Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 22 de abril de 2013

Experiencias cercanas a la muerte, y la opción del suicidio.























Mañana hará un año que estuve a punto de pasarme al Otro Lado, y esta vez de forma definitiva... Una complicación muy extraña en el aparato genital obligó a los médicos del Hospital Universitario Fundación Alcorcón a abrirme literalmente en canal, a ver "qué había ahí dentro" (porque resulta que ni ellos mismos lo sabían). En fin: que lo que había estaba literalmente a reventar, a punto de septicemia, así que digamos que me libré de una buena por los pelos. La recuperación fue bastante leve y rápida, y vuelvo una vez más a agradecer a todo el equipo médico, enfermeras, demás pacientes y todos aquellos/as que estuvisteis conmigo en estos difíciles momentos el año pasado, porque sin vuestra ayuda la cosa no habría tenido una resolución tan satisfactoria, me temo :-)

Aprovecho además para romper una lanza a favor de la Sanidad Pública, que desde aquel entonces (joer, parece que hubieran pasado milenios, y fue antes de ayer) ha sufrido los ataques, digamos desmedidos, de algunos grupúsculos sociales que no sé muy bien qué pretenden, ni a quién obedecen, ni a qué amo sirven... Pero eso es harina de otro costal, y daría ya no para la entrada de un blog, sino para 300 entradas, más o menos, y hoy no tengo tanto tiempo.

En fin: el caso es que hoy, curiosamente (¿una sincronía?) me ha llegado vía Facebook un link que ha subido mi cuñado del extraordinario programa La Rosa de los Vientos, que por si no lo conocéis es todo un clásico de la programación de Onda Cero, y que desde aquí os recomiendo encarecidamente. El link en cuestión es éste, trata sobre las experiencias cercanas a la muerte de la mano de dos personas muy, muy formadas y con un curriculum impresionante, que están investigando el tema: Mariano Betés, catedrático de la Universidad de Alcalá y doctor en medicina y biología (entre otras cosas), y María Isabel Herraso, directora de la Unidad del Dolor del Hospital San Francisco de Asís. ¡Imperdible, tenéis que oír a esta gente y lo que cuenta, no lo dejéis pasar!

En cuanto a mi, tengo que decir que, durante todo el transcurso de mi operación, fui consciente (a intervalos) de que me encontraba en otro lugar, en el cual estaba hablando y compartiendo con diferentes entidades que, desde luego, no me parecieron ángeles ni demonios, sino más bien alguna expresión incorpórea de seres humanos. Toda aquella gente, muy serena y amable, de forma generosa parecían apoyarme, darme aliento, cuidarme y tranquilizarme. También tengo que decir que me dijeron algunas cosas referentes a mi misión en la vida, a lo bien que lo estaba haciendo (esto no es autobombo, es más bien un apunte por si hay alguien por ahí que piensa que lo está haciendo mal, incluso rematadamente mal, con el fin de que recapacite). Soy consciente de haber estado mucho, mucho tiempo con ellos "al Otro Lado" (la operación en sí duró tres horas y media de quirófano).., pero el caso es que cuando me desperté de la anestesia me sentía tan alegre, tranquila y vital como si en vez de en el hospital, hubiera estado de excursión por la sierra, o algo así.

No he tenido experiencias cercanas a la muerte más "cercanas" que ésta (cuando entré en quirófano recuerdo perfectamente haber pensado que podía quedarme allí, no despertar nunca más, y os juro, os doy mi palabra de que lo asumí con una confianza que ni yo misma me la creo a día de hoy). Pero ahora voy a cambiar de tercio, como dicen los taurinos, y a ponerme más seria para contaros otra cosa. Como podréis imaginar por mis palabras, a la muerte no la tengo ni el más mínimo miedo (quizá al modo de morir sí, pero no a la muerte en sí). Sin embargo...

He tenido la oportunidad, por mi trabajo con regresiones, de tratar a unas cuantas personas que, teóricamente, en supuestas vidas pasadas es factible que pudieran haberse enfrentado a experiencias relacionadas con el suicidio. Como también trabajo la astrología kármica, en combinación, tengo que decir que estas experiencias generan un karma muy, muy duro, dolorosísimo. En los tiempos que corren, debo hablar al respecto, porque la desesperación en la que muchas veces nos encontramos sumidos puede llevarnos a plantearnos "la tentación" de quitarnos la vida y acabar rápida y definitivamente (eso creemos) con una serie de problemas que nos agobian, que nos someten, que no parecen dejarnos más salida que una resolución tan grave y tan dramática.

Bueno: como todos sabéis, no soy psicóloga (si tengo tiempo, alguna vez me gustaría hacer psicología, pero de momento sólo soy licenciada en Periodismo)... No puedo dar consejos desde el punto de vista de la psicología, ni debo atreverme a hacerlo. Pero sé unas cuantas cosas que voy a pasar a explicar.

El suicidio genera el mismo karma que matar a una persona. Si el suicidio se produce porque has matado a otra persona, de hecho, podemos decir que el karma se duplica, pasando a ser aún más grave. Ese karma es muy difícil de eliminar en vidas posteriores: trae mucho sufrimiento, tremendos inconvenientes para la persona, conlleva enormes sacrificios, prohibiciones severas en referencia a los asuntos relacionados con el tema del suicidio (ejemplo: si te has matado por amor, puede llevarte a establecer severas prohibiciones en tu vida actual con referencia a lo que significa el logro de la felicidad con otra persona). Dicho esto, así, en plan técnico y profesional, quizá la cosa no suene tan, tan terrible.., pero yo os doy mi palabra que el asunto es como para pensárselo.

Los budistas hablan alto y claro en referencia al suicidio, y aseguran que el karma que genera depende mucho del estado de conciencia final del individuo, cuando comete el acto último de quitarse la vida. En cristiano: si al momento de morir (en este caso, de matarte) tu mente se ve afectada por una serie de pensamientos de odio, desazón, desesperación, crueldad, soledad, amargura, caos, abandono etc.., ten por seguro que no te vas a librar de ellos por mucho que te "quites de enmedio"; muchísimo peor, volverán a ti incrementados exponencialmente en la próxima existencia. ¡Yo me lo pensaría! Porque si hoy crees que no puedes con ellos.., ¿qué ocurrirá cuando te vuelvas a tener que enfrentar de nuevo con eso mismo, pero por ejemplo multiplicado por tres? ¡No me gustaría estar en tu pellejo realmente, lo prometo!

Es cierto que el tema del karma es mucho, muchísimo más complejo de lo que posiblemente nunca lleguemos a poder saber, pero mi mensaje es: recapacita. Recapacita porque, por muchas y variadas experiencias que he tenido, reconozco que el don más importante, el de más valor, el más hermoso es la propia vida humana. Ningún problema, ninguna angustia existencial es superior a ese valor intrínseco de la vida humana en el Universo. Así que piénsatelo dos veces antes de cometer un acto del que quizá, y sólo quizá, mucho después tengas oportunidad de arrepentirte. Recuerda que son miles, decenas de miles, quizá millones las personas que en todo el mundo admiten haberse enfrentado a Experiencias Cercanas a la Muerte. Si esto es así, parece bastante lógico pensar que la existencia posterior a la muerte existe, así que.., probablemente sería una buena idea darle dos pensaditas al tema de quitarse la vida, y de acumular problemas y más problemas de cara a una existencia posterior.

¡Un saludote para todos/as!



10 comentarios:

Eva dijo...

Quéeee fuerteeee. Algún día, más pronto que tarde me gustaría indagar en mi pasado pasadete, alguna regresión o constelación o similar... cuando me arme de valor. Ahora estoy muy atareada aprendiendo de mis animales de poder... que son la bomba, por cierto. Ayer me hicieron una sanación que me crujió, liberada de un gran, gran peso, lo tiré de una patada, jajajajajajaja, literalmente.

Gracias por abrirnos los ojos.

fatima martin alonso dijo...

Gracias a ti, wapa, y por tus comentarios... Felicidades por esa sanación, seguro q ayer, con tal eclipse de ppr medio, la cosa fue intensa y liberadora! Adelante con tus animalitos: ellos saben cosas q los humanos ya hemos olvidado, ay...

Muchos besos linda!!

Eva dijo...

Gracias a ti guapa. La verdad que la sanación fue muy muy fuerte y me enteré del eclipse hoy, nada es casualidad, jajajaja

Los animalitos son de lo mejor del mundo, tenemos tanto que aprender de ellos...

Sigue así, iluminándonos

Anónimo dijo...

Solo tengo algo muy conciso que decir y es que tú misma te has suicidado seguramente más de una vez a lo largo de tus experiencias. Es muy arrogante juzgar el suicidio. Siquiera me encantaría que tú misma entendieras qué es eso que llamas karma. Mi problema con el lenguaje humano lo llevo teniendo desde muy pequeño ya que muchas palabras creadas por ''humanos'' han traido connotaciones distorsionadas que han llevado a las personas a alejarse de lo que realmente significan.
Primero y lo más importante de todo, eres un ser espiritual, intenta percibir lo que ello significa, tu propia magnificiencia. Todo es amor en el universo, no existen tales cosas como los castigos. Venimos por nuestra propia evolución y crecimiento. Todo es elección y todos son la orquesta de esta singular perfección que es nuestra vida.
Me repatean las personas que hacen o peor, ''dejan de hacer'' por temor. Conocí muchas personas así, temiendo hacer algo por el tan famoso ''karma''. Si no eres capaz de vivir plenamente, ser íntegro, entonces no estás absorbiendo la verdad de las experiencias. Si temes, si pasas de puntillas, si no lo vives plenamente, estás negándote la experiencia, por miedo. Y ello solo significa una cosa, NO HAS SIDO CAPAZ DE INTEGRARLA PLENAMENTE, no haces de la experiencia algo tuyo y el conocimiento que deviene de ella tampoco.
Hay muchas formas de suicidarse, vivir con miedo es una de ellas, vivir en un sistema como el que existe es otro, vivir anhulándote a ti mismo, tu dicha, tus dones y tus pasiones son otros... En definitiva, la vida está hecha para ser vivida y las connotaciones de juicios solo proceden del ego humano. Suicidarse no es más que buscar la forma de no sufrir. No existe un Dios (otra palabra que no utilizo por las connotaciones tan negativas que el ser humano le ha dado, pero la utilizaré para que me entiendas) o un Todo, o una fuente que dictamine su propia existencia proyectada a través de ti o de cualquiera y que se autocastigue. Somos entidades espirituales, acércate a la magnificencia de lo que eso significa.
El suicida comprenderá pero es su elección, si esa elección no fuera factible, si esa elección ''no debiera de ser'', NO EXISTIRÍA.
Nadie nos pone a prueba, no existe un Dios castigador que pone delante del alcohólico la botella de alcohol, ni el derecho a elegir cuándo dejar este plano físico poniendo los medios a su alcance...
El juicio es algo alejado del amor y todo lo alejado del amor es aquello alejado de la naturaleza espiritual, por ende, alejado a la naturaleza de cada uno de nosotros.
Como digo, todos aquellos que señaláis a los suicidas o que os jactáis de ser poseedores de la verdad primera, última o absoluta, me encantaría que recordárais cuántas veces os habéis suicidado ustedes. Y de qué otras formas os suicidais todos los días.

No estoy a favor del suicidio, ni tampoco lo juzgo o lo condeno. Todo en el universo es relativo. Mi perspectiva solo es UNA entre INFINITAS. Y mi ejemplo dice más de mi propia opinión que cien mil palabras puedan expresar.

Tal vez, si en este mundo lleno de parafernalia y apariencias, existiera un poquito más de ese amor que pregonamos... tal vez nadie querría abandonar La Tierra, este increíble paraíso tomando forma física.

Gracias. Amor para todos.

fatima martin alonso dijo...

Muchas gracias por tu comentario, es muy interesante tu punto de vista. Tan sólo un apunte: vuelve a leerte el texto. Hay mucho dolor en ti, y no has apreciado en su totalidad lo q quiero decir. ¿Quién está juzgando? Yo al menos no lo hago, y si eso te ha parecido, ¡q mala comunicadora soy!

Sé bastante del suicidio, en esta vida y en otras. Por eso, precisamente por eso, escribí este post.

Es cierto q Todo es una sola cosa (y por tanto no existe más castigo q el q uno se provoca, a través de sus múltiples infiernos del alma). Por eso te digo: revisa tu propio dolor al respecto. Cdo verdaderamente se integra la Compasión Universal, ya no hay dolor. ¡No se puede hablar de lo q no se sabe!

Al contrario: sé mucho, bastante, del suicidio... Si no, jamás me atrevería a hablar así. ¡Nunca hablo de lo q no sé!

Un besote! Gracias por tu punto de vista, repito q me es muy interesante...

Anónimo dijo...

No eres mala comunicadora.
He vuelto a leer el texto que has escrito, ya pasados 2 días y queriendo darle otra perspeciva y sigo viendo los mismos prejuicios que vi la primera vez.
No puedes decirle a un suicida que no quieres estar en su pellejo en una siguiente vida porque va a ser más lamentable que la actual. Incluso enfatizarlo con prometérselo.
Te diré que solo eres un 0,00000001% de tu totalidad en tu cuerpo físico, en tu yo fractal y que, cuando te integres a la totalidad, cuando vuelvas a tu 100% y lo veas todo con suma claridad, tal vez te des cuenta que los suicidas pudieron enseñarte muchas cosas y que esos infiernos que auguras para ellos, tal vez ahora no, tal vez ahora no los querrías ni por asomo (lo que resistes, persiste) pero tal vez tu 100%, tu ser íntegro espiritual si lo elija. No porque lo diga yo ni tampoco ningún Dios, sino porque desde tu elevada visión comprenderás que ello te va a llevar a una evolución mucho más rápida y un pedestal en tu crecimiento mucho más directo.
No puedes amedentrar al suicida con promesas de vidas infernales, ya eso lo hacen las religiones. Solo puedes dejarles que crezcan por si mismos y meramente ser ''ejemplo'' para inspirarles a ver que tal vez su perspectiva estuviera en un nivel de consciencia que creaba una ilusión que los llevaba a esos estados.
Siendo seres espirituales tenemos la eternidad para crecer. Si un ser no es capaz de elegir su camino, no en base al miedo o el temor sino en base al amor, no estará decidiendo acorde a su integridad o verdadero deseo, puro deseo, honesto deseo. Nadie puede negarse a uno mismo y quienes se suicidan tienen su razón de peso. Tal vez tú no lo veas, tal vez yo no lo vea, pero ellos si lo ven. El universo les brindará todas las opciones para volver y hacer lo que su verdadero deseo más alto les impulsa a venir. Obviamente, detrás de cada infierno y detrás de cada sufrimiento hay una lección de amor que todos, por nosotros mismos, seremos capaces de ver, pero hasta que sepamos verlo, actuaremos según nuestro nivel de consciencia sea. Y no podrá ser de otra manera, nadie puede forzar esa expansión de la consciencia y mucho menos con argumentos basados en el temor o la amenaza de algo peor. Tal vez esa no fuera tu intención pero es la percepción que yo al menos percibo en tu escrito.
Pero tal vez sea porque vivimos caminos diferentes y tenemos perspectivas diferentes, que vemos las cosas de forma diferente. Yo no digo que el suicidio sea algo bueno, ni animo a nadie a tomar ese camino, pero por experiencia lo comprendo, por experiencia reitero, comprendo qué impulsa a alguien a desear salir de este mundo. Y tengo una amistad que pasó por una ecm por intento de suicidio y le dieron la opción de regresar. Actualmente es una mujer feliz y muy querida por los suyos. Ella tuvo ''la visión'' más amplia y comprendió la brecha que existía entre su anterior visión y su actual visión y eso la ayudó a sanar. Muchas personas en este planeta necesitan y desean sanar, pero especialmente, deben liberarse del temor de ser y hacer, porque con temor uno nunca realmente es libre.

Fatima, tu perspectiva me parece igual de interesante, gracias por tu aclaración, me alegro que sepas del tema del que hablas y perdona si en algún momento te ha dado la impresión de ataque porque es justo al revés.

Un abrazo.

fatima martin alonso dijo...

¿Impresión de ataque?

Hace tiempo ya q comprendí q no existe ese concepto q damos en denominar "enemigo"...

¿No puedes? En el mundo multidimensional, eso SÍ q es un prejuicio. ¡Fallas en lo mismo q me otorgas a mi, porque somos como espejos.

Todo eso de los fractales q ctas y etc me lo sé muy bien.., pero hay gente q no. Y cdo alguien te llama y te dice q se va a tirar por una ventana, como me ha pasado a mi, no hay tiempo para esas profundidades.

Y por supuesto q los infiernos nos los creamos nosotros. ¡Pero existen, y son terribles! Y no tengo nada contra los curas (de ninguna religión, ellos, como yo, tampoco son perfectos y no me atrevería nunca a juzgar ni a las religiones, ni a sus ministros).

Por mi experiencia: quien no sabe q está condicionado, no elige "por su puro y honesto deseo". El Amor está compuesto tambien de sabifuría, como expresa el propio símbolo del Om.

Te aseguro q si percibes temor o amenaza en esto, has de revisarlo. No tiene nada q ver con el temor o la amenaza lo q estoy diciendo. Los filtros q pone nuestra mente, aunq sea muy lúcida, son a veces sutiles.

Pues como dice Coelho, el mundo es un reflejo dnd vemos meramente lo q somos.

Y sí: el sufrimiento es siempre una lección de amor.

La cuestión es q yo hice hace tiempo el voto del Boddhisatva.

Anónimo dijo...

Jolin, con todos los respetos hacia el autor del articulo...que credibilidad pueden tener las ideas vertidas en el? Que pruebas existen de todo esto? Karma, consecuencias...la verdad es me aparece apasionante la tremenda imaginación que la gente puede tener para escribir de todo esto...no pensáis que todo esto al final son simples conjeturas? Acaso alguien ha vuelto de entre los muertos y OS ha contado como funciona todo?

fatima martin alonso dijo...

Para hablar de las cosas, sirve de mucho documentarse, pero lo principal es vivirlo.

Te recomiendo que leas alguno de los excelentes libros que hay en el mercado sobre investigadores serios sobre la regresión, o sobre experiencias cercanas a la muerte... Aunque lo mejor sería que lo probaras directamente, si es que puedes. Y no: por mi experiencia, nada que ver con la imaginación ni las simples conjeturas, eso es otra cosa.

Sugerencias:

- “Vida después de la Vida”, de Raymond Moody.

- "Vida después de la muerte", de Elisabeth Kubler-Ross

- "Todos Somos Inmortales", de Patrick Drouot

- "Usted ya estuvo aquí", de Edith Fiore

- "Destino de las almas", de Michael Duff Newton

... Y éstos por poner tan sólo unos pocos ejemplos (hay miles de obras, miles).

Por cierto: el autor soy yo, y soy la autora XD. Es cierto que soy periodista, y a los periodistas en este país no se les da credibilidad ninguna. Por eso me he cuidado mucho de referenciar únicamente obras de psicólogos, médicos y científicos de reconocido prestigio.

Vamos: que mejor que lo leáis, si es que estáis interesados. ¡Y que esos libros no los he escrito yo, leeros si os interesa los C.V de esta gente!

Anónimo dijo...

Como no van a haber personas que quieran suicidarce con el infierno que viven.. para las personas que tienen una vida normal y con problemas pequeňos es muy facil decir que el suicidio es malo... si fuera cierto lo que dices me seria injusto que algunas almas si tengan vidas dignas y claro no necesitaran suicidarse pero para otros que viven una pesadilla aparte de que viven asi aun asi los castigaran por no querer vivir eso.. ocea como que hay seres que se alimentan del sufrimiento ajeno??