Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

jueves, 27 de diciembre de 2012

La Oración de Andrómeda




















Hace unos pocos días, Noa me dedico está oración.

... Ni que decir tiene que le estoy algo más que agradecida...

Es una belleza, y con su permiso aquí la reproduzco. Conecta perfectamente con lo que soy y con lo que he venido a buscar.

¡Gracias, Noa, porque en medio de la oscuridad, siempre se encuentra una estrella que brilla con fuerza, para aquellos y aquellas que todavía quieren creer!


----------------------------------------------------------------------------------------------


Los sueños realidad son
la realidad un sueño es
cerramos los ojos, y
nuestro mundo interior
es nuestro remanso de paz.

Tesoro guardado que,
si valoramos, compartimos
con los demás, haciéndolo
cada vez más cuantioso
y eterno.

Un día rompiste las cadenas,
dejaste que la fuerza manara
con libertad por tu persona..
Encendiendo una nueva luz
entre la penumbra de
la ignorancia.

Que esa llama sea
guía y bálsamo
para aquellos que
lo necesitan.
 
Que alcances la paz,
la sabiduría que buscan
tus pasos.
                                                  
                               Que encuentres a los que
antes tus sentidos ya
conocieron.
 
Que tu vida sea plena.
gozando de la felicidad
aprendiendo del dolor,
y que los años te hagan
sabia.

Que la luna guíe tu
noche y la tierra nutra
tus pies.

Que cuando despiertes..,
recuerdes...

 

viernes, 21 de diciembre de 2012

El Día en que se acabó el Mundo (dijeron...)























Estoy aquí, sentada escribiendo en mi sillón de director, esperando a ver si por fin se acaba el mundo en este día.

... Ayer escuché a un conocido contertulio en una no menos conocida TV española, diciendo "claro que se acaba el mundo: eso pasa todos los días". Y efectivamente, tenía rezón: eso le ocurrió a las niñas del Madrid Arena, a los muertos en las carreteras de cada fin de semana, a las víctimas del conflicto de la violencia de género, y a tantos y tantos y tantas y tantas como se les ha acabado el tiempo de repente, por un motivo o por otro...

El otro día leí algo que me encantó, y que paso a transcribiros. ¡A ver qué os parece!

"Cuando contemplo la luna y las estrellas, me pregunto, "¿qué es el hombre, para que Te acuerdes de él? ¿Quién, para que de él Te ocupes?" Puede ser una meditación muy útil preguntarnos "¿quién soy, quiénes somos?".., aunque a algunos no le despierte esta reflexión grandes emociones...

Dicen que tan sólo en la Vía Láctea hay 300 millones de estrellas... Y ahí, en esa inmensidad, una estrella: nuestro Sol, y el Sistema Solar, y perdido en todo ello, un "pedrusco" que gira, la Tierra; y en todo el planeta, millones de kilómetros cuadrados.., y ahí estás tú.

Desde un punto de vista muy materialista, un científico de hace un siglo venía a decir: "el hombre vale algo menos de un dólar"... Tanto de litio y de fósforo; tanto de carbono y calcio; el 80%, de agua. Todo el hierro que hay en la sangre sirve para unos clavitos, para fijar la herradura del casco de un caballo. ¿Y fósforo? Apenas para el de una caja de cerillas pequeña.

Es una visión insuficiente, no obstante. El hombre es mucho, mucho más. No sólo es la suma de los elementos materiales que lo componen: es capaz de pensar, de razonar, de abstraer. Capaz de amar. De captar la belleza. De obrar libremente. Capaz de emociones profundas. Capaz de enamorarse.

El hombre es, sí, mucho más. "Hagamos al Hombre a nuestra imagen y semejanza (...), y que domine sobre los peces, y sobre las aves, y sobre los cuádrupedos y reptiles"... El hombre es mucho más, puesto que es Imagen de Dios. Ha sido colocado en el centro de esta Creación, y es tan, tan importante, que "hasta los cabellos de su cabeza están contados".

¿Qué es el ser humano, pues? ¿Un dólar de materias minerales? ¡No! Inteligencia, libertad. Capaz de pensar, capaz de amar, de darse. ¡Imagen de Dios! (...) Y ésa es la grandeza del hombre: ser imagen de la Divinidad.

(...)

Muchos piensan que van a ser más felices cuando posean más cosas, o cuando sean más admirados.., y se olvidan de que todo cuanto necesitan es un corazón enamorado. Y ningún amor puede llenar nuestro corazón (que fue hecho para alcanzar su plenitud en los bienes eternos) sin el Amor Incondicional. Los demás amores adquieren su verdadero sentido cuando buscamos la Divinidad en ellos. Ni el egoísta, ni el envidioso, ni quien tiene puesta su alma en los bienes de la Tierra, gustarán de la alegría por no saber querer, en el sentido más profundo y noble de la palabra. Tal fuerza tiene el Amor, si es perfecto, que olvidamos nuestro contento por contentar a quien amamos".

