Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

viernes, 30 de diciembre de 2011

La herencia de los Titanes

"Más tarde yació con Urano y trajo a Océano el de profundos remolinos, a Ceo y Crío e Hiperión y Jápeto, a Tea y Rea, a Temis y Mnemósine y a Febe la de dorada corona y a la encantadora Tetis...

Tras ellos nació el astuto Crono, el benjamín y más terrible de sus hijos, y éste odió a su vigoroso padre".

Hesíodo.
----------------------------------------------------------------------------

El titanio es un elemento metálico, de color blanco plateado, que se usa para fabricar aleaciones ligeras y fuertes... Su número atómico es el 22, correspondiente a El Mundo, el último arcano del Tarot. Fue descubierto por un clérigo en 1791, y más tarde redescubierto en el rutilo, cuatro años después. Este elemento ha sido utilizado frecuentemente en las cápsulas espaciales: las Mercurio, Gemini y Apolo fueron construidas casi completamente con titanio.
 
Es, además, un elemento muy eficaz en la sustitución tanto de huesos como de cartílagos en cirugía... Su nombre hace referencia a los primeros hijos de Gea, la Tierra, una raza poderosa de dioses que gobernarían este planeta durante la Edad Dorada. Los Titanes fueron 12 desde su primera aparición literaria, en la Teogonía de Hesíodo... Estaban relacionados con varios conceptos primordiales: el océano y la fructífera tierra, el sol y la luna, la memoria y la ley natural. Los 12 Titanes de la primera generación fueron liderados por el más joven, Crono, quien derrocó a su padre, Urano, a instancias de su madre Gea.
 
Posteriormente, los Titanes engendraron una segunda generación de dioses, y precedieron a los 12 Olímpicos quienes, guiados por Zeus, terminaron derrocándolos. La mayoría de ellos fueron entonces encerrados en el Tártaro, la región más profunda del Inframundo.
 
Un mito de la primera época cristiana manifiesta que la Humanidad surgió del humo grasiento que despedían los cadáveres de los Titanes al arder, muertos por el rayo de Zeus. Otros escritores anteriores insinúan que la Humanidad nació de la sangre derramada por los Titanes en su guerra contra los Olímpicos. Numerosos autores se referían en la Antiguedad a la "natureleza titánica" del hombre: quizá esto se refiera a la definición de algún tipo de "pecado original" que sigue siendo objeto de acalorado debate entre los mitógrafos.
 
Según la investigadora Jane Ellen Harrison, la palabra "Titán" procede del griego y significa "tierra blanca", "arcilla" o "yeso"... Se supone que los Titanes eran como hombres de arcilla blanca, o cubiertos de polvo de arcilla o yeso en sus rituales. El investigador M. L. West también señala lo mismo en relación a los ritos iniciáticos chamanes de las primitivas prácticas religiosas griegas.
 
El titanio entra en la composición de gemas tan conocidas como el zafiro, el cuarzo rosa o el cuarzo rutilado... Los esotéricos del tarot lo asocian al Arcano Mayor del Emperador. Representa la firmeza, la fuerza, la moral indestructible, pero también la brutalidad y la ira incontenida. La resistencia e indestructibilidad del titanio, su comodidad y ligeraz, lo ha convertido en un material muy popular para la confección de alianzas de boda entre las parejas más "modernas"... Efectivamente, el titanio puede rallarse con mucha facilidad, incluso puede rallar con mucha facilidad otro tipo de materiales más blandos (como el oro o la plata), pero es tan fuerte y duro que para destruirlo haría falta una explosión atómica. Quizá por eso sea utilizado comúnmente en las bodas, por su simbolismo y su capacidad para deformarse, adecuándose al dedo, lo cuál es considerado como una representación de la capacidad de adaptación que debe primar entre toda pareja.
 
Los Titanes y su contraparte femenina, las Titánides, eran seres gigantescos según la mitología, que como ya he dicho representan fuerzas elementales de la Naturaleza o funciones particulares dentro de nuestro planeta... Se suponían modelos de belleza y estaban encarnados en deidades que aparecían bajo formas diversas (animales, océanos, bosques, etc...). A través de estas primeras fuerzas rudimentarias la mitología evoluciona, dando lugar, posteriormente, a una generación de fuerzas más depuradas, representadas por los dioses Olímpicos, ante los cuales los dioses primitivos se repliegan.
 
Símbolo de fuerza, los Titanes siempre han inspirado muy diversas obras de arte, libros y otras representaciones... Quiero mencionar por su importancia la famosa película "Furia de Titanes" (1981, bajo la dirección de Desmond Davis), un auténtico clásico del género mitológico que contó con un controvertido remake el pasado año 2010, que pudo ser disfrutada por servidora en 3D, y que bajo la dirección de Louis Leterrier nos ilustró con una auténtica demostración de pericia en cuanto a los efectos especiales, aunque la historia original, a mi juicio, había perdido inocencia, frescura y encanto con respecto al anterior film. Aparte de todo esto, tengo que decir que la historia no tiene nada que ver en absoluto con los Titanes, sino con la narración del mito de Andrómeda y Perseo. Si queréis ver algo que tiene alguna relación más, aunque efectivamente está muy, muy subvertido, podéis elegir la recientemente estrenada "Inmortales", que aunque sigue sin ser una maravilla que me haya subyugado, por supuesto.
 
