Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 28 de febrero de 2011

El peso de la iniquidad



















Yo no he ido a la India.., ni ganas que tengo, francamente.

Pero sí que he ido a Marruecos, y a Perú, y he visto los rostros de los niños de la miseria.

Así viviera 2000 años, creo que únicamente el Alzheimer, o algo similar, podría arrancarme el conocimiento y la memoria de lo que he visto y percibido en estos países.

Ayer, después de una agradabilísima excursión por la sierra de Madrid, en compañía de varios amigos, paramos en un bar para tomarnos un café (hacía un frío de mil perros).., y en la TV del establecimiento daban un reportaje (que no oíamos, pero sí veíamos) sobre cómo hacían películas "tipo Bollywood", pero en miserable, algunas personas en la India... Francamente, la cosa era tan cómica, y tan patética a la vez, que no sabíamos si reír o llorar. Casi acabamos haciendo ambas cosas a la vez.

Por la noche, echaron por la misma TV "Slumdog Millionarie".., confieso que quería verla, pero entre unas cosas y otras, no fui capaz de permanecer frente a la pantalla más de media hora, a lo sumo.

... No fui capaz.

Me declaro absolutamente incapaz de ver esa película sin estar todo el tiempo que dure llorando como una magdalena, o lanzando exabruptos, o algo así.

La semana pasada, algun preclaro de éstos que hablan desde la inconsciencia, la prepotencia y el despilfarro se quejaba en la radio, o en la TV, o en ambos sitios a la vez, de que las mujeres españolas cada vez teníamos menos hijos... Desgraciadamente para ellos (y quizá para todos nosotros), se han topado con una generación como la mía, inteligente, preparada, "estudiada", que comprende bien el significado de lo que representan las masas impersonales de esclavos sirviendo a la comodidad y el bienestar de unos pocos, al margen de cualquier consideración ética, moral, o simplemente, humana.

... Y ya no nos da la gana contribuir a ese sistema de cosas: para que se enteren.

Lo dije hace casi 9 años, y lo repito: habéis plantado, regado y abonado el germen de vuestra propia destrucción; y no lo digo por la especie, sino por los Hijos de la Iniquidad.., ellos ya saben bien a quiénes me refiero, y de quiénes hablo.

Durante miles, millones de años, unos hombres han dominado, han aplastado, han abusado de otros hombres con el beneplácito de las religiones; en nombre de una patria o de "lo que es bueno"; en nombre de la moral, de algún profeta autoinstituído como traductor de la Palabra de Dios. En nombre de las buenas costumbres, o peor aún, del dinero, del poder, o de la estúpida gloria, que no es más que una palabra hueca y vacía.

Ahora doy gracias por cada cacahuete que me meto en la boca, y lo honro y purifico con mi veneración por podermelo llevar al estómago, absolutamente consciente de que, quizá, ese mismo cacahuete, y algunos pocos más, podrían estar en estos momentos salvando una vida en África, en la India, en Perú o en donde sea.., y no pasando a engrosar el fibroso cinturón de salvaguarda genético que se cierne sobre mi cintura.

Señores: dejen de pedirnos más hijos a las mujeres de esta tierra. Dejen ya de joder. Somos absolutamente conscientes de qué forma ustedes extienden la esclavitud, a nivel masivo, sobre un planeta generador de abundancia infinita para todas sus criaturas. Esas pobres damas del Sur, de la India, de donde sea.., tronchadas bajo el peso de la vida, bajo la carga de la miseria, bajo el miedo del abuso, del abandono, del hambre, de la tortura o de la muerte, ¿qué diantres van a poder hacer, sino echar hijos y más hijos a este mundo para que pasen a engrosar, malditos, vuestras legiones de esclavos, a los que ni siquiera consideráis como de vuestra propia especie?

Pero nosotras, no: hemos estudiado, hemos leído, hemos viajado, hemos aprendido demasiado y ya no podemos olvidar lo que hemos visto... Ahora sabemos que todas las religiones se aprovechan del dominio espiritual para servir al poder y al dinero, mientras aplastan la cabeza de los pobres y de los oprimidos. Ahora sabemos que los políticos mienten sin que se les mueva el bigote, y hablan de misiones de paz mientras venden armas descaradamente a los señores de la guerra. Éste es el peso de la iniquidad de este mundo, y nosotras, mujeres privilegiadas, hijas del Primer Mundo, ya no os creemos, ya no os servimos, ya no queremos daros carne fresca para que sea devorada, malditos servidores del mal, de la tristeza, del dolor y de la oscuridad.

Ah, que se me olvidaba: el viernes pasado también echaron por la tele "La Teta Asustada".., y tampoco fui capaz de verla más de media hora. Creo que no lo necesito: lo que necesito es JUSTICIA.., que es lo que necesita, creo yo, cualquier hijo e hija de Dios sobre esta Tierra.

He visto en mi propia empresa, bendita estructura socio-económica del "primer mundo", cómo "los de arriba" criticaban que una mujer embarazada dejara un mes antes de parir sus instalaciones por prescripción médica; cómo no contrataban a otra mujer joven para sustituirla "porque tenía un hijo muy pequeño y vivía muy lejos"; y cosas así... ¿Qué vamos a esperar de otros lugares donde la gente no tiene ni siquiera para comprarse un bendito par de zapatos?

Hay que luchar para que un día, todos y cada uno de los territorios de este planeta pertenezcan al "Primer Mundo".., yo pelearé día y noche, aunque sea con las pocas migajas que están a mi alcance, para que esto sea así y de ninguna otra forma más.

Estúpidos: una raza que vulnera y mancilla los derechos de sus hijos, de sus propias criaturas, de aquellos que son más débiles, está abocada, indefectiblemente, hacia su propia destrucción.

P.D: Me hace gracia que tengamos que fijarnos en invasores extraterrestres, "reptilianos" o alienígenas varios que vienen a devorar a nuestros vástagos o a alimentarse de nosotros mismos, qué barbaridad... Debe ser, como las más puras y altas doctrinas esotéricas advierten, el jodido reflejo espectral de nuestra propia imagen dando de martillazos sobre nuestras conciencias.

viernes, 25 de febrero de 2011

Oración a la Madre Tierra

"Madre Nuestra que estás en la Tierra

Sobre la cual vivimos y nos movemos

Y tenemos nuestro Ser.

Alabados sean tus Mil Nombres Sagrados.

A Ti honramos y servimos,

Comprometiéndonos nuevamente a ser Guardianas de tu Naturaleza,

Amando y cuidando todo lo que Tú has creado.

Danos hoy como siempre los frutos de tu generosidad.

Perdona nuestras faltas

Como también nosotros perdonamos a los demás

Y a nosotras mismas por nuestros errores.

Guíanos en nuestro Viaje a través de la Vida

Sobre este tu bello planeta.

Protégenos de todo mal y peligro

Porque éste es tu mundo,

Reflejo de tu Belleza y Abundancia.

Por los Siglos de los Siglos.

Bendícenos, Santa Madre y Bendita seas

Por toda la Eternidad
".

jueves, 24 de febrero de 2011

Hahasiah


Hoy voy a hablar sobre uno de los 72 ángeles (o genios, como les llaman otros) de la Cábala... En este caso el elegido es Hahasiah, el ángel número 51 (bonito número, no sé por qué, pero me gusta :-)

Pertenece este espíritu arquetípico a la jerarquía de los Principados (de los que habréis encontrado referencias en la Biblia, con el nombre de Elohim). Es regido por el arcángel Haniel (conocido como Ángel del Amor), gobierna las energías planetarias combinadas de Venus/Júpiter, y se le adjudica el color amarillo. Rige el chacka de la Corona, y las palabras clave de su manifestación son "servicio", "la Plenitud del Padre", "fuerza espiritual" y "amor eterno".

Hahasiah es el ángel de los nacidos entre el 3 y el 7 de diciembre... Estas personas podrá conocer las propiedades de los Reinos inferiores, y solicitar y obtener poderes para sanar y curar a otros.

Este arquetipo hace referencia a la elevación del alma hacia la contemplación de las cosas divinas... Descubre los misterios de la sabiduría, y como tal gobierna la física y la química, revelando los secretos más profundos de la naturaleza, incluida la famosa Piedra Filosofal de los alquimistas.

La persona que nace bajo esta influencia amará las ciencias abstractas, y prestará especial atención a las propiedades y virtudes atribuidas a los animales, las plantas y los minerales. Entre los "tocados" por Hahasiah se reconocen grandes sanadores y curanderos maravillosos.

Encarna la fe divina, la confianza en Dios en su estado más puro... Nos da apertura hacia todo lo que existe y sucede por voluntad de Dios. Es un ángel que atrae la intuición y máximo contacto con los planos espirituales. Destruye las ilusiones del ego por la fuerza de su intuición y de su fe. Hahasiah otorga la virtud de transmutar la energía densa, equilibrándola para que el Cielo llegue a la Tierra. Gracias a esto es como inspira en nosotros las capacidades de curación del cuerpo, del alma y del espíritu.