¿Qué os parece este texto? ¿A que no adivináis en dónde lo leí ;-)?

... Aquí estoy, a solas, sentada en mi silla de director esperando al Fin del Mundo, que es hoy, según han dicho unos cuántos en muchos lugares... Y la verdad, insisto: aunque fuera cierto, me daría igual, porque tengo fe, porque tengo confianza.

Yo sé a quién sirvo.

Por eso no me dejo engañar. Porque sé a quién sirvo.

¡Besotes! ¡Y buen Fin del Mundo para todos/as! XDXDXD

jueves, 13 de diciembre de 2012

Trabajo y felicidad: ¡rompe con las reglas!

Es que no puedo contenerme: ya estoy harta de tantas tonterías.., de todo lo que aparentemente se está haciendo para doblegar el alma de las personas. Aunque, ¿os digo un secreto, os cuento la verdad? El mal, la oscuridad.., realmente están puestos al servicio del hombre. Sí: ya sé que suena más que extraño, lo comprendo. ¡Pero es así, tal y como os lo digo! Por lo tanto, tooodo, absolutamente todo aquello que nos parezca diabólico, malo, indeseable y atroz en nuestra realidad cotidiana, está ahí por un motivo importarte: para hacernos tomar conciencia, para hacernos despertar.

Así que todo lo que está pasando, todo lo que está ocurriendo a nivel socioeconómico en el mundo, pues, está destinado a despertar de forma trascendental nuestras conciencias... La economía y el trabajo también son cuestiones que pueden considerarse desde un punto de vista holístico, no sólamente la relación con los ángeles o con otras entidades del mundo espiritual :-)

No hace falta ser un experto como para darse cuenta de que el actual paradigma socioeconómico ya no da respuesta a las preguntas y a los problemas fundamentales del ser humano. Si os fijáis cada vez hay más pobreza, más desintegración social y más falta de sustentabilidad en las estructuras que sostienen todas las actividades económicas.., y estos hechos incuestionables nos llevan a una profunda revisión de su validez actual.

Sin ir más lejos, aquí en España, ¿qué está pasando con nuestros jóvenes? Hoy salía a la luz la noticia acerca del caso de una chica de 30 años, licenciada y con carrera, que no había podido encontrar trabajo de su especialidad y "curraba" como limpiadora para pagarse el máster.., ¡y que había sido despedida de su puesto de trabajo por secundar la pasada huelga general! ¿Nadie se pregunta qué está pasando con la generación de españoles más preparada de la historia, o es que a nadie le importa? ¿A nadie le importan los casi seis millones de desempleados y las casi nulas esperanzas de futuro laboral?

El miedo a no poder encontrar un trabajo adecuado a nuestras expectativas nos ha vuelto vulnerables a aceptar cosas que, de otro modo y en otro tiempo, jamás habríamos aceptado. La ciudadanía no se echa a la calle por miedo a perder, frente a los poderes establecidos, los pocos "privilegios" que le quedan. Todo consiste en lo de siempre, lo que he visto repetido una y mil veces a través de mi tránsito por esta existencia actual tan apasionante y entretenida: escurrir el bulto, hacer como que no van las cosas con uno, rezar un poco (o pedir al destino, a la suerte o a quien sea) que no le toque a nadie de tu familia.., e ir "pasando", porque pasar parece uno de los componentes más representativos del verdadero carácter del pueblo español.

Ahora os contaré otro secreto: "pasando" no se soluciona nada. Escurriendo el bulto, tampoco. Es de un egoísmo brutal echar las culpas al prójimo (y aquí, donde pongo prójimo, podéis poner lo que sea: extranjeros e inmigrantes, vecinos, parientes, profesores, funcionarios, médicos, políticos, banqueros, masones, curas, a los de otras provincias o al sursum corda). A mi me da en parte la risa, y en parte siento una lástima atroz, porque el grueso de la ciudadanía aún no se ha dado cuenta de la parte de responsabilidad que ellos mismos tienen en todo lo que está ocurriendo. ¡Y casi nadie quiere hacer, todavía a pesar del duro "castigo", examen de conciencia!

Hace ya mil años (así me parece) estuve trabajando en una especie de antro que hubiera podido ser un sitio maravilloso, de haberlo yo querido... ¡Y es que nosotros, y sólo nosotros, somos responsables de nuestra propia realidad! En otras palabras: si tú crees que hay gente en África muriéndose de hambre, por ejemplo, habrá gente en África muriéndose de hambre. Si hay mucha más gente que tú que cree que hay gente en África muriéndose de hambre, la habrá con mucha mayor razón. Pero sé que esto es un conocimiento muy duro de llegar a comprender (lo sé, porque conozco el largo, laaaargo camino que he recorrido yo hasta llegar a este punto), así que pondré las cosas más fáciles, casi "de andar por casa".

