Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

jueves, 17 de marzo de 2011

La soberbia, la humildad y la justicia

Lo que está ocurriendo ahora en Japón, como comenté el otro día, es un aviso. El aviso de un titán que reside en el interior de la Tierra, en el interior de todos y cada uno de nosotros mismos.

El poder de Dios, el poder de la vida y la muerte, el PODER con mayúsculas...

Un aviso severo para que tomemos conciencia de lo tontos (y también de lo heroicos y fantásticos) que podemos llegar a ser los seres humanos.

Nada está decidido todavía. Hay posibilidades de detener el "apocalipsis nuclear" al que hacía referencia Bruselas. Sí, aún hay tiempo. Por eso pido con insistencia vuestra fuerza, vuestra energía, vuestras oraciones, meditaciones, decretos, emisiones reiki, o lo que sea. Lo que haga falta. Puede detenerse: todo depende de la cantidad de personas que luchen y crean que no es necesario caer en lo inevitable. Hay héroes anónimos en Japón y fuera de él, que sostienen un combate invisible, el cual sólo algunos muy concienciados o muy avisados son capaces de vislumbrar. Nada está decidido todavía: todo depende de nosotros mismos. ¡Sigamos sosteniendo ese muro invisible contra la radiación!

A pesar de lo que hagamos, eso sí, quiero dejaros un punto para la reflexión esta vez. Quiero hablaros de tres cosas: de la soberbia del ser humano.., pero también de su capacidad para servir con humildad, y de su búsqueda incesante de la justicia.

Tres historias.., tres escenarios que tienen como nexo de unión la fuerza inenarrable del átomo a sus espaldas.
------------------------------------------------------------------------------------------------
LA SOBERBIA

El padre de la bomba atómica, J. Robert Oppenheimer, fue un físico estadounidense del pasado siglo que, cuando vio explotar la primera bomba nuclear del mundo en una prueba en Nuevo México, comentó extasiado "si el resplandor de mil soles reventara al mismo tiempo en el cielo, eso sería como el esplendor del Todopoderoso.., me he transformado en la Muerte, la destructora del mundo". No contento con eso, en otra ocasión sentenció: "No es responsabilidad de los científicos decidir si se debe utilizar o no una bomba de hidrógeno. Esa responsabilidad corresponde al pueblo norteamericano, y a los representantes por él elegidos".

Según declaraciones de Carter Clarke, General de Brigada responsable de interceptar mensajes japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, y en las que explica por qué se lanzaron las bombas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki, "sabíamos que no necesitábamos hacerlo, pero les utilizamos como experimento para dos bombas atómicas".

LA HUMILDAD

Obviamente, a posteriori Plutón debió llamarle en algún momento al orden, porque al cabo del tiempo, Julius Robert Oppenheimer empezó a declamar en otra dirección. Por ejemplo, una vez comentó que "al utilizar por primera vez este tipo de armas, nos alineamos con los bárbaros de las primeras edades". También dejó muy claro, ya entonces, que "los pueblos de este mundo tienen que unirse; de lo contrario, perecerán", y que "es perfectamente obvio que el mundo entero se va al infierno. La única oportunidad posible es que procuremos que no sea así".

Desconozco el tipo de evolución personal que siguió Oppenheimer (siendo un piscis, supongo que viraría hacia una manifestación de tipo devocional), pero el caso es que en reiteradas ocasiones expresó su pesar por el fallecimiento de víctimas inocentes en Hiroshima y Nagasaki. Al terminar la guerra, fue el jefe consultor de la recién creada Comisión de Energía Atómica, y utilizó esa posición para apoyar el control internacional de armas atómicas y para oponerse a la carrera armamentista nuclear entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. Sus actitudes frecuentemente provocaron la ira de los políticos, hasta el punto de que en 1954 se le despojó de su nivel de seguridad, perdiendo el acceso a los documentos militares secretos de su país. Poco a poco, su capacidad de influir fue disminuyendo, pero continuó dando charlas y trabajando en física.

Algunas de las frases más preclaras de este científico, que demuestran su viraje hacia un concepto más acorde con la humildad, son "hay niños, de los que ahora juegan en la calle, que pueden resolver algunos de mis problemas de física más complejos, pues tienen modos de percepción sensorial que yo perdí hace mucho tiempo", y "con cierta crudeza que ni la vulgaridad, ni el humor, ni la exageración pueden extinguir del todo, el físico ha comprendido el pecado; y esto es un conocimiento que no puede perder". Como ha ocurrido y seguirá ocurriendo con muchos de nosotros, la comprensión del Bien y del Mal es un camino que sólo tiene una dirección posible: la de la humildad y el servicio.

Por cierto: "Heimer" es uno de los nombres del escandinavo dios Odín ;-)

LA JUSTICIA
(transcripción parcial de una entrevista a Eiji Nakanishi, superviviente de la bomba nuclear de Hiroshima, en la Revista Greenpeace de febrero de 2005. Una entrevista de Laura P. Picarzo).

"Eiji tenía 3 años el 6 de agosto de 1945, el día en que estalló la bomba atómica de Hiroshima... Vivía a 2,5 kilómetros del centro de la explosión. Su casa se derrumbó junto a todas las que estaban a su alrededor. Él fue uno de los supervivientes, pero lleva 60 año sufriendo las consecuencias de aquel día. Por eso se hace llamar hibakhusa, que en japonés significa "persona que ha estado expuesta a una bomba" (...).