Este ángel dejó entreabierta la puerta del Cielo, en la forma de iniciación esotérica. Según su criterio, todos los hombres han sido hechos desde la Luz, y nunca deben ser juzgados por el mal que han hecho. Hahasiah nos recuerda que cualquier hombre, en cualquier momento, puede convertirse en un ser de luz, y penetrar en los mundos invisibles si realmente quiere.

Aquí os dejo la oración de Hahasiah, que resume su esencia:

"Yo soy la Libertad, el vuelo de la libertad.
Yo soy de quién nada se puede decir.
Sin mí, nada existiría.
Yo soy la imagen de tu Ser, el símbolo de su vida.
Yo soy el Padre: el Padre de la dulzura personificada.

Estás viviendo el espejismo que necesitas en Su búsqueda.
Yo soy el último símbolo de lo que debería ser.
Yo soy la encarnación del futuro de todos.
Soy la encarnación de toda realidad.
Soy la encarnación de todas vuestras experiencias.
Yo uno que está más allá de toda eternidad.

Yo soy el que se abre a todas las conciencias.
Yo soy el que te muestra cómo tu conciencia es limitada.
Yo soy el que te muestra cómo experimentar aún cosas más maravillosas...
Yo soy el Amor Absoluto del Padre para sus hijos.
Yo soy el Amor Absoluto del Padre por lo que eres.
Amor Absoluto que existe más allá de toda existencia.

Yo soy el que gobierna el Universo.
Soy uno con la Tierra.
Yo soy el que manifiesta todas las cosas,
Yo soy el que experimenta todas las cosas.

Yo soy el Amor.
Soy la Conciencia.
Yo soy Dios,
Más allá de la imagen que tenemos de Dios,
Más allá de las imágenes que lo representan,
Más allá de la comprensión que todos sentimos...

Yo soy Uno que Es.
Yo Soy".

martes, 22 de febrero de 2011

El alquimista loco

Hay un tema instrumental de Celtas Cortos que se llama "El alquimista loco", y que me recuerda a mi misma.., aunque hace bastante poco tiempo pensé que me recordaba más bien a otra persona.

Sí, tal cual: "el" alquimista, y no "la" alquimista... Y es que desde que la memoria me alcanza, siempre he tenido la facultad de integrar en mi misma, sin ninguna dificultad, tanto el concepto del tiempo (tal y como el ser humano lo comprende y acepta), como el concepto del género. Lo siento por los que no puedan hacerlo: yo sí. Qué le vamos a hacer...

En otras palabras: puedo volverme impersonal de vez en cuando.

Ayer tuve una conversación con uno que dicen que es "jefe" (jefe de no sé qué, porque bajo mi punto de vista no tiene autoridad ninguna)... Me llamaba la atención que, de los que estábamos sentados con él a la mesa (uno un signo de fuego, Leo, y otra uno de agua, Escorpio), sólo yo (Virgo) fuera la que le "hacía frente" (el "jefecillo" es Sagitario). El resto miraba a la mesa como el que mira atentamente un cuadro de Velázquez, o yo qué sé. No comprendo cómo se puede decir que los trabajadores tenemos la culpa de todo; que aquí, en España, los sueldos son iguales que, pongamos por caso, en Alemania; que lo de la burbuja inmobiliaria no tiene mucho que ver con la crisis económica; que lo que hay que hacer es aumentar la productividad porque somos todos unos vagos (habló el experto en trabajo duro); y que la Unión Europea y el euro es una cosa muy, muy buena que nos ha "salvado" de no sé qué hecatombe.., y que nadie sea capaz de apuntar nada al respecto.

Durante mucho, mucho tiempo he expresado mis opiniones en foros, en grupos variados de Internet, en facebook, en mails, o simplemente, en persona. Durante muchos, muchísimos años, he utilizado mi facultad (porque es un don, no os engaño) de ver a intervalos en algunos de los múltiples futuros posibles, para intentar aconsejar, ayudar, avisar o sostenar a muchísimas personas a mi alrededor. Era sincera cuando creía que hacía bien, que así les ayudaba, que estaba haciendo lo correcto, porque si no, ¿para qué veía yo todas aquellas cosas antes de tiempo, cosas que los demás no vislumbraban, y que luego se iban cumpliendo, más o menos irremisiblemente, según el caso y las elecciones del personal?

Pero sufrí mucho. Sufrí muchísimo porque unos me atacaron por loca. Otros, por grandilocuente. Otros, por subversiva. Otros, por asocial. Otros, por dominante. Otros, por estúpida. Otros, por mala persona. Otros, al fin, porque no eran capaces ni tan siquiera de comprenderme, y no tenían ni repajolera idea de lo que estaba intentando transmitirles.

Así que recapacité, y me replegué sobre mí misma, y así ando ahora. Únicamente hablo con libertad aquí, y eso, de vez en cuando.., a intervalos. Pensé que tenía algún incondicional con el que tratar de todos estos temas, pero me equivoqué, y ya ni siquiera eso me queda. He llegado a la conclusión de que la gente no quiere saber. Es más: he llegado a la conclusión de que ni siquiera lo merecen. Y esto, por muchas cosas: porque he percibido su egoísmo (es falso literalmente que sean ignorantes, como yo creía; o que pobrecitos, no se dan cuenta, como yo pensaba.., sino más bien, que no quieren enterarse PORQUE NO LES CONVIENE). Desde este punto y hora, yo me inhibo, me quito de enmedio, cierro la boca y me largo con mi alquimia a otra parte. Si me preguntan, si me pagan, si me consultan, es probable que hable.., un poco, si acaso, y según me parezca oportuno. O posiblemente decida expresarme en ocasiones en las que no hablar representaría para mí un asunto de conciencia (qué sé yo, pongamos por caso que veo que una persona se va a morir si sigue fumando 2 cajetillas diarias de tabaco.., algo así).

Pero en caso contrario, por mi parte procuraré no abrir la boca. Que les den. Estoy bastante decepcionada con el género humano. Creo que adolece de una falta de conciencia y de un exceso de egoísmo ya preocupante. ¿Qué parte no entendieron de "Avatar", me pregunto yo?

Me da igual que me vean o que no me vean como un alquimista loco... Me ya da igual que nieguen la evidencia, que se persignen cuando digo algo, que se hagan los "longuis" o que se rían. Todavía me acuerdo de una, que porque le dije lo que yo pensaba de una "meditación" que había tenido, casi se puso como loca. ¿Entonces para qué meditas, jodía por culo.., para qué ahondas en tu subconsciente, si no tienes luego el valor de afrontar, como un soldado, lo que él te quiera decir? ¿De qué vas con todo tu rollo de espiritualidad y de guerrera del alma, si no tienes valor ni tan siquiera como para hacerte frente a ti misma, y mirarte en tu propio espejo?

Bah.., es muy fuerte lo del personal, en serio... ¡Pero que muy fuerte! Y ya: ya sé que vivimos en sociedad, que somos seres comunitarios, y que hay que cuidar las relaciones con la peña, que no soy tonta. ¡Demasiado me controlo ya, demasiado me callo, demasiado disimulo! ¿Pero por qué se meten en lo que no les importa, en las vidas ajenas? Esta mañana, pongamos por caso, va mi madre y me dice que en qué pierdo el tiempo desde las seis de la mañana que llevo despierta... Incrédula ante tamaña poca vergüenza, le contesto que si me meto yo en qué lleva ella haciendo en casa toda la mañana de ayer, cuando llegué cansada de currar y no estaba ni la comida preparada. ¿Es, o no es? Ahora me llamas asocial, o loca, o agresiva, pero tus compromisos los asumes.., y déjame a mi en paz con los míos, que yo nunca te he exigido ni mú. Yo creo que es que el personal no se escucha a sí mismo, o que no es consciente de la andanada de injusticias y de golpes bajos, en forma de frases malditas, que lanza asiduamente contra el resto de sus congéneres. ¡Benditos monos somos, al fin y al cabo, y a ver quién dice lo contrario!

Tengo una conocida Libra cuyo nombre no diré aquí, y que como todos los de este signo (bendito sea también, como los monos), es una máquina de relaciones sociales. Siempre, siempre me está reconviniendo por mi actitud, y me repite una y mil veces que vivimos en sociedad (como si no lo supiera o no me hubiera dado cuenta)... Y sin embargo, he notado algo en ella, y en algunos más de los de este signo, que me escama: normalmente, son los primeros en desestabilizarse. Quiero decir que, en cuanto tienen el más mínimo problema, ya están nerviosos. O alterados. O necesitan pastillas. O coger unas vacaciones. O agobiados. O algo.., en definitiva.

