Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

domingo, 15 de abril de 2012

La Medicina del Bisonte























He visto cosas tan, tan, tan duras en mi trabajo con la gente, que la verdad, no es la primera vez, ni la segunda, que me dan ganas de dar marcha atrás y dedicarme a otra cosa, y no volver a realizar ningún trabajo holístico en toda mi vida.

Cosas muy duras, durísimas... Es difícil llegar al punto medio en el que uno debe hablar, aplacar, asistir, asesorar.., pero no decir, ni mucho menos, todo lo que se sabe. Porque percibes que la persona no está en ese punto de comprension quizá, y que no va a comprenderlo ni asumirlo. Porque notas resistencias: que el cliente se pone tenso, que se rebela contra las manifestaciones más duras del trabajo espiritual, cuando no que incluso se pone contra ti. Hace algún tiempo que dejé de lado los personalismos, y no me lo tomo a mal ni aunque me insulten; pero se ve que todavía estoy en el camino: no me gusta nada, pero naaaada, ver sufrir a las personas, incluso aunque sepa por qué lo hacen, incluso aunque sepa que es su elección y que ellas están en el camino.

Hoy, de repente, tuve una visión, y no es la primera que me han enviado, curiosamente, los avatares o arquetipos relacionados con los indios navajos; ¡y no sé por qué! Juro que desconozco completamente la relación que me une a este insigne pueblo, porque no he visto, sentido ni vislumbrado jamás ninguna cosa que pueda relacionarme con ellos. Sólo conozco a un amigo, Raúl, que pueda tener algún vínculo con ellos: en todo lo demás, sé de este asunto lo mismo que ustedes: nada. Pero hoy volvieron: volvieron a aparecérseme en una visión, para señalarme una manada de bisontes que avanzaban por la verde llanura. "Sigue el camino del Bisonte", me dijeron.., como si yo lo hubiera olvidado de nuevo, o como si fuera a perderme una vez más. Ésa fue la sensación que tuve.

Hubo un tiempo en que había bisontes en Europa (bueno, de hecho todavía quedan unos pocos, sobre todo en Rumanía, Polonia y el Cáucaso)... Pero es que además de ellos, existieron unos animales impresionantes, fantásticos, espectaculares, que se conocen con el nombre de Uros. La runa Uruz tiene relación con ellos y con su mismo nombre, y representa la anciana sabíduría, vía, camino o medicina del Bisonte en Europa. Éste que he reflejado en la foto, no es un uro, sino un bisonte, y pertenece a la Capilla Sixtina de la Edad de Piedra, Altamira. Pero aunque los uros ("bos tauros primigenius" es su denominación científica) ya se extinguieron (casi como los mismos bisontes), su espíritu y su cometido parece que siguen presentes. Así lo entienden los indios que quedan en relación a su representante equivalente en el Nuevo Mundo: el bisonte americano.

La última hembra de Uro murió en Europa en 1627, pero el eco de sus bramidos parece que todavía me llega a los oídos... A estos animales, los polacos les llamaban "thur" (de donde probablemente viene la voz "toro"), y esta voz me recuerda bastante a aquélla otra que designaba al escandinavo dios Thor... Los celtas, por su parte, le otorgaron dignidad suprema al convertir a este animal en referente, gracias a designar una de las runas de su alfabeto, la ya mencionada "Uruz", con su nombre.

Yo tengo a Saturno en Tauro, y quizá por eso se me aparezcan los avatares: para recordarme mis deberes y llevarme al redil. No en vano Saturno es el señor de la responsabilidad, y en mi Casa 9 denota, además, una inexcusable responsabilidad espiritual. "Cómportate como una autoridad espiritual", me dijeron.., y tuve que hacerlo, a pesar de las ganas que tenía de mandarlo todo al carajo. En los últimos días, juro que más de una vez y más de dos. Repito: no me gusta ver a la gente sufrir, y además, para gurú no tengo condiciones, por más que algunos se empeñen en que puedo llegar a ser muy soberbia. Eso es cierto, pero no quiero que nadie me siga, no busco adeptos ni alabanzas. No he venido a este mundo para convertirme en un Osho en versión femenina, me temo. ¡Lo siento por si defraudo a alguien, pero es así!

