Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

viernes, 18 de noviembre de 2011

Tantra, ¿sexualidad sagrada? Segunda Parte

Continuando con el post de ayer, una entrevista a Ramiro Calle en la revista Universo Holístico, tratando de desvelar las claves del tantra, lo que es, lo que significa, y cómo podemos integrarlo en nuesstra sexualidad.

¡Buen fin de semana, amigos! ¡Que disfrutéis de vuestra sexualidad! ;-)
---------------------

"Universo Holístico: Entonces, ¿está pasando como con la espiritualidad? ¿Se confunden los términos?

Ramiro Calle: Es una filosofía existencial, de vida, de autodesarrollo, en la que se trabaja mucho la energía a través de ejercicios de respiración, de relajación, de concentración. Ocurre que, en Occidente, todo se falsea y se prostituye. La espiritualidad occidental es muy promiscua: siempre quiere probar, cambiar. Se traslada el concepto de consumismo al campo espiritual. Ocurre que los vendedores de productos espirituales en este gran mercado aprovechan todas las enseñanzas para sacar cada día métodos de enseñanza que vienen de muy lejos, para utilizarlos en su propio beneficio como métodos que ellos mismos se han inventado. Pasa lo mismo con el yoga, como el Kundalini Yoga, con la meditación y con un largo etcétera, y ya no digamos nada con las terapias alternativas, que yo trato de poner en su lugar en mi libro "En el Límite", lo que ha generado que yo reciba muchas críticas sobre ello. Pienso que no deberían llamarse terapias alternativas, pues eso crea conflicto: "alternar"; por ejemplo, si tienes cáncer, te pueden tratar con quimioterapia y además con otras terapias "complementarias", que es como yo las llamaría: medicinas complementarias.

Si nos fijamos, hemos perdido la pureza y todo está lleno de pseudo tantra, pseudo yoga, etc.., eso ocurre porque hay una demanda de novedades a todos los niveles, y en el tantra ha pasado más.

U.H: ¿Cuánto dura una sesión de tantra bien hecha? ¿Existen clases de tantra?
R.C: Lo que suelen hacer en esas sesiones es que te ponen frente a una persona desconocida y ambos se comienzan a mirar, a tocarse las manos, a crear un circuito de energías basado en el deseo y la pasión, y si llegan más allá no hacen tantra: simplemente, fornican. Otros te tienen así durante semanas, creando una energía que no corresponde con el verdadero tantra, pues no enseñan ni la filosofía, ni la psicología, ni rituales como la imposición de manos, ni la recitación de mantrams; se limitan a basarlo todo en la libido, en la energía sexual, ni siquiera canalizándola bien, pues para llegar a una sesión de tantra los adeptos deben estar meses meditando, insulflando el deseo y el anhelo, hasta que después de meses de contención y preparación finalmente realizan el rito que se llama maithuna, rito muy hermoso que comienza con el baño de los cuerpos; se perfuman, se visten con prendas ligeras de algodón, se sientan uno frente al otro mientras que permiten que las energías vayan fluyendo a través de las miradas o del contacto con las manos. Hay meditación, recitación de mantrams, se intercambian respiraciones, el hombre al tomar el aire dice "yo soy tú", ella al tomar el aire dice "yo soy tú", y comienza la escenificación de lo que acabará siendo el sacramento sexual.

U.H: Entiendo que eso es para tener una relación en el tiempo...
R.C: No necesariamente, ya que el tantra se puede entender de dos maneras: o bien se trata de una pareja ordinaria, que además es tántrica, o bien participantes preparados por un gurú desde hace meses y que consiguen una asociación tántrica; es posible que tengan esa relación tántrica y ya no vuelvan a tenerla nunca más. Lo que se busca en la relación tántrica es un ensimismamiento, un embelesamiento que te haga ir más allá del pensamiento y de la mente ordinaria y entrar en comunión con la Totalidad. Eso, en algunas ocasiones, se ha definido como algo que no existe en el tantra, el cosmoorgasmo. Que es como atrapan a la gente. En el tantra, la mujer puede llegar a todos los orgasmos que quiera, pero el hombre tiene dos opciones: una, que después de mucho tiempo de prolongar la relación sexual decida desembocar en el orgasmo, y dos, no llegar a él y experimentar una serie de llamados micro-orgasmos (orgasmos muy pequeños, sin eyacular). Los yoghis muy adiestrados consiguen llegar al orgasmo sin eyacular: por técnicas de yoga que llaman mulabhanda y otras, llegan a una contractura tal que pueden llegar al orgasmo, pero no "desparraman" el semen. Pero eso, ahora sí, es casi circense. En todos los casos lo importante es la actitud, que cuando estemos haciendo el amor el hombre, a través de la mujer, vea a todas las criaturas del universo y a la Diosa. Y la mujer a través del hombre, ve al Dios y a todas las criaturas del universo; se consigue una meditación a través de los cuerpos para que surjan unas energías y se comuniquen todos los chakras de las personas. Ahí tiene que haber una comunicación en todos los planos: el instintivo, el motor, el sexual, el mental, el emocional, etc.., para que realmente haya esa transformación interior.

U.H: Bueno, Ramiro: ¿deberemos retomar el amor mágico o la magia del amor?
R.C: Indudablemente; recordemos que todas las iglesias monoteístas han utilizado el pecado de fornicar, eliminando así todos los tipos de amor: el caballeresco, el de los templarios, etc.., no siempre destinados a fornicar. Obviando otros pecados con mayúscula, mucho peores.

U.H: Ramiro: como siempre, nos queda mucho pendiente...
R.C: Sí, querida amiga: mucho.

U.H: No será más que la excusa para seguir disfrutando de tus sabias palabras. Nos has desvelado mucho sobre el tantra, muchas gracias. Ha sido un verdadero placer, como siempre".


No hay comentarios: