Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 23 de octubre de 2013

"Gravity": volviendo a ser humanos.., ¡rotundamente humanos!

 
 
En fin: muchos/as de los que me conocéis sabéis ya de mi gusto y afición por las peliculitas del espacio... ¡Más concretamente, es la ciencia-ficción lo que me seduce! Por eso precisamente no hice demasiada intención de ir a ver "Gravity": y es porque es una película que transcurre en el espacio, sí.., pero en un espacio muy cercano, muy evidente, muy "de andar por casa". Es cierto: se me va la imaginación a paisajes lejanos del universo, a otros mundos, a otras galaxias, y las aventuras y desventuras de unos astronautas de lo más normalito me parecían aburridas, incluso un punto soporíferas. Sin embargo, ¡he aquí el destino!: yo iba a ver otra peli, pero ya no había entradas, así que entré a "Gravity" tomándomelo como el mal menor, porque había estado haciendo mucha cola y no quería perder ese tiempo.
 
A los pocos minutos de empezar la película, me di cuenta de mi error: aquello no era soporífero, ni mucho menos. "Gravity" es un film absorbente, que no te da ni un minuto de tregua, y se puede calificar de cualquier cosa, menos de aburrido. La primera media hora de la película posee la inmensa maestría de saber plasmar de una forma absolutamente eficaz la claustrofobia mezclada con agorafobia que da estar embuchado dentro de un traje espacial en unas condiciones pésimas y dramáticas, es decir, flotando en mitad de la nada: tanto, que en algunos momentos creí que iba a tener que salirme de la sala.
 
Pues sí, resulta que "Gravity" es precisamente ciencia-ficción, aunque no lo parezca. Así que si eres astrofísico, astronauta, ingeniero aeroespacial, o algo por el estilo, te recomiendo que no vayas a verla. Los errores técnicos te parecerán garrafales, ¡pero es que es un producto concebido para el entretenimiento del público! Y además, con mensaje: un mensaje que quizá pase desapercibido para algunos espectadores, pero que pienso que viene muy bien en los tiempos que corren. La peli no tiene la intención de convertirse en una exposición literal de las condiciones físicas que rigen en el espacio, o de la vida de los astronautas y sus funciones allá arriba. Es más una especie de poema épico que trata sobre la importancia de la vida, de la resistencia, de la supervivencia, de la fuerza de la voluntad, del valor, de la amistad, y del amor al planeta Tierra y a nuestros hijos.
 
La película está protagonizada por dos impecables Sandra Bullock y George Cluney, que lo bordan. Ella es una brillante ingeniera que se embarca en su primera misión espacial, y él es un veterano astronauta, el experimentado comandante de la misión. No voy a desvelaros el argumento, pero sí que voy a deciros que los efectos visuales de la película son alucinantes, ¡increíbles! Y eso que yo no la he visto en 3D, jajajaja...
 
"Gravity" es emocionante, y nos recuerda constantemente que, aún en las circunstancias más adversas, aún en los lugares más fríos y yermos (el espacio exterior), seguimos siendo seres humanos, profundamente ligados a la Tierra, a este planeta que nos vio nacer, con una suerte de vínculo casi místico, inmaterial, pero a la vez muy, muy tangible... Con ella te sientes literalmente en "gravedad 0", te sumerges en un asombroso thriller espacial, lleno de sorpresas, y con momentos en los que literalmente se te corta la respiración.
 
Así pues, disfruté de lo lindo con esta maravilla técnica con gran corazón y alma. El argumento no es lo más fuerte de la película, pero su aparente sencillez nos acaba conmoviendo, gracias a una historia personal e inolvidable.
 
Tenéis que ir a verla: no quiero contaros nada más. Solamente recomendaros que os dejéis sobrecoger por la inmensidad del vacío, del espacio, de la soledad que se experimenta en esta película. Que os dejéis envolver por la historia del renacimiento, cual Ave Fénix, de una mujer que lo ha perdido absolutamente todo. Tengo que reconocer que ha sido una de las mejores experiencias en el cine desde que vi "El Caballero Oscuro"... Y por cierto: atentos a las metáforas de la vida del personaje de Sandra Bullock: en el film podréis percibir escenas en las que metafóricamente se ve su concepción, gestación, dolores del parto, primeros pasos...
 
Disfruta con la genial plasmación del libreto de Alfonso Cuarón y su hijo Jonás, que posee extraordinarios efectos especiales, una edición fuera de lo común, y una fotografía asombrosa (por no hablar de la dirección y la actuación, por supuesto). Disfruta de esta hermosa y emocionante metáfora de la vida, y no olvides nunca, nunca, que seguimos, a pesar de todo, siendo humanos.
 
¡Profundamente humanos!
 
 

No hay comentarios: