Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 10 de julio de 2012

Dinero y abundancia: la historia de una crisis que nunca existió

La moneda es una de las formas de intercambio de energía más eficaces y fáciles de explicar que existen. La semana pasada mucha gente me escribió al e-mail o me llamó por teléfono, para contarme las graves dificultades por las que actualmente están atravesando con esto de la famosa "crisis"...
Quiero escribir esta entrada precisamente para todas estas personas, y sinceramente espero que pueda servirles.

¿Verdad que, cuando hablamos del dinero que tenemos, lo que estamos pensando es en el que tenemos nosotros? Sin embargo, dudo mucho que a la mayoría de las personas les dé por pensar en el dinero que se está moviendo en la sociedad en su conjunto como bien, como energía, como abundancia que nos pertenece a todos.

¡Claro que no! No caemos en la cantidad de energía de otras personas que pasa por nuestras manos por medio del habitual intercambio monetario de todos los días... ¿Pensamos alguna vez que esos billetes, esas monedas estarán impregnadas de la multitud de energías y emociones de todas las manos que las han tocado? Unos habrán tocado ese dinero con ilusión.., otros con codicia, incluso con angustia. Me atrevo a afirmar que pocos, muy pocos lo habrán tocado con amor y con verdadera conciencia de la entrega y devolución al prójimo, al Universo, al Todo por aquellos múltiples dones que a lo largo de nuestra vida hemos ido recibiendo.

¿Alguna vez te has parado a pensar en qué cambiaría si te atrevieras a entregar ese dinero con verdadera voluntad de contribuir al desarrollo humano, para que todos, TODOS ABSOLUTAMENTE podamos vivir en la abundancia, disfrutar de las mismas comodidades y/o tener las mismas oportunidades?

Más bien creo que no: más bien me parece que estamos siempre angustiados por el dinero que no tenemos, en vez de sentirnos agradecidos por el que tenemos; más bien me da al corazón que solemos compararnos con el prójimo, con el vecino, para ver si tenemos aparentemente más o menos que él; más bien, pienso, manejamos el dinero con egoísmo, con ansia, con miedo a perderlo, con angustia por si no nos llega, con poca veneración por aquello que nos proporciona o que nos permite disfrutar. ¡Realmente, más bien creo que utilizamos mal, muy mal la energía de intercambio del dinero!

... Cuando no, directamente, nos dedicamos a acumularlo obsesivamente, muy por encima de nuestras auténticas necesidades, y encontramos cierto perverso placer en saber que tenemos más que el prójimo, y eso nos hace considerarnos superior a él y supuestamente refuerza nuestra autoestima. ¡Qué ingenuos somos a veces los seres humanos!

El dinero no es algo puramente material: tiene conciencia, que es la tuya propia en el momento en que llega o sale de tus manos. Por eso, si es verdad que hay "crisis", lo cierto es que la hemos fabricado entre todos nosotros, y cada cual es responsable de la misma por la parte que le toca. Cada elección de compra que hacemos o no hacemos; cada banco que elegimos para guardar nuestros ahorros; cada actitud que tenemos al pagar nuestros recibos, a nuestros proveedores, a nuestros empleados o a nuestros deudores, va creando una especie de enorme matriz energética que nos afecta mucho más de lo que podríamos sospechar a simple vista.

Yo no creo en la crisis: pienso que hay algunos a los que les interesa mucho que las personas se sueñen sometidos, atemorizados y aparentemente encarcelados en un sistema que ya no les otorga la seguridad y el bienestar al que se habían acostumbrado, de forma ciertamente muy conformista. Sin embargo la Vida, por su propia naturaleza, tiene dos condiciones fundamentales: es incierta (podemos estar aquí hoy, y no mañana), y rebosa en abundancia. ¡Realmente hay suficiente para todos! Sinceramente, creo que deberíamos dejar de lado todas nuestras angustias y concentrarnos en pasar a un nivel superior: habría que abandonar el concepto del "depredador de dinero" (que toma todo lo que puede del sistema energético de la Humanidad para su propio beneficio, aún arrebatándoselo a otros), para pasar a un nuevo modelo de cooperación entre los seres humanos.

El dinero no es malo, ni pertenece al dominio del demonio, como he llegado en ocasiones a oír por ahí... Lo que es malo o bueno es el uso que hacemos de él. ¡Aprendamos, estemos dispuestos a darle un buen uso! Si crees que el dinero es malo, te mantendrás lejos de él y asumirás como cosa normal que sean las personas malvadas las que lo manejan. De esta forma, esta creencia tuya se convertirá en una realidad: se hará cierto en tu mundo, en tu elección de vida, y lo dejarás en sus manos.

Si te dueles y te rebelas, si gruñes y gritas porque no piensas que tienes dinero suficiente, ya que crees que te dará poder, siento decirte nuevamente: estás equivocado. Tu poder no se encuentra en el dinero, sino en tu interior. Si lo buscas fuera de ti, serás un esclavo de el poder durante toda tu vida. Igualmente, si te dejas llevar por algunas recomendaciones que he oído bastante a menudo en el mundo holístico, y crees en tu interior que "con lo justo tienes suficiente", tu energía permanecerá siempre contenida, tu perfil será continuamente un perfil bajo. ¡Tienes que aceptar que el Universo no tiene límites! Entonces tú, que obviamente eres mucho menos más sabio que el Universo.., ¿por qué te empeñas en limitarte y acostumbrarte a vivir tan sólo con lo justo y necesario?

¿Has pensado todo lo que puedes hacer, a la cantidad de personas que puedes beneficiar si gozas de dinero en abundancia? ¿Te has planteado el número de gente a la que puedes llegar a hacer feliz! No te aferres al dinero: permite que entre en tu vida en abundancia, como un torrente de montaña, y luego suéltalo con alegría y confianza en que se le dará el mejor uso posible, en beneficio de toda la Humanidad. Si cada vez que recibes y entregas dinero lo haces con AMOR, con voluntad consciente de elegir tu contribución al desarrollo y crecimiento humano.

¡Ah, y una cosa muy, muy importante! Nunca te olvides de dar LAS GRACIAS por todos los dones, por cada cosa recibida, con amor y entrega a Todo Cuanto Existe... Ya verás como, mucho más rápido de lo que imaginas, tu relación con el dinero empieza a cambiar y te das cuenta de que vives auténticamente en una posición de comodidad, relax y Abundancia. Créelo, porque es así: tu propios pensamientos, palabras y acciones tienen mucho, muchísimo más Poder que cualquier institución, ejército, grupo empresarial o de opinión, partido político, Estado o gobierno... Cambiar nuestras emociones en torno al dinero mejorará el mundo, y cuando mucha, mucha gente se dé cuenta de ello, seremos capaces de ejercer el verdadero poder y la verdadera magia: aquella que efectúa cambios permanentes en el mundo.

¡Besotes!


No hay comentarios: