Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 8 de noviembre de 2011

Loca

"Y los muchachos del barrio le llamaban loca.
Y unos hombres vestidos de blanco le dijeron "Ven".
Y ella gritó "No señor, ya lo ve, yo no estoy loca.
Estuve loca ayer.., pero fue por amor".

José Luis Perales.
----------------------

Si yo utilizase todo lo que sé de las personas en base a mi trabajo como tarotista, como astróloga, como reikista, como terapeuta en regresiones.., apañados íbamos. Si yo usara toda esa información privilegiada para hacer gala o incrementar mi propio poder, sería una auténtica.., os voy a dejar a vosotros que pongáis la denominación, porque la que se me ocurre a mi es demasiado fuerte como para escribirla.

Sería bastante fácil aprovecharme del personal manipulando sus puntos débiles para conseguir mis objetivos. Porque está claro: todos tenemos puntos débiles, y en las cartas astrales se ven prácticamente todos. No es nada complicado convencer a una persona de lo que uno quiera fijádose en las zonas más débiles de su carta natal. Así yo podría quizá obtener más dinero, ascendencia sobre alguien, fama, o tal vez otros bienes exentos de méritos propios, ¿verdad? Incluso podría llevármela al huerto, si así me lo propusiera. ¿Me creéis capaz? ¿Sí? ¿No?

Es muy exigente y duro el trabajar de forma honesta con todas estas cosas... Hay algunos "terapeutas" que se dejan llevar más que otros por la tentación. La manipulación y los abusos de poder son demasiado frecuentes en el mundillo "esotérico", y sospecho que, como la gente no es tonta, precisamente por eso el mundillo "esotérico" tiene tan mala prensa.

No sé qué llevo peor: si trabajar con hombres o con mujeres. Creo que con mujeres, porque las encuentro mucho más vulnerables al miedo. Los hombres lo son al estrés: no se les puede ni debe presionar, porque explotan. Pero las mujeres involucionan: cuando se les ataca, se vuelven hacia dentro de ellas mismas como pobres bestias heridas. Me recuerdan a los famosos "bichos bola" que el otro día mencionó mi profesora de yoga, con los que casi todos los niños hemos jugado alguna vez en el colegio. Me entristece muchísimo cuando aparece por mi consulta una de esas pobres mujeres a las que han machacado literalmente en su autoestima.

Hay que ser muy cabrón, ya digo, para atacar a alguien sabiendo perfectamente cuál es su punto débil... Pero de todo hay en la viña del Señor. Mi última paciente ha sido una mujer con bulimia. Bueno: creo que no puede denominársele técnicamente bulimia, porque no vomitaba lo que había comido, pero en fin, yo no soy médico ni psicólogo: esas denominaciones se las dejo a ellos. Pero más o menos por ese carril transitaba esta historia. La leyenda de siempre: madre conflictiva, renegona, jodida, hipercrítica, doliente y manipuladora. Hija perfeccionista, dócil, estudiosa, poco avisada en cuanto a la maldad del género humano, etcétera... Años y años de sumisión, de explotación silenciosa, de violencia clarísima, que aún así nadie parece ver. Esto, unido a una terrible falta de interés real por los asuntos de la hija por parte de la madre, y de afecto o demostraciones físicas del mismo desde la más tierna infancia, crearon un caldo de cultivo insostenible. Cuando la chica vino a mi, el odio y el rencor hacia su querida mamá estaba ya tan enquistado, que sólo echando gala de mi fe más ardorosa he sido capaz de conseguir algún pequeño resultado.., al menos, por el momento. ¡Hace falta más tiempo!

No quiero ni pensar en el daño que podría yo haber hecho a esta mujer, en el caso de ponerme a utilizar sus puntos flacos para conseguir manipularla (por ejemplo, para que me "soltara" más dinero). ¡A veces me cabreo tanto, que ya no sé ni contra qué es lo que me cabreo! A lo mejor estoy cabreada contra el mundo y ni siquiera me he dado cuenta: me lo tengo que hacer mirar XDDDD.