Me da la risa de pensar en las titánicas tensiones emocionales, a nivel subterráneo, que servidora es y sigue siendo capaz de aguantar sobre sus hombros, hasta el límite mismo de las fuerzas físicas y mentales, como buena hija de Plutón que soy... Me da la risa de tener que tragarme, sin rechistar, las manifestaciones de esta abogada de las normas y las reglas de convivencia.., que eso sí, enseguida tiene que echar mano de un tranquilizante en cuanto las cosas se ponen "un pelíiiiiiin" duras en esa misma convivencia... Estoy segura de que, si tan siquiera hubiera asomado la gaita por alguno de los infinitos y múltiples infiernos por los que me he paseado yo, ya estaría en el manicomio.., haciendo la O con un canuto, que en definitiva, es casi es lo único que sabe hacer, porque de trabajar, lo que se dice trabajar, también poco o nada, qué carajo.

En fin: alquimista o no, loca o no, yo sigo diciendo lo mismo; que sabéis lo que hay, así que no os hagáis las víctimas. Que si no os dais cuenta es porque no queréis, y punto. Basta ya de echar las culpas a otros de vuestros pecados, de vuestros errores. Basta ya de decir que los que gritamos a los cuatro vientos tenemos un problema de "sociabilidad". Por no decir de los que me acusan de que "no me doy cuenta de lo fría que me vuelvo". De lo fría que me vuelvo no sé.., pero de lo manipuladores que se vuelven los demás, de eso sí que me doy cuenta, vaya que sí, aunque me calle y cierre la boca y mire hacia otro lado haciéndome, yo también, la distraída...

Más bien, el problema de sociabilidad lo vamos a tener cuando venga la guerra, cuando el Gran Reloj dé su última campanada... Y si no, al tiempo. A ver si alguno o alguna se acuerda de mis palabras entonces. ¡Eso sí que son problemas de sociabilidad, las guerras, y no lo mío!

lunes, 21 de febrero de 2011

Miseria "espiritual"

"Aquí pasaba a pie por estas calles
sin empleo ni puesto y sin un peso.

Sólo poetas, putas y picados
conocieron sus versos.

Nunca estuvo en el extranjero.
Estuvo preso.
Ahora está muerto.
No tiene ningún monumento...

Pero
recordadle cuando tengáis puentes de concreto,
grandes turbinas, tractores, plateados graneros,
buenos gobiernos.

Porque él purificó en sus poemas el lenguaje de su pueblo,
en el que un día se escribirán los tratados de comercio,
la Constitución, las cartas de amor,
y los decretos".

"Epitafio para Joaquín Pasos", por Ernesto Cardenal.
------------------------------------------------------------------------------------------------
"Podría escribir folio tras folio tras folio sobre la noticia que acabo de recibir desde Calcuta. Podría escribir que este mundo es una mierda de medalla de oro de campeonato intergaláctico. Podría decir que al menos ha dejado de sufrir como un perro, de vivir como un perro y de arrastrarse como un perro, y que su familia no tendrá que seguir cuidándolo y llorándolo en medio de las cloacas y la inmundicia del barrio de chabolas de Tollygunge. Sí, en ese país, la India, desgarrado por el clasismo y el racismo, que tiene de espiritual lo que yo tengo de modelo de Playboy.

Os podría invitar a conocer de cerca la historia de Nepal Sarnakar, con quien nos encontramos hace 3 años. Y también podría recordar otra vida despreciada, ignorada, mermada, a la que se llevó por delante la pobreza, no muy lejos de allí, en el barrio de Kalighat: la de Dipti Porchás. Entre tantas otras, decenas, centenares, que llevo 18 años contando sin saber bien aún para qué ni por qué.

Podría reflexionar sobre las razones que hacen que diez millones de niños mueran cada año por enfermedades fácilmente evitables. Podría rescatar y compilar más datos sobre la guerra que cada día luchan contra la exclusión esos mil millones de personas que están atrapadas en los barrios de chabolas del mundo. Podría cagarme en todos los corruptos, hijos de puta, mediocres y papanatas que detentan el poder. Podría quejarme de ver cómo tantas veces nos extraviamos en discusiones nimias, sin sentido, infantiles y egoístas hasta el paroxismo de la estupidez congénita.

Pero lo mejor es que controle esta riada de emociones, reflexiones baratas y demás subproductos y que dé las gracias a mi buen amigo David Earp, que tras conocer la historia de Nepal decidió llevarlo al hospital y cuidarlo.

Vislumbro que habrá hecho que estos tres últimos años de vida del joven fueran un poco mejores. Y que me despida de Nepal con el respeto que merece".

Hernán Zin, "Viaje a la guerra", de Los blogs de 20minutos.es

viernes, 18 de febrero de 2011

Duir

Hace muchos, muchos años, tantos que la memoria se me pierde en el olvido (afortunadamente), alguien a quién amé mucho me prestó ciertos libros que leí entonces, y que todavía recomiendo: el último de ellos, que cerraba la cuatrilogía, se llamaba "El prisionero en el roble". Pertenecía a la serie "Las Nieblas de Avalon", escrita por Marion Zimmer Bradley; por cierto, esta serie es la mejor obra que he leído jamás sobre el tema de Arturo, Ginebra, Morgana, los Caballeros de la Tabla Redonda y compañía.

No soy, como sabréis ya muchos de vosotros/as, demasiado adepta al tema de los celtas, ni siquiera esotéricamente hablando... Reconozco que opera en mí un poderoso prejuicio, pero tengo sobradas y terribles razones para mantenerlo. Si la vida me da la razón, bien. Si me la quita, también bien.., pero a pesar de estas reticencias, en ocasiones reconozco que hay justificación más que sobrada para averigüar un poquito más sobre ese curioso, extendido y muchas veces, incomprendido pueblo que fueron los celtas.

Se dice que los celtas tenían un calendario de árboles, aunque (al menos que yo sepa) en realidad parece que usaban otros dos calendarios (uno de 12 meses lunares, y otro de 62 meses, también lunares). Al que hago referencia, de 13 meses, es el llamado "druídico", con un día adicional en el final del año, usado para ajustar el calendario. Dicen los esotéricos que este calendario, correspondiente a 13 árboles, también corresponde con las letras del alfabeto Ogham. Ésa es precisamente la teoría propuesta por Robert Graves en "La Diosa Blanca".., aunque para algunos historiadores expertos en el mundo celta, dicha teoría es pura invención, y este pueblo jamás asoció su calendario con los árboles.., pero sí está demostrado que asociaron a los árboles con su alfabeto.

En todo caso, corre por ahí, por los mentideros de Internet, un supuesto "calendario celta", que asocia los meses del año (?) con los árboles más conocidos, teóricamente, en el mundo celta (aunque algunos son más bien del mundo mediterráneo, válgame Dios, qué confusión...). En fin: hoy voy a hablar sobre el Roble, uno de los árboles más relevantes según dicha teoría.

(Vuelvo a insistir en que el modelo actual de calendario celta arbóreo se dice que fue prácticamente inventado por Robert Graves. Para más información sobre la verdad autorizada y "científicamente" reconocida del asunto hoy en día, pulsar aquí).

El Roble es universalmente conocido como el árbol de la fuerza, y sagrado en muchas culturas. El supuesto calendario celta reconoce su regencia desde el 10 de junio al 7 de julio. Su mismo nombre en celta (y esto sí que está ampliamente reconocido y demostrado), "duir", hace referencia a la palabra "druida", es decir, aquellos que ostentaban el rango y categoría de sacerdotes entre esta gente. "Duir" también significa "puerta", y por eso se dice que este árbol es simbólicamente "la puerta del conocimiento". El druida, en teoría, posee el conocimiento del roble, y es considerado algo así como su "hijo espiritual".

También Dagda (el Creador y Señor del Conocimiento), uno de los dioses celtas más antiguos, está asociado al roble... El "calendario" reconoce esta regencia del roble porque es la cúspide del año, el solsticio de verano, el máximo exponente del poder solar sobre la Tierra. Algo así como un sol exaltado en astrología, vamos a decir. Normal asociar esto, por otra parte, con una especie que puede alcanzar los 40 metros de altura, cuyas raíces pueden llegar a penetrar más de 30 metros bajo tierra, y llegar vivir más de mil años. Para los celtas, pues, el roble sería el supremo símbolo de energía divina, conocimiento, valor, fuerza y majestad. Se trata de un árbol de poderosas virtudes medicinales, puesto que sana a los enfermos tan sólo con la virtud de su tronco o de sus ramas, según las creencias populares.

Se dice que los tocados por el signo del Roble son de naturaleza robusta, dinámicos, sumamente valientes... También son independientes y algo duros, con cierta tendencia al autoritarismo, y se comenta que, si les llevas la contraria, pueden llegar a ser bastante susceptibles. Los nacidos bajo la protección del Roble son personas de acción, con un gran sentido práctico, intuitivas y tenaces, que no gustan de los cambios bruscos y sí de sentir constantemente sus pies sobre la tierra, y de saber exactamente dónde se encuentran.