- Pregunta: En agosto se cumplen 60 años del lanzamiento de las bombas sobre Hiroshima y Nagasaki. A día de hoy, ¿cuáles son las consecuencias que siguen sufriendo los supervivientes?

- Eiji: Los efectos de la bomba atómica no tienen nada que ver con los de las otras bombas: quemaduras más agresivas e imborrables, cáncer, leucemia, daños en los órganos vitales (...). Además, hay que sumar que hemos sido discriminados en Japón por haber sido expuestos a la radiación y sufrir daños físicos; hemos tenido grandes dificultades para encontrar trabajo o poder casarnos (...). El 70% eran mujeres y niños y nadie ha pedido perdón (...).

- P.: A día de hoy, ¿el mundo conoce realmente lo que pasó?
- E.: No. No se conoce la verdad (...) Porque se escondieron las consecuencias de las bombas nucleares, se acallaron nuestras voces y fuimos ignorados. El Gobierno de EE.UU, cuando sólo habían pasado 90 días del estallido de la primera bomba, declaró: "todos los que tenían que morir ya han muerto", y afirmó que ningún superviviente necesitaba asistencia. Esto lo dijeron cuando aún estaban agonizando muchas de las 240.000 personas que finalmente murieron (...).

- P.: ¿Cómo ha marcado su vida ser un "hibakhusa"?
- E.: A todos los supervivientes nos dijeron que tarde o temprano íbamos a morir. Cuando yo era un adolescente, nunca imaginé que pudiera llegar a adulto. Mis compañeros, que no habían nacido cuando estalló la bomba, querían ser deportistas, empresarios... Yo sólo soñaba con cumplir los 20 años. A los niños la bomba atómica nos robó nuestros sueños, nuestras esperanzas en la vida. Tiempo después, a los 22 años, me enamoré de una chica y queríamos casarnos, pero cuando sus padres se enteraron de que yo era un superviviente de Hiroshima se opusieron a la boda: no querían que su hija se casara con un hibakhusa. Y es que existía mucho miedo a que los hijos nacieran con problemas (...).

- P.: ¿Cree posible que en un futuro se haga realidad su reivindicación de "no más hibakhusas, no más Hiroshimas, no más armas nucleares?
- E.: Tenemos que conseguirlo ya porque todos los supervivientes somos mayores y no nos queda mucho tiempo (...). Me vienen a la cabeza las palabras pronunciadas por Martin Luther King: "he tenido un sueño"; yo también tengo mi sueño: morir con la alegría de que mi vida ha merecido la pena porque se ha conseguido la eliminación total de las armas nucleares (...). Llevamos 60 años viviendo con las consecuencias de las bombas, la gente ha perdido su vida o su salud y los que hemos sobrevivido no vamos a permitir que caigamos en el olvido.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
No vamos a permitir que caigáis en el olvido, abuelo, no... ¡Yo no voy a permitirlo!

martes, 15 de marzo de 2011

Escenas del infierno

A pesar de las estupideces dichas por muchos (incluida la señora vicepresidenta española, que más valdría que alguien le hubiera dicho a la Salgado que se callara la boca en estas circustancias), actualmente el riesgo de catástrofe nuclear en Japón es extremadamente elevado.

El país nipón ya ha vuelto a arrastrar, lógicamente, a todas las bolsas europeas... Estamos hablando de la tercera mayor caída de la historia por parte de la Bolsa japonesa. La totalidad de las bolsas europeas ha amanecido con pérdidas, situación que no parece que vaya a mejorar a lo largo de la jornada. Lo "gracioso" es que únicamente se mantienen las empresas de energías alternativas, sobre todo las renovables.

Los sectores más potencialmente afectados por el desastre en Japón son los de la energía, automóviles, seguros y artículos de lujo. Ayer, el BOJ (Banco de Japón) tuvo que inyectar al sistema 130.000 millones de euros. Hoy, en otro intento por controlar la situación, ha tenido que meter otros 26.000 millones, aunque no ha conseguido detener el desplome del Nikkei.

Ha habido un nuevo incendio en el reactor 4, y una nueva explosión en el número 2 de la central nuclear de Fukushima... Cuatro de los seis reactores están afectados, y el agua utilizada para rebajar la temperatura en el interior está sufriendo el efecto contrario, puesto que podría estar empezando a hervir. Además, el incendio ha dejado dos agujeros de 8 metros en el muro del reactor 4.

Los franceses también han dado la alarma en cuanto a la extensión de la radiactividad en el país. Estiman que la radiación podría llegar a la capital, Tokio, en unas diez horas si se mantienen los vientos de dirección sur. Hasta el director general de Energía Nuclear de la OCDE ha tenido que admitir que la situación es "realmente mala". El Gobierno japonés admite "que puede haberse producido una fuga de materiales radiactivos que pueden afectar a la salud humana". La radiación en los alrededores de la central ha llegado a sobrepasar 10.000 veces los límites legales.

De forma precaria, a la desesperada, ayudándose del agua del mar, Japón ha luchado y lucha sin descanso para enfriar los núcleos de esos dos reactores... Yo estoy escuchando auténticas burradas en muchos sitios. Entre otras, que si los japoneses eran muy soberbios, que se creían muy perfectos, en la cúspide y el top diez de la tecnología, y que ahora se ha demostrado que no era para tanto.