¡Besotes!
 




lunes, 26 de diciembre de 2011

El arte marcial del bambú





















... Me lesioné forzándome a cumplir con las expectativas que los demás tenían acerca de mi.

... Confundí el valor con la razón; el sacrificio con la justicia; el servicio con el abuso; la fuerza con la soberbia.

... Y por eso me lesioné, y aún sigo lesionada. Tengo para algún tiempo: supongo que todo el que precise para entender que no todo es dar, que también se trata de recibir. Que uno no puede agotar su energía hasta el límite de su vitalidad por nada ni por nadie. Que nuestra primera obligación es curarnos, sanarnos y cuidarnos a nosotros mismos, y luego ya, "si eso", hacerlo con el resto. Y que nadie realmente puede obligarnos a hacer nada que nosotros no queramos hacer.

Como ya puedo sentarme bien a la mesa largo rato, publico yo misma. Éste es un artículo sobre el Yug-Do, el arte marcial chino de la vara de bambú. Fue publicado en la revista Universo Holístico y lo firma Antonio Iborra, del cual pongo la referencia más abajo, al final del artículo, que es quien ha creado esta disciplina marcial... ¡Espero que os guste tanto, tanto como a mi!
------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Pasos silenciosos, oscuridad total. apenas se escucha el desplazamiento de catorce guerreros... Alrededor, el rugido del río marca un telón de fondo, salpicado por el chirriar de insectos desconocidos, aves nocturnas, movimientos erráticos... Estamos en plena selva amazónica y nos dirigimos a un pequeño claro, junto a un remanso para sentarnos y esperar el amanecer. Noto el temor del grupo, pero también su confianza, me siguen con la esperanza de que yo conozca el camino. No es el caso...


Yug-Do es más que una práctica, es una aventura, un viaje de vida de lo conocido a lo desconocido. Nos gusta probarnos a nosotros mismos, practicar en lugares insólitos, enfrentarnos al reto de la adaptación. Por eso lo hacemos en grupo.


Nuestra escuela de Yug-Do es un movimiento vivo: buscamos despertar la espiritualidad en el camino del Arte Marcial. Retomar una senda que va más allá de los gimnasios, los pabellones deportivos y las salas de competiciones; buscamos vivir la vida intensamente.


En febrero nos vamos al desierto de Baja California... Pero cada mes nos encontramos todas las escuelas y grupos en un viaje on-line, en el ciber-espacio, para compartir experiencias de viajeros múltiples, relatos de vida y sueños realizados o por vivir. Anhelos de vida buscando más vida, más belleza, más bondad, más verdad.


Para nosotros, el Yug-Do es más que una disciplina: es una pasión, un hobby, una oportunidad de sentirnos coherentes con nosotros mismos.


Yug-Do es un arte marcial que se realiza con un bambú, símbolo de la flexibilidad y de la fortaleza, de los opuestos entrelazados y danzarines. ¿Contra qué o quién luchamos? Nuestro enemigo es simplemente la ignorancia sobre nosotros mismos, aquello que decidimos no ver, nuestros puntos ciegos. Nuestro Dojo (lugar donde se practica) es el mundo, la casa, la familia, el trabajo.., pero también espacios compartidos en los que nos responsabilizamos y comprometemos en grupo.

El Yug-Do en el Dojo empieza a las cinco y media de la mañana, acompañado de las notas del Yidaki o Didgeridoo. Luego viene la apertura, la postura, el movimiento fundamental, los 22 movimientos de la serie básica, y le siguen técnicas de combate, Katas, randori. Después de la ducha fría, viene el trabajo de la parte interna que realizamos a través de Qi-Gong, Hatha Yoga, Asanas, Mudras, Pranayamas y Bhandas. Y terminamos con meditación y oración.

El Guerrero Solar sigue el Tao, el Do, que no es más que la vida misma vivida con valor y con honor.

Seguir el Do o el Tao en arte marcial no implica la realización de alguna serie de ejercicios o prácticas determinadas, más bien es vivir con un código, un reglamento no escrito que permite al aspirante conectar con el espíritu del guerrero.

En este caso no es otro que el Yug: la experiencia de la Unidad.

La Unidad es nuestro origen y nuestro fin. Mediante la consciencia reconocemos que todo, absolutamente todo lo que podemos observar y sentir, está vinculado cuando entramos en la experiencia profunda de nosotros mismos y nos sentimos cerca de todos los seres y de todas las cosas, siendo capaces de aceptar la diferencia y, aún más, de disfrutar de ella.

Yug-Do es una aventura de la consciencia: sensorial, emocional, mental, espiritual, para eventualmente alcanzar la experiencia del Ser, más allá del espacio y del tiempo.

Toda la teoría del Yug-Do emerge de su práctica, del tacto suave del bambú, de sus movimientos rítmicos. Inmersos en lo que hacemos, abandonados al "no movimiento", es donde vamos comprendiendo lo que está más allá de las palabras, el entretejido entro lo uno y lo múltiple".

Antonio Iborra: a los 15 años se fue a la India en busca del sentido de la vida. Ha profundizado durante años en el Yoga y las Artes Marciales. Se dedica profesionalmente a terapias naturales como la Quiropraxia, la Osteopatía, la Naturopatía, la Acupuntura, la Reflexología, las Esencias Florales y la Kinesionlogía. Ha creado el Yug-Do y las esencias florales de AIM, y su página web es www.yug-do.com.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Nodo norte en Sagitario o en Casa 9


EXTRACTO DEL LIBRO "ASTROLOGÍA DEL NODO LUNAR", DE BRUNO Y LOISE HUBER.

EL ADMINISTRADOR EN FUNCIONES DEL BLOG.
----------------------------------
"Tu don es la Sabiduría; aplícala al Bien, se descorrerán
los velos de los misterios...

Sé el apoyo de muchos indefensos, de los que ignoran y son sometidos.

La sabiduría en una mano, en otra la compasión.

Entonces te cubrirá la iluminación y el renombre de Dios inmenso"

Nithaiah, ángel número 25 de la Cábala.

"¿Tu verdad? No, la Verdad. Y ven conmigo a buscarla... La tuya, guárdatela".

Antonio Machado.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

"Tanto Sagitario, el signo mutable de fuego, como Capricornio, el signo cardinal de tierra, son signos de individualidad cuyas necesidades esenciales son la maduración de la personalidad individual y la manifestación de la misma. En Sagitario siempre existe una fuerte aspiración hacia la autonomía mental. Sagitario quiere ser independiente. Quiere desarrollar sus propias ideas, su propia visión del mundo, su propia filosofía, y comportarse consecuentemente con ello.

El Nodo norte en Sagitario (o en la Casa 9) indica que la persona debe alcanzar su autonomía mental. Debe cultivar su pensamiento de forma que llegue a sus propias conclusiones, y sea independiente de la opinión de los demás.

El Nodo norte en Sagitario se encuentra fuertemente en horóscopos que indican una gran tendencia a comportarse según la opinión de los demás. Cuando existe la tendencia a dejarse dirigir, guiar o determinar por otros en su manera de pensar, este Nodo Lunar indica claramente "debes desarrollar tu propio pensamiento y llegar a tener tus propias opiniones". Es una declaración de guerra a la pereza mental (...).

En Sagitario, signo de fuego, el convencimiento de la persona pasa de nuevo a primer plano. Los anteriores signos de fuego, Aries y Leo, realmente tienen un autoconvencimiento exagerado. Sin embargo, Sagitario tiene su propia autonomía mental, debe argumentar que tiene todo el derecho a opinar como autoridad (...).
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Casa 9 tiene que ver con el desarrollo del pensamiento propio y la autonomía mental. Estamos en el eje 3/9, el eje del pensamiento (...). Con el Ndo en la 9, la persona debe tomar conciencia de ciertas estructuras de pensamiento (patrones, guiones o programas) que funcionan como automatismos y que están sólidamente arraigados en su comportamiento. De este modo, podrá deshacerse de las partes que no estén en sintonía con su propia forma de pensar. En la Casa 9, la persona debe hacerse su propia imagen del mundo para alcanzar la independencia mental (...). Las estructuras mentales almacenadas en la Casa 3 y no superadas pueden ocasionar fuertes perjuicios que dificultan alcanzar la claridad inequívoca de la Casa 9.

Con el Nodo lunar en Casa 9, la persona debe ser capaz de encontrar una posición propia y defenderla mentalmente. No debe dejarse desconcertar por influencias casuales ni dirigidas, ni por mecanismos automáticos arraigados en su conducta que puedan apartarla de esa claridad o que obstruyan esa libertad en el proceso de toma de conciencia (...)

Para defender las propias ideas se necesita coraje. Para tener seguridad en las propias observaciones y experiencias, y no dejarse persuadir por el entorno respecto a cómo ver las cosas, se requiere confianza en uno mismo. En la Casa 9 hay que perseverar con respecto al punto de vista al que se ha llegado por uno mismo, es decir, con respecto a la verdad que uno mismo ha experimentado y vivido. NO SE DEBE PRETENDER SER JUSTO CON TODOS NI COMPLACER A TODOS. El progreso en la dirección que indica el Nodo norte en la Casa 9 se ve favorecido por la expansión de conciencia personal derivada del propio pensamiento, los viajes, la filosofía, etc.., DESPUÉS DE HABER DEJADO DE SEGUIR LOS PROGRAMAS DE VIAJE DE OTRAS PERSONAS".



jueves, 15 de diciembre de 2011

Saga de Astrea: fanfic Caballeros Zodiaco (Traición)

ANDRÓMEDA ME REMITE ESTO. QUIERE QUE SEA PUBLICADO HOY PORQUE ES JUEVES (??¿?¿). VOY A MATARLA: ME LO HA DADO MANUSCRITO. PARECE QUE ES URGENTE, AQUÍ LO DEJO. ESPERO HABERLE PUESTO BIEN LAS ETIQUETAS.