Atractivos y robustos como el propio árbol, tienen una energía sin límites y una salud de hierro. Pueden ser muy cariñosos, aunque en su juventud suelen ser algo inconstantes, cuestión que se va desvaneciendo con el correr de los años (eso dicen...). Son infinitamente fieles a sus amigos, y su ambición innata les lleva exactamente al punto al que ellos quieran llegar. Como virtud, la tolerancia. Como animal, el caballo blanco. Como color, el verde oscuro.

Los "tocados" por el roble se consideran seres reflexivos, que gustan a veces de la soledad, amantes de la estimulación sensorial, inquietos, y que aman mantener relaciones sexuales sólo con las personas que les entiendan completamente... Sentirse queridos o cualquier señal de afecto es suficiente para contar con su apoyo incondicional. Trabajos como los de ingeniería y matemáticas son ideales para los nacidos bajo este signo.

En "El prisionero en el roble", se intenta explicar de qué forma el cristianismo se apoderó de los símbolos celtas en su búsqueda espiritual, y da una interesante visión de la Bretaña postromana y su interpretación de la leyenda artúrica. Yo recomiendo su lectura: no de este libro en particular, sino de la saga entera. No sé por qué diablos me he acordado yo ahora de esta serie de libros tan largos como apasionantes... Vaya usted a saber, pero me llama la atención el título del último libro de la saga, obviamente... ¿Quizá una referencia más a los bestiales sacrificios dispuestos en múltiples ocasiones por esta gente? La verdad.., hace tantos años ya de la lectura, que no me acuerdo a qué viene ese título. Pero sí que tengo la sensación de algo oscuro, soberbio, poderoso e intangible en mi ánimo, en referencia a este libro.

Que paséis un buen fin de semana. Y disfrutad.



miércoles, 16 de febrero de 2011

El legionario anfibio (un artículo de Pérez-Reverte)


AVISO PARA LUZ: POR ALGÚN EXTRAÑO MOTIVO, NO ENCUENTRO TU MAIL ENTRE MI CORREO.., VUÉLVEMELO A ENVIAR, POR FAVOR, PARA QUE TE MANDE DE VUELTA EL LIBRO DE SATURNO

"Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos. Sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir".

José Saramango.

"El verdadero buscador crece y aprende, y descubre que siempre es el principal responsable de lo que le sucede".

Jorge Bucay.

-------------------------------------------
"Hace mucho tiempo, año 90 y cuando la primera guerra del Golfo, bebiendo zumo de frutas en un hotel de Dahrán, Arabia Saudí, un oficial norteamericano de las fuerzas especiales llamado Gamboa me contó que, en situaciones extremas, aislados en territorio enemigo, los soldados de origen latino -teníamos alrededor, en ese momento, a montones de ellos apellidados Sánchez y González- solían comportarse mejor, estadísticamente, que los de origen anglosajón. Éstos últimos funcionan muy bien en equipo, dijo. Más cohesionados, solidarios y disciplinados. Pero cuando falla el apoyo exterior, las cosas se van a tomar por saco y cada cual se queda solo y debe apañárselas como puede, los latinos llevan ventaja. Se espabilan mejor, con más ingenio. Están hechos a la iniciativa privada en mitad del follón. A buscarse la vida en pleno desmadre.

Me acordé de eso hace unas semanas, cuando conocí la aventura de un legionario de Ceuta que se fue de permiso a Marruecos; donde, tras perder en equívocas e imaginables circunstancias -supongo que en la mejor tradición grifota, con juerga moruna dotada de la parafernalia habitual para esa clase de tropa- el pasaporte y la documentación, y ante el problema que se le planteaba con la policía marroquí de la frontera, por donde debía pasar para estar en su cuartel al toque de formación del día siguiente, decidió saltarse a los mehanis a la torera. O a la marinera. Así que se fue a una tienda, compró un traje de neopreno -hacía un frío del carajo, imagínense-, aletas, gafas de buceo y tubo de respiración, y así equipado se metió en el agua y empezó a nadar, chof, chof, plas, plas, hacia el puerto de Ceuta, esquivando la verja fronteriza. Casi lo había conseguido, el tío, cuando una patrullera de Picolandia, tomándolo por un inmigrante ilegal, lo trincó por el pescuezo, llevándoselo, supongo que después de prestarle una toalla, no al cuartel, sino al cuartelillo.

Me mosqueó un poco, debo confesarlo, el tratamiento mediático del asunto. La prensa, la radio. Todo eso. Hasta en Internet se guasearon del pobre lejía. Y, para escarnio suyo, todo cristo salió por soleares en plan Celtiberia caspa y cañí: legionario de juerga en territorio comanche, permiso ahumado con ketama, esperpento berlanguiano, surrealismo de la situación con Benemérita incluida, insensatez temeraria del fulano, que a saber cómo iría de ciego, etcétera. Choteo, en resumen. Mucho. Ignoro qué suerte corrió el protagonista de la historia una vez devuelto a su cuartel; aunque supongo que, informado su coronel, debió de comerse un marrón como el sombrero de un picador. No sé cómo andarán las cosas por la Legión, pues desde que dejé mi otro oficio, después de los Balcanes, los trato poco. Creo ya no hay rapado al cero y pelota de castigo, y que ni calabozo tienen ya. Le gritas órdenes a un soldado y te lleva a juicio por acoso laboral. En el Tercio tienen ahora que abotonarse la camisa, afeitarse la barba, y a pique han estado de que les quiten el chapiri, capándoles la borla y la tradición. Pero imagino que, a poco que alguno de sus jefes y oficiales conserve algo de la vieja escuela, el lejía nadador, chorreo castrense aparte, habrá deglutido a estas horas, por lo menos, más guardias que el cabo Tres Forcas.

Tampoco sé si el fulano era español -quiero decir europeo, peninsular-, o uno de los cada vez más numerosos legionarios de origen marroquí y religión musulmana enrolados en el Tercio, que defenderán las plazas norteafricanas, en caso de conflicto con Marruecos o con quien sea, hasta la última gota de sangre. Pero, como digo, la chirigota mediática habida a cuenta del lejía nadador me parece impropia. Tampoco es que la aventura sea para ponerle una medalla; pero tiene su puntito. Yo lo habría ascendido a cabo, fíjense. O pagado una botella de algo en la cantina del cuartel. A fin de cuentas, lo que demostró echándose al agua fueron, precisamente, aptitudes de las que se exigen a los profesionales de las fuerzas armadas en cualquier ejército serio del mundo: iniciativa y decisión tácticas, firmeza en la ejecución y capacidad de buscarse la vida en territorio hostil. Como aquellos soldados de los que me hablaba en Arabia Saudí el capitán Gamboa. Y además, el jambo le echó al negocio un par de huevos: atributos simbólicos que no están de más en un legionario feroz -o legionaria ferrosa- al que, por oficio de llevar escopeta, suponemos desenvuelto y razonablemente corajudo. En estos tiempos acebollados y demagógicos, cuando miro la tele y veo a los líderes islámicos tunecinos y egipcios, y a sus chicas con velo diciendo viva la democracia y abajo los tiranos, me digo que pronto harán falta unos cuantos más como el de las aletas. Por lo menos, para proteger las instalaciones portuarias mientras evacuamos Ceuta y Melilla".


Arturo Pérez-Reverte, "Patente de Corso", 14-02-2011

lunes, 14 de febrero de 2011

Capricornio: la Cabra del Mar

Escribo esto en honor a todos mis amigos y conocidos del signo de Capricornio... La verdad es que muchos creen conocer las características de su propio signo, y la mayor parte de las veces se equivocan. Cuando ya empezamos a hablar de Ofiucos, eclípticas, tropicalismos y otras estupideces por el estilo, la cosa se complica. La verdad es que últimamente prefiero estudiar astrología por mi cuenta: estoy hasta el gorro de tantas mentiras, manipulaciones y negocios varios. Me tienen tan hasta el nabo que al final, entre todos, consiguieron que mi poderoso Urano se hastiase.

Pero en fin.., eso es otro cantar. Capricornio es el décimo signo de un Zodíaco de 12 signos... Y este signo representa el alcance de metas vitales a largo plazo, mediante el trabajo duro y sacrificado. Por eso, Capricornio rige la Décima Casa del Zodíaco: la relacionada con el estatus social y la carrera profesional. Pero, sin embargo, algunos olvidan que se la representa desde la antigüedad como una cabra de mar (una cabra con cuerpo de pez). Y eso es, en última instancia, mucho más importante de lo que parece.

Qué curioso que este signo tenga cola de pez, como las sirenas, ¿verdad? Y lo digo porque Capricornio es, sobre todo, un hiperrealista. Así que menuda contradicción aparente: un sujeto fuertemente apegado a la materia, a la “realidad”, obligado por su propia naturaleza a ir escalando posiciones con dureza, lentitud y tesón.., y sin embargo, equipado de forma natural por precisamente aquello que menos se supone que le puede servir a una cabra para escalar los montes: ¡una cola de pez!

