Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 17 de enero de 2012

Los agresivos encubiertos

Pues sí: respondiendo a vuestras preguntas, las de muchos de vosotros que me habéis escrito por mail, estáis en lo cierto.., ¡otra vez me he puesto enferma! Bonita racha, ¿eh? Juas.., esta vez ha sido un cólico fuertísimo; con deciros que he estado dos días sin comer nada.., ¡con lo difícil que es eso para mí! XDDD

En fin.., como la semana pasada comenté que iba a publicar extractos de un artículo sobre psicología que me había parecido muy interesante, ahí va: a ver qué os parece.

¡Besos, espero que al menos, vosotr@s.., estéis bien! XDDD
------------------------------------------------------------------------------------------------------
Del blog "Psicopatía y narcisismo", con el título "Personalidad agresiva encubierta", y a su vez extractado del libro "In Sheeps Clothing", del psicólogo George Simon.

"Durante mucho tiempo, me pregunté por qué a las víctimas de manipulación les cuesta tanto ver lo que sucede en interacciones manipuladoras... Al principio, estuve tentado de criticarlos. Pero he aprendido que son engañados por algunas muy buenas razones:

1. La agresión de un manipulador no es obvia. Nuestras tripas puede decirnos que ellos luchan por algo, luchan para vencernos, ganar poder, o hacer las cosas a su manera, y nos encontramos inconscientemente en la defensiva. Pero porque no podemos señalar pruebas objetivas y claras de que nos atacan, no podemos validar fácilmente nuestros sentimientos.

(...)

2. Todos nosotros tenemos debilidades e inseguridades que un manipulador inteligente podría explotar. A veces, somos conscientes de estas debilidades y de cómo alguien podría usarlos para aprovecharse de nosotros. Por ejemplo, oigo que padres dicen cosas como: "sí, sé que tengo una cuota de culpa bien grande." - Pero cuando su niño manipulador empuja afanosamente aquel botón de culpa, ellos pueden olvidar fácilmente lo que realmente sucede. Además, a veces somos inconscientes de nuestras vulnerabilidades más grandes. Los manipuladores a menudo nos conocen mejor que nosotros mismos. Ellos saben qué botones presionar, cuando y con qué fuerza. Nuestra carencia del conocimiento de nosotros mismos nos pone en situación de ser explotados.


3. Lo que nuestras tripas nos dicen cómo es un manipulador, desafía todo que nos han enseñado a creer sobre la naturaleza humana. Hemos sido inundados de una psicología que nos tiene viendo a todos, al menos hasta algún grado, como miedosos, inseguros o "colgados". De este modo, mientras nuestro instinto nos dice que tratamos con un complotador despiadado, nuestra cabeza nos dice que ellos realmente deben ser personas asustadas o heridas "por dentro". Lo que es más, la mayor parte de nosotros generalmente odia pensar en sí misma como gente insensible y cruel. Vacilamos en hacer juicios duros o aparentemente negativos sobre otros. Queremos darles el beneficio de la duda y asumir que ellos realmente no abrigan las intenciones malévolas que sospechamos. Tenemos más tendencia a dudar y culparnos por atrevernos a creer lo que nuestro instinto nos dice sobre el carácter de nuestro manipulador.

(...)

Tácticas del agresivo encubierto

Negación - Esto es cuando el agresor rechaza confesar que ellos han hecho algo dañino o hiriente cuando claramente lo hicieron. Es una manera de mentir (a ellos, así como a otros) sobre sus intenciones agresivas (...)

Falta de atención Selectiva - Esta táctica es similar y a veces confundida con la negación. Ocurre cuando el agresor "juega al tonto", o actúa como olvidadizo. Al usar esta táctica el agresor activamente no hace caso de las advertencias, súplicas o deseos de otros, y en general, rechaza prestar atención a todo lo que podría distraerlo de perseguir sus propios objetivos (...)

Racionalización - una racionalización es la excusa que un agresor trata de ofrecer para involucrarse en un comportamiento inadecuado o dañino. Ésta puede ser una táctica eficaz, sobre todo cuando la explicación o justificación del agresor tiene el suficiente sentido como para que cualquier persona razonablemente consciente la admita totalmente (...)

Desviación - Cuando tratamos de sujetar a un manipulador o tratamos de tener una discusión enfocada en una sola cuestión o comportamiento que no nos gusta, él es el experto en saber como cambiar el tema, esquivar la cuestión o de algún modo nos lanzan una curva. Los manipuladores usan distracción y técnicas de desviación para mantener el foco lejos de su comportamiento, alejarnos de la pista, y quedar libre para sus propios fines egoístas y ocultos.

Mentira - es a menudo difícil saber cuándo una persona miente mientras lo hace. Por suerte, hay momentos en que la verdad sale a flote porque las circunstancias no confirman la historia de alguien. Pero también hay momentos cuando usted no sabe que ha sido engañado hasta que es demasiado tarde. Un modo de minimizar las posibilidades de que alguien lo pisotee es recordar que puesto que las personalidades agresivas de todos los tipos generalmente no se detendrán ante nada para conseguir lo que ellos quieren, usted puede esperar que ellos mientan y hagan trampas.

Otra cosa a recordar es que los manipuladores -siendo personalidades encubiertas agresivas- son propensos a mentir de modos sutiles, encubiertos (...) Los manipuladores a menudo mienten reteniendo una cantidad significativa de la verdad o deformándola. Son expertos en ser vagos cuando usted les hace preguntas directas. Es un modo hábil de mentir por omisión. Tenga esto en mente cuando trate con un sospechoso de ser lobo vestido de oveja.

Intimidación Encubierta - los Agresores con frecuencia amenazan a sus víctimas con mantenerlos ansiosos, aprensivos y en una posición baja. Los agresivos encubiertos intimidan a sus víctimas haciendo veladas (sutil, indirectas e implícitas) amenazas. Causar culpa y vergüenza son dos de las armas favoritas de los agresivos encubiertos. Ambas son tácticas especiales de intimidación.

Avergonzar - Este es la técnica de usar sarcasmo sutil y observaciones ofensivas como un medio de miedo creciente y duda de sí mismo en otros. Los agresivos encubiertos usan esta táctica para hacer que otros se sientan inadecuados o indignos, y por lo tanto, sean deferente con ellos. Esto es un modo eficaz de crear un sentido continuo de insuficiencia personal en la parte más débil, permitiendo así a un agresor mantener una posición de dominio.

Desempeñando el Papel de Víctima - Esta táctica implica retratarse como una víctima inocente de circunstancias o comportamiento de alguien más a fin de ganar la compasión, evocar la compasión y así conseguir algo del otro. Una cosa con la que cuentan las personalidades agresivas encubiertas es el hecho que las personalidades menos hostiles y crueles por lo general no pueden soportar el ver a alguien sufrir. Por lo tanto, la táctica es simple. Convenza a su víctima que usted sufre de algún modo, y ellos tratarán de aliviar su angustia.

(...)

Desempeñar el Papel de Servidor - Los agresivos encubiertos usan esta táctica para encubrir sus agendas egoístas bajo el aspecto de servicio a una causa más noble. Esto es una táctica común, pero difícil de reconocer. Pretendiendo trabajar mucho en el nombre de alguien más, los agresivos encubiertos ocultan su propia ambición, deseo de poder y búsqueda de una posición de dominio sobre otros.



Seducción - las personalidades encubiertas agresivas son expertas en encantar, alabar, adular o de apoyar abiertamente a otros a fin de conseguir bajar su defensa y rendir su confianza y lealtad (...)

Proyectando la culpa (culpando a otros) - las personalidades agresivas siempre buscan un modo de cambiar la culpa por su comportamiento agresivo. Los agresivos encubiertos no son sólo expertos encontrando cabezas de turco, son expertos en hacerlo en forma sutil, difícil de detectar.


Minimización - Esta táctica es una clase única de negación conectado con la racionalización. Usando esta maniobra, el agresor intenta afirmar que su comportamiento abusivo no es realmente tan dañino o irresponsable como alguien podría reclamar. Esto es la tentativa del agresor de hacer convertir una montaña en un hoyo de topo.


He presentado la principales tácticas que usan los agresivos encubiertos para manipular y controlar a otros... No son siempre fáciles de reconocer. Aunque todas las personalidades agresivas tiendan a usar estas tácticas, los agresivos encubiertos generalmente las usan hábilmente, de manera sutil. Alguien tratando con una persona encubiertamente agresiva tendrá que aumentar su sensibilidad de nivel visceral frente al uso de estas tácticas, si quieren evitar ser sus víctimas".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hola...... muy bueno el articulo.
detectarlo esta bien lo malo es cuando le muestras que conoces su juego,,,,,,,,,,,,,,,,,

entonces hay que tener mucho coraje pues toman y realiza actos de lo mas sorprendente,

y de los instintos mas maléficos que esconde el ser humano,,,,,,,,,,

los agresivos encubiertos.... pueden ir minando tu en torno y relaciones....y a uno mismo..

asta hacerte perder la realidad..........

solo la serenidad y la falta de estimulo por nuestra parte, logra que en el tiempo su verdad se desmorone........

pues al no mostrar lucha el se cree vencedor,,,,,, y su necesidad de agresividad se en foca en otros,,,,

y solo en ese instante el por su propio instinto queda retratad@..............

esto puede tardar años en vinculos familiares........y hablo por experiencia por desgracia...........
besituuuuuuuuuus.
me alegro que ya estes mejor.....

Andrómeda72 dijo...

Hola, Toni: existen tres formas de atajar a alguno de estos indecentes cuando se cruzan en nuestro camino:

1. Tiempo: no la recomiendo por el desgaste y el riesgo , pero tarde o temprano el mejor escribiente echa un borrón, y los pillas... Recomendada sólo para gente de probado coraje e infinita paciencia.

2. Fuerza: tampoco la recomiendo. Enfrentarse a los indecentes es desgastante, y sólo los individuos de una resistencia anormal pueden meterse en esos lodos.


3. Conciencia: es la mejor. Tomar conciencia de cómo están jugando con nosotros, y por qué, es la mejor manera de librarse de ellos definitivamente.

Andrómeda72 dijo...

Y sí.., por cierto que estoy mejor.., mucho mejor. Ya sabes: dicen q en el chakra del estómago reside toda nuestra fuerza...

Besotes!!