EL ADMINISTRADOR EN FUNCIONES.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Defiende tus principios, aunque tengas que hacerlo solo". Jackson Brown.

"Clamé al cielo, y no me oyó/y pues sus puertas me cierra/de mis actos en la tierra/responda el cielo, y no yo". José de Zorrilla.

"La noche está en calma. Reina la quietud en las Doce Casas. Por un instante, se han dejado de oír sonidos de guerra. Los estallidos alrededor han dejado paso al silencio más absoluto.., inquietante tal vez para los que tienen miedo.

Yo nací con miedo y crecí con miedo. Curiosamente, nunca tuve miedo a las cosas más duras de la vida. Lo mío era un miedo indefinido, extraño, que aparecía cuando menos lo esperaba. Ese miedo me obligaba a no golpear demasiado a los niños en la escuela, nada más que cuando estaba obligada a defenderme para salvaguardar mi propia integridad. Si podía, prefería empujarles, y hasta salir corriendo, aunque era la más fuerte de toda la clase. Tenía un miedo atroz a cosas absurdas, como a mi propia sangre. Cada vez que me hería, aunque fuera una minucia, aunque sólo se tratara de echar sangre por la nariz, solía caerme redonda al suelo, y perdía el sentido. Ahora controlo algo mejor el miedo a mi sangre, pero sigo odiando y temiendo la sangre ajena.

Qué cosa más jodida para un guerrero, ¿no?

Desde el principio también tuve miedo a la soledad, y quizá precisamente por eso me recluí en una soledad anárquica, dura y adolescente, que no me daba ni un solo día de tregua. Temía a la traición de una forma vaga e incomprensible, puesto que el 90% de mi vida la pasé, en realidad, rodeada de buenas personas... Era algo inexplicable para cualquier psicólogo infantil, me temo. Pero pienso que precisamente por ese miedo a perder a quién más amas (que era lo que realmente se escondía bajo la cúpula añil de mis silencios) preferí no hacer amigos; y no los busqué, y evité cualquier situación, oportunidad o medio para tomar contacto más que con unos cuántos seres tan raros, obtusos y solitarios como yo. En la escuela, más tarde en el Santuario, fui conocida como un ser sumamente solitario e inaccesible. Callada a más no poder (¿quién lo diría?). No me fiaba ni de mi propia sombra.., y aún sigo sin hacerlo.

Alguien, a quién no sé si puedo llamar amiga, me lo dijo una vez. Era, como yo, una aspirante del Santuario, y de hecho me regaló un dibujo, hecho por ella misma, en el que se me ve levantándome como una furia negra en medio de una pila de cadáveres recientes, con dos cimitarras sangrientas, una en cada mano. Decía que me veía así; ella era Sagitario, y muy optimista "¿Te vas a pasar la vida temiendo lo peor, temiendo que te metan una hoja por la espalda?", me decía.

Me resulta claro que desde el inicio de ésta mi existencia, tuve conciencia (o quizá inconsciencia, para ser más exactos) de cuál es realmente mi punto más débil. Todo guerrero tiene un punto débil, y el mío es la traición. Cuando me traicionan, me hundo. Cuando ocurre esto, nada tiene ya sentido. Podría luchar hasta la extenuación, hasta el fin, sin un gemido, si supiera que aquellos en quienes confío me secundan. Podría hacer el más terrible sacrificio, no desfallecer hasta la muerte, si estuviera convencida de que hay un por qué para cada combate. Yo puedo levantarme de la herida más dura, siempre y cuando tenga una poderosa razón para hacerlo.

Pero cualquier golpe bajo, por debajo de mi centro, me destruye. Aunque tan sólo sea una zancadilla.

Me llamo Alba, que significa "primera luz", y me pregunto hoy, aquí, ahora, qué demonios estoy haciendo... Me pregunto a dónde voy, qué diablos se me ha perdido a mi en esta guerra absurda, que parece durar siglos. Yo ya estoy harta de tanta sangre: estoy harta de tanto dolor, y sobre todas las cosas, estoy harta de tener que encajar una y otra vez la traición, que me destruye.., que es la única cosa en este mundo que verdaderamente puede hacerme daño.

Soy tan afecta a Hyoga tan sólo por un motivo: su intensa frialdad emocional. Él es absolutamente frío e insensible. Es tan poco afectivo como los glaciares de las montañas. Pero en su inmensa frialdad, en su tremenda aridez, permanece y es estable: como las montañas, sí.., como las montañas. Uno puede fiarse de Hyoga precisamente porque es incapaz de decir palabras bonitas; porque jamás te engatusará con delicadezas; porque no te adulará; porque no te hará concebir falsas esperanzas con respecto a lo que puedes esperar de él, emocionalmente hablando.

... Pero si algo amenaza tu espalda sin que tú te des cuenta, Hyoga caerá sobre ello como un rayo de Dios, y antes de que tú hayas podido ni tan siquiera voltearte, la sangre derramada del enemigo correrá a tus pies. 

Me llamo Alba, y esta madrugada, de repente, como una duda horrible en mi cabeza, se me ha planteado la siguiente pregunta: "¿Para qué estás luchando?".

O quizá la pregunta debiera ser otra: "¿Por quién?".

Como si anduviera dando vueltas en un laberinto angustioso de mi memoria celular, las cosas vuelven a representarse delante de mi a escala, como en una maldición bíblica. Vuelve a levantarse la piel de antiguas heridas, que sangran y duelen de nuevo. Y ya estoy cansada. Tengo una voz de león que me permite hacerme oír por encima de las batallas cuando es necesario, pero hoy clamo por mi. Dicen que soy soberbia, que soy orgullosa, pero hoy no pienso callarme.

Hoy se oirá mi voz por encima del fragor de todas las batallas, por encima del susurro de todos los milenios.

Y si tengo que callar, que sea porque no tengo más remedio que sostener una daga asesina entre los dientes, como hace Hyoga. ¡Él, que ha llegado incluso a golpearme y a herirme, para evitar que un muro de roca caiga sobre mis espaldas, tiene razón en algo! Siempre le oí decir lo mismo: "Hay puñales en las sonrisas de los hombres: cuanto más cercanos son, más sangrientos".

Y sí: Hyoga ha leído, ha visto, ha experimentado mucho... En el Santuario, creo que a veces se hacía pasar por loco para que no le molestasen, para que simplemente le dejaran en paz.

Me llamo Alba, y me niego ya a aguantar sobre mis hombros, una vez más, el doloroso, absurdo, horrible, doliente, pútrido, maldito peso de la traición. No voy a mover ni un dedo esta vez para defenderme. No voy a atacar como antes, como un animal herido que con toda su furia arremete contra lo primero que se le pone por delante. No: ésa es una batalla perdida de antemano, y yo ya lo sé. Prefiero quedarme aquí, en silencio. Prefiero no decir nada, no hacer nada, no moverme. Si uno no se mueve, puede aguantar durante bastante rato con una hoja metida en la carne, siempre y cuando no toque de veras ningún punto vital.

Mejor dar por perdida esta batalla que jamás puede ganarse, que perder definitivamente la puñetera guerra en la que llevo combatiendo durante eones por causa de mis principios.

A la mierda con las palabras: es fácil esquivar una lanza, sí, pero no un puñal oculto."



lunes, 12 de diciembre de 2011

Paréntesis




POR MOTIVOS DE SALUD, YA QUE SE HA LESIONADO, ANDRÓMEDA NO PODRÁ ESCRIBIR EN EL BLOG DURANTE UN TIEMPO INDEFINIDO... ME HA COMENTADO QUE AÚN TIENE PENDIENTES VARIAS CONSULTAS MÉDICAS, PERO ENTRE TANTO DEBE GUARDAR REPOSO CASI ESTRICTO.


ME ENCARGA QUE OS ENVÍE MUCHOS ABRAZOS, Y QUE OS RECUERDA QUE MERCURIO RETRÓGRADO TIENE ESTAS COSAS.., ENTRE OTRAS. Y QUE ESPERA PONERSE BIEN LO ANTES POSIBLE COMO PARA PODER SEGUIR ESCRIBIENDO, EN ESTAS FECHAS TAN SEÑALADAS.


EL ADMINISTRADOR EN FUNCIONES DEL BLOG.



viernes, 2 de diciembre de 2011

Goshenita: una piedra de consciencia

Poseo desde hace algún tiempo un pequeño solitario de oro macizo que me regalaron por mi cumpleaños: yo misma lo pedí... Lleva montada una piedra cortada en forma "trillion" (como dicen los gemólogos), que yo creía que era un aguamarina, pero me equivoqué. La excelente gemóloga que me la vendió me confirmó que era la muchísimo más rara (para ir montada sobre joya) goshenita. El anillo está hecho a medida y tiene muy buena factura, aunque es modesto. La piedra brilla como una estrella, y son muchas las personas que me han comentado que lo han confundido con un diamante, porque verdaramente lo parece (y eso que no lleva ningún tratamiento para conseguir dicho efecto óptico). Le tengo especial cariño porque una vez casi lo pierdo en circustancias complicadas. En fin: muchas cosas en mi vida son complicadas; ya me he ido acostumbrando (o resignando) con el paso del tiempo.

Los expertos en gemoterapia dicen que la goshenita, o berilo transparente, es una piedra excelente para el trabajo de regresión a vidas pasadas. Se dice que "ilumina" literalmente las razones del dolor que uno experimenta por el karma acumulado en otras encarnaciones. También dicen (y esto sí que es un alivio) que facilita la limpieza del "patrón energético" desenvuelto por ese mismo karma. El berilo transparente infunde calma, y otorga la sensación de estar siempre bajo control por muy malas que sean las circustancias de nuestra vida.