Otra cosa a tener en cuenta: Capricornio, en la Rueda del Zodíaco, es el signo opuesto a Cáncer, el cangrejo (que por supuesto, también se relaciona con el mar). O sea, como en un espejo, la Cabra se mira en el Cangrejo. Y, mientras los capricornio buscan su lugar en el mundo a través de la profesión y el estatus, los cangrejos, sorprendentemente, lo logran a través de la familia. Son como las dos caras de una misma moneda: mundo exterior y mundo interior, sentimientos y seriedad, padre y madre, severidad versus blandura...

Ummm: cualquiera que conozca un poquito bien a Capricornio se dará cuenta de hasta qué punto es sensible; de la inmensa melancolía (la melancolía del mar, después de haber llegado a lo más alto en la cumbre) que se le impone en ocasiones en el ánimo... Tienen un sentido del humor delicado, negro y melancólico, profundamente significativo para aquellos que saben leer por debajo de la superficie de las cosas. Porque en la cumbre todo el mundo sabe que hay poco espacio, y así, indefectiblemente, después de tanto esfuerzo y dedicación, no es extraño que la Cabra del Mar pueda encontrarse allá arriba muy sola.., profundamente sola, y camino de su propio destierro: el del mar.

Capricornio está regido por el planeta Saturno.., otro incomprendido y denostado, al que los antiguos (?¿?¿?) astrólogos denominaban con suavidad “el Gran Maléfico”. Y sin embargo, Saturno es casi el planeta más espiritual que existe. Yo he llegado a leer y oír auténticas burradas, tanto sobre Saturno, como sobre los Capricornio. Que no tienen sentimientos. Que son fríos. Que tienden a la inhibición sexual, o a las perversiones porque no se expresan. Que son serios y crueles. Que son egoístas. Y no sé qué más sarta de paridas por el estilo, que ponen los pelos de punta a cualquier astrólogo coherente.

Yo estoy de acuerdo con esta gente en un axioma fundamental: mejor uno solo, que mal acompañado. La Cabra del Mar sabe que nadie va a regalarle nada, que no hay amigo que vaya a poder sacarle las castañas del fuego. Se ponen tan melancólicos porque hay pocos leales a su lado. No les encuentran: su listón está muy alto, y el mar brama en sus oídos casi constantemente. Qué cosa no le gustaría más a un Capricornio que volver al mar, al lugar que le dio la vida, al descanso, al arrullo constante de la luna y las mareas.., pero no puede. Simplemente, no puede dejarse llevar: ha firmado un contrato duro e irrenunciable, y él no juega con estas cosas... No puede eludir las responsabilidades que ha contraído.

Así que la Cabra del Mar (o de las Estrellas) sigue adelante con su tarea, tenaz, muchas veces con la vista fija en el duro suelo, arrastrando penosamente su cola de pez, o de sirena, a sus espaldas... Me gustaría ver a otros en su lugar, francamente. Tanto dar el coñazo con la frialdad y con la seriedad, pero eso sí.., los hay que cabalgan más ligeros de equipaje, ¿o no?

Ya lo dice el refrán: el que algo quiere, algo le cuesta ;-)

¡Besotes, amigos!

viernes, 11 de febrero de 2011

La jocosa parábola de la niña tonta

Ayer me pasó una cosa de las más bizarras que me han ocurrido últimamente... Volvía de comprar mis medicinas, con paso cansino y vacilante, lento, porque estaba sumamente mareada y con arcadas, y temía caerme al suelo. La cabeza gacha, los hombros adelantados.., vamos, que no era precisamente yo la estampa del éxito, la salud, la juventud y la felicidad en su plenitud.

En esto, que vi delante de mi a una mocosa como de unos 9 años, no más. La mocosa en cuestión iba arrastrando uno de esos troley bestiales que los niños cargan últimamente para ir a sus clases (¿qué les enseñan, todo el peso de la Ley? No sé...). En fin: la niña iba andando delante de mi cansinamente, como yo misma. Pero mi paso, aunque lento, era más largo, así que, a mi pesar, y sin hacer ningún esfuerzo, lo juro, le di alcance. Cogí el móvil, para ir borrando algunos mensajes mientras tanto, aprovechando que íbamos por una acera en la que yo, para adelantarla, hubiera tenido que correr más, y no quería. ¡Imaginen el espíritu de competición con la criatura que llevaba yo en aquel momento!

Aún así, me puse a su altura sin querer. ¡Y oh, astucia, que de repente la acera se estrechó, y no había forma de que pasáramos las dos a un tiempo, como había podido ocurrir tan sólo hacía unos minutos! Entonces, yo que ya estaba prácticamente rebasando a la niña, a pesar de mi cansino accionar, me quedé alucinada viendo como aquella petardilla ya en ciernes trataba de acelerar el paso, con cara de mala leche, sin duda molesta porque la había alcanzado y adelantado. Miré de reojo, y al principio me dije "Fátima, no alucines, que ya estamos otra vez con lo mismo". Así que bajé la vista y seguí a mi paso. Pero al volver a mirar de reojo, vi que sí, que síiiii: que la mierdecilla aquella, que por cierto tenía una cara de mala leche que no se la he visto ni al Diablo de Tasmania, apretaba los labios, tirando de su jodido troley, intentando adelantarme, como si de una carrera de cuádrigas se tratara.

Y ahí me salió el jaguar. Se me pasó de golpe el mareo, la vacilación, la cansinez, el dolor de cabeza, las bascas, el malestar de la gripe y la flojedad. Me erguí en toda mi estatura, saqué pecho, aceleré mi paso a toda potencia, y no pude evitar mascullar en voz muy alta "Jodidos críos: si son tan idiotas de niños, cómo serán de mayores".

Llegué a mi casa mohína, pensando qué diantre de cosa extraña que yo emano hace siempre que, aunque me mantenga en un perfil bajo, aunque no opte por la confrontación, aunque no levante la cabeza, siempre haya algún o alguna "inspiraos" que se empeñe en enmendarme la plana, darme la contra, llevarme la contraria, tratar de "aleccionarme", o cosa similar. ¿Es que está tan aburrida la gente, es que nos pasa a todos, o es que hay mucho envidioso y desocupado por ahí, o qué de qué?

Gracias a Dios (y no lo digo en broma, sino en serio), a la noche se me ocurrió otra explicación del bizarro evento, y ahora me lo tomo como una "señal". Me di cuenta de yo era más, mucho más fuerte que aquella niña. Y ella, a pesar de eso, y de que lo sabía, había tratado de entrar en competencia conmigo, y se la notaba resentida, celosa y cabreada... Pero yo, que era quien soy y sigo siendo, y quién seguiré, no tuve más que sacar afuera un ápice de mi fuerza, de mi propia energía vital poderosa, de mi propia garra privada y personal, para dejarla atrás en un abrir y cerrar de ojos. Así pues, es lo que debía y debo hacer a partir de ahora en mi vida: en vez de enfrentarme a pigmeos o a gente que son como niños para mí, la cosa es bien sencilla. Basta con sacar un poco, tan sólo un poquito de mi enorme fuerza, y dejarles atrás con su competencia, sus celos, sus manías, sus horrores y terrores y sus desdichas.., y sus jodidas maletitas llena de vete a saber qué pesos terribles, de odio, tristeza y frustración aburrida, a cuestas.

Moraleja de la parábola de la niña tonta: ahí os quedáis, majos/as. Vuestra envidia, vuestros celos, vuestra ignorancia y vuestro conflicto no son los míos. Que os vaya muy bien con las cargas que cada uno hayáis querido arrastrar, que yo ahí no me meto más.

Hay gente que al poder le llama "grandilocuencia".., en cambio yo a la cobardía no la llamo "diplomacia".

Buen fin de semana, amigos.., ¡hasta la próxima semana! ;-)

jueves, 10 de febrero de 2011

Conciencia

"Sucedió que un Maestro Zen estaba pasando por una calle, cuando un hombre llegó corriendo y lo golpeó con fuerza.

El Maestro cayó. Luego se levantó y continuó caminando en la misma dirección en la que estaba yendo, sin siquiera mirar hacia atrás. Un discípulo iba con el Maestro; se quedó atónito y dijo: "¿Quién es ese hombre? ¿Qué es esto? Si uno vive en esta forma, entonces cualquiera puede venir y matarte. Y ni siquiera has mirado a la persona y no sabes quién es, ni por qué lo hizo".

El Maestro dijo: "Es su problema, no el mío
".

--------------------------------------------------------------------------------------------------
"Da igual
si avanzas
o retrocedes

¿Qué importa?
Lágrima o risa,
hermoso o feo,
ruido o silencio,
sabio o tonto ,
amor u odio,
blanco o negro,
caliente o frío,
seguro o peligroso,
santo o diablo,
alto o bajo,
luz o sombra...