No corresponde a nosotros juzgar los comportamientos o las debilidades del prójimo... No desearía estar en Japón ahora mismo, y no puedo hacer la vista gorda ante sucesos de tal dramatismo, aunque el país que los sufra sea uno de los más privilegiados de la Tierra. Por eso os convoco, a todos los que podáis, queráis, o estéis dispuestos, a enviar reiki (la misma técnica que nació en Japón), o meramente una oración, una meditación, una declaración de intenciones, una visualización creativa y sanadora o lo que queráis, en vuestro nombre, a Japón en estos momentos tan dramáticos.

... Emitiendo a Japón desde la tranquilidad de un "mundo feliz".

Saluditos!

lunes, 14 de marzo de 2011

El aviso

El otro día, vi a uno que tenía la pinta, tal cual, del de la foto... No me asusté en absoluto, porque ya le conozco.

Se puso la mano encima de los labios, pidiéndome silencio...

Y le he hecho caso; la verdad es que no he hablado mucho durante las últimas horas, y menos sobre estos temas.

Alrededor mío, en España, todos los almendros han florecido ya... La hierba está verdísima, en todo el esplendor del mes de marzo. Han nacido flores por todos sitios: la Tierra se despereza, al margen de los asuntos de los seres humanos.

Y Japón soporta sobre sus hombros una agonía terrible.

Hace 45 años, sobre esta tierra en la que deberían estar ahora mismo floreciendo los sakuras, cayó la primera bomba atómica de la Historia. Se ve que ya se nos han olvidado las terribles imágenes de este acontecimiento, con el que prácticamente dio fin la Segunda Guerra Mundial...

Hace 50 minutos me llegó el siguiente teletipo: el nivel del agua dentro del reactor japonés afectado por el seísmo está casi vacío. ¿Qué va a pasar?

Que si el Haarp; que si las nubecitas extrañas; que si los Illuminati; que si los reptilianos.., ¡aaaahhhhh!

Todo es mucho más sencillo. Resulta que la responsabilidad es nuestra. Resulta que no es suficiente solo con enviar buenas energías y rezar a los ángeles. Resulta que, al margen de lo que realmente esté pasando, TODOS NOSOTROS SOMOS RESPONSABLES.

"No se pueden tomar decisiones sobre la energía nuclear basándose únicamente en el accidente de la central de Fukusima": declaraciones de la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, hoy mismo.

¿No, verdad? Esto de Japón ha sido una fruslería.., un inconveniente sin mayores consecuencias, ¿es eso?

Pues nada: vamos a poner centrales nucleares hasta en las casas... En los tejados de nuestras tiendas, en los museos. ¿Así está bien?

No, hombre, no: voy a hacer la traducción. Lo que pasa es que estáis acojonados porque se acaban las reservas de petróleo, ¿a que sí?

Y no sabéis, claro está, de dónde vais a sacar ahora tanta la energía...

A estas alturas, Japón lucha contrarreloj para evitar una catástrofe nuclear. Hoy, una nueva explosión y un reactor seriamente dañado en la central de Fukushima elevó los niveles de alerta y acrecentó el temor de una fuga radiactiva. De hecho, la empresa operadora de la central nuclear, Tepco, informó sobre la posible fusión del núcleo de uno de los reactores de la planta.

Tepco también informó de que hubo un momento en que las barras de combustible quedaron totalmente expuestas, al bajar el nivel del agua que las rodeaba, cuando la bomba que inyectaba el líquido al reactor se detuvo, por falta de combustible.

Además de esta preocupante amenaza, la economía japonesa comenzó hoy a sufrir las primeras consecuencias del devastador sismo y el feroz tsunami. La Bolsa se derrumbó, y el Banco de Japón tuvo que inyectar en el sistema financiero 105 mil millones de euros para sostener la situación.

¿Han visto ustedes mucho anime japonés? Lo digo porque es extraño, pero en unos cuántos que ahora no voy a nombrar, he visto situaciones semi-apocalípticas que se parecían mucho, curiosamente, al ambiente que estamos viviendo en estos días.

Y que conste que no: que no estoy diciendo que esto sea el fin del mundo. A ver si me explico... Pero lo que digo es que aún hay más: todavía hay muuuucho más; esto no se ha acabado, señores: estamos viviendo tiempos inéditos.

Ayer estuve en Toledo, España, y vi sables, katanas y armaduras japonesas en el Museo del Ejército que se encuentra en el Alcázar de dicha localidad (edificio que vivió, por cierto, algunos de los más cruentos episodios de nuestra reciente Guerra Civil, por si hay alguno al que se le ha olvidado o quiere olvidarlo)... La Ciudad Imperial española estaba llena de japoneses por todos lados: todos con una cara de concentración, preocupación y tensión. Daba lástima verles.

Sufro por el país nipón. Sufro más de lo que aparentemente pueda parecer. Pero sufro más por todas las almas confundidas y llenas de miedo que veo pulular día tras día y pasar como zombies por delante de mis ojos.

El de arriba, el que juega con el fuego y con el átomo, me pide guardar silencio, y aunque ahora hable hoy aquí, lo estoy haciendo... Él dice que lo que está pasando no es nada: que es tan sólo un aviso.

Callaré, pero tengo que actuar para llevar a cabo el plan que me he propuesto, sirviendo con mi fuerza y con mi espíritu al mantenimiento de la bendita primavera que hoy, como hace millones de años, vuelve a despuntar con fuerza en todos y cada uno de los brotes de los sakuras de Hiroshima.

¡Besotes!

viernes, 11 de marzo de 2011

El efecto mariposa y otros cuentos cuánticos

Hoy me he levantado con la noticia de un terremoto de 8,9 grados en la escala de Richter en Japón, y estoy un poco removida por ello... Así que espero me disculpéis que no escriba nada de mi cosecha: sólo por hoy, como decía Usui :-)

Pero como nunca hay mal que por bien no venga, me he encontrado con este excelente artículo en el Facebook, que había subido mi querida amiga Leire.

Espero que lo disfrutéis al igual que yo lo he hecho. No lo he puesto íntegro, porque es bastante largo, pero intentaré que la selección resuma lo más interesante del texto.

¡Buen finde para tod@s, amig@s!
------------------------------------------------------------------------------------------------- LAS CASUALIDADES NO EXISTEN, por Borja Vilaseca.
(extraído del periódico El País, 06/03/2011)

"No somos marionetas en manos del azar. La vida no es un accidente regido por la suerte ni las coincidencias. Por más que nos cueste creerlo, recogemos lo que sembramos. Veamos la vida como un continuo aprendizaje"

Formamos parte de una sociedad materialista, desencantada del mundo en el que vivimos. Por eso, en general solemos creer que nuestra vida es un accidente regido por la suerte y las coincidencias. Es decir, que no importan nuestras decisiones y nuestras acciones, pues en última instancia las cosas pasan por "casualidad". Esta visión nos convierte en meras marionetas en manos del azar.

En paralelo, muchos individuos nos hemos vuelto "nihilistas". No es que no creamos en nada. Simplemente "negamos cualquier significado o finalidad trascendente de la existencia humana". De ahí que orientemos nuestra vida a saciar nuestro propio interés.

Pero ¿realmente la vida es un accidente que se rige de forma aleatoria? ¿Estamos aquí para trabajar, consumir y divertirnos? ¿Acaso no hay una finalidad más trascendente? Lo irónico es que la existencia de estas creencias limitadoras pone de manifiesto que todo lo que existe tiene un propósito, por más que muchas veces no sepamos descifrarlo. No en vano creer que no tenemos ningún tipo de control sobre nuestra vida refuerza nuestro victimismo. Y pensar que la existencia carece por completo de sentido justifica nuestra tendencia a huir constantemente de nosotros mismos.

Es decir, que incluso estas creencias no están ahí por casualidad, sino que cumplen la función de evitar que nos enfrentemos a nuestros dos mayores temores: el "miedo a la libertad" y el "miedo al vacío". Mientras sigamos creyendo que nuestra propia vida no depende de nosotros, podremos seguir eludiendo cualquier tipo de responsabilidad. Y mientras sigamos pensando que todo esto no es más que un accidente, podremos seguir marginando cualquier posibilidad de encontrar la respuesta a la pregunta ¿para qué vivimos?

(...)

Y esto es precisamente de lo que trata la "física cuántica". En líneas generales, establece que "la realidad es un campo de potenciales posibilidades infinitas". Sin embargo, "solo se materializan aquellas que son contempladas y aceptadas". Es decir, que ahora mismo, en este preciso instante, nuestras circunstancias actuales son el resultado de la manera en la que hemos venido pensando y actuando a lo largo de nuestra vida.

Si hemos venido creyendo que estamos aquí para tener un empleo monótono que nos permita pagar nuestros costes de vida, eso es precisamente lo que habremos cocreado con nuestros pensamientos, decisiones y comportamientos. Por el contrario, si cambiamos nuestra manera de pensar y de actuar, tenemos la opción de modificar el rumbo de nuestra existencia, cosechando otros resultados diferentes. El simple hecho de creer que es posible representa el primer paso.

LA TEORÍA DEL CAOS: EL EFECTO MARIPOSA.
"El aleteo de una mariposa puede provocar un 'tsunami' al otro lado del mundo" (proverbio chino)

Lo mismo nos sugiere "la teoría del caos". Por medio de complicados e ingeniosos cálculos matemáticos "permite deducir el orden subyacente que ocultan fenómenos aparentemente aleatorios". Dentro de estas investigaciones, destaca "el efecto mariposa". Para comprenderlo, un ejemplo: imaginemos que un chico se va un año fuera de su ciudad para estudiar un máster en el extranjero. Y que al regresar a casa entra a trabajar de becario en una empresa. Allí aparece una nueva becaria, a quien sientan a su lado. Nada más verse, los dos jóvenes se enamoran. Y seis años más tarde se casan, forman una familia y viven juntos para siempre.

En este ejemplo, "el efecto mariposa" estudiaría la red causal de acontecimientos que hicieron posible que el chico coincidiera con la chica en un lugar físico determinado en un momento psicológico oportuno.

Al observar su historia detenidamente, comprobamos que el joven decidió estudiar un máster a raíz de la separación con su exnovia, a quien conoció años atrás en una discoteca. Remontándonos a esa noche de fiesta, destaca que el chico decidió salir con sus amigos tras perder una apuesta. Es decir, si no hubiera perdido la apuesta no habría ido a aquella discoteca y, en consecuencia, no habría conocido a su exnovia. Y si esta no lo hubiera dejado, no habría estudiado el máster, que es lo que le permitió entrar a trabajar de becario. Y fue precisamente este empleo el que le posibilitó conocer y enamorarse de la mujer con la que pasaría el resto de su vida. Perder una simple apuesta le llevó a ganar un amor eterno.

LA LEY DE LA SINCRONICIDAD
"Lo que no hacemos consciente se manifiesta en nuestra vida como destino" (Carl Jung)

Nuestra existencia no está gobernada por la suerte ni el azar, sino por "la ley de la sincronicidad". Ésta determina que "todo lo que ocurre tiene un propósito". Pero como todo lo verdaderamente importante, no podemos verlo con los ojos ni entenderlo con la mente. Esta invisible red de conexiones tan sólo puede intuirse y comprenderse con el corazón.

La ley de la sincronicidad significa que "aunque a veces nos ocurren cosas que aparentemente no tienen nada que ver con las decisiones y las acciones que hemos tomamos en nuestro día a día, estas cosas están ahí para que aprendamos algo acerca de nosotros mismos, de nuestra manera de disfrutar la vida".

De ahí que mientras sigamos resistiéndonos a ver la vida como un aprendizaje, seguiremos sufriendo por no aceptar las circunstancias que hemos cocreado con nuestros pensamientos, decisiones y acciones. No existen las coincidencias. Tan solo la ilusión de que existen las coincidencias. De hecho, "la ley de la sincronicidad" también ha descubierto que "nuestro sistema de creencias y, por ende, nuestra manera de pensar determinan en última instancia no solo nuestra identidad, sino también nuestras circunstancias".

Por ejemplo, que si somos personas inseguras y miedosas, atraeremos a nuestra vida situaciones inciertas que nos permitan entrenar los músculos de la confianza y la valentía. Así, los sucesos externos que forman parte de nuestra existencia suelen ser un reflejo de nuestros procesos emocionales internos. De ahí la importancia de conocernos a nosotros mismos.

LA LEY DEL KARMA
"Cada uno recoge lo que siembra"(Buda)

Si bien la "física cuántica", "la teoría del caos", el "efecto mariposa" y "la teoría de la sincronicidad" son descubrimientos científicos llevados a cabo en Occidente a lo largo del siglo XX, lo cierto es que no tienen nada de nuevo. En Oriente se llegó a esta misma conclusión alrededor del siglo V antes de Cristo. Según los historiadores, por aquel entonces se popularizó "la ley del karma", también conocida como "la ley de causa y efecto".

La ley del karma afirma, en esencia, que "todo lo que pensamos, decimos y hacemos tiene consecuencias". De ahí que en el caso de que cometamos errores, obtengamos resultados de malestar que nos permitan darnos cuenta de que hemos errado, pudiendo así aprender y evolucionar. Y en paralelo, en el caso de que cometamos aciertos, cosechemos efectos de bienestar que nos permitan verificar que estamos viviendo con comprensión, discernimiento y sabiduría.

Esta es la razón por la que los sucesos que componen nuestra existencia no están regidos por la "casualidad", sino por la "causalidad". Según "la ley del karma", cada uno de nosotros "recibe lo que da", lo que elimina toda posibilidad de caer en las garras del inútil y peligroso victimismo.


jueves, 10 de marzo de 2011

Ginkgo Biloba: el fósil viviente




















"Las hojas de este árbol, que del Oriente
A mi jardín ha venido, lo adornan ahora...
Un arcano sentido tienen, que al sabio
De reflexión brindan materia obvia.

¿Será este árbol extraño algún ser vivo
Que un día en dos mitades se dividiera?
¿O dos seres que tanto se comprendieron,
Que fundirse en uno solo decidieron?

La clave de este enigma tan inquietante
Yo dentro de mí mismo creo haberla hallado:
¿No adivinas tú mismo, por mis canciones,
Que soy sencillo y doble, como este árbol?"

Goethe.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Hola, amig@s: hoy quiero hablaros de una de las especies vegetales más fascinantes de la Tierra: el árbol dek ginkgo.

Se trata de una especie vegetal que lleva con nosotros desde la prehistoria, y que durante muchos, muchos siglos, ha llamado la atención de las personas a todo lo largo y ancho del planeta. Incluso existió antes que el ser humano, ya que los primeros fósiles de esta especie datan del periodo Pérmico, es decir, hace unos 270 millones de años.

El nombre científico de esta plata es Ginkgo Biloba, y proviene de Asia Oriental. Las primeras noticias sobre este árbol único datan del siglo XVII, de la mano del doctor y botánico Engelbert Kaempfer, quien informó sobre el gingko en uno de sus viajes desde el este de Asia a Europa Central.

Según dicho científico este árbol, de nombre japonés, debía llamarse ginkyo ("albaricoque plateado"), pero debido a un error de impresión, actualmente se le conoce como ginkgo. El árbol, realmente, no tiene su origen en Japón, pero posee una larga tradición por su valor simbólico, muy especial. Este majestuoso árbol se encuentra actualmente en la mayoría de los templos asiáticos, y en casi todos los santuarios y lugares de culto.

