Vida...

A tod@s vosotr@s, mis queridos maestros-alumnos, dedico también esta entrada de hoy, que llevaba largo tiempo evadiendo escribir, pero que ya no debo retrasar más.

--------------------------------------------------------------------------------------------
"Que la Luz guíe tus pasos y te permita llegar a comprender el Rostro de la Divinidad.

Que el Eterno Sol te ilumine, que el Amor te rodee, y que la suave luz interior guíe tu camino".
--------------------------------------------------------------------------------------------
Durante mucho, mucho tiempo, he buceado a fondo en los mundos interiores intentando comprender el significado de algunas cosas con las cuales me he visto obligada a confrontarme en los últimos años de ésta mi existencia actual.

Ahora, después de grandes obstáculos y de algunas más que duras batallas, me veo en disposición de poder ayudar a otras personas que en este momento están preguntándose, quizá, las mismas preguntas que yo antaño me hice.

Pedí ayuda a mis Guías para poder escribir este post. No quiero poner una palabra de más ni una palabra de menos. Porque está dedicado, porque está hecho por y para vosotr@s. En beneficio vuestro, y de mi alma también. En beneficio de todos aquell@s que se acerquen a este site en busca de respuestas.
---------------------------------------------------------------------------------------------
"Muchos habréis oído hablar del Alma Gemela, y la habréis seguramente idealizado e interiorizado en una especie de historia de amor romántica, al estilo de los cuentos de hadas infantiles... Pero la verdad sobre el tema de las almas gemelas es otra. Normalmente, la mayoría de las personas no son conscientes de la enorme implicación espiritual y del terrible trabajo interno que opera sobre este concepto, aparentemente tan sencillo. Y esto es un error, un craso error. Porque afirmo con rotundidad que, mientras no se dé cierto tipo de evolución espiritual muy costosa y difícil de conseguir, tampoco se podrá dar con el alma gemela de cada cual una unión humana fructífera, duradera y de calidad.

Cuando dos almas gemelas se encuentran juntas y trabajan al unísono, su vibración de amor es tan elevada que ejerce profundas transformaciones en todo el ambiente circundante que les pueda rodear en ese momento... Se les detecta porque la gente, a su alrededor, cambia, o sonríe, o se transforma, o se siente invadida por una clara luz, una confianza y una paz extrañas. Su sola presencia, operando conjuntamente, ejerce una poderosa reacción sanadora en todo el medio circundante. Emiten amor, vibrando con él conjuntamente, y hacen que los que están a su alrededor se sientan bien de una forma inexplicable.

... Much@s me preguntáis sobre el tema del amor verdadero... Para empezar, tengo que afirmar que el amor que sienten dos almas gemelas en evolución es un amor que no se puede comparar, bajo ningún concepto, con el amor humano.., y ahí sí que podemos estar hablando de eso que tratamos de describir con el tan burdo e incompleto término "amor verdadero". ¡Pero no es, para nada, una elección fácil! La capacidad para desarrollar la forma más altruista de amor está reflejada en nuestro ADN; pero no todo el mundo es capaz de alcanzar esa "vibración elevada", por llamarla de alguna manera, al mismo tiempo ni de la misma forma. Es por ello que, en ocasiones, personas que se reconocen (estando ya en ese nivel de evolución personal, que no es nada fácil ni corriente) como almas gemelas, encuentran muchas dificultades para poder "encontrarse" realmente con el otro a nivel físico, en el plano material.