La Fuerza, que llamamos a veces Yang, reside tanto en el hombre como en la mujer, aunque a algunos idiotas (o quizá avispados) les interese mucho no difundir entre la gente esta gran verdad. Al fin y al cabo, los pueblos dependientes y débiles son más fáciles de gobernar,  dirigir, manipular, seducir y explotar, ¿verdad? Para los celtas, la Fuerza estaba representada por Uruz, la Runa del Uro, que representa lo mismo que la Medicina del Bisonte para los pueblos nativos norteamericanos... Además, es una runa de muerte y renacimiento, por cierto: cuando sale en una tirada rúnica, significa que la vida que has estado viviendo hasta el momento debe morir, y que debes prepararte para comenzar a nacer a una vida nueva.

Esto es lo que me estaban indicando los avatares: digamos que sé lo que tengo que hacer. No es fácil, y ellos insisten por si en algún momento sufro la tentación de olvidarlo, me temo.

La runa Uruz nos indica la cualidad principal de ese animal: la Fuerza. Pero también la tenacidad, la potencia, la libertad, la audacia y la decisión. Los avatares navajos, quizá hablándome desde el ágata de fuego que tengo (esa sortija la forjaron en su fragua los navajos), me insisten en que siga al Bisonte sin dilación, y sin más retrasos. ¡Se dijera que estoy ya "mariconeando" mucho! Les entiendo: me impelen a afrontar ya los retos que me está poniendo por delante la vida, para tomar las riendas, para dirigir y actuar con fuerza y valor.

Uruz indica siempre que algo debe morir, pero sobre todo, que lo que has vivido hasta ahora debe cambiar, pero que además debes tú tomar las riendas de ese cambio... ¡Algo debe morir para que vuelvas a nacer bajo nuevas formas, estilos y actitudes! Por lo tanto, es la runa de las iniciativas y simboliza el comienzo de un ciclo de iniciación. Los eventos asociados a Uruz pueden llevarte a experimentar algún tipo de forma de muerte, incluso una transformación personal como necesidad de evolucionar. La resistencia al cambio es una tendencia muy humana: sin embargo, la runa Uruz nos recuerda que la nueva forma que aparece, la nueva vida, es siempre mucho mejor que la vieja.

La Medicina del Bisonte es un honor, y representa a la Tierra... Se refiere a la abundancia y gratitud que experimentamos cuando asumimos todas las manifestaciones del Ciclo de la Vida, y se me pide que siga este ciclo. También simboliza la oración y el mundo espiritual, porque está relacionado con un maestro que enseña lo que es el desapego, la contemplación y la calma interior (nuevamente, Saturno en Tauro y en Casa 9 da un paso al frente)... Además, otorga el don de reverenciar y respetar todos, absolutamente todos los caminos, aunque sean diferentes al tuyo.

Esta Medicina incluye creatividad terrestre, valor femenino, abundancia, conocimiento, generosidad, hospitalidad, capacidad para compartir el trabajo, abundancia, fuerza y reto, supervivencia, dar para el bien mayor, fertilidad y formulación de planes beneficiosos. ¡Nada más, y nada menos, se me está pidiendo ahora!

La runa Uruz reorienta tus energías, te hace vislumbrar bien tus metas y actuar con resolución, moderando tu impulsividad... Te recuerda que, para dirigir, hace falta primero saber escuchar y obedecer (¡¡¡OBEDIENCIA!!!) las señales que envían fuerzas superiores... La runa Uruz recomienda descubrir un nuevo enfoque en una nueva vida que ahora se está empezando a manifestar, así como adaptarte a las exigencias de este ciclo, que ante todo, te exige ser creativo.