Lo que importa
es lo que
haces con ello.

Lo
que
importa,
ES
".

Joost Scharrenberg

miércoles, 9 de febrero de 2011

Bajo la atenta mirada de las chovas...
















"El hombre que en la obra de ingenio o de valor no persigue sino superar a otro hombre, no tiene noción de belleza ni de honestidad".
Niccoló Maupassant.

"El honor de un hombre no está en ningún modo en poder de otro".
Rousseau.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Disculpadme, amigos, si hoy todavía no comento mucho: una bronquitis poderosa me tiene postrada en cama desde el fin de semana.

A cambio, os dejo con este texto que me ha enviado Polideuces, ¡espero que os guste!

¡Besooootes!

-------------------------------------------------------------------------------------------------

"El cansancio empieza a notarse, y junto a la inclinación, cada vez mayor, hacen que mi ritmo, no demasiado garboso ya de natural, se haga aún más lento y cansino.

Las prisas por encontrar aparcamiento, el atasco a las 8 de la mañana en plena carretera de montaña, la muchedumbre ansiosa de nieve y emociones fuertes han quedado atrás, como si no existieran.

La masificación y el "completo" en el aparcamiento de Cotos nos ha obligado a comenzar a caminar más abajo de lo normal, y sabemos que esos 200 metros de desnivel extras nos pasarán factura, pero bueno, así “dignificamos” la montaña -decimos medio en broma, medio en serio-. Además, esto nos ha permitido volver a visitar un maravilloso rincón, el pequeño circo glaciar con nombre propio, en cuyo fondo se asienta un tremedal de dudosa legalidad, rodeado y guardado por una legión de pinos que se yerguen sobre el abrazo de las antiguas morrenas.

Un paso detrás de otro - qué calor, por Dios, y eso que estamos a comienzos de febrero – pie derecho, piolet, pie izquiero, bastón, pie derecho, piolet.., y así una y otra vez, acompañando al ritmo mecánico, que me ayuda a abstraerme del esfuerzo, de los gemelos cargados y de la altura que se abre a mis pies, cada vez más respetable.

Parada para hacer un giro en la pendiente; menos mal que José Manuel va en cabeza y abriendo huella. No sabe cómo se lo agradezco. Saco la dragonera de la muñeca, cambio el piolet de mano, y continuamos con el mantra, la misma retahíla con alguna leve variación: pie izquierdo, piolet; pie derecho, bastón...

Las gotas de sudor se escurren por debajo del casco hacia la barba; joder, cómo se hace de rogar la puñetera canal... Y pensar que José sólo sacó los hierros en esta última parte...

Debajo de la nieve hay una capa de hielo viejo, pero realmente el paso es seguro, gracias al calor de la pasada semana, que ha hecho transformar la nieve de la última nevada.

Pero bueno, ya nos conocemos, y yo prefiero ir armado de más que echar en falta la herramienta cuando es demasiado tarde. Creo que también me sirve de apoyo psicológico, me hace sentir más seguro ante algún imprevisto. Cuestión de coco. En cambio, José, "amigo mío sólo tú encuentras leña", ha subido con la simple ayuda de los bastones hasta hace pocos minutos.

“Un poquito de escalada mixta, Fernando” –bromea José– Miro hacia arriba y veo que se trata de varios bloques de roca; en realidad cuatro pedruscos tumbados, en la salida del corredor, pero conociéndome ya veremos si no me dan guerra. Me olvido de ellos y sigo para arriba, concentrado tan sólo en el siguiente movimiento. Ya veremos cuando llegue el momento.

Casi está hecho, sé que terminada la canal no hay ninguna otra dificultad, así que hago un último esfuerzo. La pendiente se acentúa en este tramo y cambio la posición del piolet, clavando la hoja como si se tratara de un puñal. El bastón ahora no sirve de gran ayuda y lo llevo colgando de la otra muñeca, mientras me ayudo a equilibrarme con la mano.

Ya estoy en las rocas. Realmente ninguna dificultad, pero por si acaso me agarro con fuerza a los salientes de la pared de la izquierda, mientras busco la mejor forma de apoyar la punta de los crampones en los bloques de gneis. Debo parecer un pato borracho haciendo equilibrios de puntillas, pienso...

Y por fin, se acabó. Una suave pendiente de nieve y José esperándome, sonriendo, sentado sobre una roca que sobresale solitaria sobre el manto blanco. La verdad es que he disfrutado y he pasado la tensión justa, sin pasarse. Y es que cada vez tengo más claro que esto tiene un puntito de sadomasoquismo.

Unos frutos secos, un trago de agua y para la cumbre.

(...)

Poco a poco me voy alzando sobre la loma. Cada vez veo más cerca la riada de gente que sube por la ruta normal hacia la cumbre, pero de momento sigo solo.

Me paro a observar la cornisa de nieve que ha formado el viento, como si fuese una ola congelada sobre el recuenco glaciar, y de repente escucho un aletear de alas. Dos cuervos, negros, de gran tamaño se persiguen mutuamente en algún tipo de ritual. Hacen verdaderas acrobacias en el aire; giran sobre sí mismos mientras graznan y de repente se lanzan en picado, el uno tras el otro, con un silbido que rompe el aire como si fuera una cuchilla. Repiten su danza dos o tres veces y se marchan, devolviéndome al silencio.

Me emociono. He estado en la cumbre de Peñalara cientos de veces, antes de ésta, pero aún así, no puedo evitarlo y un nudo me cierra la boca del estómago. Ahí está Lug dándome la bienvenida, gritando en cada graznido su enhorabuena, no por la proeza que no es tal, sino porque una vez más, estoy ahí, como un campeón en su intimidad, un campeón en su insignificancia y en su relación personal, intransferible e indescriptible con el viento y con el sol, con la roca y con la nieve.

Doy los últimos pasos hasta situarme en el punto más alto. De repente me encuentro rodeado de gente. Risas juveniles, recios montañeros, alpinistas de salón con chaqueta de a cuatrocientos napos, domingueros despistados, novias cansadas, engañadas y cabreadas, excursionistas ilusionados por su primera cumbre, adolescentes de algún colegio o grupo Scout...

… Y todos nosotros, absolutamente todos -sólo falta ser consciente de ello-, bajo la mirada, la atenta mirada, de las chovas.

Esta noche, cuando llegue a casa, volveré a hojear a Samivel :-)
".
------------------------------------------------------------------------------------------------

viernes, 4 de febrero de 2011

Malaquita: la piedra dévica

Bueno: para terminar bien la semana laboral, hoy vamos con el apartado de Gemoterapia, para hablar de una piedra de las más poderosas que existen, y que los antiguos tenían en estima en la misma medida que el famoso lapislázuli: estoy hablando de la malaquita, esta piedra verde con ondas más oscuras que podéis ver en la foto.

Para empezar, es un mineral que auyenta las pesadillas. Para continuar, si eres víctima de los celos o la envidia ajenas, es una piedra que te puede proteger. Incluso, si el emisor de esos celos y esas envidias eres.., tú mismo.

La malaquita se considera una piedra profundamente ligada al mundo dévico. En sánscrito, "deva" significa literalmente "aquel que brilla", y hace referencia a aquellos seres, aparentemente invisibles, que habitan el espacio infinito y que son las entidades "constructoras" del Universo. Y no sólo me refiero a los ángeles, tal y como nosotros los asumimos: también a toda una serie de espíritus y habitantes de la Tierra, que algunos conocen como Elementales, y que son los guardianes de Gaia, asistiendo al bienestar de nuestro planeta en la forma de espíritus de la Naturaleza.

La malaquita es capaz de ordenar los desequilibrios emocionales y de apaciguar los estados de nervios y crisis. Se considera que atrae la fortuna y regula la creatividad, entre otras cosas. Estimula la inspiración y las ganas y el talento para crear, para producir y desarrollar ideas nuevas de la nada. Además, permite controlar muy bien las reacciones viscerales de la persona, permitiendo pensar con claridad.

La malaquita es una piedra de enorme poder.., y por lo tanto, también de enorme responsabilidad. En Roma, las mujeres embarazadas llevaban malaquitas consigo para evitar las molestias propias del estado de buena esperanza. Los árabes la utilizaban para conseguir convencer a los demás y poder, así, alcanzar sus fines. Se prescribe en casos de agotamiento mental y para todos aquellos a los que les pueda perder su excesivo orgullo y quieran recibir un baño de humildad.

Esta piedra, que realmente es una mena del cobre, que ha estado entre las favoritas de reyes y nobles durante siglos... Los gobernantes asirios, por ejemplo, se hicieron incrustar piezas de malaquita en sus pectorales, al igual que sus sacerdotes la llevaban en sus cetros. Se sabe que los generales griegos se ponían brazaletes o sortijas de malaquita justo antes de entrar en combate, porque se considera una gema con la capacidad de desarrollar la estrategia. En cuanto a los romanos, también la usaban como talismán para protegerse del rayo, de las caídas y de los accidentes. Por su parte, los egipcios confeccionaban, hace ya más de seis mil años, un cosmético verde para los párpados, a base del venenoso polvo de la malaquita, con el que pretendían neutralizar los efectos del tan temido mal de ojo.

Es un mineral oxidado, una piedra semipreciosa blanda que, sin embargo, desarrolla, atrae y manifiesta muchísimo poder. Hay que descargarla diariamente, colocándola sobre un cuarzo lechoso, uno ahumado, o uno transparente (cristal de roca).., o bien sumergiéndola en un cuenco lleno de cuarzos de este tipo. Esto es porque es una atraedora-absorbedora nata: igual que atrae el dinero y el poder, también atrae "el lado oscuro", por decirlo de alguna manera. Puede transmutarlo, pero hay que ser consciente de cómo se debe utilizar el poder para manejarla correctamente.

jueves, 3 de febrero de 2011

El futuro que nos espera: el neo-feudalismo

Uno de los Dióscuros me ha enviado, para vuestra información, este comentario que ha ido difundiendo a su vez por ahí, sobre los efectos que sobre nuestro futuro puede tener la implantación de una especie de "neo-feudalismo" (como él lo llama), disfrazado de neoliberalismo económico...

La verdad es que, para oídos avisados, se está escuchando últimamente cada cosa por ahí, que la verdad, mete miedo.

No sé qué futuro nos espera (al menos, no completamente XDDD), pero sí sé algo: con estar alertas no vale. En algún momento, tendremos que tomar partido.

¡Os dejo con el comentario, hasta pronto!
(Nuria, te va a encantar como lo leas, ¡jajajajaja!)

-------------------------------------------------------------------------------------------------
"Sicarios y mamporreros siempre han existido y siempre existirán, pero claro, como en todo, los hay profesionales y los hay chapuzas; los hay de los que escuchas un leve silbido nocturno y de repente te encuentras desangrándote con la yugular seccionada con precisión de cirujano, sin saber ni el quién ni el cómo, y los hay de los que se van a Canterbury, montan el cisco con gritos y golpes en la puerta, y convierten en mártir de la fé al pobre Beckett a base de mandoblazos, dejando de paso la iglesia "perdía" de sangre y de sesos, y a sus feligreses espantados y encabronados…

Generalmente este tipo de mamporreros son los tontos útiles, de los que hacen el trabajo sucio y encima sirven de cabeza de turco, pagando el pato y la cena entera; de los que irritan a sus señores, a los que generalmente no les gusta que les salpique la sangre de sus acciones, y por lo general terminan perdiendo la cabeza en cualquier horca, guillotina o similar.

En fin, que tras esta reflexión os cuelgo un artículo del amigo Sostres, para que disfrutéis de su pluma. Pero ojito: que el amo reniegue del lacayo no significa que el lacayo no diga lo que piensa el amo:

LAS DIEZ AUTÉNTICAS MEDIDAS

Éstas son las diez medidas que Rajoy no osa tomar y con las que saldríamos de inmediato de la crisis, logrando un país más competitivo y una sociedad más justa.

1) Nada gratis. Acabar con la idea de que el Estado tiene que pagarte la vida. Ni la sanidad ni la enseñanza, ni nada. Que cada ciudadano tenga claro desde pequeño que todo va a tener que ganárselo con su esfuerzo y su talento. El Estado sólo intervendrá cuando alguien no esté claramente en condiciones de competir por algún tipo de tara física o mental. Y no lo hará a través del concepto de subvención, sino del de caridad. La igualdad de oportunidades es una entelequia que ni existe ni existirá jamás, que no está en la condición humana y que no puede continuar funcionando como excusa para que unos pocos paguen lo de los demás.

2) Redes privadas de hospitales y colegios. El Estado no tiene que construir ni una cosa ni la otra haciendo competencia desleal a la iniciativa privada.

3) Acabar con las subvenciones. El Estado no tiene que subvencionar nada ni alterar la estimulante competición entre los ciudadanos libres.

4) Cierre de las televisiones públicas. Los empresarios de la comunicación son los que tienen que hacer televisiones, periódicos y radios;, y no el Estado. Ni el Estado ni cualquier otra administración pública tienen que dar ningún tipo de subvención (véase medida tercera) a ningún diario: ni directa ni indirecta. La propaganda institucional es una estafa. Partidos políticos y sindicatos tienen que vivir de donaciones privadas o de las cuotas de sus militantes, y disolverse si no son rentables.

5) Libertad de horarios. El Estado no es nadie ni tiene que regular para nada los horarios que cada ciudadano libre tenga en su negocio. Cada bar o discoteca tiene que poder abrir hasta la hora que decida su propietario. Si los clientes hacen ruido al salir, que sean multados por la policía si realmente infringen alguna ley.

6) Abolición de los convenios. Empresario y patrón tienen que poder negociar bilateralmente, es decir, libremente, sin ningún tipo de coacción, su relación laboral. Si cualquiera de los dos no cumple con su parte, que el peso de la ley caiga sobre él.

7) Abolición de los comités de empresa. Acabar con este atraco al empresario que son los comités, con sus miembros, con sus liberados, y toda esta gente que hace cualquier cosa menos su trabajo.

8) Abolición del derecho de huelga. En un Estado repleto de garantías y con libertad para que cada cual pacte sus condiciones laborales, la huelga general es siempre un chantaje.

9) Igualdad ante la ley. Si somos iguales ante unas leyes, lo tenemos que ser ante todas ellas. Que cada ciudadano pague el mismo porcentaje de impuestos. Igualmente, los ricos continuarán pagando mucho más que los pobres.

10) Ponderación del voto. Todo el mundo tiene derecho a voto, pero el valor de este voto tiene que estar ponderado por la aportación que el individuo hace al Estado (declaración de la renta). Es justo y proporcional que quien más aporta, más decida; y sería muy beneficioso que aquellos que más éxito han tenido más pudieran iluminarnos, y que su opinión fuera mucho más importante que la de los que siempre han fracasado.

No pongo el enlace donde se publican estos diez mandamientos del neofeudalismo, por eso de no promover más entradas, pero si alguien tiene especial interes en comprobar que lo que arriba pone es verídico y no fruto de mi imaginación calenturienta, puede buscar en el mundo.es, del 31 de enero de 2011
".

miércoles, 2 de febrero de 2011

La Fiesta de la Luz

Hoy, en muchos lugares del planeta se celebra la fiesta de la Virgen de la Candelaria.., o de la Candelaria, a secas. Ayer no me dio la gana hablar de Imbolc, porque todavía estaba procesando una serie de cosas internas que eran durillas de digerir. Pero como hoy ya las he digerido, pues os posteo un ritual para este día, en honor y reverencia a cuantos lo están celebrando ahora, en estos mismos momentos, en donde quiera que estén :-)

Los que me conocéis ya sabéis que no soy muy amiga de rituales y otras vainas... Estimo que yo, personalmente, no los necesito (y no sé si será o no soberbia, pero así lo siento). Sin embargo, como sé que otros sí que los necesitan o los sienten internamente, quizá como una especie de "declaración de intenciones" simbólica, voy a ir posteando aquí algunos que conozco y que me parecen bonitos y trascendentales, por su valor simbólico, espiritual, antropológico, etc.

Bueno: hay que aclarar que, desde el punto de vista católico, esta fiesta es la que realmente da fin a las Navidades, con la Purificación de la Virgen (tras el parto y todo eso). De hecho, anteriormente era tradicional cantar hoy los últimos villancicos ante el pesebre (para desmontarlo posteriormente), así como comer los últimos turrones y dulces de Navidad. Actualmente, estas tradiciones se han perdido casi por completo en el mundo cristiano. Lo de la Purificación tiene su origen en la tradición judía: según la Ley de Moisés, una parturienta tiene que guardar 40 días de "impureza", y al terminar éstos, debe dirigirse al Templo de Jerusalén para cumplir con un rito final de purificación, junto con su hijo.

Teóricamente, en la Candelaria se lleva a cabo una limpieza del pasado, pero para afianzar el futuro. El ritual que yo conozco consiste en colocar en el centro de una habitación cuatro velas blancas, formando un cuadrado. En el centro de dicho cuadrado se pone un recipiente de agua con sal, un poco de tierra, algunos polvos dorados (se venden en cualquier "Todo a Cien") y una varita de incienso de tu elección. Se encienden las velas, se sitúa uno o una cerca de ellas, en el suelo, donde te apetezca, cierras los ojos y te imaginas un bello amanecer, el más bonito que hayas podido ver nunca, en un lugar que sea el preferido para ti.

Después de un rato visualizando este amanecer, trata de tomar conciencia de todas aquellas cosas que hay en tu vida que pertenecen al pasado, y que desees cambiar. Medita convenientemente para dejar bien claro en tu intención qué es lo que tienes que cambiar o dejar ir para tu propia evolución y bien personal, así como el de aquellos que te rodean y que amas.