Así que ya lo sabéis: hay personas que necesitan evolucionar por más tiempo, aprender durante más tiempo, y otras que ya han aprendido más y que han desarrollado su espíritu lo suficiente como para dar un paso adelante en su evolución como humanos. Que dos personas sean almas gemelas no significa que dejen de ser personas, y cada ser individual lleva un ritmo y un proceso de desarrollo determinado. Sé que eso, en ocasiones, nos obliga a asumir enormes dosis de un sufrimiento que parece inhumano: lo sé. Sin embargo, tengo que afirmar (nuevamente con rotundidad, porque prácticamente estoy escribiendo al dictado, en un estado de conciencia que no es el habitual en mí) que las dificultades, si son aprovechadas, elevan enormemente los niveles de conciencia de nuestras almas, nos enseñan las más duras lecciones acerca del auténtico amor verdadero (insisto, todo esto no tiene nada que ver con el romanticismo "de andar por casa").., lo cual es la esencia del aprendizaje que hemos venido realmente a desempeñar en este hermoso planeta llamado Tierra.

El amor verdadero, por cierto, no se ajusta a ningún parámetro, digamos, "social"... No sabe de razas, credos, religiones, status, ni tampoco de la edad, la distancia o el tiempo "físicos"... Además, no responde tampoco a los requerimientos del ego humano. Es opuesto, incluso, a alguna de las manifestaciones del amor que estamos acostumbrados a experimentar en este mundo. El ego limita continuamente nuestra capacidad de amar, aún entre dos personas que se reconocen y se saben almas gemelas, a menos que hayan alcanzado ambas un nivel espiritual muy alto. El amor entre dos almas gemelas entra en conflicto (si ambas no han "trascendido" su ego) con el amor humano, que nos hace creer que amar mucho es poseer a quien se ama. En el caso de las almas gemelas que han podido llegar a juntarse en el plano material, es porque ambas han podido alcanzar la maestría en el amor incondicional: aquel que ama realmente "desde el alma" y que deja libre incondicionalmente al ser amado para que pueda amar en libertad, o incluso para que pueda amar a otros, si lo desea. Será muy bestia, será muy difícil, será jodido.., ¡pero que todo el peso de otro nuevo Dedo de Dios como el del año pasado caiga sobre mi, si quito o pongo algo de lo que me está siendo inspirado en estos precisos momentos!

Las almas gemelas, en parte, son como los hermanos gemelos: nacen a la vez y provienen del mismo lugar, pero no tienen por qué evolucionar conjuntamente, ni siquiera en la misma dirección... Si tú pones a un gemelo en el entorno de un determinado adoptante, una familia rica o de clase alta, por ejemplo, y le otorgas una serie de buenas oportunidades mundanas; y a otro lo destinas a los barrios bajos, y dejas que crezca en un entorno hostil, en el que se encuentre constantemente agredido o degradado, y donde prácticamente no tenga las mínimas oportunidades para evolucionar de una forma normal, ¿qué dos realidades nos encontraremos al pasar de los años? ¿Hallaremos una convergencia natural y armónica en seres que han sido tratados de forma tan disparatadamente desigual? Dejadme afirmar que lo dudo mucho. Y me preguntaréis, ¿cómo es posible que uno de los gemelos lleve una vida tan fácil, y que el otro sufra de esa forma? ¿Cómo es posible que cada alma gemela venga al mundo en tal disparidad de circustancias?

La única respuesta que puedo daros, y sé que a más de un@ le va a doler y a joder, es el karma. La ley de causa-efecto, en definitiva. Porque repito: las almas gemelas no son sólo espíritu, sino que se encarnan en personalidades humanas. En cuerpos humanos, con carne y sangre humanos, y llevan a cabo procesos y elecciones de vida completamente humanas. Y en esos procesos y elecciones de vida algunas veces meten la pata y se equivocan, más o menos de la cuenta, según el caso. Y esas circustancias determinan diferentes aprendizajes de vida, unos más amables, otros más duros. Unas almas gemelas recuperan la memoria antes que otras. Unas almas gemelas se apegan al ego más que otras. La simple ausencia de memoria y/o el exceso de ego en una tan sólo de la pareja de almas gemelas implica una separación forzosa en el mundo material; hay casos en los que un alma gemela no quiere recordar porque sabe que le resultará insufrible hacerlo, y prefiere trascenderse a sí misma, por mi experiencia, afrontando auténticas labores y tareas de titán, sometiéndose a extremos de sufrimiento inconcebibles, y explorando algunos de los submundos más tenebrosos y terribles del Espíritu. Respeto profundamente y me inclino ante esas almas que han decidido, para trascender sus equivocaciones y elevarse, afrontar retos que servidora no creo que fuera capaz de asumir.., al menos, en este estado de mi evolución personal, por el momento.

Si las mareas de la vida les ha separado, cada una de las dos mitades o almas gemelas tendrán un recorrido distinto. Habrán experimentado diferentes caminos, habrán aprendido con diferentes métodos y maestros, habrán asumido distintas conclusiones y sistemas de pensamiento o de creencias, según la naturaleza esencial que han ido desarrollando... Tendrán asimismo necesidades diferentes, aunque sean gemelos, y aún así tendrán el mismo origen, y muchas cosas en común. Cada una de ellas es única, aunque tenga su complementario, y una de ellas puede estar muy interesada en las cosas espirituales, por decirlo de alguna manera, y la otra en las cosas materiales (o no, o al revés)".

-------------------------------------------------------------------------------------------------------
Muy bien: esto es todo cuanto tenía que comunicar por hoy... Este texto ha sido canalizado, dirigido, inspirado íntegramente, desde el punto en el que véis mi comentario en cursiva, hasta aquí (justo toda la parte entrecomillada). Espero que estos comentarios (que no provienen tanto enteramente de mí, pues, como de aquellos que siempre me asisten) os sirvan y remuevan vuestras conciencias en la dirección más apropiada para tod@s y cada un@ de vosotr@s. También espero que no resulte demasiado denso o incomprensible (lo he editado un poco, obviamente, para facilitar su comprensión desde un punto de vista literario).

¡Que la hermosa Luz Interior guíe vuestros pasos y os permita comprender la Eternidad!


viernes, 1 de febrero de 2013

Los amantes airados


























CANCIÓN PARA ULISES
 
"Si has de seguir tu camino, sea.., pero que ninguna inquietud quiebre tu frente...

Que las sombras del Destino no puedan enmarañar la clara luz de tu mirada.

Que la canción de las Sirenas no confunda tu ánimo, ni su diabólica seducción amarome tus venas al ástil de tu navío.

Que Atenea te guíe por el camino de la paz del guerrero; que Mercurio te resuene en los oídos como la más dulce de las melodías.

Señor de Ítaca, astuto Odiseo, hábil entre los hombres más hábiles.

Cuídate de la ira de Poseidón, porque el océano siempre fue lóbrego y engañoso.

Que los lotófagos no dobleguen tu paladar exquisito con los frutos de la Tierra que adocenan el ánimo.

Que los iracundos Polifemos de la vida no te provoquen, o te encierren en sus cuevas de horror y de sangre.

¡Salve, Ulises, rey entre los hombres, hombre entre los Inmortales!

Que las Circes de la oscuridad no reclamen a la Bestia inconmesurable que habita en ti.

Si has de marchar, apresta tu zamarra y tu arco, Ulises, y parte pronto, antes de que despunte la Aurora de rosados dedos.

... Y recuerda, en las noches de tormenta, el susurro encantando de la voz de Calipso, ésta que te habla y que supo guardar amorosamente el reposo de tu corazón en su seno
"
.

Fátima Martín.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Vino a mi una noche gélida del frío Diciembre... Tenía unas arrugas prematuras en el ceño, demasiado prematuras en un rostro tan joven. Apenas tendría 25 años. "Quiero que me hagas una regresión", me escopetó, como si en vez de una petición fuera un disparo. "¿Y para qué quieres hacerte una regresión?", le pregunté (siempre lo hago). "Quiero saber si he conocido a esa hija de puta alguna vez en otra vida, para ver si me ha jodido tanto como en ésta", me soltó. ¡Y se quedó más ancho que largo!

... A menudo me pregunto cuál debería ser mi actitud ante tales circustancias... En contra de mi más esencial naturaleza, en esas ocasiones me dedico a contemporizar, a intentar razonar. Y en la mayoría de los casos, resulta inútil. Sólo consigo que se cabreen, que me insulten o que desarrollen un comportamiento cínico y abusivo. Así que últimamente, y por una mera cuestión de interés personal, o les doy largas para concertar una cita que no llegará nunca, o me evado como puedo. Generalmente, si consigo librarme pronto del cara a cara, trato por todos los medios de no acordar ningún encuentro posterior. Mi intención es que se olviden de mi persona y de mis servicios, porque sé que ese tipo de actitudes y de sentimientos encarcelan a las almas en un laberinto sin salida.

He aprendido mucho, muchísimo sobre la rabia en los últimos años... ¡Básicamente intentando contener, interpretar y dominar la mía, que es bastante furiosa!.. Me han llegado a salir orzuelos porque no era capaz de aceptar que los otros también tienen su propia visión de las cosas, aunque no coincida con la mía. También he visto de todo entre mis clientes: aquellos que reprimen su cólera, su molestia, tratando de hacer suyos los manifiestos de libros de autoayuda tipo El Secreto, y que te sueltan aquello de "Todo es Perfecto" mientras por dentro se los llevan las tropas de los mil demonios; también están los que esconden su ira disimulándola bajo las mil capas cebolleras del papel de la víctima; luego están los cínicos, aquellos que se las dan de "racionalistas" y que manipulan, algunos conscientemente, otros inconscientemente, la realidad a su favor. En todos los casos, empero, hay una constante: el caso es echarle la culpa de lo que pasa a la otra persona.

Me costó bastante, porque algo soy dura de mollera, pero alcancé en un momento dado a comprender que todas estas manifestaciones iracundas no son más que diversos comportamientos evasivos: en cristiano y sin florituras, se trata de mil y una excusas para esconder una profunda necesidad de ser amados, así como un inconmensurable miedo al amor. El miedo, como decía el Maestro Yoda (sí, sí, ya sé que no dejáis de repetírmelo, hasta que al final lo asumí XDXD) es el mejor y más rápido "camino hacia el Lado Oscuro... El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, y el odio lleva al sufrimiento" (de "La Guerra de las Galaxias", of course).

Lo más jodido del tema es que muchos de los que me vienen con ésas afirman, aseguran, juran por su madre y por lo más sagrado que aman, que aman y mucho, que se dejarían arrancar la piel o sacar los ojos por el objeto de su amor. ¡Ay, ay, ay!.., si una no fuera ya un pelín vieja y un poquito avispada.., ¡qué mal lo pasaría ante tan reiteradas e insistentes aseveraciones! Pero me pasé un buen día de bando y ahora milito en la liga de Santo Tomás (efectivamente: aquél que tuvo que meter el dedo en las llagas de El Cristo para quedarse tranquilo), y normalmente tan sólo creo ya lo que veo (y además, tengo que verlo muy, pero que muy claro). Es decir: "obras son amores, y no buenas razones". ¡A las palabras, por más que sean muy bonitas y floridas, se las lleva el viento!

Me aterran este tipo de clientes... Me aterran porque sé que estas personas se muestran tan irascibles y tan violentas para, inconscientemente, alejar al amor y a los que dicen amar de sus vidas. ¡Y yo no puedo hacer nada por evitarlo ni por solucionarlo, nada! En el mismo saco meto a los del complejo de víctima, aquellos que dirigen esa ira y esa violencia contra sí mismos, y que despliegan una creatividad inconmensurable con tal de no permitirse la dicha de amar bajo ninguna circustancia... ¡Es asombroso y, a la vez, terrorífico!