El Bisonte ha regresado para recogerme, para acogerme en su manada... Me voy con él, siguiendo el camino con confianza hacia donde ellos quieran llevarme... Siento como mi Ser y el Universo se sincronizan para respaldar la nueva forma de vida que estoy a punto de inaugurar. Siento el llamado a la fuerza, al poder, pero también a la humildad, al servicio. El Bisonte me indica que he cumplido un gran, gran ciclo, que puedo llamarme afortunada por tener la consciencia suficiente como para darme cuenta, y me reclama porque sabe toca hacer cambios. No se trata de un obstáculo, sino de un desafío. Cada aspecto de la vida, cada experiencia personal tiene un principio, un apogeo y un final, seguido de un nuevo principio... ¡Ésa es la Ley, es la Ley! Así es, así debe ser, así será...

miércoles, 11 de abril de 2012

Los Amantes de Teruel

























"Murieron como vivieron:
y como cuando vivían
uno por otro morían..,
uno por otro murieron”

(Juan de Tarsis, 1582-1622)


Hace ya unos días que quería escribir sobre esta historia, que seguramente muchos de vosotros conoceréis muy bien, y otros no tanto... La foto la tomé en el propio Mausoleo de los Amantes (Teruel), cuando fui a visitar la ciudad antes de Semana Santa. La tumba, de una factura preciosa a mi parecer, es obra de Juan de Ávalos.

Según la documentación que nos entregaron en la mismísima Fundación "Amantes de Teruel", que se encarga de gestionar, cuidar y explotar todo el entorno, bienes inmuebles y patrimonio relativo a este asunto, la historia de los Amantes procede de una antigua tración, posteriormente documentada. En los primeros años del siglo XIII viven, en la aragonesa ciudad de Teruel, Juan Diego de Marcilla e Isabel de Segura, cuya temprana amistad se convierte pronto en amor. Rechazado por la familia de ella, al carecer de bienes de fortuna por tratarse del hijo segundón, el pretendiente consigue un plazo de cinco años para enriquecerse, y así poder casarse al fin con Isabel.

Juan Diego parte a la guerra, y regresa a Teruel nada más expirar el plazo con el dinero... Pero entonces se encuentra con malas noticias: Isabel ya es esposa de un hermano del señor de la cercana población de Albarracín; ella ha consentido en casarse porque su propia familia la ha engañado y presionado, asegurándole que su amor ha muerto en la guerra. A pesar de todo, contra viento y marea consigue Juan Diego entrevistarse con Isabel en su casa, y como postrera prenda de su amor frustrado, le pide un último beso. Ella se lo niega, porque no puede entrar en contradición con el deber conyugal que ha contraído, y entonces él cae muerto a sus pies, doblegado por el dolor.

Al día siguiente se celebran los funerales por Juan Diego en la Iglesia de San Pedro, que actualmente forma parte del conjunto monumental que la Fundación permite visitar a los turistas... En medio de los actos litúrgicos, se acerca al féretro una mujer enlutada: es Isabel, que quiere dar al difunto el beso que le negó en vida. Así lo hace y finalmente, de forma misteriosa, cae fulminada junto al cadáver de Juan Diego.

En el año 1555 se descubrieron dos momias enterradas en la capilla de San Cosme y San Damián, en la propia iglesia de San Pedro... Según el testimonio posterior del notario que dio fe del asunto, Yagüe de Salas, apareció un documento antiguo que recogía el suceso de la muerte de ambos amantes en circustancias similares a las de la leyenda, que había sido recogida por el saber popular de generación en generación. Como en casi cualquier cosa en este planeta, el asunto ha resultado controvertido ("es cierto, no es cierto lo que se cuenta que sucedió", etc...). Por ejemplo, algunos estudiosos comentan que la historia se parece mucho a uno de los cuentos del "Decamerón", de Boccaccio (lectura que, por cierto, recomiendo fervientemente, os vais a entretener fijo), que es a su vez recopilación de una leyenda anterior. Sin embargo, otros aseguran que fue Boccaccio el que escribió esa parte de su obra, precisamente inspirándose en la leyenda turolense.

La historia de los Amantes de Teruel ha sido reescrita en más de 20 ocasiones por plumas tan prestigiosas como las de Tirso de Molina, que la han llevado a la poesía, a la novela y al teatro. El maestro Tomás Bretón la elevó a la dignidad de ópera, estrenándose en el Teatro Real de Madrid en 1889.

Se puede morir de amor, eso ténganlo por seguro, y por cierto que no se lo recomiendo... Me impresiona la entereza y el tesón del notario Yagüe de Salas, que se dedicó a bucear contra viento y marea entre los documentos antiguos hasta dar con el que afirmaba tajantemente que estas dos personas, al final, fueron enterradas juntas. Vamos, ¡que el buen señor no paró hasta documentarlo! El acto de Isabel, al morir junto a su amado, denota su voluntad de permanecer unidos, si no había podido ser en esta vida, sí en la muerte. Los cadáveres fueron desenterrados nuevamente el 13 de abril de 1619 (me acordaré de ellos este viernes), por parte de unos religiosos cuyas razones para tal exhumación nunca estuvieron del todo claras, y que por lo mismo fueron procesados, como se atestigua en las actas documentales del proceso.

En 1950, los Amantes fueron nuevamente desenterrados, y sus momias fueron colocadas en una tumba de alabastro blanco, que es la actual. El autor, Juan de Ávalos, representó magistralmente los rostros que imaginó para Juan Diego e Isabel, y en honor a su calvario amoroso en esta vida, los plasmó en piedra unidos de la mano, aunque tampoco en estas estatuas yacentes se llegan a tocar.

El estudio de ADN de las momias revela que ambas pertenecen a un hombre y una mujer que murieron a principios del siglo XIV, y por lo tanto no corresponden a la época en la que la tradición oral sitúa la leyenda... Pero también es posible que el "boca a boca" haya desvirtuado los acontecimientos, y que en vez de morir a principios del siglo XIII, el hecho sucediera a principios del XIV... Lo que sí se confirma es que los cuerpos pertenecían a dos personas jóvenes (22 y 20 años) de buena familia, y que desde luego fueron enterrados juntos. El equipo que se encargó del estudio fue el mismo que el del yacimiento de Atapuerca, así que su solvencia está garantizada.

La documentación histórica de Teruel identifica claramente a las familias de los Marcilla y de los Segura en la época en la que se presupone tuvo lugar el drama, pero hay datos que permiten afirmar que el joven se llamaba sólo Juan, y no Diego (este nombre sería más bien un apelativo añadido en siglos posteriores, al "literalizarse" la leyenda).

Leyenda literaria, o verdad histórica, lo cierto es que en el asunto de los Amantes de Teruel resuena profundamente, ahí escondido, un arquetipo poderosamente resiliente, ya que trasciende todo el drama, el dolor e incluso los componentes macabros del asunto: hablo de la idea del amor que perdura más allá de la muerte. Una, que con los años se está volviendo más prágmática, y menos dramática (me cargaría todo mi sistema cardíaco en una sola atacada, si no), se queda pensativa, mirando a esos dos cuerpos que, aún hoy en día, bajo sus representaciones en piedra, despiertan tanta curiosidad como morbo; pero en los ojos de las personas que visitaban junto a mi el Mausoleo pude leer también otras cosas, como profundo respeto y admiración, y hasta cierto tipo de veneración. En fin: muchas veces no sabemos lo que se esconde bajo la superficie de lo evidente, pero lo que sí que tengo claro es que hay que confiar, confiar con fuerza y sin flaquezas en lo que de mejor tiene la naturaleza de todos los seres humanos. ¡Dicen que el amor todo lo puede, y yo creo que es cierto!

Por cierto, si podéis, no dejéis de visitar Teruel, ¡es una ciudad preciosa, y su comarca también!

