Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 17 de diciembre de 2013

¿Qué pasa con mi hígado, doctor?















Hace un tiempo largo ya que deseaba escribir algo sobre este tema... ¡Mucho tiempo! Se me pasó por la cabeza que, quizá, había esperado demasiado.., pero luego recordé que, simplemente, todo sucede cuando tiene que suceder. ¡Así es, y así ha de ser!
 
El hígado es un órgano importante, y muchas veces poco comprendido y estimado, de nuestro cuerpo. He hecho una especie de "pequeña encuesta" por ahí, y la verdad es que me he sorprendido: la gente de a pie no es capaz de darte una respuesta coherente aproximada de para qué funciona exactamente el hígado. Es cierto que cumple múltiples funciones en nuestro organismo (participa en la digestión, actúa como desintoxicante, almacena energía y es importantísimo en la composición de la sangre), pero ello no es óbice para que tengamos tantos problemas para identificar qué es lo que lleva a cabo por nosotros.
 
Astrológicamente asociado al planeta Júpiter, el hígado es afectado, en todo momento, por la "falta de dosificación". Esto quiere decir que el exceso lo supera: el exceso de comida, el exceso de bebida, de drogas, o simplemente del deseo de conseguir cosas a toda costa. Si nos pasamos de la raya es que tenemos problemas para valorar en su justa medida (los enfermos de hígado deberían preguntarse en qué órdenes de la vida han perdido la capacidad para valorar con precisión).., pero si llegamos al extremo, es posible que el asunto tenga que ver con un superego muy desarrollado, que ahonda cada vez más en el concepto de "separación" con respecto a la Fuente de Todo Cuanto Existe. Alimentar tu ego enferma, porque te separa de lo que realmente eres. Un superego tan sólo puede existir en la más profunda, inmensa y desamparada de las soledades.
 
Pero no es todo: un hígado enfermo puede denotar que el sujeto no es capaz de distinguir lo que es bueno de lo que es nocivo o tóxico para él. ¡Puede que se deje invadir por sentimientos o requerimientos de personas que lo dañan, más que lo sanan! Más aún: holísticamente, el hígado es el recipiente de la rabia, de la cólera, del enfado, la tristeza y la amargura reprimidas durante demasiado tiempo... Ahí también podemos obtener una serie de claves importantes, porque cuando reprimimos demasiado nuestros sentimientos negativos, podemos enfermar y no darnos cuenta de que el cuerpo físico "somatiza" todas las manifestaciones extremas de nuestro más profundo dolor.
 
De hecho, la melancolía y el dolor profundos dañan el hígado terriblemente, en ocasiones de forma casi irreversible. Cuando nos sentimos humillados, desplazados o impotentes, el hígado está siendo sometido a un género elevado de estrés que puede desembocar en una enfermedad hepática. Es imprescindible entonces efectuar un cambio a nivel emocional, y también de estilo de vida. También es fundamental que la persona afectada aprenda a exteriorizar todas esas emociones, en vez de "tragárselas", porque cuando la energía del hígado está en equilibrio se tiende a ser prudente, creativo, sereno, de carácter constructivo y conciliador, y nos llevamos bien con los demás.
 
Es posible que, según las reglas de la memoria celular, una persona que haya recibido en alguna teórica vida pasada alguna herida, corte, magulladura o daño severo a la altura del tercer chakra en el abdomen, también desarrolle con el tiempo en el presente una enfermedad relacionada con el hígado.
 
Según la medicina china, los meridianos del hígado y de la vesícula biliar están asociados a la toma de decisiones... La incapacidad para tomar decisiones, o el deseo excesivo de control sobre una situación que realmente nos supera, producen tales sensaciones de enojo y frustración, que la enfermedad del hígado es el siguiente paso si no se cumplen nuestras más íntimas expectativas, ni aprendemos a superarlo. Por otra parte, cuando seguimos una dieta alta en grasa animal, damos trabajo excesivo a nuestro hígado y vesícula biliar. Eso aumenta nuestro estrés y nos hace más susceptibles a enojarnos. También nos volvemos impacientes y perdemos la perspectiva del valor de lo que queremos, dañando a otras personas y perdiendo el sentido de prioridad. El hígado empieza a hacer mal su trabajo y a desarrollar enfermedades.
 
Hay que reconocer un hecho concluyente, y muy importante: existe una poderosa relación entre el estrés, las lágrimas y el hígado. Son las lágrimas la única forma que tiene el cuerpo de deshacerse de las hormonas del estrés de forma completa. Si las lágrimas se contienen después de una dosis de adrenalina, es el hígado el que tiene que lidiar con estas hormonas. La frustración, de esta forma, se acumula peligrosamente, y no hay manera de gestionarla adecuadamente.., excepto en ocasiones, autogenerándose una enfermedad biliar.
 
Respetándote a ti mismo, a ti misma, puedes hacer que tu hígado funcione en óptimas condiciones... Si tienes que soltar tu rabia, tu enfado, tu cólera, tu frustración y tu enojo.., o bien tus sentimientos ocultos de dolor, tristeza y desengaño, hazlo (de una forma controlada, eso sí, pero hazlo). No permitas que la carga emocional te supere, y haz un esfuerzo por abrirte, por compartir, aunque eso sea difícil o aunque incluso parezca imposible. Dejar de lado el "confort" del estado de víctima, asumir la responsabilidad de amarnos profundamente a nosotros mismos, y tomar las riendas de nuestras propias emociones (sean éstas cuales sean) nos colocará en una posición de fuerza y de bienestar con respecto al mundo real.
 
Cuida tu hígado.., ¡tu cuerpo, tu mente, y tu espíritu te lo agradecerán!
 
¡¡¡Besotes!!!
 

jueves, 12 de diciembre de 2013

Liberando a otros.., liberándote a ti


 
 
Desde luego, tengo que reconocer que este trabajo mío de ahora es bonito, muy bonito: a lo mejor es porque tengo un ego del 15, y reconozco que me "inflo" cuando veo que las personas se sienten bien después de llevar a cabo con ellas un trabajo de terapia. Sea como sea, ¡resulta para mi muy satisfactorio! Me agrada.., me llena de alegría (quizá de orgullo y satisfacción también, como al monarca XD) ver que alguien consigue vencer sus miedos, superar sus traumas, mejorar sus relaciones personales, salir de un hoyo en el que se había metido (o en el que la vida le había precipitado), y así. Siempre digo una cosa, y es que realmente la pienso: somos terapeutas, pero nunca se sabe quién es más terapeuta, si tu cliente, o tú mismo. Somos asesores, pero muchos clientes me han ayudado a comprender cosas muy importantes sobre mí misma, y a salir de baches existenciales por los que yo estaba pasando, ¡y sin necesidad de pedírselo! La ley de que Todos Somos Uno funciona aquí a la perfección, y se ve claramente cómo ejercemos un poder e influencia sobre los demás, que puede ser muy, muy beneficioso si somos amorosos, abiertos, sinceros y leales.
 
... Sin embargo, hay ocasiones en que no se puede... Y en esas ocasiones es cuando se pone a prueba duramente el carácter, el ego del asesor, del terapeuta. Sobre todo si sentimos algo profundo por la persona a la que estamos "tratando".
 
Y sí: hablo para mis alumnos, para aquellos que muy pronto van a seguir también los pasos de la sanación, de la terapia, del coaching... Pero también hablo para mi: porque sé que me resulta muy duro, muy, muy duro, el hecho de saber, comprender y admitir que, en ocasiones, no puedo hacer nada. Lo de "NO PUEDES HACER NADA" debería tatuármelo un día en alguna parte en la que lo pudiera ver así, en mayúsculas y quizá en negrita también, para que se me metiera de una vez en las meninges y consiguiera asumirlo. Ya lo he dicho, y nunca lo he negado: poseo un ego poderoso. Eso puede ser una ventaja o una desventaja: depende de cómo uno aprenda o no aprenda a utilizarlo. Pero tengo un punto débil, y es que me cuesta ceder.
 
No me cansaré nunca de repetirlo: si quieres hacer bien este trabajo, si quieres asesorar y ayudar a la gente, si quieres ser un buen terapeuta (da igual cuál sea tu especialidad), aprende algo y tómalo en cuenta: JAMÁS TE TOMES NADA DE FORMA PERSONAL. El problema llega cuando la persona a la que estás intentando ayudar es algo tuyo. Puede ser un amigo, tu madre, tu pareja, un hijo.., es lo mismo, siempre y cuando se trate de alguien al que tienes en la más alta estima dentro de tu corazón.
 
Ayer me preguntaban dos alumnas (y amigas) si es posible desarrollar la capacidad de visualizar, de canalizar, de intuir. Mi respuesta es clara y concluyente: sí, se puede. Hay gente mejor y gente peor en estos asuntos, así como hay velocistas de olimpiada y gente que sólo corre la San Silvestre Vallecana, y personas que no somos capaces de correr más que unos pocos metros de corrido (me incluyo, jajajaja). Por supuesto que todo ser humano tiene la capacidad de correr, y que evidentemente podemos entrenarnos para hacerlo más y mejor. Pero no todo el mundo es Carl Lewis, y con la intuición pasa lo mismo: todos tenemos estas capacidades, sí, pero no todo el mundo llega tan lejos como otros, porque hay personas que están, de nacimiento, especialmente dotados para estos temas. ¡Es como su misión personal en esta vida, yo supongo!
 
¿Y a qué viene esto? Pues es sencillo: no creáis que esto de tener capacidad para intuir cosas es una alegría que te mueres, un regalo que lo flipas, y un placer que te despeinas. ¡Nada de eso! Seamos realistas: es un don, obvio, y en ocasiones muy útil.., pero en otros casos, muy triste y molesto. ¿Y por qué lo digo? Pues porque hay muchas veces en que una está tan tranquila, trabajando, cocinando o haciendo sus cosas, y de repente ocurre: te viene una "onda" mental que te deja K.O. Puede ser que sientas el dolor de ese alguien tan querido que tienes lejos, y que lo sientas tan, tan claramente, que quizá duela incluso, que quizá puedas experimentarlo físicamente.
 
¿Ý qué puedes hacer cuando ocurre esto? Pues depende: depende de lo que la otra persona haya venido a experimentar a este mundo, depende de lo que quiera, de lo que desee, de lo que esté dispuesta a ser ayudada y a cooperar contigo, en la medida y función en que tu ciencia, tu don o tus capacidades puedan asistirla.
 
El título viene al caso (aunque hasta ahora no lo pareciera) porque puedes encontrarte con el caso (aspirantes a terapeutas: ALERTA) de que alguien a quien tú quieres mucho (o muchísimo) no quiera cooperar contigo en absoluto. Es más: puede que incluso te eche en cara (y os aseguro que ESO DUELE) tus dones. Puede que te acuse de estarte metiendo en su vida, de andar "removiendo la basura"; puede que se moleste porque puedas ver sus intenciones, porque puedas sentirle con facilidad. Es más que probable que se revuelva contra ti, que se cabree si le dices con claridad lo que tú estás sintiendo al respecto. Puede que incluso seas capaz de ver qué es lo que le está afectando tan duramente, y que tengas una idea bastante más que aproximada sobre lo que esta persona realmente necesita hacer con su vida.
 
No tengo respuestas para todos aquellos/as que me habéis preguntado por qué vemos cosas sobre la gente si no somos capaces luego de hacer nada por ellos... Después de toda mi experiencia, lo más que se me ocurre decir es "¡No lo sé!". No tengo ni idea de por qué podemos comprender lo que otra gente experimenta en sus vidas; no sé por qué algunos podemos captar todas esas cosas, pero lo que sí tengo claro, lo que sé seguro, aquello de lo que deseo hoy advertirte, es de lo siguiente: NO TE IMPLIQUES. Y esto vale también por todos aquellos que tú amas, incluso profundamente. Repito: NO TE IMPLIQUES.
 
Sé perfectamente lo duro que es lo que te estoy aconsejando: lo he sufrido en carne propia. Pero tienes que admitir un hecho, un axioma, una verdad incuestionable: no vas a poder arreglar la vida de nadie. ¡DE NADIE! Sólo tienes potestad para poner tus dotes al servicio de quién las requiera, nada más (¡y nada menos!). Sea cual sea la filiación que tengas con alguien, sientas lo que sientas, sepas lo que sepas, tengas la intención que tengas, nada vas a poder hacer si esa persona no te lo permite. Puede que tenga sus motivos para hacerlo; puede que esté bloqueado/a y no te permita ayudarle; puede que "no crea en estas cosas", o que tenga miedo, o que piense que tus intenciones son otras. Explicaciones hay millones, pero una única verdad: si alguien no quiere, tú no puedes.
 
¿Qué nos queda, en medio de estas difíciles circunstancias? Siento decirlo, porque no soy un ser de resignación, sino de acción: no nos queda nada, más que aguantarnos. Hasta los más activos, luchadores y vitales tenemos un límite, que llega en un momento determinado de cada determinada historia, sea cual sea tu intención o tu interés en el asunto. Hay que soltar, que dejar ir, que liberar el asunto. Al fin y al cabo, también puede que eso sea una liberación para ti: quién sabe, no controlamos ni una tercera parte de todo lo que nos pasa en la vida, no somos consciente de las implicaciones últimas de todo lo que hacemos, pensamos o sentimos, y es probable que realmente pase lo que tiene que pasar, lo que es mejor para todos, aunque uno no lo comprenda.
 
Por eso la frase del título: "Liberando a otros.., liberándote a ti". Si te encuentras en esta difícil, jodida y dolorosa tesitura (insisto: sé de lo que hablo, no me pronuncio de oídas), hazle al tema de tripas, corazón, y suelta. Nadie puede estar toda la vida, como el gigante Atlas, soportando un peso como el de la bola del mundo sobre sus hombros. Nadie es capaz de luchar sin descanso por algo, hasta que el cuerpo aguante; hasta los mejores guerreros tienen que tomarse un tiempo de asueto, de vez en cuando. Si ves que por más que lo intentas, por más que empujas, por más que doblas la rodilla, por más que insistes, por más que amas, no hay resultado; si ves que nada se mueve, que las reacciones son en contra, que la violencia impera por encima de la concordia, quizá haya llegado el momento de que empieces a replantearte tu posición.
 
Libera a los demás, y libérate a ti con ellos. Es posible que sea duro, pero lo mismo es necesario. Tú no lo sabes, y es que a lo mejor ni siquiera conviene que lo sepas. Ten claro una cosa: los poderes celestiales, tus Guías.., todo conspira para que tú puedas cumplir en esta vida aquello que has venido a cumplir, una vez más. Y aunque sientas lo que sientas, y tu verdad sea limpia y honesta, y tus intenciones claras y diáfanas como la luz del día, a lo mejor todo eso no sirve a los propósitos de otras personas.
 
Tenlo en cuenta. No hagas presión: suelta, deja ir. Pasa de largo, mantente libre y sereno, céntrate en ti mismo. Y sigue actuando desde el corazón, porque el corazón es un pozo de sabiduría, y lo único que vale al fin y al cabo.
 
Y os dejo aquí ya con estas sabias palabras del genial Paulo Coelho, de su libro "Manual del Guerrero de la Luz" (otro de los imprescindibles ;-) ¡¡Un besote!!
 
"El guerrero de la luz tiene la espada en sus manos.

Es él quien decide lo que va a hacer, y lo que no hará bajo ninguna circunstancia.

Hay momentos en que la vida lo conduce hacia una crisis: se ve forzado a separarse de cosas que siempre amó. Entonces el guerrero reflexiona. Analiza si está cumpliendo la voluntad de Dios o si actúa por egoísmo, y en el caso de que la separación esté realmente en su camino, la acepta sin protestar.

Si, por el contrario, tal separación fue provocada por la perversidad ajena, él es implacable en su respuesta.

El guerrero es dueño del golpe y del perdón. Y sabe usar los dos con la misma habilidad
"

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 


martes, 26 de noviembre de 2013

La envidia, o la energía bloqueada del Quinto Chakra

 
 
 
 
Ayer lunes, día de la Luna, la Gran Madre me dio un aviso... Tengo en mi despacho profesional una estatua en obsidiana dorada de la gran diosa mexicana Coatlicue, una deidad relacionada con el sexo, con la fertilidad y con la Tierra. Simplemente, de repente y mientras estaba limpiando el polvo de la mesa, se cayó de lado y su cuerpo se separó del pedestal. Fue mi hermano el que me trajo esta estatuilla de la Riviera Maya, y la tengo en gran aprecio, en parte porque todo lo que viene de México, por un motivo que todavía (todavía) desconozco, me es altamente protector y favorable. Esta diosa es una poderosa guardiana, a la vez que generadora de vida, pero también es la señora del Inframundo y, como tal, asiste en aquellas cosas que pertenecen a los dominios de la Sombra, de la Oscuridad. A Coatlicue se la representa con una falda llena de serpientes, en alusión a su relación con la Tierra, donde se encuentra el verdadero potencial de la vida y de la muerte. Coatlicue en ocasiones es representada por las cabezas de dos serpientes enfrentadas, que representan la dualidad inherente al mundo de la materia.
 
Pues como digo, la diosa me avisó de esa manera tan poco ortodoxa, separando su cuerpo del pedestal y cayéndose de costado. Miré la estatua de obsidiana dorada (una piedra que, por cierto, tiene una serie de propiedades asombrosas, de las que algún día hablaré), y supe inmediatamente que alguien estaba penetrando de forma peligrosa en mi "casa", en mi ámbito territorial, en mis "dominios"...
 
Cuando alguien desea algo que tiene otro, en lugar de alegrarse y pelear para conseguir una posición, bien material o situación similar, eso es envidia. Se trata de un sentimiento sumamente destructivo, asociado al Chakra Quinto, el de la garganta: el conocido como Vishuddha. Surge de las comparaciones, de creerse inferior a los demás, de desear algo y pensar que no se sabe cómo puedes obtenerlo. La envidia por los otros es una de las peores limitaciones a las que puede someterse una persona. Consiste en una mezcla de celos, resentimiento, rencor, rabia, desazón y disgusto. Es un sentimiento que causa un enorme sufrimiento, y que puede perjudicar tanto al que envidia como al que es envidiado (a menos que éste sepa protegerse, es obvio).
 
Hay gente a la que le cuesta mucho reconocer que siente envidia, porque eso significaría admitir que se sienten inferiores a otras personas... En cuanto a los que son víctimas de la envidia, desgraciadamente tengo que daros un consejo fundamental: evitad a aquellos que sabéis que os envidian, porque se trata de un sentimiento sumamente destructivo, que puede perjudicaros en extremo. EVITA SIEMPRE QUE TE SEA POSIBLE LA RELACIÓN CON EL ENVIDIOSO. Mantén siempre una actitud de distancia y de mínima confianza con aquellos que te tienen envidia, así evitarás males mayores.
 
La envidia proviene de un mal funcionamiento del Chakra de la Garganta, aquel que está relacionado con la expresión, la creatividad, la voz interior y la verdad del Ser. También representa la Voluntad, e implica seguridad en nosotros mismos. Cuando una persona tiene un mal funcionamiento de este chakra, os daréis cuenta de que tiene una pobre imagen de sí mismo, realmente una muy baja autoestima. Puede ser alguien cuyo Ego se infle de orgullo a la mínima, que se sienta profundamente herido o atacado por alguien (ya sea la agresión verdadera o imaginaria) a la mínima de cambio, y que no soporte ningún género de crítica. También presentan un Vishudda en malas condiciones los que se preocupan en exceso por los demás en detrimento de ellos mismos; aquellos que cargan con un sentimiento de culpa constante; y los que son negativos "a todas horas".
 
Cuando Vishudda funciona mal, vivimos inmersos en una cólera sorda, reprimida y, en muchos casos, inadvertida durante una gran parte de nuestro tiempo vital... ¡De la cólera a la envidia no hay más que un paso! De hecho, suele entrarse en una especie de "circulo vicioso", porque la envidia destruye aún más nuestra autoestima, no nos favorece en nada, y nos hunde cada vez más profundamente en un pozo sin fondo. La envidia es una excusa: trata de persuadirte de que te encuentras perpetuamente en una situación de desventaja con respecto al otro cuando esto no es cierto, es mentira, no es así. En realidad, el envidioso echa las culpas de su situación a los demás, porque no quiere reconocer que el problema parte de él mismo. No quiere asumir la responsabilidad: ha elegido ser una víctima, y echa la culpa a Dios, al destino, al karma o a sus semejantes de sus miserias. ¡Con tener envidia y sentirse el pobrecito del cuento, ya tiene suficiente!
 
En general, los envidiosos no son gente proactiva: prefieren mantenerse en un segundo plano, no asumir su independencia emocional ni su madurez, trabajar poco, no realizar grandes esfuerzos en ningún sentido, y pasar por la vida aprovechándose de las energías ajenas... Cuando las cosas les salen mal, no obtienen lo que quieren (es obvio: porque no están dispuestos a hacer el esfuerzo que se precisa para alcanzarlo) o ven que fracasan, se fijan en un objetivo, un ideal que tampoco ven de forma realista, y empiezan a envidiarle. Pero eso sí: se niegan a asumir las obligaciones inherentes a poseer cualquier cosa en el mundo material (amor, dinero, un trabajo, una casa, unos hijos): simplemente, se cuentan a sí mismos (y a todo el que quiera perder el tiempo escuchándoles) el cuento de que no pueden, de que no lo logran, o ede que el destino les ha tratado mal, que la vida es muy dura para ellos, etc.
 
... Ya he hablado en otras ocasiones de la envidia desde un punto de vista holístico... Me resultó curioso el aviso de Coatlicue, y esta vez me prometí a mi misma tomar cartas en el asunto antes de que las cosas se despendolasen (como ha ocurrido otras veces). Sobre todo porque el otro amuleto (no soy mucho de amuletos; en ambos casos me los regalaron, trayéndomelos de un viaje), el que es un ojo turco proveniente de Rodas que está detrás de la puerta de entrada a la casa, se cayó al suelo, también de repente. Aquí os dejo algunas "recetas" para combatir el peso de la envidia ajena en nuestras vidas. Y sobre todo, tened en cuenta que no es necesario tener envidia de nada ni de nadie: cada uno somos magníficos, seres maravillosos y un espejo de la Divinidad en la Tierra, así que, ¿por qué habríamos de mirarnos en la vida de los demás? ¿Por qué habríamos de preocuparnos de lo ajeno, mientras hemos sido bendecidos con enormes dones y derechos de nacimiento, por ser simplemente quiénes somos? Aquí os referencio los amuletos más comunes, utilizados por muchas culturas para librarse de la envidia y el mal de ojo aunque, como ya digo, lo que considero más efectivo es ser consciente del problema, romper relaciones con la o las personas que te envidian, o bien mantenerse lo más alejado posible de ellos.
 
- San Miguel Arcángel
- La Mano de Fátima
- Tetragramatón
- Incienso de ruda
- San Cipriano
- Higa de azabache
- Coral
- Cruz de Caravaca
- Semilla de Huayruro
- Ajo
- Ojo turco
- Ojo de Horus
- Turquesa
- Ónix
 
Bueno: la verdad es que hay miles de remedios, amuletos, talismanes y demás contra la envidia y el mal de ojo... Éstos son los que me parecen más comunes, y también los que son más fáciles de encontrar. Por mi parte, contra la mala vibra que genera la envidia (las energías de baja vibración "se te pegan" y pueden llegar a influenciarte, incluso a enfermarte) yo no practico más que reiki. Es más: ni siquiera me doy cuenta de la envidia ajena en la mayoría de los casos. Tiene que pasar un hecho muy especial, como lo que os cuento de la diosa mexicana, o del amuleto turco, para que el cerebro me haga "click" y me percate de que existe algún problema con alguien de mi entorno. Y supongo que en este caso, si me percato es porque debo hacerlo.., es decir, porque de alguna manera tengo que "tomar conciencia" con respecto a la actitud de alguien que tengo cerca para aprender alguna cosa, porque ya digo, normalmente paso de estos temas, y tengo que reconocer que el 95% de las veces no me doy cuenta de nada.
 
Los envidiosos no se dan cuenta del inmenso mal que se están haciendo a ellos mismos... Sobre todo porque se encuentran inmersos en un constante sufrimiento. Pueden llegar a volverse malvados, pueden llegar a volverse falsos (porque pretender algo que está fuera de tu experiencia vital es como intentar que una higuera dé naranjas o piñas). Los envidiosos cada vez se muestran menos como son, y más como una simulación, como una sombra de su propia naturaleza, como un artificio. Viven imitando a otros, compitiendo constantemente con otros. En ocasiones se "malean" y pasan por situaciones intolerables, admitiendo sucedáneos de vida, de trabajo, de amor, de amistad, o de lo que haga falta, porque si otra persona tiene algo que tú ansías poseer, pero no puedes, ¿qué tal si probamos con un sustituto barato, a pesar de nuestra ética, de nuestro honor, de nuestra dignidad o de nuestra libertad?
 
En fin, resumiendo: qué mala es la envidia, y cómo nos somete... Mi recomendación es la siguiente: si miras en tu interior y en tu vida cotidiana y encuentras muchas cosas artificiales y falsas, quizá no estés siendo todo lo natural y espontáneo que precisas, y vivas dominado por la envidia y los celos. El celoso vive en un infierno: elimina la comparación y todo, la falsedad, la crueldad, la desesperación, la maldad y la cólera, simplemente desaparecerán. Madura, convirtiéndote en un individuo más y más auténtico. Simplemente, ámate y respétate por lo que eres, y deja de mirarte en un espejo ajeno.
 
 
 

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Ámbar: el tesoro de Leo

"Himawari ga
hikari o atsume
tsuyoku Naru"  


"El girasol,
acumulando luz,
consigue hacerse fuerte"-.

Haiku.
-------------------------------------------

Pues sí: esta foto es de uno de los anillos de mi colección particular, todos hechos con gemas naturales (éste no está en venta, jaja, aunque más de uno y más de una me lo habéis ya preguntado :-P). Bueno: el ámbar.., ese enorme cabujón de ámbar que veis, no es técnicamente una gema, pero en gemoterapia se considera como si lo fuera. Procede directamente del Mar Báltico y está certificado, aunque hay ámbar de numerosas procedencias...

El ámbar es una resina vegetal fosilizada, y es considerada piedra semipreciosa. Normalmente se forma a partir de restos de coníferas primitivas (plantas parecidas a nuestros pinos actuales), y normalmente es de color anaranjado o amarillo, como la pieza de la foto, aunque también hay ámbar rojo, blanco, marrón café e incluso azul (minas de El Soplao, Cantabria, España). NO ES ORGÁNICO: el ámbar es un mineral, que en ocasiones presenta inclusiones orgánicas, eso sí. Esto es porque la resina, al escurrir sobre los troncos en épocas pretéritas, "atrapó" motas de polvo, burbujas de aire y de agua o incluso pequeños seres vivos, como insectos, gusanos o lagartijas, incluso ranas y escorpiones. También hay ámbar con inclusiones vegetales (el de la foto las tiene): la resina pudo atrapar también ramitas, musgos, hongos.., y en algunos casos hasta flores, como bellas orquídeas.

Hay que tener mucho cuidado con estas piezas, porque existe en el mercado un extendido y lucrativo comercio de ámbar falso. Se trata de imitaciones de vidrio o de plástico, que se hunden en el agua salada mientras que las piezas de ámbar verdadero flotan. De ahí proviene precisamente su nombre, derivado del árabe, que significa más o menos "lo que flota en el mar".

El origen misterioso del ámbar ha fomentado la creencia en sus propiedades protectoras para su poseedor en múltiples civilizaciones. Empezando tal vez por los tibetanos, que lo asocian aún hoy a la absorción de energía negativa y a la curación del cuerpo físico, hasta los mexicanos, que actualmente siguen utilizándolo para proteger a sus niños del "mal de ojo". En gemoterapia se le reconoce amplias propiedades a favor del sistema inmunológico y de la tiroides, además de calmantes del sistema nervioso. En la Edad Media, el ámbar era utilizado para la fabricación de numerosos remedios medicinales, y en la fabricación de piadosas cuentas de rosario para los más ricos. Pero fueron los fenicios los que desde muy antiguo propiciaron un próspero y activo comercio del ámbar por toda Europa, y los romanos lo apreciaban mucho, considerándole protector y amuleto contra todo tipo de desgracias. Más lejano aún en el tiempo, el ámbar se ha encontrado en tumbas al norte de Europa que tienen unos 8000 años de antigüedad.

Se dice que el ámbar protege el cuerpo físico y energético, es considerado como una especie de "antibiótico" natural que protege de las infecciones, y se les pone a los niños para aliviar los problemas relacionados con la dentición. En el caso de los adultos, es excelente para tratar la rigidez de las articulaciones, y permite que conectemos poderosamente con la Tierra, aportando una profunda estabilidad a la vida. Motiva para que puedas llevar a cabo tus propias metas, para que logres expresar tu creatividad, y te llena de equilibrio, paciencia y humildad.

Corresponde al signo de Leo y beneficia especialmente a los de Géminis y Virgo, pero puede ser utilizada satisfactoriamente por todos los demás signos. Una gema poderosamente altruista, es un aliado de la paz y del bienestar físico y mental. Promueve grandemente la vitalidad de las personas que se han visto sometidas a tremendos esfuerzos físicos, psicológicos o espirituales. De esta forma, permite al cuerpo reequilibrarse y curarse, absorbiendo el dolor. Su energía es proyectiva, su elemento lógicamente es el fuego, y se dice que atrae el dinero, la abundancia, la salud y la alegría. Simboliza el éxito, y está asociado al Sol.

Los griegos fueron los primeros en dejar constancia de las propiedades eléctricas del ámbar, que si es frotado con un paño atrae el polvo y la herrumbre. Desde siempre se ha asociado con la magia, y ha sido muy utilizada por los chamanes por todo lo largo y ancho del mundo. Por último, hay que tener en cuenta que, en cromoterapia, el color amarillo del ámbar más fino es un aliado contra la depresión, la ansiedad y la desvitalización del cuerpo. Ese amarillo poderoso del ámbar es un potente activador de los procesos mentales, capaz de incrementar la concentración y/o la intuición, por lo cual se recomienda para las personas que llevan a cabo una fuerte labor intelectual, o para los estudiantes.

Portar una pieza de ámbar como ésta permite fomentar tu creatividad y tu fortaleza mental, así como aportar lo máximo de ti en cada situación, y alcanzar tus objetivos con mayor facilidad. En las relaciones personales verás como irradias más fuerza, más vigor, cómo te comunicarás con mayor facilidad, y cómo atraerás amistades. Dicen que el ámbar, en las mujeres, incrementa su belleza y misterio, y que las dota de una armonía y de una gracia muy particulares. Como collar, en forma de anillo, o de pulsera, el ámbar es un poderoso aliado de la belleza femenina bajo sus múltiples formas, que te servirá para relajar tus músculos y facilitar el sueño, alejando de tu vida las pesadillas, los malos rollos y los miedos.

¡Espero que te sirva! ¡Un besote!

viernes, 15 de noviembre de 2013

De dragones, aguas, granadas y sierras...

      
 
Hay veces en la vida en las que uno tiene que detenerse y ponerse, literalmente, a cubierto... Tengo clientes que se encuentran en una situación muy crítica al respecto, y siempre les digo lo mismo: detente, guárdate, cúrate, cuida de ti. Así es: uno tiene primero que velar por sus propios intereses. Espiritualmente, no hay obligación más grande en esta vida que la de estar sano (física, mental, espiritualmente). Y si hay algo que nos enferma, provenga de dónde provenga, tenemos que detenernos, observar qué está ocurriendo, y proveer los medios necesarios para la curación.
 
Por eso no he escrito en el blog hasta hoy. He seguido trabajando, obviamente, pero a otros niveles. Los últimos eclipses, Mercurio retrógrado, la cuadratura entre Plutón y Urano.., han sido, de alguna manera, demasiado para mi.
 
Ahora que he recuperado el pulso y la vitalidad (porque hay veces en que me someto a tales límites, que caigo en el riesgo de ponerme verdaderamente enferma), quiero hablaros de esos dos colgantes que veis en la foto de más arriba. El de la izquierda es una piedra que se denomina "Sangre de Dragón". Todavía estoy investigando de qué está compuesta, puesto que existe muchísima confusión al respecto. Hay gente que asegura que es cinabrio sobre serpentina, mientras que otros afirman que se trata de una variedad de jaspe. No he encontrado todavía la verdad, pero la encontraré :-)
 
Lo importante de esta piedra es que apareció poco después de un curioso pensamiento que tuve en mi mente... Estuve cuatro días en Lanjarón, provincia de Granada: un lugar magnífico por sus aguas, de propiedades mineromedicinales. Acabé allí a causa de toda una serie de curiosas coincidencias, de una conjunción de sincronías y de grandes dosis de buena suerte. Y por Dios que lo agradezco, ¡porque lo necesitaba! Dos días más en el estado en el que estaba de nervios, estrés, ansiedad y tristeza, y no sé qué hubiera sido de mi.
 
Pero tengo junto a mi alma, pegado como una auténtica lapa y sirviéndome como aliado, al Dios de la Transmutación y el Renacimiento, al enigmático Plutón.., y soy capaz de regenerarme en un fin de semana y volver a ponerme en pie, si es preciso, si es necesario: y lo es, tened por seguro que lo es. ¡Este corazón no se deja tumbar tan fácilmente!
 
Me metieron en una especie de sarcófago lleno hasta el borde del agua ferruginosa (roja como la sangre por el hierro que contiene) del manantial de El Salado, durante aproximadamente media hora... Es un agua de tales características que te recomiendan que te bañes desnudo, porque colorea de tal forma el bañador, que puede volverlo inservible. Así que me metí desnuda en el tanque, con el agua hasta el cuello. Cuando estaba allí sumergida, me sentí extraña, rarísima, rodeada de hierro por todas partes. Ese hierro que muchas veces me había atacado (eso pensaba yo), ahora lo estimaba como completamente curativo. Sentí su fuerza y su poder regenerativo, vital, creador, fortalecedor. Inmediatamente, se me ocurrió la idea que os digo: "esto es ni más ni menos como la leyenda de Sigfrido, que se bañó en la sangre del dragón para alcanzar la inmortalidad". ¡Y luego, al día siguiente, apareció la bendita piedra, que por cierto me regalaron y ahora mismo llevo al cuello!
 
Dicen que la piedra Sangre de Dragón (ya sea cinabrio, ya sea jaspe) trata el dolor de todo tipo (físico, mental, espiritual), y que activa la circulación. También otorga coraje a los indecisos, y se dice que contiene una fogosa energía que lo llena todo de vitalidad y fuerza. Está relacionada con todo lo que crece y se expande, y por este mismo motivo está también indicada para aquellos que quieren iniciar un negocio.
 
El otro colgante, el de plata, también me lo regalaron :-)... Como podéis ver es una fruta, una granada (ya que las Alpujarras, donde estuvimos, se encuentran en esta provincia española, que obtiene su nombre precisamente de estos frutos, que allí son muy comunes). La última vez que estuve en Granada sufrí un accidente de esquí y me rompí la rodilla derecha. Así que no las tenía todas conmigo a la hora de ir a hacer montaña a esta zona. ¡Pero lo hice! Subí a un pico que teníamos pendiente desde hacía mucho: La Alcazaba (3371 metros), una "dama de hierro" (como yo la llamo) de espectaculares vistas desde su cara norte, y la cual me enseñó dos cosas, a saber: que soy mucho más fuerte de lo que me imagino, y que la distena y la estaurolita (dos de los minerales más abundantes por la zona) me vienen a mi bien.., ¡muy bien!
 
El simbolismo de esta fruta, la granada, es muy antiguo y complejo... Incluso los masones lo han tomado como eje principal de algunos de sus misterios más arcanos. Algunos dicen que los primeros en venerar las características de estas frutas fueron los sacerdotes egipcios, pero yo estoy segura de que viene de mucho más atrás, de más antiguo (se sabe que los jardines colgantes de Babilonia estaban plantados con granados, entre otras múltiples especies)... Sin embargo, el mito más conocido por todos es el de los misterios de Eleusis, basados en torno a la leyenda de Deméter (la diosa de las cosechas) y su hija Perséfone, que fue raptada por el dios del Inframundo, el mítico Hades, con el cual la joven estableció lazos indelebles, sin saberlo, al comer el fruto rojo de la granada. En este sentido la granada representa el casamiento, la fertilidad y la afectividad, y funciona como una verdadera "amalgama afectiva", creadora de lazos indisolubles. Este fruto de simbolismo complejo actúa como un puente entre la luz y las tinieblas, el bien y el mal, la sabiduría y la ignorancia, la vida y la muerte, o la virtud y el pecado.
 
Al fin y al cabo, dicen que todo es una elección. ¡Una simple, llana y certera elección!
 
Muchos pueblos han visto en la granada un símbolo del amor, de la fertilidad y de la prosperidad. Los griegos afirmaban que el primer granado fue plantado por la diosa Afrodita, mientras que en Java está asociado a ciertos ritos relacionados con el embarazo. En China, aún hoy se ofrece una granada a los recién casados, como auspicio de una descendencia numerosa, mientras que en el Islam se considera que el granado es uno de los árboles del Paraíso. En Roma era tradicional que las novias llevaran un tocado de ramas de granado, mientras que para el cristianismo es símbolo de la Pasión y la Resurrección. España es uno de los pocos países del mundo que contiene una fruta de granada en su escudo, en referencia al reino nazarí de Granada, hoy en día desaparecido obviamente...
 
Os recomiendo desde aquí daros un pequeño homenaje en la forma de un viajecito, si podéis, y acercaros a las Alpujarras granadinas en cuanto mejore el tiempo... Lo digo porque sus altas sierras, de perfiles destacados e interminables desniveles, sólo son accesibles para los pastores y los montañeros más avezados en invierno. Pero siempre tendréis la opción de bañaros en las aguas medicinales de Lanjarón, comer sus riquísimos guisos alpujarreños, visitar pueblos emblemáticos en los que el tiempo parece haberse detenido, como Bubión, Capileira o Pampaneira, y disfrutar de la hospitalidad de sus tranquilas gentes.
 
¡Un besote, buen fin de semana!
 
 

jueves, 31 de octubre de 2013

Halloween: Noche de Difuntos

 
 
Hoy el Espíritu está inquieto: hoy se siente resoplar el aliento de la Oscuridad en nuestras almas, en nuestros corazones... Hoy, 31 de octubre de 2013, es Samhain, es Halloween: la Noche de Difuntos de toda la vida aquí, en España.
 
Desde el profundo amanecer de los tiempos, el ser humano ha sacralizado los cambios estacionales, de los que dependía, en la mayoría de los casos, su supervivencia. Estos rituales, que iban y venían en cada estación, eran como una especie de antídoto contra el miedo a la Muerte. Conjurar a lo que el hombre percibía como el Mal, como las fuerzas de la Oscuridad, era imprescindible para mantener la coherencia y la estabilidad de las distintas sociedades que han conformado la Comunidad Humana.
 
Nuestros amigos los celtas celebraban por estas fechas el final del verano... Los romanos también tenían diversos mitos relacionados con los muertos, ya que eran muy supersticiosos. Sus costumbres les llevaban a ofrecer leche, vino y miel a sus difuntos, para aplacarles y que les fueran favorables. Incluso llegaban a enterrar manzanas en el suelo y a invocar a la fecundidad de la Tierra (que se ponía en duda debido a la amenaza del largo invierno que ya se vislumbraba), y se encendían luminarias para guiar a los difuntos en su camino hacia la Eternidad.
 
En cuanto a los celtas, era ahora cuando recogían "la tercera cosecha" de frutos de la tierra, y empezaban su año. Ellos creían que, precisamente esta noche, los espíritus de los muertos eran capaces de cruzar la leve línea que separa El Otro Mundo de éste. Pensaban que los muertos durante el último año regresaban para visitar a sus parientes, e incluso que podían poseer los cuerpos de los vivos para llevárselos "al otro barrio".
 
Durante muchos, muchos años en España estuvieron de moda tradiciones relativas a este día, como la visita casi obligada a los cementerios, los buñuelos, D. Juan Tenorio y su espíritu moralista... En el mundo anglosajón surgió el sincretismo cristiano-celta, y surgió el fenómeno de Halloween, que todos conocemos bien ya.
 
La Víspera de Todos los Santos, que es hoy, era considerada un momento en el que toda suerte de espíritus malignos podían surgir de las entrañas del Inframundo para aterrorizar a los mortales... Fantasmas, brujas, calabazas, muertos vivientes y otras yerbas forman parte ya de la iconografía más clásica y terrorífica del momento. Hoy en día en nuestras tierras, por ejemplo en Galicia, sobreviven tradiciones milenarias.., como el hecho de cocer castañas con anís para que las ánimas del purgatorio se alimenten, y se les encienden lamparillas para que alcancen por fin la luz.
 
El que las almas vuelvan en esta noche del Más Allá, para rememorar tiempos ya pasados, me sugiere una cosa: la vida está aquí, ahora, en esta tierra. ¡No en el pasado, no en lo que ya no existe! Con el espíritu del Fénix, volveremos a resurgir de nosotros mismos, volveremos a retomar nuestro antiguo espíritu, volveremos a ser los que éramos (inocentes, puros, fuertes, alegres) a pesar de todo: a pesar de las traiciones, a pesar de los errores, a pesar de los dolores, a pesar de la muerte.
 
Despojémonos, en esta Noche de Difuntos, de todo lo que no puede sanarse.., de todo lo que no puede curar, de lo que no desea ser sanado. Despojémonos de todo lo podrido, de todo lo que nos pesa y no nos deja avanzar, de todo lo que nos hace daño... Y creemos una nueva realidad desde la perspectiva de los deseos más poderosos y más hermosos de nuestro Espíritu, a salvo de aquello que ya no queremos y ya no podemos ser.
 
¡Feliz Halloween para todos/as! ¡Pasad muy buena y feliz noche!
 

lunes, 28 de octubre de 2013

Baño de florecimiento con un sacerdote Q'ero

 
 
"Follow your own footsteps.
Learn from the rivers,
the trees and the rocks.
Honor the Christ,
the Buddha,
your brothers and sisters.
Honor the Earth Mother and the Great Spirit.
Honor yourself and all of creation"

"Look with the eyes of your soul and engage the essential"
 
Nación Q'ero.
------------------------------------------------------------------------------------------------------- 
 
Verdaderamente hacía mucho, mucho tiempo que no me sometía a ningún ritual, excepto como oficiante... ¡Había llegado el momento! Ese momento en el que uno abandona todo lo que es.., su ego, su fuerza, su vanidad y hasta el nivel espiritual que haya alcanzado (o no). Simplemente uno se despoja: se humilla ante la belleza, verdad, amor y maravilla del Universo, y se deja hacer. En ese caso, las cosas no se buscan: vienen a uno como la lluvia sobre la tierra, como la primavera sobre los campos. Y aunque uno no esté del todo seguro de lo que ocurre, ni si es bueno o es malo (siempre con nuestros extraños conceptos sobre la realidad), o si va a servir para algo, o es una mera ilusión de la mente, uno va: sabe que tiene que ir, y ya está.
 
Eso me pasó a mi el sábado: que fui, y ya está. Fui con Ana (gracias por todo, Lanovia: estamos en deuda de amistad, como siempre :-)... Yo, la verdad, no tengo tantos conocimientos como Ana sobre los chamanes, ni peruanos o de ninguna otra parte. ¡Pero tenía fe! O confianza, como queráis llamarlo. Además, todo fue muy raro, curioso, sincrónico. De esto que "estás a punto de no hacer nada", y de repente todo el Universo conspira para que determinada cosa, encuentro, o evento, tenga lugar.
 
Acudimos a algo que se llama "ritual de florecimiento" con D. Luis Quispe Samata, un sacerdote andino q'ero... Los q'ero son una comunidad quechua que viven en Cuzco, Perú. La nación Q'ero, como cualquier cultura antigua que se precie, también tiene sus profecías, y sus chamanes son muy buscados desde hace tiempo por los apóstoles de la Nueva Era. Es curioso: yo jamás los busqué. No busqué a D. Luis (ni siquiera sabía que existía), pero este ritual vino a mi. Gracias a Inkarri (una gente, eso sí que es verdad, con la que he tenido algunas experiencias rituales muy satisfactorias) pudimos disfrutar, tanto Ana como yo, de una experiencia única, increíble (y gracias a los Apus, o vaya usted a saber quién, no nos cogimos una pulmonía, cosa bastante probable de coger cuando uno se "ducha" a finales del mes de octubre en Madrid, a plena luz del día y en una terraza XDXDXD).
 
Pero, ¿qué es un baño (literal, porque bien que nos bañamos en pétalos de flores) de florecimiento? Yo no tenía ni pajolera idea hasta el sábado, pero ahora puedo decirlo: es un ritual para "hacer florecer" a las personas, para limpiar su aura, proteger, sanar y atraer la abundancia (desde el punto de vista universal, no meramente económico) a sus vidas. He estado leyendo por Internet mil tips sobre estos "baños", pero les aseguro: nada que ver con lo que allí pudimos experimentar. Aunque piensen que no, servidora es bastante escéptica, y ha visto muchas tonterías en su vida. Pero aquello no fue una tontería: fue un ritual profundo, conmovedor, energético, trascendental. Los oficiantes, D. Luis y una señora que le traducía y de quién desgraciadamente no recuerdo el nombre, eran unas personas muy humildes, alegres y normales. Muy tranquilos, explicaron todo perfectamente a la concurrencia (dos hombres adultos y cuatro mujeres).
 
No voy a contaros el ritual punto por punto: quizá os resultara aburrido, o quizá siento en mi interior que se trata de algo muy íntimo, y que no debo hacerlo. Quiero comentaros, eso sí, que se me manifestó una sincronía curiosa: andaba yo algo preocupada porque debíamos llevar flores de distintos colores al evento, y no sabía cómo comprarlas (soy Virgo, al fin y al cabo, y me daba algo de vergüenza presentarme en una tienda de flores y pedirles un número exacto de cada color). En fin: me fui a coger el coche y allí mismo, delante de mi, al lado de unos cubos de basura (?¿?¿?¿).., ¡me encontré con dos ramos de flores de mil colores, depositados como una ofrenda en el suelo! Uno era de flores variadas: gerberas, siemprevivas, claveles y un enorme girasol (!!!), símbolo del Sol, de Leo y oriundo del mismo Perú, puesto allí en medio como una joya o una alerta, no sé... El otro también era alucinante: un "bouquet" gigantesco de azucenas (!!!!), enormes como estrellas abiertas, adornadas con hojas jóvenes de eucalipto. Así que ni Ana ni yo tuvimos que comprar flores: quien fuera o fuese me las había plantificado ahí mismo, a mano, por si tenía algún problema o duda con asistir al ritual, supongo...
 
Las azucenas son símbolos de pureza, amor sublime y elevado. También significa la paz, la divinidad y la inocencia. Asociada a la diosa Juno, aparece desde hace mucho tiempo relacionada con el Mediterráneo, y ha sido representada, por ejemplo, en los frescos cretenses del palacio de Cnosos. Según el Tarot Gitano, que entre sus simbólicas figuras incluye también a esta especie vegetal,
la azucena o lirio simbolizan la belleza, el amor, la pureza, la fidelidad, así como también la muerte y la resurrección. Se refieren a la felicidad espiritual, en contraposición a la otra imagen de "El Ramillete" (un bouquet de flores variadas como el que acompañaba a las azucenas), que simbolizan más bien la felicidad terrena y física.
 
Doy mi palabra, y que me caiga un rayo si miento, que ambos ramos estaban unidos con una cinta dorada y un "Espero que te guste" muy significativo... No estaban marchitas ni sucias: estaban plenas de belleza y esplendor, y como tal he dejado en mi casa aquellas que no utilizamos en la ceremonia, y allí siguen.
 
En cuanto al baño de florecimiento, fue mágico para mi en un sentido muy curioso: como digo, nos echaron agua, mucha agua fría por encima... Pero nada más empezar el ritual, noté cómo mi cuerpo comenzaba a arder interiormente, con un fuego inusitado. Fue increíble: frío femenino en el exterior, ardor masculino en las entrañas. Y digo esto porque de repente noté, literalmente, como si todos mis chakras se alinearan y de arriba abajo (atravesando el centro de mi cuerpo como una rara columna de energía, con todas sus fuerzas), se reincorporó a mi propia alma el espíritu de alguien que sé que he sido en el pasado. Ana me explicó, después, que los chamanes usualmente utilizan su fuerza para recuperar "pedazos perdidos" de las almas de las personas, que éstas necesitan para seguir su camino o para llevar a cabo alguna "misión especial". La misma noción se aprende en reiki: parece ser que algunas personas pierden partes de su alma en el camino, en la lucha, en el dolor, en la enfermedad, en la vida.., en las múltiples vidas. Yo no he tenido mucho contacto con este fenómeno, si os soy sincera: pero el resultado fue el que fue, y de repente noté tal fuerza, tal vigor en mi, que en medio del baño de agua fría me erguí más aún en mi propia estatura (no muy alta, por si acaso XDXD), y oí decir a la mujer detrás de mi, en castellano: "ay, tú no has dicho ni palabra, ni te has movido, has aguantado todo el chaparrón".
 
Sea lo que sea lo que me ha pasado, me he llenado de humildad y de reverencia ante el Ojo mismo de la Creación. Será que me he contagiado de la sencillez de D. Luis, que me ha poseído, además, su mirada dulce y cómplice, sus maneras muy, muy pequeñas, casi de niño. Vi que llevaba, para el ritual, una camiseta que ponía "a su servicio": una simple camiseta publicitaria de no sé qué marca de allá. Y entonces me enteré bien de que iba el asunto, y me rendí.
 
... No me resulta fácil rendirme, por eso estoy contenta, porque esta vez sé que lo hice bien :-)
 
Un beso a todos, un beso a todas.., que el Espíritu guíe vuestros pasos, y os ayude a comprender La Eternidad.
 
 
 
 

viernes, 25 de octubre de 2013

Amigos pese al karma



























"Marta me llamó a las seis hora española.
Sólo para hablar, solo se sentía sola
porque Sebas se marchó de vuelta a Buenos Aires.
El dinero se acabó, ya no hay sitio para nadie.
Dónde empieza y donde acabará
el destino que nos une y que nos separará
".


"Marta, Sebas, Guille y los demás", Amaral.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
 
He puesto más arriba este retazo de una bonita canción de Amaral hoy en el blog, porque he tenido una noche de lo más movidita... He estado "soñando" (por decirlo de alguna manera; me río yo de mis sueños: son de lo más particular) con todos, absolutamente todos los amigos que tengo desperdigados por ahí, por otras provincias españolas, o por otras partes del mundo. ¡Flipante! Menudos "speeches" que me he marcado esta madrugada.., creo que se podría hacer un libro sólo con eso.
 
Hay alguna parte de mí que había perdido, que había olvidado, y que he recuperado en estos últimos días. Es una parte que tiene mucho, pero muuuucho que ver con el maravilloso signo (para mí lo es) de Sagitario. Tengo a la Luna en los últimos grados de Sagitario (en grados críticos, más concretamente), y de vez en cuando me acuerdo de que tengo una fe indestructible, capaz de mover montañas, o de que las ataduras y los compromisos sólo me interesan cuando son 100% admitidos y aceptados por mi Ser Interior (por el motivo que sea: eso son cuestiones muy, muy complejas). Mercurio Rx me ayuda a tomar conciencia de las cosas que se han quedado un poco "en el rincón" debido a las luchas, a los problemas o a las preocupaciones. Pero un buen día de éstos me acordé de que hay una especie de personaje en mí, que yo llamé hace años (bastante años, como unos 11 o más) Runa: Runaoscura, para ser más concreta.
 
Runa es ágil, simpática, generosa y valiente; no se detiende nunca a preguntarse si algo es posible, porque TODO ES POSIBLE. No se deja llevar jamás por el pesimismo o la depresión, disfruta intensamente con todo lo que la vida puede ofrecerle, y le encanta comer, beber y hasta emborracharse a sabiendas, de vez en cuando. Ama la filosofía como si fuera su único alimento, adora viajar y conocer sitios nuevos, va ligera de equipaje y es capaz de cruzarse el Atlántico, o irse para cualquier otro lugar, sin miedo y sin preocuparse de qué pasará mañana.
 
Runaoscura es la faceta de Runa cuando trabaja con las fuerzas de su Sombra... Es un ser poderoso, combativo y de una fuerza interior descomunal. Es capaz de ver por debajo de la superficie de las cosas y de las personas, no soporta las injusticias (o lo que ella cree que son injusticias), y sería capaz de enfrentarse a cualquier cosa o a cualquier persona para defender aquello en lo que cree, o para ponerse de parte de otro más débil. Es rápida y de reflejos volcánicos. Su resistencia no tiene límites, y puede "morir" mil veces y renacer de sus cenizas otras tantas. Envejece muy lentamente, porque su capacidad de regeneración es inmensa.
 
Andrómeda es otra faceta de mi personalidad, la que da nombre a este blog: un ser con la mente y el corazón puesto en las alturas. Vive volcada en la Totalidad Universal, sabe que no es más que un mero retazo en la Mente de Dios, y sueña con ser capaz de poder transmitir esta verdad a cuantos más mejor de todos sus semejantes. Puede conectarse con prácticamente cualquier ser espiritual encarnado (y a veces, con algunos que residen en otros planos de la Existencia) para ayudarle a elegir su propio camino, o a transitar con ánimos y optimismo el que le toque (o el que haya elegido, más bien). Ha visto en algunas ocasiones la Fuente de la Propia Creación, y no olvida el éxtasis que produce esta realidad última y trascendente. Desarrolla, cuando trabaja con ello, el Amor Compasivo que todo lo transforma.
 
Runa, Runaoscura, Andrómeda... Varias maneras de definir partes de una misma cosa, que se expresan cuando uno menos lo espera, que están ahí, que nunca se han perdido.
 
Pero no sabría quién soy. Pero no estaría aquí, donde me hallo. Pero no podría haberlo hecho, ni siquiera seguir haciéndolo, si no fuera por vosotros: mis amigos.
 
El por qué he soñado hoy con todos vosotros, los muy lejanos, quizá sea porque precisamente no os tengo tan cerca. No os tengo presentes en el día a día, pero sin embargo estáis siempre ahí. Da igual el tiempo: hablar con vosotros es conectar de forma inmediata. Puedo seguir con una conversación cualquiera como si hubieran pasando unos segundos apenas.., aunque hayan pasado meses, incluso años.
 
No os olvido: es cierto que tengo una memoria abstracta muy rara, que va y viene (a veces, absolutamente desastrosa, como la de Doris, la "pececita" de "Buscando a Nemo", jajajaja); quizá sea por Mercurio combusto al Sol, que me juega esas malas pasadas, o quizá por otros aspectos zodiacales más tensos, jejeje... Pero mi memoria "emocional" no cede, no falla, no se va: es incombustible.
 
Runa, Runaoscura, Andrómeda.., Fátima NO OLVIDA. No olvido ni uno solo de los hechos que han pasado, que hemos vivido, que nos han forjado hasta la fecha, como a golpes o a caricias, como la espada en el yunque o la rosa bajo la lluvia. No olvido las promesas, lo que se ha hablado. No olvido las confidencias ni las confianzas. No olvido los favores recibidos, las lágrimas ni las sonrisas. Las tardes o las mañanas compartidas, los atardeceres, los días ni las noches.
 
Mi memoria, la emocional, sí, es poderosa, es impresionante. Tanto, que puedo recordar, si me esfuerzo un poco, retazos de otras vidas apenas vislumbradas... No olvido los votos, los contratos, los acuerdos. No olvido el dolor, pero tampoco el amor. Soy un Custodio de los Archivos de la Memoria ocultos para la mayoría de los que vienen aquí a trabajarse, a dejarse la piel a golpe de sinceridad. Con nuestras virtudes y nuestros defectos, os admito y os recuerdo como si fuerais partes insondables, maravillosas y prístinas de mí misma.
 
Sois mejor, más altos, más valiosos que ángeles en mi corazón. Sois caros a mi alma y a mi espíritu, y no os olvido. Da igual lo que pueda parecer: "la apariencia no es sincera", como diría Bunbury. La apariencia nos marea, nos confunde, nos hace creer lo que no es, nos llena de desesperanza, nos aburre.
 
¡Pero la Realidad no es la Apariencia! Y muchos de vosotros/as ya lo sabe :-)
 
Simplemente, sois, y seréis siempre, mis amigos. Pese al karma y a todo lo demás. ¡Qué importa!
 
¡Un beso a todos/as, desde este pequeño rinconcito, hoy lluvioso y gris, de mi Madrid!
 
 

miércoles, 23 de octubre de 2013

"Gravity": volviendo a ser humanos.., ¡rotundamente humanos!

 
 
En fin: muchos/as de los que me conocéis sabéis ya de mi gusto y afición por las peliculitas del espacio... ¡Más concretamente, es la ciencia-ficción lo que me seduce! Por eso precisamente no hice demasiada intención de ir a ver "Gravity": y es porque es una película que transcurre en el espacio, sí.., pero en un espacio muy cercano, muy evidente, muy "de andar por casa". Es cierto: se me va la imaginación a paisajes lejanos del universo, a otros mundos, a otras galaxias, y las aventuras y desventuras de unos astronautas de lo más normalito me parecían aburridas, incluso un punto soporíferas. Sin embargo, ¡he aquí el destino!: yo iba a ver otra peli, pero ya no había entradas, así que entré a "Gravity" tomándomelo como el mal menor, porque había estado haciendo mucha cola y no quería perder ese tiempo.
 
A los pocos minutos de empezar la película, me di cuenta de mi error: aquello no era soporífero, ni mucho menos. "Gravity" es un film absorbente, que no te da ni un minuto de tregua, y se puede calificar de cualquier cosa, menos de aburrido. La primera media hora de la película posee la inmensa maestría de saber plasmar de una forma absolutamente eficaz la claustrofobia mezclada con agorafobia que da estar embuchado dentro de un traje espacial en unas condiciones pésimas y dramáticas, es decir, flotando en mitad de la nada: tanto, que en algunos momentos creí que iba a tener que salirme de la sala.
 
Pues sí, resulta que "Gravity" es precisamente ciencia-ficción, aunque no lo parezca. Así que si eres astrofísico, astronauta, ingeniero aeroespacial, o algo por el estilo, te recomiendo que no vayas a verla. Los errores técnicos te parecerán garrafales, ¡pero es que es un producto concebido para el entretenimiento del público! Y además, con mensaje: un mensaje que quizá pase desapercibido para algunos espectadores, pero que pienso que viene muy bien en los tiempos que corren. La peli no tiene la intención de convertirse en una exposición literal de las condiciones físicas que rigen en el espacio, o de la vida de los astronautas y sus funciones allá arriba. Es más una especie de poema épico que trata sobre la importancia de la vida, de la resistencia, de la supervivencia, de la fuerza de la voluntad, del valor, de la amistad, y del amor al planeta Tierra y a nuestros hijos.
 
La película está protagonizada por dos impecables Sandra Bullock y George Cluney, que lo bordan. Ella es una brillante ingeniera que se embarca en su primera misión espacial, y él es un veterano astronauta, el experimentado comandante de la misión. No voy a desvelaros el argumento, pero sí que voy a deciros que los efectos visuales de la película son alucinantes, ¡increíbles! Y eso que yo no la he visto en 3D, jajajaja...
 
"Gravity" es emocionante, y nos recuerda constantemente que, aún en las circunstancias más adversas, aún en los lugares más fríos y yermos (el espacio exterior), seguimos siendo seres humanos, profundamente ligados a la Tierra, a este planeta que nos vio nacer, con una suerte de vínculo casi místico, inmaterial, pero a la vez muy, muy tangible... Con ella te sientes literalmente en "gravedad 0", te sumerges en un asombroso thriller espacial, lleno de sorpresas, y con momentos en los que literalmente se te corta la respiración.
 
Así pues, disfruté de lo lindo con esta maravilla técnica con gran corazón y alma. El argumento no es lo más fuerte de la película, pero su aparente sencillez nos acaba conmoviendo, gracias a una historia personal e inolvidable.
 
Tenéis que ir a verla: no quiero contaros nada más. Solamente recomendaros que os dejéis sobrecoger por la inmensidad del vacío, del espacio, de la soledad que se experimenta en esta película. Que os dejéis envolver por la historia del renacimiento, cual Ave Fénix, de una mujer que lo ha perdido absolutamente todo. Tengo que reconocer que ha sido una de las mejores experiencias en el cine desde que vi "El Caballero Oscuro"... Y por cierto: atentos a las metáforas de la vida del personaje de Sandra Bullock: en el film podréis percibir escenas en las que metafóricamente se ve su concepción, gestación, dolores del parto, primeros pasos...
 
Disfruta con la genial plasmación del libreto de Alfonso Cuarón y su hijo Jonás, que posee extraordinarios efectos especiales, una edición fuera de lo común, y una fotografía asombrosa (por no hablar de la dirección y la actuación, por supuesto). Disfruta de esta hermosa y emocionante metáfora de la vida, y no olvides nunca, nunca, que seguimos, a pesar de todo, siendo humanos.
 
¡Profundamente humanos!
 
 

lunes, 21 de octubre de 2013

Círculos de mujeres: trabajando el Inconsciente Femenino arquetípico con la Luna

 
 
Cuando mis clientes me preguntan por qué llevo a cabo una meditación de Círculo de Mujeres cada mes (más o menos.., porque dependiendo del caso, como ahora ocurrirá en Noviembre, puedo llegar a hacer dos, y hasta tres), me sorprendo. La verdad es que me sorprendo porque se me olvida hasta qué punto hemos perdido el norte en esta sociedad tan compleja, tan rápida y tan elaborada en la que vivimos.
 
También "me sorprendo de que les sorprenda" lo del "Círculo de Mujeres", que es el nombre con el que he bautizado a este tipo de meditaciones... Y no: no se trata de una cuestión de discriminación de género, ¡para nada! Muy al contrario: en estas meditaciones está previsto y se permite la presencia de hombres, aunque es complicado que acaben asistiendo. ¡Qué más quisiera yo, qué más quisieran las mujeres que vienen a mis encuentros, que los hombres participaran con nosotras y se avinieran a disfrutar, experimentar y gozar de las revelaciones de la Gran Madre arquetípica, con la cual nos ponemos en contacto en cada Círculo que llevamos a cabo!
 
Solamente los caballeros más valientes, los más capacitados para expresar su parte femenina, y los mentalmente más "abiertos" (personas que evolucionan hacia niveles muy altos, muy complejos y muy trascendentales del Ser, tanto a nivel físico como mental y espiritual) son capaces de beneficiarse de estos Círculos de Meditación, en los cuales el objetivo fundamental es tomar contacto y trabajar con el Inconsciente Femenino arquetípico (que por cierto, está presente tanto en hombres como en mujeres, por si a alguno/a le cabe la más mínima duda).
 
En cuanto a las señoras, por su propia naturaleza y afinidad, están generalmente en condiciones de poder aprovechar los dones de la intuición y de la meditación (visualización creativa, en la mayoría de los casos) con mucha mayor libertad. Pero, ¿en qué consiste este género de meditaciones?
 
Tengo que aclarar que yo empecé trabajando el Inconsciente Femenino gracias a mi participación, como astróloga, en el grupo de Astrología www.astro.com (el cual os recomiendo encarecidamente si sois afines, estudiosos o meros curiosos acerca del tema, por cierto)... Allí me encontré con una serie de mujeres fabulosas, a las cuales les debo mucha de mi experiencia en temas de meditación y del trabajo específico, por ejemplo, con la técnica de las Revoluciones Lunares (una forma de predecir los acontecimientos recientes que tienen lugar a un mes vista en la vida de una persona, y con la que se obtienen predicciones muy acertadas y resultados sorprendentes tanto a nivel físico, del día a día, como psicológico y espiritual).
 
En los encuentros de los Círculos de Mujeres se obtienen tan buenos resultados porque sí, efectivamente, se trabaja con la Luna. ¡Por eso decía al principio lo de que esta sociedad se ha alejado tanto, tantísimo, de su "norte"! Gran parte de los problemas que nos atenazan hoy están relacionados con la falta de respeto a los ciclos. Pero no tan sólo a los ciclos de la Naturaleza, obviamente (como yo digo, ya tenemos buñuelos de Todos los Santos en septiembre, y turrones de Navidad en octubre en las tiendas; pareciera que el "vender, vender, vender" fuera el objetivo primordial, y eso destruye el sistema de ciclos sobre el que está orbitando el planeta desde el inicio de los tiempos).., sino a los ciclos de los hombres.
 
Todo es un ciclo: nacemos, crecemos, nos reproducimos y nos morimos. Y entre medias, de tanto en tanto, hacemos multitud de cosas. La Luna fue y sigue siendo uno de los "relojes" tradicionales del ser humano desde que éste levantó las extremidades anteriores del suelo y se dio en llamar así. Nuestro satélite, como todo el mundo sabe, tiene relación con los ciclos de las mareas (de gran importancia en este "planeta azul" tan lleno de agua, cuyos océanos ocupan nada más y nada menos que el 70% de la superficie terrestre), pero también con los ciclos del crecimiento de las plantas, con las del nacimiento y reproducción de muchos organismos, con las migraciones de múltiples especies... La biosfera entera depende en gran medida de los ciclos lunares, y es por esto que le he otorgado una enorme importancia al trabajo con la Luna en los Círculos de Meditación de Mujeres que trabajan, reuniéndose para conocer cuáles van a ser las influencias y las respuestas de su propio ser a cada lunación, los días en que hay Luna Nueva o en que se producen eventos astronómicos significativos (eclipses, solsticios, equinoccios) o festividades tradicionales de alto contenido arquetípico y cultural (Samhain, o Noche de Todos los Santos; Beltane, o fiestas del Palo de Mayo, etc).
 
Se ha confirmado científicamente que hay una correlación entre las fases de la luna y los ritmos biológicos del ser humano durante el sueño. Se están llevando a cabo estudios que relacionan las distintas fases de nuestro satélite en relación a los accidentes coronarios y cerebro-vasculares. En fin: estudios y análisis hay para todos los gustos. Y como siempre, va a pasar lo de siempre: los crédulos encontrarán mil y una "excusas" para comprobar que sí, que sí: que la Luna influye en nosotros no saben ustedes cuánto... Y los escépticos, a la par: otras mil y un "excusas" para demostrar que no, que no, que todo son mitos y supersticiones estúpidas, y que de influencia lunar nanay de la China, ni de lejos, ni de cerca; a trabajar con el lado racional del cerebro que es el único que existe y déjense de gaitas. ¡La eterna confrontación sigue y seguirá vigente mientras el mundo es mundo, supongo!
 
Yo no afirmo que nadie vaya a curarse de no sé qué dolencia participando en estos Círculos de Mujeres... NO AFIRMO, rotundamente no lo hago, que se te vaya a quitar la depresión, que vayas a tener una revelación mística, que te vayas a quitar las patas de gallo y/o las bolsas de los ojos; tampoco afirmo que la relación con tu pareja vaya a volver a ser lo que era, que vayas a conseguir un trabajo estable, o que vayas a dejar de fumar definitivamente. ¡NO!
 
Pero lo que sí afirmo, y con rotundidad, es que si participas en la experiencia de nuestros Círculos de Mujeres (ya seas hombre o mujer) te reencontrarás contigo mismo/a; honrarás los ciclos de tu cuerpo, tus niveles de energía y tus emociones; descubrirás dentro de ti recursos internos de los que no tenías noticia; incrementarás tus niveles de autoestima, empezarás a tomar partido por tu causa y a saber que tú eres tan importante como el que más, como la que más; y sobre todo, sobre todo, entrarás en contacto con tu inconsciente, con tu profunda sabiduría interna, con tu intuición, con tu capacidad creativa y resolutiva.., con esa parte de ti mismo/a tan denostada a veces, a veces tan inoportuna, que tradicionalmente nos han enseñado a reprimir y a "oscurecer" como la Luna Nueva que, oscura y aparentemente desaparecida, guarda en su interior las semillas de todas las manifestaciones
 
Hablar de "meditación lunar" o de "Círculos de Mujeres" puede resultar extraño, amenazante para ciertas personas (sobre todo ahora, que está de moda el tema éste de la peli de "Zugarramurdi".., ¡por cierto, a ver si voy esta semana a verla y os comento! XDXD). Pero no hay nada de raro o de mistérico en esto: no desde el punto de vista que quisieran creer los que ignoran el poder de lo Femenino en el mundo o temen a la fuerza insondable y (esta vez sí) profundamente mística de la Diosa...
 
Encontrarte con la energía creadora, generadora, sostén de toda vida sobre el planeta Tierra, dadora de abundancia y poder REAL, no tiene por qué dar miedo ni por qué parecer una cosa rara o peligrosa... Es hora de que lleguemos por fin a un acuerdo; es hora de que por fin, superemos la dualidad masculino/femenino y caminemos hacia la integración real de las energías del Ser que, como en el Caduceo de Mercurio, gobiernan la existencia en su flujo infinito hacia arriba y hacia abajo, constantemente...
 
¡Buenos días de lunes, día de la Luna y, por tanto, muy apropiado para colgar de esta manera, aquí, este post!
 
 

jueves, 17 de octubre de 2013

Arcángel Rafael: sanando desde la Conciencia Cósmica

 
 
"Santo Príncipe de la Gloria,
Poderoso arcángel San Rafael,
Grande en los bienes de la naturaleza
Grande en los dones de la gracia,
Grande en el ardor de la caridad,
Grande en el resplandor de la sabiduría,
Grande en la piedad con los hombres,
Grande en el poder contra los demonios,
Grande en la dignidad,
Grandísimo en la humildad.
 
Medicina de Dios,
Príncipe de los médicos,
Prefecto de las curaciones,
Salud de los enfermos,
Luz de los ciegos,
Gozo de los afligidos,
Custodio de caminantes,
Guía de los peregrinos,
Maestro de los que desean la perfección,
Protector de la virtud".
 
Invocación tradicional al arcángel Rafael.
------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
Hay veces en que, simplemente, uno se pierde a sí mismo. En ocasiones no nos damos cuenta de que necesitamos ser sanados, curados en cuerpo, mente, alma y espíritu. Lo veo a diario: no hay nada de lo qué avergonzarse; simplemente, ser humano es complicado. No siempre es tan fácil elegir, discernir, tomar las riendas de la propia vida. Y en ocasiones, atrapados por la vorágine de lo que aparentemente nos sucede, perdemos el norte. No nos damos cuenta de que estamos inmersos en un proceso que desde fuera puede apreciarse como una crisis, pero que en realidad es SANADOR.
 
El arcángel Rafael, cuyo nombre significa "la Curación de Dios" o "Curado por Dios", es la entidad que soporta el arquetipo del Sanador Divino... No tenía ni idea de sus virtudes y atribuciones, hasta que este mes tuve varias experiencias relacionadas con la sanación, y me di cuenta de lo fundamental que ésta se está volviendo (cada vez más) en nuestras vidas. De alguna manera, de forma voluntaria, me he situado bajo la protección e inspiración de esta entidad angélica para que me guíe y sane a mi misma, con la intención de lanzarme directamente a desarrollar todo el potencial que poseo internamente para esta labor.
 
La Conciencia Cósmica denominada Rafael custodia el Este, la dirección solar del nacimiento, la nueva vida y la primavera... Rige el elemento aire, y trata las alteraciones del cuerpo mental que producen cambios en el cuerpo físico (enfermedades), con el fin de expresar los conflictos internos que el alma humana está viviendo... Específicamente asociado a la "regeneración de la Visión" (tanto a nivel físico como espiritual), es invocado para clarificar nuestro pensamiento, a fin de que dejemos "de dar vueltas como peonzas" y nos enfoquemos en lo que realmente necesitamos para cambiar, evolucionar, sanar, crecer.
 
Rafael actúa como guardián del Reino Físico, de la Naturaleza... Es el encargado de regenerar la Tierra, de hacer crecer las fuentes, las plantas, a todas las criaturas. Está al cuidado, pues, de todos los sistemas ecológicos, y como entidad gobernante de la fertilidad, también es invocado para todos aquellos/as que desean tener hijos. Asimismo es el patrono de los herbolarios, farmacéuticos y médicos. Armonizado con el color verde, la guía de Rafael enseña el camino de la compasión hacia todos los seres que existen en el plano material. Su acción directa potencia el equilibro en todo tu Ser, y es fuente de inspiración para todos aquellos que se dedican al noble arte de sanar.
 
Pero las atribuciones de esta Conciencia Cósmica no acaban ahí... Rafael te permite alcanzar la calma interior en aquellos momentos en los que más la necesites, y promueve la armonía en tu existencia. Además, te ayuda a comprender el sentido de vivir "en la verdadera abundancia". El arcángel Rafael otorga prosperidad de forma AUTÉNTICA Y DIVINA. Esto es: la manifestación terrenal del amor que existe en nuestros corazones se plasma en la vida abundante. Rafael es el ángel de la curación, pero como ya hemos visto, también de la fertilidad: toda abundancia proviene directamente de la misma Tierra, y todo lo que nos desvíe de ese potencial generador puro y divino, nos enferma y nos aparta del Plan Divino para la raza humana.
 
El color verde de Rafael nos trae contacto también con las altas ciencias, con la música, con las matemáticas... Bendice nuestro esfuerzo en la consecución de nuestras metas, siempre y cuando éstas sean amorosas y nazcan del centro mismo de nuestro corazón. Algunas tradiciones confirman a Rafael como ángel del Conocimiento, guardián del Árbol de la Vida y del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal. Su potencial nos muestra que solamente la Divinidad existe, y que la dualidad no es más que las dos formas, los dos puntos de vista que presenta el mismo problema.
 
Otras tradiciones afirman que Rafael es el guía de las almas que pasan a otros planos de existencia tras la muerte... Es el ángel, dicen, que concedió a Sara la capacidad de tener hijos cuando ya se le había pasado la edad. Otros textos afirman que desterró a los demonios que poblaban la Tierra tras el Diluvio, ¡e incluso se le atribuye haber sanado a Abraham tras su circuncisión! Cierto texto judío menciona que reveló a Noé el secreto curativo de las plantas.
 
Se le representa muchas veces con atuendo de caminante o peregrino, con un báculo o bastón en su mano izquierda, y en la derecha el pez con el cual sanó los ojos ciegos del padre de Tobías... A menudo lleva una cantimplora en la mano. La manifestación terrenal de la luz verde esmeralda de Rafael en la Tierra crea abundancia económica, creativa y social. Su dominio es el crecimiento y la transformación, y si este arquetipo cósmico, por una razón o por otra, aparece en tu vida, es porque ha llegado ya el momento de sanarte de todas esas viejas heridas que residen en tu alma, y que a veces queremos hacer pasar desapercibidas... La purificación que se alcanza tras la sanación de las viejas heridas del alma (que, en ocasiones, pueden incluso provenir de supuestas vidas pasadas) es innegable.
 
Cuando un ser humano decide dejar atrás de corazón, de una vez por todas, el camino de la victimización, Rafael está a su lado. ¡Incluso puede manifestarse, como algunas personas afirman haber vivenciado! Y es que toda victimización retrasa la evolución personal de un alma, por lo que es eminentemente indeseable y dañina. Es posible que, llegado un determinado momento en tu existencia, decidas "cortar por lo sano", y trabajar con compromiso y fe en tu proceso de sanación, tanto interno como externo... En esos momentos es cuando esta Conciencia Cósmica se pone de manifiesto, revelándote sus dones y su auténtica naturaleza angélica.
 
Rafael se invoca muchas veces para conseguir un matrimonio afortunado, porque fue el ángel que acompañó a Tobías en su largo y peligroso periplo en busca de una esposa apropiada. Por eso, muchos lo consideran el protector de los matrimonios bendecidos, y el guardián de la felicidad en los hogares. Una labor importante de Rafael en el plano material, y que hay que tener muy en cuenta, es que protege "tu Ego": sí, así, como lo oyes. Es un protector de la energía residente en el Plexo Solar (Manipura, Tercer Chakra), y en contra de todo lo que estoy oyendo hablar últimamente sobre el Ego y sus funciones, se trata de una inmensa y divina fuente de poder y conocimiento que ha sido otorgada al hombre para que la utilice, para que la desarrolle en el plano material.., y no para que la desprecie o la deje de lado por miedo a la materia, sino para que el individuo actúe con amor y conocimiento, con responsabilidad, desde el Yo y en el aquí y el ahora.
 
El poder de la Conciencia Cósmica de Rafael es inconmesurable. Puedes invocarle para que te ayude a sanar relaciones kármicas muy enredadas y comprometidas, cuya problemática se ha iniciado en otras supuestas vidas pasadas (incluso cuando los interesados ya no se encuentren en este plano vivencial). Puedes reclamar su asistencia en temas de herencias muy, muy liados, por no hablar de aquellos que se atreven con los exorcismos. Rafael es mediador en toda relación conflictiva, incluso presta ayuda en catástrofes naturales o causadas por la mano del hombre.
 
Rafael es el protector por excelencia: contra las enfermedades, contra los poderes del Mal. Hay muchas invocaciones que circulan por la Red para solicitar su asistencia (por una enfermedad, por un problema matrimonial, por abundancia material, etc). De todas ellas, os propongo la mía, ¡a ver si os gusta!:
 
"Una alfombrilla
Una vela verde
Un vaso de agua (verde si puede ser)
Una aventurina verde (puede valer un "diamante" de plástico verde de los chinos)
Cerillas
Esencia de menta y lavanda
Una medalla, foto o estampa del arcángel San Rafael
 
En un lugar calmado, sin ruidos ni interrupciones, siéntate encima de una alfombrilla (si puede ser de color verde, mucho mejor). Pon delante de ti una vela de color verde, enciéndela con las cerillas, y también la imagen del arcángel. Coloca la aventurina dentro del agua, y concentrándote en lo que deseas pedir (con toda la fuerza y fe de la que seas capaz), invoca:
 
"Arcángel San Rafael, luz y guía de los hombres, escucha mi petición y ayúdame a poder obtener este beneficio en mi vida, para mi mayor bien y el de todos los implicados".
 
A continuación bebe el agua del vaso, y disponte a tomar un baño caliente; previamente habrás disuelto en el agua un poco de los aceites esenciales de menta y lavanda.
 
Puedes pedir que se te dé una señal para solucionar tu problema que tan sólo tú puedas comprender perfectamente; o que algo te sea revelado en sueños, o que se den repentinamente las condiciones necesarias para que todo lo que precisas en tu vida tenga lugar. ¡Tú eliges la forma de la petición!
 
Lleva siempre la imagen del arcángel contigo, así como la aventurina verde, hasta que se cumpla tu deseo, tu problema se solucione, o vuelva la salud y la prosperidad a tu vida".
 
¡Un abrazo, besotes a todos/as!