Hay algo curioso en relación a la goshenita, y es que es capaz de "enfrentarse" a cualquier situación externa que nos pueda hacer daño, afectar o manipular. Casi todos sabréis que ésta es una característica sobre todo de las piedras oscuras, como el azabache, el ónice, la obsidiana o la turmalina negra... Otras gemas, como el ámbar y el coral, también la poseen, pero las piedras transparentes por lo general no cuentan con esta cualidad.., a excepción de la goshenita. Esta piedra, simplemente, no tolera que tu vida sea manipulada bajo ningún concepto. Con su dureza de 7 a 8 sobre la escala de Mohs y su estructura interna, claramente hexagonal, el berilo transparente es un valedor indiscutible. Lo han asociado en repetidas ocasiones con la Luna o con Venus, dependiendo del terapeuta: a mi me da igual.., en todo caso siento que posee una fuerte y clara energía femenina.

Mi piedra la compré yo misma, como digo, a una gemóloga de confianza, y procede de los Himalayas... De todas las sortijas que tengo ninguna es más valiosa para mí, y no por su valor real, sino por algo muy, muy sencillo: me identifico con la piedra. ¡Mi alma se identifica con la bendita piedra! Normalmente la llevo en el dedo anular izquierdo, el que dicen que corresponde al corazón (a mi corazón). No voy a meterme en otras cualidades que dicen que tiene, como abrir los portales interdimensionales, contactar con los ángeles o los guías internos, o abrir el chakra de la Corona. En todo caso, sí que he notado que estimula la memoria y las funciones mentales, y que facilita el estudio.

La goshenita es una piedra de persistencia: le ayuda a uno a enfocarse y a concentrarse, así como a llevar sus pensamientos y deseos hasta su plena consecución. También es una gema de lealtad, potencia la fe de uno mismo en el Universo y sus dones, y anima a desarrollar la fidelidad y el respeto. Los gemoterapeutas añaden que es una piedra de verdad, y que su uso reiterado incrementa el poder de nuestras oraciones. Siempre recuerda la importancia de edificar nuestros sueños, deseos y compromisos sobre la verdad y sobre la confianza que otros antes han depositado en nosotros.

Imparcialidad, claridad, compasión: ésas son algunas de las principales virtudes de la goshenita. Si uno lleva una de estas piedras encima, encuentra muchísimas dificultades para mentir (aunque se trate de alguna de las pequeñas mentiras "de conveniencia" que habitualmente utilizamos como muleta en la vida). Esto no otorga, claramente, una postura fácil, porque la franqueza siempre es el camino más duro, a corto plazo. La capacidad de la goshenita para ayudarle a pensar a uno de forma lógica tiene la contrapartida de que, mediante su uso, nos volvamos un poco fríos, distantes, demasiado críticos o desapasionados. ¡Pero todo tiene solución! Los efectos más interesantes surgen cuando combinamos el uso de la goshenita con el de cualquier otra forma de berilo (esmeralda, aguamarina o morganita, por ejemplo): estas otras piedras "calentarán" tu corazón, de modo que el equilibrio entre lógica y emoción esté asegurado.

La goshenita es la piedra de mayor frecuencia vibratoria dentro de la familia de los berilos... Sustenta poderosamente la visión interna durante la meditación, y es un fabuloso guía en todas aquellas jornadas que elevan nuestro nivel de consciencia hacia otras frecuencias vibracionales. Siempre ayudará a aclarar las mentes inquietas, a equilibrar nuestra razón con el alma y con el corazón. En lo físico, alivia los dolores de cabeza, el insomnio, la sinusitis y los desequilibrios mentales. De esta forma, nuestra más alta visión permanecerá activa, y podremos alcanzar todos los niveles del Ser con los ojos de la verdad y del corazón, pudiendo desarrollar libre y sanamente nuestra lealtad, amabilidad y compasión sin trabas ni ataduras...

Queridos amigos: estaré a partir de hoy 12 días fuera, y no podré escribir como habitualmente en este blog.., tengo que realizar algo importante que ya debería haber hecho hace mucho, muchísimo tiempo. Si todo resulta propicio, el próximo 14 de diciembre, cuando mi regente se ponga directo, volveré por aquí. Hasta entonces, y deseando en vuestras vidas todo lo mejor, esta leona se despide.

Besotes.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Karma y Akasha
























Me veo "obligada" (entre comillas) a escribir esta entrada de hoy por múltiples razones, y espero que no resulte muy densa. Mercurio, insisto, está retrógrado, y encuentro bastantes dificultades, al parecer, en cuanto a lo de hacerme entender.

He cambiado muchísimo durante los dos últimos meses en un sentido: ya no intento convencer a nadie. Tampoco intento apartar a nadie de la vía que haya elegido para su vida, independientemente de lo que yo piense (si me parece mal, bien o regular lo que haga cada persona, quiero decir). Sé que obviamente no tengo todos los datos ni todos los conocimientos del Universo, y por eso no me considero juez de nadie.

Personalmente, he descubierto casi antes de ayer una cosa que me estaba resultando como una piedra en el zapato, impidiéndome avanzar como a mi me gustaría... Y esa cosa tiene que ver mucho con el karma. Con "mi" karma, por cierto: que nadie se llame a error. La "cosa" en cuestión es competencia mía exclusivamente, pero implica una especie de "causa pendiente" que tengo que completar para quedarme tranquila, por así decir.

En algunos momentos de mi historia hice cosas de las cuales no me siento nada orgullosa... En otros momentos, hice cosas de las cuales sí que me enorgullezco. Soy consciente de unas y de otras. El trabajo con los registros akáshicos me ha resultado durísimo: digamos que estaba preparada para afrontar todo lo que de oculto hubiese en el pasado y en el futuro, por mi misma naturaleza medio densa y dramática; pero no estaba preparada (¡ni de lejos!) con lo que se encontraba oculto en el presente.., y bastante bien a la vista.

Es impresionante el trabajo que nos tomamos los seres humanos para ocultarnos a nosotros mismos aquello que no queremos ver.

He corrido graves riesgos durante todo este proceso; de eso no me arrepiento. He llegado a ponerme enferma: tampoco me importa. Para mí resulta muy importante intentar transmitiros la relación que he aprendido entre Akasha y Karma, en el sentido de que el acceso a los Registros se realiza siempre desde el Presente: desde un eterno presente, diría yo. Resulta inútil, por tanto, mirar atrás y adelante todo el rato como un idiota, sin detenerse en el "aquí y ahora" tan famoso... Porque es desde el presente desde donde podemos modificar, o no, cuestiones relativas al karma de cada cual. Ése es el inmenso poder y la gran importancia del trabajo (duro trabajo) con los Registros Akáshicos, según yo lo experimento: se trata del "eslabón perdido", la información de vital importancia que a mi me faltaba, la demostración viva de que la causa-efecto funciona a la perfección, y el lugar íntimo del que ya no puedo escapar, si es que quiero hacer las cosas como se deben.

Pues sí; me toca ahora hacer las cosas "como debí" y no hice en su momento... Y ésta es la explicación a la entrada de hoy, por así decir.

Recientemente, han aparecido (o reaparecido) en mi vida numerosas personas que tienen que ver con el signo de Sagitario... Incluso han ocurrido cosas relacionadas con el planeta Júpiter, pero no me voy a extender. Esto ha representado para mí un vital soplo de aire fresco, porque el efecto de esos dos colosos espirituales, de fuerza inconmesurable y feroz accionar, llamados Plutón y Raju, respectivamente, han estado a punto de aniquilarme (al menos, moralmente hablando). Gente como Shibumi (un viejo amigo, que hace algo más de 10 años ya me indicó que probablemente debería practicar aikido); o gente nueva, como Miguel, mi sensei de Aikido, y Fedra, mi maestra de Registros Akáshicos... Estas personas son importantes porque, aparte de apoyarme incondicionalmente desde un ámbito moral y juicioso (muy a la manera jupiterina), representan un punto de inflexión para mí, con respecto al hondo, largo y doloroso proceso vital que yo misma inicié hace aproximadamente unos 5 años, y del cual repito, remarco, y firmo con mi sangre si hace falta, NO CULPO ABSOLUTAMENTE A NADIE porque fue mi elección.

Cuando tenía 19 años y estaba todavía en la Facultad, estudiando periodismo, decidí hacer prácticas no remuneradas para irme "soltando", por así decir... Se acababa de morir mi padre (punto también importante en el que no me extenderé), y entré en contacto con una ONG, el "Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad" (nótese el nombre, y por favor, que nadie elucubre porque abandoné las inquietudes políticas hace tiempo; no milito en ningún lado, y jamás he cobrado ni cobraré de ningún partido político). Curiosamente, el primer reportaje que me "tocó" en suerte fue muy duro para mí: la prostitución. Anduve recorriéndome sola (remarco, ABSOLUTAMENTE SOLA) la calle de la Montera (los de Madrid ya sabéis de qué calle hablo) arriba y abajo durante algo más de dos semanas; también la Casa de Campo (insisto, SOLA: no llevaba a ningún valedor ni defensor ni guardaespaldas en mi retaguardia); mi misión consistía en entrevistar a la mayor cantidad posible de prostitutas para hacer un monográfico. Todavía no me explico cómo no me pasó nada, ni tampoco cómo tuve el valor (la inconsciencia de la juventud, supongo); llegué a meterme en las mismísimas tripas de un burdel repugnante (en cuanto a condiciones higiénicas, que no estoy haciendo ningún juicio de valor moral, por cierto). Hablé con muchas de las chicas utilizando el español o el inglés: rusas, gitanas, negras, españolas... Entonces, Madrid no había vivido aún el auge de la inmigración marroquí, sudamericana y rumana que apareció posteriormente.