Cuando lo tengas claro, si eres católico/a haces la señal de la cruz, si eres de otros credos o predicamentos, lo que acostumbres a hacer en estos casos.., o bien no haces nada en absoluto, pero guardas un profundo respeto y reverencia tanto hacia tu persona, como hacia las de aquellos en quienes hayas pensado durante el ritual. Entonces, mojas los dos dedos (índice y pulgar) de la mano derecha en el agua del platillo central, y con esos dedos mojados, vas apagando una a una las cuatro velas, empezando por la que esté más arriba a la izquierda frente a ti, y siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Se aconseja hacer una especie de pequeña reverencia al apagar cada vela, pero tampoco es imprescindible. Este ritual puede realizarse perfectamente la tarde de este día, de hoy.

Una vez apagadas las velas, conviene enterrarlas, y verter el contenido del platillo o recipiente en tierra pura, es decir, no contaminada (vale una maceta, tu jardín, o el parterre del vecino XDDD.., esto último es broma, no vayamos a meternos en líos). Para terminar, se aconseja tener preparados cuatro panecillos del tipo que más te guste (pueden ser cuatro galletas cuatro tortitas de maíz, cuatro tostaditas pequeñas.., en todo caso, algo que no sea muy denso ni grande, y siempre en número de 4).

¡Suerte con los rituales de Candelaria! Ah, por cierto: se dice que esta noche es especial (concretamente, la noche de ayer, la que ha pasado) para pedir por el alma de personas a las que amas, que estén enfermas o que precisen, por algún motivo, de una protección especial. Cualquier oración es válida, siempre que se realice con fe, devoción, respeto y buena intención, que es lo que cuenta.

¡Saludotes!

martes, 1 de febrero de 2011

La verdad sobre los sacrificios celtas

Bueno: sin ánimo de jorobar, ni de dar por saco, y aunque muchos me habéis pedido que escribiera algo sobre Imbolc, que teóricamente es hoy.., pues me tomo mi prerrogativa de dueña del blog, algo así como una especie de jodido derecho de pernada, y más bien voy a explicaros algo sobre un tema del que, curiosamente, no se habla nunca (o al menos, no en estos ámbitos tan.., feng shui, jajaja). Se trata de los sacrificios humanos a los cuales eran tan aficionados los benditos celtas.

Para aquel que dude, o que quiera mirar a otro sitio, ya puedes ir empezando, amigo/a... Y es que lo cierto es que los historiadores romanos han descrito extensamente los sacrificios humanos practicados por los celtas (no porque ellos mismos fueran unos santos y no hicieran lo propio, sino supongo que porque eran sus enemigos y por aquello de la propaganda). Según Julio César, sin ir más lejos, los galos (que para el que no lo sepa, también eran celtas) construían una especie de figuras huecas rellenadas con seres humanos vivos, que posteriormente eran quemados. Eso se denominaba "el Hombre de Paja".., o algo así.

Ah, y por cierto, adivinad quiénes eran los que supervisaban los sacrificios: pues, obviamente, sus sacerdotes, los druidas. Según el dios al que se dirigieran, la verdad es que los celtas tenían un amplio repertorio de sacrificios "a la carta":

- Si el dios era Atis, el amante y posteriormente servidor eunuco (se castró a sí mismo) de la diosa Cibeles (otra de las Grandes Diosas Madres europeas), lo que hacían era coger a un hombre joven, que era tratado como un rey durante un año, pero que luego era sacrificado para obtener una buena cosecha.

- Si el dios reverenciado era Esus (una especie de señor de la naturaleza sediento de sangre), colgaban a los prisioneros de guerra de las ramas de un árbol.

- Si el ofrendado era Taranis (cierto dios del cielo responsable del rayo, y que simbolizaba la lucha), se le hacían sacrificios humanos, teóricamente para calmar sus furias, en este caso degollando al personal para que el dios no hiciera "caer el cielo sobre sus cabezas".

- En el caso de Teutates (el Tutatis de Astérix), que es algo así como el espíritu de todos los hombres de las tribus celtas juntos, el medio sacrificial preferido era el fuego, aunque otras veces les daba por sumergir las cabezas de los vencidos en un barril lleno de cerveza, hasta ahogarlos. Teutates es una especie de Marte celta: este pueblo lo asociaba a la productividad, a la guerra, a la constructividad y a la riqueza. No hay que pasar por alto el hecho de que los celtas, en multitud de ocasiones, se hacían ricos gracias a los saqueos constantes a los que sometían a otras tribus vecinas, probablemente menos belicosas que ellos. Cada tribu tenía su propio Teutates, algo así como el numen protector de los más bestias del lugar.

Aquí, en Hispania, también nos lo pasábamos de aúpa. Teníamos nuestras constumbres particulares en relación con el tema de los sacrificios. En el norte, sobre todo al norte, se ofrendaban víctimas a una deidad indígena identificada con Ares. Más abajo, en la zona de Salamanca, hasta donde llegaba esta gente (algunos, andando), la tribu de los bletonenses cerraban sus acuerdos sacrificando a un hombre y a un caballo. Los lusitanos (cuyos herederos son los actuales portugueses) incluían sacrificios humanos en sus ritos de adivinación. Vamos: que había pa toos.

Así que fíjate tú, lo que varía la historia cuando se cuenta la verdad por una vez, ¿no?

No sé qué harían en Imbolc (si se dedicarían a los sacrificios humanos, o sólo a follar), porque no encuentro referencias, y ahora mismo no tengo tiempo como para ponerme a investigarlo.., pero lo que sí me consta es que nuestros amigos los celtas realizaban habitualmente sacrificios humanos durante su fiesta de culto a los muertos y final del año, equiparable al actual Halloween. El 31 de octubre era el día señalado: se iban a lo más profundo del bosque, a alguno de los altares de sacrificio que aún encontramos por tierras españolas si sabemos buscar, reunían a todo el pueblo, pillaban a uno o una, y el druida de turno comentaba que había que ofrecer "sangre fresca" al nuevo año que daba comienzo (prefiero las uvas, francamente). Se dice que la víctima era un voluntario que se ofrecía por el bien de toda la comunidad, para garantizar que ese nuevo año viniera cargado de lo mejor para su pueblo, pero no me lo creo del todo. A saber... De hecho, parece que fue una de las tradiciones más arraigadas y más difíciles de erradicar por parte de la Iglesia católica.., que reservaba sus propios sacrificios humanos para después.

En fin, que divertidísimo, ¿eh? Hay que tener en cuenta que los celtas eran pueblos guerreros, más bien tirando a básicos que a otra cosa; que vivían en un entorno hostil, que estaban constantemente esperando a que otro pueblo más fuerte viniera y los aniquilara, por lo cual (supongo) vivirían en una especie de estado de estrés constante.

Pero prefiero dejar para terminar las palabras de Julio César que, insisto, no era menos animal de bellota que los celtas, y además, tenía poderosos motivos para desprestigiarlos (eran sus peores enemigos); quizá dichas palabras consigan arrojar un poco de luz sobre las prácticas más bien poco o nada "de la New Age", de estos individuos: "toda la Galia es adepta a rituales religiosos; por consiguiente, los que padecen graves enfermedades o están sometidos a los peligros de la batalla, sacrifican a víctimas humanas… Algunos tejen enormes figures de mimbre y llenan sus miembros con humanos, que son quemados al prender fuego a las figures. Suponen que los dioses prefieren que esta ejecución sea aplicada a ladrones y otros malhechores atrapados in fraganti, pero a falta de ellos, recurren a ejecutar inocentes”. Yo me lo creo, francamente: y tengo motivos.

Según Estrabón, “algunos hombres eran abatidos con flechas y empalados en los templos; o construían una enorme figura de paja y madera, y después de arrojar al interior ganado y toda clase de animales salvajes y de humanos, la quemaban, haciendo de ello una ofrenda".

Por último, Tácito escribe "los altares celtas estaban empapados de sangre humana". También me lo creo.

Si bien hay algunos estudiosos que se cuestionan la exactitud de estos relatos por proceder de fuentes hostiles, como digo, lo cierto es que en las Islas Británicas existe evidencia arqueológica que indica que los sacrificios humanos pudieron haberse practicado desde mucho antes de la llegada de los romanos. Y en Alveston, Inglaterra, se encontraron 150 esqueletos que se remontan a la época de la conquista romana, aparentemente todos ellos víctimas de los druidas en una sola sesión.

¿Estarán esas tumbas cerca de la movida neo hippie de Glastonbury, o de las enigmáticas piedras de Stonehenge? Porque si es así, me parto el culo con lo de la "poderosa energía pura y crístina" de estos lugares, y toda la parafernalia organizada en torno a ellos... Tengo que investigar más.

¡Saludos!

Y recordad: la verdad os hará libres, y no al contrario.