Todavía no está claro cuál es el origen real del ginkgo... Se han encontrado fósiles en Europa de antes de la Edad del Hielo, y en China se encontró su "nicho ecológico"... Según las fuentes chinas más antiguas, las primeras referencias a este árbol datan del siglo XI, y lo sitúan en el valle del río Jangtse.

El árbol llegó a Europa alrededor de 1730, y se dio inicialmente en los Países Bajos... En el Jardín Botánico de Utrech tuvo lugar la siembra de los primeros cultivos. En el año 1785 se plantó un ginkgo en la entrada del Jardín Botánico de Leiden (Holanda), y en la actualidad este longevo árbol sigue siendo objeto de admiración. Desde finales del siglo XVIII, el ginkgo empezó a ganar popularidad, debido a la sencillez de su cultivo y a la forma inusual de sus hojas, que como podéis ver en la foto, son bastante originales.

El ginkgo es un árbol que alcanza considerable edad. Los ejemplares más antiguos en Europa tienen más de 200 años, y aún no muestran síntoma alguno de vejez. En Japón existen ejemplares con un tronco de unos 5 metros de diámetro, por lo que se les calcula una edad aproximada de 1000 años. Así pues, esta especie vegetal ha debido de ir viendo evolucionar a la Humanidad prácticamente desde la Edad de Piedra, y por eso es que se le denomina "fósil viviente".

Mientras tanto, este árbol se va extendiendo por el mundo, y actualmente se le puede encontrar en muchos países como planta ornamental. Su gran resistencia y su constitución robusta le permiten resistir todo tipo de plaga. Un ejemplo importante es el de Hiroshima: la primera señal de vida que se detectó después de la bomba atómica fueron los brotes verdes de las hojas de un ginkgo.

El árbol es inmune a las toxinas ambientales, e incluso puede prosperar en las zonas céntricas de grandes ciudades muy contaminadas. Quizá sea ése el secreto de sus importantes propiedades para la salud: hoy en día sabemos que en sus hojas se encuentran sustancias que no existen en ninguna otra planta, y que pueden ser de gran ayuda en la aplicación médica. Algunas de sus propiedades son mejorar la producción de energía de las células nerviosas del cerebro, aumentar su rendimiento y fortalecer su resistencia. También estas sustancias protegen de posibles interferencias en las fábricas de energía del cerebro.

Gracias a estas propiedades del árbol, incluso células dañadas pueden llegar a ser regeneradas. Así, la toma de extracto medicinal de ginkgo puede activar la concentración mental, reforzar el rendimiento de la memoria, y dar más energía al cerebro cuando la capacidad de éste se encuentra en declive. Además, es capaz de activar la circulación sanguínea, proporcionando un mayor flujo de sangre al organismo, y mejorando, así, el aporte de nutrientes y de oxígeno.

Este árbol único en el mundo, sin parientes vivos, mejora pues la pérdida de memoria, el cansancio, la confusión, depresión y ansiedad, fundamentalmente en los ancianos... También hace más eficiente la irrigación al corazón y las extremidades. Reduce la tendencia de las plaquetas a aglutinarse, disminuye el riesgo de trombosis, previene las crisis cardíacas, y es efectivo a la hora de neutralizar los radicales libres, responsables del proceso de envejecimiento.

¡Un besito, majos! :-)

martes, 8 de marzo de 2011

El sermón de Montesinos


"Esta voz os dice que todos estáis en pecado mortal y en él vivís y morís, por la crueldad y tiranía que usáis con estas inocentes gentes...

Decid, ¿con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y horrible servidumbre a estos indios? ¿Con qué autoridad habéis hecho tan detestables guerras a estas gentes que estaban en sus tierras mansas y pacíficas, donde tan infinitas de ellas, con muertes y estragos nunca oídos, habéis consumido? ¿Cómo los tenéis tan opresos y fatigados, sin darles de comer ni curarlos en sus enfermedades, que de los excesivos trabajos que les dais incurren y se os mueren, y por mejor decir, los matáis, por sacar y adquirir oro cada día?

¿Y qué cuidado tenéis de quien los doctrine, y conozcan a su Dios y creador, sean bautizados, oigan misa, guarden las fiestas y domingos? ¿Éstos, no son hombres? ¿No tienen almas racionales? ¿No estáis obligados a amarlos como a vosotros mismos? ¿Esto no entendéis? ¿Esto no sentís? ¿Cómo estáis en tanta profundidad de sueño tan letárgico dormidos? Tened por cierto, que en el estado [en] que estáis no os podéis más salvar que los infieles que carecen y no quieren la fe de Jesucristo
".

Fr. Antón de Montesinos.
-------------------------------------------------------------------------------------------------

Leyendo este sermón, pronunciado en 1511 en la isla de La Española por uno de los primeros dominicos en viajar a América, no puedo dejar de acordarme de dos cosas:

1ª. Unas palabras escuchadas a Fernando Arrabal hace varios años, diciendo que cada vez se sentía más cerca de la iglesia católica porque, si tanto se la criticaba desde los poderes fácticos, era porque debía tener bastantes cosas buenas.

2ª. El discurso absolutamente opuesto al del fraile dominico de todos esos medios de comunicación, empresarios, políticos, profesores universitarios y demás integrantes de ese nido de herejes y luteranos que es el neoliberalismo.