Es un hecho científicamente probado que las personas que tienen experiencias positivas en su puesto de trabajo cuentan con una vida hogareña e íntima mucho más feliz. El compromiso por el trabajo, tan traído y llevado (anda que no hay actualmente programas de TV donde machaconamente se nos insiste sobre ello.., ¡como si fuera ahora y sólo ahora la primera y única vez que la gente hubiera currado en la Historia!) no debería erigirse nunca en una excusa para que el empresario explote al empleado, con el fin de que rinda más. Porque, en realidad, ¿qué significa "rendir más"? Hay que pensar sobre eso profundamente. Como digo, en mi pequeño trabajo-antro ya pasado había gente que se las daba de que salía de trabajar como mucho a partir de las siete de la tarde (para hacer ver a los de arriba lo muy comprometidos que estaban con su trabajo).., y que por ese motivo dejaban de lado otras responsabilidades familiares.

No voy a juzgarles (¡lejos de mi, Satanás, jejeje!), pero espero que al menos les hayan dado un Óscar.., a la tontería, supongo, porque esa actitud rastrera, humillante y poco práctica es imposible que traiga nada bueno (a excepción, claro está, de una toma de conciencia dura, repentina y muy dolorosa por parte del interesado). El compromiso laboral no tiene nada que ver con la estupidez, con la humillación, con la poca practicidad de unos horarios de trabajo razonables y racionales, adaptados a las necesidades de las familias... No sé qué habrá sido de esta gente, pero me lo imagino: porque, como hoy comentaba con una amiga, llevo cierto adelanto en la toma de conciencia general debido a mi aceptación mucho más temprana del sufrimiento.., cosa que la ciudadanía tan sólo está empezando a experimentar ahora mismo, cuando yo ya llevo al menos 8 años de ventaja.

Entonces, ¿cuál sería la solución a todos estos tremendos conflictos laborales que están sufriendo las personas hoy en día?

Para no alargarme mucho, te diré algo: rompe con las reglas.., ¡pero no con las sociales, sino con las tuyas internas propias! Si no encuentras trabajo "de lo tuyo", quizá es que deberías empezar a trabajar en otra cosa. Si no encuentras trabajo en tu país, quizá es que tu alma inmortal está empezando a sugerirte la posibilidad de viajar lejos, bien lejos. Si tu trabajo te hace infeliz, empieza a cambiar desde tu interior, y vuélvete un ser feliz.., ¡ya verás cómo las condiciones todas de tu trabajo, milagrosamente, cambian! Arriésgate, lánzate, anímate: no tengas miedo. No hagas caso a unos y a otros, no hagas caso de nadie: los conflictos, por más dolorosos y duros que sean, están ahí exclusivamente para que tú tomes conciencia.

¡Rompe con las reglas de tu mente, y comprende que es posible encontrar la felicidad en tu trabajo!

Ahora, más que nunca, no sólo es posible.., sino incluso necesario.

... Y muchos de vosotros, que lo sé, me dirán, "estupendo, ¿pero y qué pasa con todos los que no tenemos trabajo, que actualmente casi somos legión?".

Ahhhhhhh: ésa es otra cuestión, y trataré de analizarla a fondo.., pero eso ya será dentro de unos días.

¡Saluditos! ¡Y mucha felicidad en el trabajo hermoso de cada uno y de cada día!

lunes, 10 de diciembre de 2012

2012: las trompetas del Apocalipsis





















"Padre Nuestro, que estás en los Cielos (...)/Venga a nosotros Tu Reino"
--------------------------------------------
"Rector potents, verax Deus,          
qui témperas rerum vices,
splendóre mane ínstruis
et ígnibus merídiem,

Exstíngue flammas lítium,
aufer calórem nóxium,
confer salútem córporum,
verámque pacem córdium".
--------------------------------------------

El Apocalipsis está en ti. La felicidad está en ti. El Amor está en ti. El Infierno está en ti.

Vengo de pasar algunos días fuera, pero durante este tiempo he podido hablar (en algunos casos tan sólo escuchar) a los monjes y monjas de los monasterios de la Vid (Burgos), Silos (Burgos) y Caleruega (Burgos)... Agustinos, Benedictinos y Dominicos, respectivamente, para aquel o aquella que esté interesado/a en seguirles la pista.

Andaba buscando respuestas ("mis" respuestas, obviamente) a las inquietudes que dejé atrás, como ya habréis podido leer en la última entrada mía del blog.., y francamente, creo que las he encontrado. ¡El viaje no ha sido en balde! Una lectora, Eva, tenía toda la razón del mundo con sus comentarios: suscribo todo lo que dijo (gracias, Eva: no te contesté en su momento porque estaba de viaje), y ahora vengo aquí a explicaros lo que he aprendido en estos monasterios y en la quietud de los valles, casi helados ya, de la bella provincia de Burgos.

Existe un mundo dual, donde el Bien y el Mal se entrecruzan y parecen estar confrontados, que se llama Planeta Tierra. Mi conocimiento me impide afirmar si hay otros mundos como éste, aunque mi lógica y mi intuición me indican que sí. Y en este pequeño mundo se libra desde hace eones una tremenda batalla entre dos fuerzas contrapuestas, que conocemos como Luz y Oscuridad, y que siempre solemos ver reflejadas afuera.., pero que, en realidad, no están sino en el interior de nosotros mismos.

He comprendido que no puedo dar recetas para la felicidad de mis clientes simplemente porque la felicidad es un estado de conciencia (gracias, Amadeo): una elección que se encuentra a disposición de cada persona y que uno, en completa libertad, es dueño absoluto de abrazar.., o de seguir sufriendo. He comprendido que, si les diera recetas a mis clientes para la felicidad, como si fueran píldoras, en realidad no haría otra cosa que engañarles.

... Y yo no quiero engañar a nadie... Porque como aplican en su lema los dominicos, "Veritas", el amor a la Verdad está muy por encima de cualquier otra consideración ahora mismo en mi ánimo.

Recetar píldoras para la felicidad no sólo sería una grave mentira por mi parte, sino además un profundo y terrible acto de soberbia. Y yo he bebido ayer del agua del manantial que brota en el subsuelo de la iglesia de las Dominicas de Caleruega, bajo el altar mayor. "Veritas", reza el lema que adorna el brocal del pozo subterráneo, el cual se encuentra en la oscuridad más absoluta, y cuyo mecanismo e iluminación hay que buscar afanosamente, para poder beber de él :-)

No voy a mentirle a las personas, proponiéndoles que hagan ninguna cosa que no puedan alcanzar por sí mismas o que no deseen... Me plegaré a la Voluntad Suprema y, si tengo que sufrir yo misma por ver y poder sentir, según mi don particular, el sufrimiento ajeno, lo haré; pero no expresaré ningún pensamiento ni sentimiento que les puedan hacer desviar de la trayectoria que ellos mismos hayan elegido.

Mi trabajo no consiste en curarme más que a mi misma, según creo... Como dice el Ho'ponopono (gracias, mil gracias, Silvia, porque me obligaste a enfrentarme a mi tremendo Ego), asumo el 100% de la responsabilidad por todo lo que ocurre en este planeta.

Qué poco se comprende la figura de Cristo en nuestros días... Me temo que Él fue un avatar (o como le quieran llamar, el título es lo mismo) capaz de alcanzar un grado brutal e infinito de trascendencia, asumiendo Él solo el 100% de la responsabilidad por todos nuestros pecados. ¡Por todos nuestros pecados! Quizá en eso consista (eso creo) el tránsito de la Era de Piscis a la de Acuario: ya no podemos dejar nunca más en manos de Cristo toda la responsabilidad, sino que tenemos que empezar a asumirla nosotros mismos.

... Pero para eso del comienzo de la Era de Acuario, no obstante, astronómicamente aún falta mucho, mucho tiempo...

Aquí y ahora, es necesario dejar de echarle las culpas al otro; es necesario dejar de horrorizarse por el comportamiento ajeno; es vital abandonar el miedo, el odio, la ira, la envidia, el juicio malsano sobre el prójimo; y empezar a ser conscientes de toda la parte de culpa, horror, miedo, ira, odio, envidia y juicio que hay en nosotros.., y centrándonos simplemente en nosotros, sin necesidad de ir más allá.

¿Cómo es posible que hayamos llegado a poder tratarnos así.., con tan poco amor y respeto hacia nosotros mismos? Menos deseos, menos querer salirnos a toda costa con la nuestra.., menos demonizar al de enfrente, menos identificarnos con el ego personal.., y más amor. ¡Mucho, mucho más amor, caridad y compasión incondicional!

No me cabe duda de que existe, en efecto, un Apocalipsis con todas las de la ley, tal y como lo han concebido la mayor parte de las culturas y sociedades del mundo a lo largo de miles y miles de generaciones... Si es el 21 de diciembre de 2012 (dentro de tan sólo 12 días) o para después de mil años, es una cuestión que me parece irrelevante. Como he dicho cientos y cientos de veces, no temo a la muerte.., así que, si me tocara desencarnar ahora mismo, en este preciso momento, puedo decir alegre y sin temor a equivocarme, que lo haría consciente y en paz por todo cuanto he aprendido durante los últimos siete u ocho años de duro trabajo personal.

No me cabe duda de que sí que existe, en algún tiempo y en algún lugar, ese Apocalipsis terrible de los mayas, las trompetas y las profecías misteriosas.., pero por las teorías de los universos paralelos, por las leyes de la física cuántica, por la teoría de cuerdas, etc, etc.., sé que no va a ser efectivo para todo el mundo.

Por ejemplo, no para mi. Yo no elijo el Apocalipsis porque he deseado y he aprendido a asumir la responsabilidad sobre mis actos mucho antes de que todo esto diera comienzo. ¡He decidido cargar con mi propia cruz a cuestas, sin esperar que nadie lo haga por mi, y sin desear otro castigo que el que yo misma vaya a adjudicarme gustosamente!

Alguien me dijo una vez que le había enseñado el camino de la Redención, a pesar de todos los dolores del mundo... Bueno: eso son palabras mayores, pero como buena montañera, me temo que mi labor se extiende tan sólo hasta la función de señalar meramente el camino. Sin embargo no puedo (no debo) recorrer el camino por nadie, ni en el nombre de nadie. No puedo más que ayudarte un poco a cargar el ástil de tu cruz durante un corto periodo de tu vida, pero no debo cargar con toda tu cruz a cuestas. Porque es TU CRUZ: es responsabilidad tuya, lo que tú mismo/a has elegido, la mera consecuencia de tus propios actos. Es más: puedes abandonarla en mitad del camino cuando desees, que pierde cuidado: nadie vendrá a pedirte cuentas desde las alturas. Dios no es esa especie de cosa rara vengadora que aparece de la nada, con una espada en la mano, para descargar su ira (¿?¿) contra ti: no confundas a Dios con las religiones, con TODAS las religiones (incluidas las nuevas religiones, porque lo son: de la Nueva Era, o de la nueva espiritualidad, o como queráis llamarlas). Porque las obras del hombre son duales, dado que vivimos en la dualidad, y no podemos desligar el Bien del Mal completamente.., o de lo contrario, el complejo y maravilloso escenario terrestre, la tramoya de la ilusión de la dualidad, sería absolutamente destruida. Así pues, no hay ni habrá nunca ninguna religión perfecta, así como no existe el hombre perfecto. ¡Desengáñate!

Hoy simplemente, tomo como mío en esta ocasión el lema de otros monjes ya extintos (eso dicen), los Templarios, que publicaban a los cuatro vientos, según parece: "Non nobis Domine, non nobis, sed Nomini Tuo da gloriam". O lo que es lo mismo: "No para nosotros, Señor, no para nosotros, sino por la Gloria de Tu Nombre".

... El que quiera entender, que entienda... Y el que no, está en su derecho. Somos seres tan libres.., tan soberana y absolutamente libres que, realmente, incluso tenemos todo el derecho del mundo y se nos otorga la libertad de sufrir hasta la muerte, si consideramos que ése es el mejor camino para purgar lo que consideramos todas nuestras culpas. ¡Ése es el precio que decidimos pagar por nuestros pecados: el sufrimiento!

No seré yo la que se interponga en el Apocalipsis ni en el sufrimiento de nadie... Así se me desgarre el pecho por el dolor de las criaturas, no seré yo la que les cuente mentiras ni las que se interponga en el camino de su elección personal.

¡Saludos! ¡Un beso!

martes, 4 de diciembre de 2012

Ho'ponopono: palabras para los heraldos negros que manda la Muerte

"Aunque yo hablase todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo Amor, no soy más que bronce que resuena o platillos que aturden.

Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia; aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo Amor, no soy nada.

Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres, y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo Amor, no me sirve de nada".

Capítulo 13, Primera Carta de San Pablo a los Corintios
------------------------------------------------------------------------------------------------
"Hay golpes en la vida, tan fuertes... Yo no sé.
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé.

Son pocos; pero son... Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros atilas,
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre... Pobre... ¡pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como un charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes ... Yo no sé
!"


César Vallejo.
---------------------------------------------------------------------------------------------

La depresión es una cosa muy seria. Algunos de mis clientes la sufren, y por dios que me impresionan, todavía a día de hoy y después de haber visto mucho, mucho, sus terribles efectos en el cuerpo y en el alma de los seres humanos.

Una buena amiga, Palmira, me ofreció hace tiempo, ya bastaaaaante tiempo, un libro digital acerca del Ho´ponopono... Antes que ella, me lo ofreció otra buena amiga, Leire. Y ahora nuevamente, una buena amiga, Silvia, me envía casi todos los días una extraordinaria documentación sobre esta técnica hawaiana tan, tan especial.

Tanta insistencia del destino en ponerme el Hopo por delante de las narices, obviamente se debe a mi falta absoluta de caridad, a mi obcecación y a mi manía de querer saberlo todo, y de rechazar, muchas veces con extraordinaria insistencia, las guías y las herramientas que en el camino se me brindan y se me ofrecen constantemente, para sanarme a mi misma interiormente y trascender.