Lloré muchísimo durante el proceso de elaboración de aquel reportaje; lo pasé mal, muy mal, y además sin saber por qué. Estaba afectadísima, y absolutamente impresionada por todo aquello. No entendía nada de nada de lo que estaba viendo: de lo que ellas me decían, de lo que yo sentía. Era como caminar en la oscuridad dándote golpes por doquier, y sin tener ni idea de qué es lo que te golpea.

Ahora, en el momento presente, comprendo al fin mi karma (es lo que buscaba), gracias al control mucho más consciente de los contenidos de mi akasha. Un inapelable mandato interno me obliga a resarcir una parte de la culpa y del dolor que acarreo. LOS DEMÁS, TODOS LOS DEMÁS (remarco e insisto) PUEDEN HACER LO QUE LES DÉ LA GANA, que no seré yo la que interfiera. Esto es una cuestión mía.., muy, muy personal.

Hace seis días (deformación profesional, supongo), me puse en contacto con varios psicólogos (conocidos y amigos míos) y les hice una pregunta... Dos no me proporcionaron mucha información; pero la tercera (gracias, Mónica) me envió este interesantísimo documento (un trabajo del psicoanalista Juan Carlos Volnovich) que publico aquí, para todo aquel que quiera consultarlo. Trata sobre mi "piedra en el zapato": lo que me estaba molestando, lo que necesitaba afrontar, digerir, y posteriormente "poner en público", como diría Fedra... Trata, sí, sobre lo que nadie nunca explica: la responsabilidad de los clientes EN LA EXISTENCIA de la prostitución. Porque aquí todo el mundo mancilla, critica, humilla y rechaza a las mafias, a los proxenetas, y aún peor, a las mismas prostitutas. Pero parece que nadie se detiene mucho en contemplar o averiguar las motivaciones ocultas que llevan a un hombre (o a una mujer, que también las hay) a contratar este tipo de "servicios".

Lo siento, Ramón. No es nada personal contra ti (lo juro ante los altares más sagrados: ya no lo es), pero recuerdo aquella conversación que tuvimos, y no: NO ESTOY DE ACUERDO con que la prostitución constituya una especie de "servicio público" esencial para mucha gente... He llegado hasta el límite de mis fuerzas para poder gritar ahora a los cuatro vientos que eso me parece la manipulación asquerosa de un proceso mental lógico de proporciones prácticamente universales. No tengo absolutamente nada en contra de todos aquellos que decidan asumir esa teórica "gran verdad" que tú defiendes: sus motivaciones, que yo desconozco, tendrán, y ahí queda eso. Pero por ahí no paso: ese veneno no me lo voy a tragar. Además, el próximo 10 de diciembre (luna llena que soporta un poderosísimo y jodido eclipse que cubrirá a Europa y a todo el Pacífico, mientras la misma luna se pone en cuadrado a marte, y urano entra en directo), es el Día Internacional de los Derechos Humanos, Y NO TRAGARÉ CON ESTO. ¡Mi alma me lo impide!

Al mismo carajo con todo: no hay excusas, me lo impide mi propia alma... No acepto ya la más mínima excusa para mantenerme calladita y tragando: no voy a ser ya más víctima, y muchísimo menos cómplice o verdugo de una realidad terrible de honda repercusión social. Ya no quiero, ¡no me da la gana! Quizá sea que la Luna estará ese día en mi Casa 9, y Sagitario me está poniendo las "pilas morales"; o que ese día hace sextil a Venus, y por eso me pongo de parte de las prostitutas... Quizá sea que Urano se pone directo sobre el confuso Piscis, y golpea el mismo corazón de mi Casa 7, mientras la bendita Luna eclipsada le hace un trígono. Quizá sea que Quirón, en sextil, represente la única forma de trascender, o de purgar mi culpa y mi dolor. O a lo mejor que Plutón (ese gigante disfrazado de enano), que también hace trígono a la luminaria ese día, me otorgue todo el conocimiento y la profundidad de su poder espiritual sobre estos asuntos... "Pa`l caso", es lo mismo: sé dónde está mi centro, y lo que me pide mi espíritu ahora. Y no voy a estar tranquila jamás mientras resuelva este asunto CONMIGO MISMA.

Mónica sospecha que la gran mayoría de mujeres, las cuales conviven con hombres que hacen uso habitualmente de los "servicios" de prostitutas, están al corriente... Horror: no quiero ni imaginármelo, y prefiero no comentar el sufrimiento emocional que me provoca la idea. Mejor respirar hondo, buscar mi centro, como dice Miguel, y apartarme de ahí. No por asco, por superioridad moral, por complejo o por comodidad, sino porque me obliga la conciencia. Porque se lo debo a mi mujer interna, a la cual he oído mil veces decir que hay que venerar como a una diosa... Entonces, ¿qué? ¿La respetamos, la veneramos, o la escupimos? Mejor la respetamos, sí.., porque si no, no entiendo de qué puñetas hemos estado hablando durante tanto tiempo...

ESTA VEZ NO PUEDO TRAGARME ÉSTA.

Lo siento, amigos: creo que, al final, sí que ha acabado resultando el artículo bastante, bastante denso...

Debe ser la temática.