Firmado por Marduk

lunes, 7 de marzo de 2011

La Casa del Sol Naciente




















"- Sargento Todd, ¿qué se siente? ¿Qué se siente al ser un soldado? ¿En qué piensa? En algo debe pensar...

- ...

- ¿Qué siente, entonces? Algo debe sentir...

- Miedo.

- ¿Miedo?

- Miedo y disciplina.

- ¿Ahora?

- Siempre"


"Soldier", 1998
-------------------------------------------------------------------------------------

Nací con el sol naciente.., concretamente a punto de elevarse sobre el horizonte, pegadito a la cúspide del Ascendente.

... Y a algún listillo, por no decir otra cosa, se le ocurrió decir que era demasiado orgullosa.

Nací justamente cuando las fuerzas de la Luz ganan su batalla a la Oscuridad.

... Y a algún enteradillo le pareció extraño el cómo es que siempre estaba en lucha, por qué siempre se me había visto guerreando...

Nací con el mandato interno de desarrollar mi autoridad personal; con el karma acumulado de pelear para obtener cierto tipo de reconocimiento que yo debía ganarme sí o sí.

... Y algún mequetrefe insinuó que era demasiado grandilocuente, o que quizá me consideraba el ombligo del mundo.

Nací con la opción de intentar algo por mí misma; con la capacidad de enfrentar la vida con vigor; nací con el objetivo de contagiar a los demás entusiasmo y energía, y comunicarles mi fuerza para hacer cosas.

... Y alguno, que no sabía ni siquiera hacer la O con un canuto, objetó que lo que yo quería era dominar o darme importancia.

Nací con el Sol Naciente, y vengo del Sol Naciente por herencia y legado. Me enfrenté en mi camino a todos mis antecedentes familiares, uno por uno; a la lacra del "no se puede" y a la turbia espiral de la derrota.

... Y me llamaron anárquica, egoísta, asocial, metomentodo y violenta.

En cuanto abrí los ojos, me encaminé con todas mis fuerzas hacia lo que consideraba internamente mi misión: conseguir que el cambio sucediera en mi vida como consecuencia de mi esfuerzo personal, la coherencia conmigo misma y la rebelión contra los propios condicionamientos familiares.

... Y los que ni siquiera son capaces de determinar qué coño es lo que tienen delante de sus propias narices confundieron mi fuerza con obstinación; mi capacidad para ser fiel a mi misma, con falta de compromiso; y mi eterna disconformidad, con agresividad.

... Todas las personas que tienen al Sol en la Casa 1 del Horóscopo ostentan el arquetipo del héroe que debe vencer su pasado. Todos aquellos que tengáis al Sol en la Primera, en la Casa del Sol Naciente, tenéis que romper con la Madre simbólica para ejercer vuestra autoridad en el mundo. Allí donde está ubicado nuestro Sol en la Carta Astral se revela nuestro más fiero campo de batalla.

El Sol obliga a deshacerse de las situaciones que bloquean nuestro propio progreso personal, y cuando está situado en la Casa 1, esta obligación puede convertirse en una necesidad muy intensa, además de extremadamente difícil.., y dolorosa.

... Así que déjenme ya de monsergas y de gaitas, pandilla de ignorantes con ínfulas de psicólogo o de santón "fumao".

¡Aquí les querría yo ver!

viernes, 4 de marzo de 2011

Hina Matsuri: el festival japonés de las muñecas

Ayer, entre unas cosas y otras, no pude escribir sobre el Hina Matsuri, que se celebraba, como todos los años, el 3 de marzo... También llamado Sangatsu Sekku ("Festival del tercer mes") y Joshi no Sekku ("Festival de las Muchachas"), consiste en un día en el que las familias japonesas rezan por la felicidad y prosperidad de sus hijas, y para ayudar a que crezcan sanas y hermosas.

En este día, se adornan las casas con muñecos tradicionales (no los que yo he puesto, pero éstos me gustaban más) en una especie de estantería de distintos niveles, sobre una alfombrilla roja. Se suelen poner siempre las figuras del príncipe y la princesa (los de la foto lo son, pero en moderno) arriba del todo, y luego más abajo, de forma escalonada, los que representan a las sirvientas, los músicos, y si se puede, también muchos muebles pequeñitos.

Durante esta festividad, las madres cocinan un tipo de sushi en el que se mezclan diversas bolitas de arroz de distintos colores, con pescados crudos cortados y diferentes tipos de verduras. Es un día que tradicionalmente simboliza el principio de la primavera. La comida se acompaña de una sopa de almejas, las cuales simbolizan el deseo de los padres para que la niña de la casa encuentre en el futuro a su "media naranja".

Se supone que las muñecas, vestidas con kimonos, representan personajes de la corte imperial de la Era Heian, y pasan de generación en generación dentro de la familia... Las estanterías donde sitúan a las muñecas se adornan con flores de melocotonero, que simbolizan la felicidad en el matrimonio. Los japoneses ya hoy tendrían que retirar y guardar estas estanterías y las muñecas. ¿Y por qué? Pues porque si quedan expuestas más de lo necesario, la tradición indica que la niña o niñas de la casa quedarán solteras de mayores, o tardarán demasiado tiempo en casarse.