... Hoy andaba pensando yo, reflexionando acerca del dolor tremendo que experimentan algunos de mis clientes, que una no quiere, ni loca, reencarnarse en ninguna vida futura; se ve que me está afectando el eclipse a posteriori (a veces soy lenta incluso para digerir las energías astrales, jaja), pero no puedo negar que esto de la vida es mucho más cansado, doloroso y jodido que lo de la muerte. En realidad, no comprendo por qué le tiene la gente tanto miedo a la muerte, cuando para mi representa el auténtico descanso. Mal comparado, es como volver a casa después de una larga marcha extenuante, vamos a ver. Sí: sé, sé que no voy a convencer a nadie con estos pobres argumentos, y menos con la poca energía de la que dispongo hoy: pero yo firmaba ya, ahora mismo, donde fuera, con sangre si haciera falta, con tal de salir de una vez y para siempre del odioso círculo del Samsara, que determina las encarnaciones. Se me está agotando ampliamente el entusiasmo y el agrado por existir en este bendito mundo dual. Ya no veo a la Tierra tan hermosa como antes, y francamente, no me extraña que algunas pobres almas opten incluso por la posibilidad del suicidio, cuando el trayecto aquí resulta demasiado duro e insoportable.

Ójala éstos que hablan del paso a la quinta o a la cuarta o (ya he perdido la cuenta) no sé cuál dimensión (que supuestamente predijeron los mayas) estuvieran en lo cierto, y efectivamente se tuviera lugar pronto una especie desconocida de fin del mundo (eso sí, lo menos dramático posible: no estoy pa dramas)... Ójala se tratara en realidad de que sobra mucha gente, porque a mi ahora mismo me da igual: colaboraría sin dudar en el proceso de dejar esto con más espacio libre, porque cada vez me interesa menos la experiencia humana, y tampoco tengo interés alguno por perpetuarme (por eso, creo que todavía aún menos, lo reconozco).

... Y sabiendo perfectamente que esto que escribo no sólo es muy políticamente incorrecto, sino que además contradice absolutamente todas las reglas del marketing (en las redes sociales y mundos virtuales y en todos laos, aquí y en Marte), voy a seguir explicando un poco el concepto del Ho'ponopono.

Dicen que la técnica proviene de Hawai, y aunque Silvia y yo andamos investigando el origen del origen (cuando hice el pacto interno de conocer la verdad, no sabía yo que esa petición iba a ocasionarme tantos trabajos XDXD), todavía no lo tengo claro y no quiero empezar la casa por el tejado, explicando el rollo de las diversas mitologías y todo eso. Lo que sí sé, es que, como bien dice Silvia (bendita tu alma que tantas cosas me enseña) es bastante superior al reiki: un paso más en la escalera del Amor, de la Compasión y de la Verdad.

... Pues llegué a un lugar donde se terminaron las respuestas, donde no se podía cambiar de rumbo, donde sólo la desesperación era la salida.., y no me quise quedar ahí...

Pero lo pasé mal: no lo voy a negar. Todavía lo ando pasando mal, porque es jodido asumir que todo, absolutamente todo lo que sucede, y siempre según la técnica del Ho´ponopono, es responsabilidad tuya. No se trata de que seas responsable de lo que haces, de lo que dices o incluso de lo que piensas: qué va, el Hopo va un paso más allá. Me alegro de haber estudiado ciencias puras hasta el COU, por Dios que me alegro una barbaridad ahora mismo, porque si no, no sé cómo carallo iba a poder comprender mi pobre mente conceptos filosóficos tan avanzados, e íntimamente relacionados con los últimos descubrimientos que nos proporciona la física.

Tú, como yo, seguramente creías hasta ahora que tan sólo eres responsable de ti mismo/a... De cómo actúas, de cómo piensas, sientes o hablas, ¿verdad? Y que lo que hay ahí afuera es responsabilidad de otros que, como tú, comparten el mismo sistema de espacio-tiempo, el mismo hábitat, las mismas circustancias, ¿no es así?

Pues no. Estás equivocado, equivocada. ¡Tanto, tantísimo como yo lo estaba, y eso es, precisamente, lo más doloroso!

Porque si resulta que todo es exclusivamente responsabilidad nuestra, entonces se han acabado definitivamente, de una forma brusca y hasta muy bestia, todas las excusas. Ya no hay ahí fuera ningún Dios (en el concepto más tradicional del término) al que ir a rogarle que te perdone los pecados... Ya no hay ahí afuera ningún enemigo terrible al que combatir y odiar hasta la muerte. Ya no hay ahí afuera ningún alma caritativa que quiera cuidarte y lamerte las heridas: porque todo eso combinado, y reflejado sobre el espejo del Infinito de múltiples y también infinitas formas, no eres más que tú. ¡No eres más que tú!

Uy, sí: sé que suena jodido, loco, tenebroso, increíble, falso y hasta que da miedo... Lo sé porque yo he pasado por todos esos sentimientos previamente, antes de poder llegar a comprenderlo.., o más bien a asumirlo un poquito.

Así que imaginen: resulta que si uno tiene, como terapeuta, multitud de clientes que sufren una barbaridad con sus cosas, es porque uno está creando esa realidad en base a su particular sistema de creencias... ¿Y saben qué más? ¡Que realmente no puedo soportarlo! Como digo, se ve que me está afectando el eclipse lunar "a posteriori", porque no estoy dispuesta a seguir aguantando esto. No estoy dispuesta a soportar más dramas terribles, ni a ver a la gente a mi alrededor dándose de cabezazos contra las paredes. ¡Demasiado dolor para mi gusto, y demasiada responsabilidad sobre el mismo! ¡Y encima, resulta que toda esa responsabilidad proviene de mi!

Perdóname, lo siento, te amo, gracias.

No sé qué va a pasar con mi vida a partir de ahora... Me dejaré llevar un poco, fluir con la energía universal todo lo que pueda, soltar y flexibilizarme personalmente, a ver qué pasa; es posible que no quiera seguir haciendo este trabajo de terapeuta. Es posible que, si encuentro otra forma de ganarme la vida (si como digo, el mundo no se acaba mañana y tengo que sostenerme), a lo mejor me da por hacerlo gratis. O no: no sé. Tan sólo sé que no quiero seguir así, en el punto en el que me encuentro.

Hasta he pensado en dejar de estudiar o en abandonar tantas cosas.., tantas técnicas y disciplinas que me gustan y que amo, como la astrología o el reiki... Porque, si resulta que no hay nada más que yo y mi conciencia.., ¿para qué tanta ciencia, para qué tanta sabiduría, como trataba de explicar San Pablo a los corintios? ¿Para qué.., si de lo único que realmente se trata, es de la ausencia o de la presencia del Amor?

El Hopo es sencillo: no son más que palabras. Palabras que nuestra alma le repite a sí misma, al Ser Superior, al Universo y al Amor más absoluto... Palabras que no son mágicas, palabras que llegan, palabras que sanan. Palabras: simples palabras de amor infinito. Son como palabras que tratan de frenar, en medio de la total desventura, aquellos heraldos negros que nos manda la muerte.


lunes, 3 de diciembre de 2012

Hola, caracola: no, yo no soy la bruja Lola

 
¡Buenos días por la mañana! ¡Aquí, al pie del cañón, trabajando como todo el mundo con toda mi intensidad, fe, tesón, esfuerzo e ilusión! Por eso he puesto esta foto en la portada de la entrada de hoy: puede simbolizarme perfectamente, es una mujer analizando los resultados de su trabajo.., que es exactamente lo que yo estoy haciendo ahora mismo, por cierto.

Me veo en parte impelida a escribir esta entrada hoy porque ayer volví a verlo; volvió a pasarme, pero esta vez no me afectó: eso es bueno, ya que significa que he aprendido. ¡Y he aprendido mucho, porque tomé conciencia, pero conseguí no cabrearme cuando volvieron a pedirme, como en tantas ocasiones, que me esforzara gratis!

Señoras, señores, tengo algo trascendental que comunicarles: yo no soy la Bruja Lola XDXDXD. Con todos mis respetos hacia esta señora y hacia todos los profesionales que tratan el mundo holístico de forma similar a ella (o parecida), todo eso no tiene nada que ver conmigo: pero nada, nada en absoluto. Para empezar, yo tengo otra profesión, y ésta sobre la que escribo en este blog es mi (por decirlo así) "Profesión B". Así que no me vendo por dinero, e intento no hacerlo tampoco por ninguna otra cosa. Tampoco lo hago gratis, como algunos/as pretenden: el trabajo holístico, aunque no lo parezca, requiere tiempo y un esfuerzo fenomenal, amén de una formación rigurosa, si es que uno es serio... ¡Así que no, no trabajo gratis! Bien es cierto que hago "servicios gratis": a personas que no pueden valerse, que no tienen recursos, que se encuentran en una fase muy mala de su vida, o a las cuales, por así decir, yo decido "hacerles un regalo" porque siento que, en ese momento, es para ellas muy necesario. Pero ya lo he expresado perfectamente, ¡soy yo la que decido! No son otros los que toman las decisiones por mi, sino que soy yo la que, en el pleno ejercicio de mi libertad y de mis derechos, decido cobrar o no cobrar, cobrar menos o, en ocasiones, no cobrar nada en absoluto. ¡Como en el anuncio de Loreal, vamos, "porque yo lo valgo"!

Tampoco suelo ir con las cartas del Tarot encima cuando me voy por ahí los fines de semana, ni estoy dispuesta a consultarlas ni a hacer lecturas delante de propios ni extraños... No hago servicios a gente que no conozco, a menos que vengan a mi profesionalmente, o que "interiormente", yo sienta que debo hacerlo así por alguna razón desconocida. ¡Tengo mucha vida y muchas otras cosas que hago y que practico, independientemente del tema "esotérico"! No pongo velas negras, no hago rituales más que como una forma simbólica de hacer comprender a la persona que su destino, inexcusablemente, siempre está en sus manos. Tampoco "percibo" nada sobre situaciones, cosas o personas a menos que en ese momento esté trabajando sobre ello, o que por determinada circustancia, "el asunto lo amerite", como dicen mis amigos sudamericanos, y se me venga a la cabeza en ese momento algún comentario que debo hacer a alguien, quiero suponer que para su conocimiento y mayor bien en general. No tengo el interruptor del contacto espiritual abierto siempre, no veo a menudo muertos ni las auras coloreadas del personal, y no sé qué va a pasar en el futuro porque el futuro no está escrito. ¡Siento decepcionarles quizá, pero no les voy a vender la moto, ni voy a dejar tampoco que ustedes me la vendan a mi!

Aparte de todo esto, me hace cierta gracia (aunque en realidad siento una profunda lástima por ellos) un tipo de gente que se aproxima a estos temas (para mi tan serios y sagrados, insisto, puesto que implican al alma) con cierto doble rasero que, a medio plazo, resulta sumamente desagradable. Por un lado, suele ser gente agobiada y desesperada, eso sí, aunque con un carácter no reconocido profundamente egoísta. Van de víctimas de las circunstancias, y además quieren que todo el mundo ejerza de víctimas con ellos y junto a ellos. En realidad, lo que pasa es que su profundo egoísmo interno les aparta del Amor Universal, y reflejan en todo el que se les acerca y en sus relaciones más íntimas y cercanas ese desamor terrible por ellos/as mismos/as y por el Todo, que es lo que el Todo les devuelve duplicado o centuplicado, no hace falta explicarlo mucho ni casi decirlo.

... Esta gente, mucha de la cual se protege mal que bien de su propio y profundo dolor y desarraigo interno, se cuida de sí misma y de un entorno que consideran profundamente hostil como los cactus: es decir, cubriéndose de espinas. Pero como los cactus, no son capaces de vivir más que en terrenos áridos y baldíos. No conocen el Amor, o más bien se les ha olvidado, y por consiguiente no lo manifiestan bajo ninguna forma a su alrededor. No saben más que de la soledad, el miedo y el desamparo, no son más que pobres diablos disfrazados de cactus, que en numerosas ocasiones se esconden bajo el paraguas del "ah, pero es que yo no creo del todo en estas cosas, porque soy muy racional y científico, y la mente es bien sabido que es infinitamente superior al Espíritu". Eso sí: cuidado, profesionales holísticos de todo el mundo mundial, porque en cuanto os crean pillar "desprevenidos", irán hacia vosotros con una sonrisa en la boca y actitud de amigable camaradería, a ver si os pueden sacar una tirada de tarot gratis o cualquier otra cosa. Irán a ver si pueden obtener algo a cambio de nada (como es su constumbre: por eso es que, como realmente no dan, nada de Amor les devuelve a cambio el Universo).., y ese algo que intentan obtener no es más que el pobre refuerzo de su ego herido, a saber: que les digas exactamente aquello que quieren oír.

Luego, cuando te hayan "exprimido" a placer, y da igual lo que les digas o no, te encontrarás siempre con la misma respuesta por su parte, con el mismo resultado: no te valoran. Porque esta gente sólo establece relaciones en base a lo que éstas cuestan (tanto tienes, tanto vales), y si tú no les cobras, no eres nadie, ni representas nada para ellos, ni todo tu esfuerzo, tesón y sacrificio en el servicio que les hayas prestado va a tener ningún valor. Si eres serio, y no les dices aquello que quieren oír, mucho peor, porque entonces te despreciarán, considerarán que lo que tú haces no sirve para nada (puesto que a ellos no les sirve), y hablarán mal de ti a tus espaldas, criticando tu trabajo y tus esfuerzos, o peor todavía: volverán una y otra vez a ti para que les digas gratis lo que quieren oír, sin ninguna intención por su parte de retribuirte en forma alguna.., aunque sea siquiera con una sonrisa o con un abrazo, o con un paquete de magdalenas XDXD.

... Vampiros emocionales, me parece que los llaman los profesionales de la psicología, quiero recordar...

En fin: que están más vistos que el TBO. No te dejes engañar por éstos que van de "víctimas" de lo que sea, y mira un poco más a fondo en su interior. El abuso a veces no es tan fácil de descubrir como nos creemos, ni todos los abusadores van con un látigo en la mano dando golpes a diestro y siniestro. La mayoría de ellos, por el contrario, avanzan por la vida bajo la bandera de conveniencia del engatusador profesional.

... Pelillos a la mar, como diría mi madre... ¡De todo tiene que haber en la Viña del Señor!

¡Un besote, amigos/as! Y no olvidéis mineralizaros, vitaminaros, y cobrar por vuestro trabajo lo justo.., porque justo es, y sobre todo, necesario para vivir en este mundo dual de la materialidad más extrema XDXDXD.