¡Besotes!

lunes, 9 de abril de 2012

¡Ay de ti, fariseo!
























Pues bueno: ya se pasó la fase del bendito Mercurio retrógrado, se pasó la Semana Santa, y a punto está de pasarse la otra fase que estoy considerando, la de Marte retrógrado que se pone directo el próximo 14 de abril, sábado... Pero esta mañana, al poner la radio, veo que seguimos con lo mismo: los mismos rollos sobre la crisis; las mismas amenazas veladas que provocan miedo entre las muchedumbres. Las mismas movidas que, desde un tiempo a esta parte, parecen haberse convertido en el pan nuestro de cada día. ¡Y todo parece seguir igual!

No quiero ponerme plasta con la cuestión religiosa, que éste no es el lugar y, además, es una cuestión de credo y de conciencia que yo no tengo por qué, ni quiero, gestionar en forma alguna. Pero sí que quiero postear hoy, no sé por qué, algunas partes de un pasaje de los Evangelios que recordé ayer, gracias a una película de Pasolini ("El Evangelio según San Mateo") que estaban echando por la TV.

Que cada cual saque sus propias conclusiones al respecto, como siempre. Sois libres de pensar y opinar.

¡Besotes y bienvenidos/as de nuevo!
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
 "Entonces, habló Jesús a la multitud y a sus discípulos, diciendo: "los escribas y los fariseos están sentados en la cátedra de Moisés, así que todo lo que os digan, hacedlo y guardadlo; pero no hagáis según sus obras, porque ellos dicen y no hacen.

Atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos mismos no las quieren mover ni aún con el dedo.

Más bien, hacen todas sus obras para ser alabados por los hombres (...) Aman los primeros asientos en los banquetes y las primeras sillas en las sinagogas, las salutaciones en las plazas y el ser llamados por los hombres: "Rabí, rabí".

Pero vosotros no seáis llamados "rabí", porque sólo uno es vuestro Maestro, y todos vosotros sois hermanos (...) Ni os llaméis "guía", porque vuestro Guía es sólo uno, el Cristo.

Pero el que es mayor entre vosotros será vuestro siervo; porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! Porque cerráis el Reino de los Cielos a los hombres... Como vosotros no entráis, no dejáis entrar tampoco a los demás.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! Porque devoráis las casas de viudas y como pretexto hacéis largas oraciones. ¡Por esto recibiréis mayor condenación!

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! Porque recorréis mar y tierra para hacer un solo adepto; y cuando lo lográis, le volvéis un hijo del infierno dos veces más que vosotros.

¡Ay de vosotros, guías ciegos! Pues decís: si uno jura por el Santuario, no significa nada; pero si jura por el oro del Santuario, queda bajo obligación.

¡Necios y ciegos! ¿Qué es más importante, el oro, o el Santuario que santifica el oro? (...)

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! (...) Porque habéis omitido lo más importante de la Ley, a saber, el juicio, la misericordia y la fe(...) ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito pero os tragáis al camello!

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! Porque limpiáis lo de afuera del vaso o del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y desenfreno.

¡Fariseo ciego! ¡Limpia primero el interior del vaso, para que también el exterior se haga limpio!

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! Porque sois semejantes a sepulcros blanqueados que, a decir verdad, se muestran hermosos por fuera; pero por dentro están llenos de huesos y podredumbre.

Así también vosotros os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque edificáis los sepulcros de los profetas y adornáis los monumentos de los justos, y decís: "Si hubiéramos vivido en los días de nuestros padres no hubiéramos sido cómplices de la sangre de los profetas". Así, dais testimonio contra vosotros mismos, ya que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas. ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres!

¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis a la condenación del infierno?

Porque mirad: yo os envío profetas, sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas y perseguiréis de ciudad en ciudad, de manera que vendrá sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre del justo Abel a la sangre de Zacarías, a quién matasteis entre el Santuario y el altar.

De cierto os digo, que todo esto recaerá sobre esta generación".

San Mateo, 40:23:1- 40:23:36.