Siento tener que decirlo así, a lo bestia, pero amar es una cuestión de fe, de entrega y de valentía personal. El amor verdadero significa que uno tiene que dejar de controlar sus propios sentimientos, así como los sentimientos de la otra persona. Por eso, cada día que pasa estoy más convencida de que únicamente los valientes aman de verdad, y siento decirlo, pero es sencillamente lo que creo y lo que la experiencia de mi vida (de mis variadas y múltiples vidas) me demuestra.

Hay gente, de veras lo digo, que está mucho más preocupada por ella que por el otro, pero no es capaz de reconocérselo a sí misma ni bajo tortura china. Cualquier excusa es buena para culpabilizar al de enfrente.., cualquier razonamiento o mentira es suficiente para quitarse el muerto de encima y evitar un análisis profundo, doloroso y sanador de su propio comportamiento, en vez del ajeno. En realidad, sufren pero por sus supuestos "fracasos", no porque en realidad amen con sinceridad a la otra persona. ¡Lo que les interesa es su propio ego herido, nada más! Unos se duelen porque son incapaces de comprometerse con nadie; otros, porque temen amar, o no se sienten dignos de ese amor; hay quien no se considera jamás suficientemente querido, así le fueran entregados todos los bienes y los dones de este mundo (los que jamás tienen bastante, los "pozos sin fondo", que les llamo yo). Y aunque en todos los casos veo claramente que son estas personas las que ellas mismitas se alejan del prójimo, siguen y siguen culpando al otro de lo que les sucede. ¡Y no se puede razonar con ellos, ni por las buenas ni por las malas, ni hay forma alguna de hacerles ver el mecanismo de este autocastigo incomprensible e infame!

En el fondo, todo este asunto de los amantes airados es siempre lo mismo. Actúan así porque es tanto el miedo y el dolor que arrastran, que aparece la rabia para disimularlo. Se creen que la ira les va a proteger de su vulnerabilidad, cuando en realidad la única protección que tenemos en este mundo (y en el otro, y en todos) es el Amor. ¡Empezando por el amor a uno mismo, fundamentalmente! Cuando de verdad te amas a ti mismo, eres uno con el Universo (no: no milito en ninguna secta, ni siquiera en ninguna religión en particular) y aceptas la Vida tal y como es. Cuando de verdad te quieres incondicionalmente, renuncias al intento de que los demás cambien, de que las cosas sean a tu modo, y sólo te enfocas en tu propio cambio personal. Entonces, el mundo empieza a ser un lugar seguro, del que no necesitas protegerte bajo capas y capas de excusas, ni de "echar la culpa al resto".

El truco está en amar lo imperfecto.., sólo entonces te darás cuenta de que es perfecto, y no lo dirás con la boca pequeña, sino que realmente lo sabrás.

El Amor siempre está disponible para nosotros. ¡Somos nosotros los que, usualmente, no estamos disponibles para el Amor! Por eso, sintiéndolo mucho, transmito lo que aprendí pero no me implico emocionalmente con los amantes airados, ya que no puedo, ni debo, ni es mi intención gobernar sus propias conciencias... Son ellos los que, eventualmente, deben despertar, darse cuenta de su error, y dejar de echar la culpa al prójimo por lo que les pasa.

Asume de una vez (sí: es que hay gente a la que hay que hablarle así, porque si no, no se entera) tu responsabilidad. Aprende a fluir con el Todo, a abrir tu corazón a aquella área de tu vida que no funcione, sea ésta la que sea. ¡Conéctate, transmite Amor! La esencia del Amor está dentro de todos y cada uno de nosotros. ¡Es tu privilegio, es tu misma herencia!

... Y deja de darme el coñazo reiteradamente y de intentar manipularme, porque a mi no me engañas... XDXDXD

¡Besotes! ¡Buen fin de semana para todos y todas! :-D

P.D: por cierto, las rosas amarillas tienen su aquel en la simbología floral, así como las moscas, que me parecen chungas y significativas, así sean también criaturitas de Dios...