Esta tradición proviene de China, donde se pensaba que las muñecas podían esconder los malos espíritus en sus cuerpos, salvando así al dueño del peligro. Durante el periodo Heian, en Japón, muñecas de papel eran enviadas en barco por el curso de un río, para llevarse consigo los malos espíritus.

Durante el Hina Matsuri, muchas niñas se visten con el tradicional kimono para sus amigos, a quienes sirven refrescos, tortas y vino de arroz. Los mayores consumen una especie de sake que, dicen, sirve para purificar el cuerpo y el espíritu. Cuando la fiesta de los niños se da por concluida, toda la familia se reúne para llevar a cabo una cena tradicional en honor de las niñas, y se ofrecen oraciones para asegurar su buena salud y prosperidad.

Como comentario personal: a la vista de tanto loco suelto, tanto chalao de uno y otro género con la mente, el alma y el corazón confundido con respecto al significado profundo y verdadero de Lo Femenino; a la vista de tanta manipulación asquerosa en la sociedad ésta que nos ha tocado vivir; a la vista de tanto rollo feminista y/o machista desgarrador; a la vista de tanta imbecilidad, confusión, desapego y odio con respecto al Alma de la Mujer, y la forma en la que nosotras mismas nos atacamos.., cuando no son otros los que nos atacan, directamente...

... Yo diría que a ver si reflexionamos un poco más en este sentido, con el corazón abierto y la mente tranquila... Que estamos todos y todas (y es peor lo de TODAS que lo de TODOS, por cierto) un poco atacaos de los nervios, y así no puede funcionar la cosa (y de hecho, es que no funciona para nada: ya lo estamos viendo, y el que no lo vea, es que está ciego como un topo o que no quiere ver, o que su ego le asfixia, o que no le da la real gana).

En fin.., me voy con mi Daruma a otra parte.., que es lo mío...

¡Buen fin de semana a TODOS.., y también a TODAS! ¡Y a tomar tila! Yo haré lo propio...

miércoles, 2 de marzo de 2011

Aqua-Aura: un cristal de alta vibración

Mira que nunca me había llamado la atención, por eso de ser "artificial"; mira que me parecía hasta fea (?¿); que ni siquiera me había preocupado un ápice por conocer y/o comprobar sus propiedades... Y sin embargo, la había localizado hace un mes, en forma de colgante, en una nueva tienda que he descubierto (que me "han" descubierto, para ser más exactos, y que se llama Geoda, en Madrid -altamente recomendable, por cierto-). Bueno: el caso es que, como tengo un "vicio" inconfesable con los pedruscos, me hice con una. Estoy hablando del Aqua-Aura, un mineral "maestro", en el que ando poniendo muchas esperanzas.

El aqua-aura es un cuarzo transparente, normal y corriente, al que se le ha irradiado con oro, de tal forma que esas partículas ya han pasado a formar parte del cristal, y dicha alquimia no se puede deshacer. Es una gema que comparte muchas de las características de la aguamarina de alta calidad.

Este mineral incrementa el potencial de las personas para hablar a partir de su Ser Interior. Además, relaja el cuerpo emocional, y puede ser usado para bajar el enojo y disminuir el estrés. Está conectado poderosamente con los elementos agua y fuego, e incrementa exponencialmente la capacidad del ego para obtener acceso a las verdades emocionales, a los dictados y mensajes del Espíritu. Nos permite restablecer el estado de paz interna, y abre el sendero para la comunicación interdimensional.

Por todas estas características, el aqua-aura puede considerarse un cristal "maestro". Tiene una alta e intensa vibración, ya que conecta perfectamente con nuestra sabiduría interior. Es una piedra de altísima elevación personal. Promueve la claridad de pensamiento, afina la intuición, y según algunos gemoterapeutas, puede ayudar a la propia belleza interior a brillar, y atraer la riqueza y el éxito. Para los que trabajamos con disciplinas como el reiki u otras, aumenta la capacidad de canalizar energía, así como preparar mejor la conciencia para la meditación, la telepatía y la curación.

Es muy útil colocar un colgante de aqua-aura (que es lo que he hecho yo) sobre la zona del timo, es decir, entre el corazón y la garganta, más o menos a la altura del esternón. Eso mejora la inmunidad del cuerpo hacia todo tipo de enfermedades. El aqua-aura alisa y limpia el aura de la persona, fomenta el bienestar, y sobre todo, funciona como un escudo contra los ataques psíquicos o psicológicos. Se la considera un buen estimulante para eliminar la depresión y la ansiedad, y que protege contra los accidentes y la mala suerte. A nivel social, es útil trabajar con ella por el bienestar y la elevación espiritual de toda la Humanidad.

Se supone que con este cristal se puede hacer un excelente elixir para beber, y energizar así todos los niveles del ser con una dosis extra de poderosa vibración. No hay más que poner la gema en un vaso con agua, y dejarla un día entero, preferentemente con el agua tapada, para posteriormente poder beberla.

El Aqua-Aura se combina bien, en gemoterapia, con cristales como la Amatista, la Moldavita, la Labradorita, la Damburita, el Larimar, el Lapislázuli, la Serafinita, la Crisoprasa, la Rodocrosita, el Citrino, la Iolita, la Prasiolita (amatista verde) y la Tanzanita, entre otras.

¡Un besote a tod@s!