En fin: hay que ser un/a miserable para atacar a la gente por el lado más vulnerable que tenemos todos los benditos seres humanos que pueblan la superficie de este planeta. Y este lado débil e hipervulnerable es la luna. La luna en la carta astral es como el pariente pobre del cuento: ahí es donde recibimos todas las hostias. Representa nuestra parte emocional, y unas personas la tenemos más débil o más fuerte que otras. Yo, por ejemplo, la tengo muy fuerte, pero muy afectada. Cualquier astrólogo se daría cuenta de eso nada más ver mi carta. Ya digo: hay que ser de lo peor para dar golpes bajos contra la luna de cualquier persona. Pase por el que lo hace sin conocimiento de causa, seguramente por mera maldad. Pero si además, alguien te ataca por ahí a sabiendas, conociendo el estado de tu luna desde la perspectiva astrológica, o mediante cualquier otro tipo de mancia.., la verdad, amigos, para mi, tengo que decir que la cosa no tiene ya nombre. El que hace eso está automáticamente desautorizado, bajo mi punto de vista, para trabajar holísticamente con personas, diga lo que diga y haga lo que haga. ¡Eso no puede hacerse, caca, está prohibido, es la Ley!

A mi me ha pasado de todo, y valga esta declaración como aviso para navegantes... A mi me han llamado de todo, incluso "loca". De mi se ha intentado aprovechar hasta el apuntador (no digo que no sea mía la culpa, ¡que sí que lo digo!).., pero como en el fondo tengo bastante carácter, y me sale a espuertas cuando la cosa ya resulta intolerable, entonces normalmente algunos íntimos se me pasan sobrepticiamente al bando del enemigo, je. Es cosa sabida por mi desde antaño: tiene que ver mucho con mi Casa 12. No encuentro generalmente enemigos que me aborden de frente, sino preferentemente a traición y por la espalda. La verdad, no sé ya si estoy acostumbrada o más bien resignada: desde luego, tengo que decir que me lo tomo mucho menos en serio que antes. Menos mal que los que me vienen nunca tienen mucho poder, porque si no, andaría lista.

Hoy en clase de yoga hicimos una serie para sacar fuera toda la mala leche contenida. Sí, amigos: el despecho y la ira por no poder hacer u obtener lo que uno quiere es mala cosa. He visto a muchos magos, brujos de pacotilla, en la televisión, que pretenden ejercer poder sobre la naturaleza, sobre las personas, sobre las enfermedades o las malas voluntades ajenas. Yo no me creo una palabra del 95% de todos ellos (de los que salen en la TV, digo). Igualmente, no creáis vosotros a los que os llaman "locos" cuando les apetece, sean o no "brujos". Loca llamaba la madre de esta muchacha a su hija, obviamente para reducir su autoestima, para doblegar su carácter, y así subyugarla con mucha mayor facilidad. Como en la canción de José Luis Perales, de la cual puse el fragmento más conocido al principio de la entrada de hoy, es muy triste que nos dejemos golpear así, en base a ideales tan nobles como la amistad, el deber o el amor.

Por ninguna de esas cosas habréis de permitir que nadie os insulte. ¡Nadie!, ¿me escucháis? Bajo ningún concepto, en ninguna circustancia. ¡No hay excusas! No os dejéis camelar por los cobardes: ellos solitos se ponen al descubierto.

Pfffffffffffff: ahora me estoy acordando de la canción de Shakira, de cuyo álbum he puesto la imagen al principio de la entrada... Ya sabéis: si no queréis acabar como en esa letra, haciéndole los coros o a merced de algún chulo cualquiera, o similar (que el aviso también va para los caballeros), proteged vuestra luna a toda costa. Palabra de astróloga: desconfiad de todos cuantos os ataquen por ahí, aunque se trate de vuestra mismísima señora madre. ¡He dicho!

¡Un saludo! Ya quedan sólo dos días para la luna llena... ;-)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hola...........
cada dia lo tengo mas claro........
que detrás de un insulto...... y un desprecio...... se esconde el miedo del insultante........ y la necesidad del manipulador......
pero tambien reconozco a veces juegos tan isabelinos......que pone los pelos de punta a las mismisimas ranas.....
carencias , apegos y desapegos.......
suerte con esta chica......reconstruir toda una identidad.....y sentirse digno de ella es un gran trabajo, un gran esfuerzo,,,,,,, pero tambien una gran recompensa..... al final.
besitusssss

Andrómeda72 dijo...

Eso, eso: exactamente eso que has dicho me lo dijo antes de ayer Sabina; ya sabes quién.

Yo también he tenido que hacer un gran proceso, enfrentarme en una dura lucha para vencer a mis miedos. No hay excusa. La vía fácil es la de los vagos, y yo soy una persona muy esforzada (aunque a veces, ni los más cercanos se den cuenta del enorme esfuerzo que hago, mira tú). ¡Ya sé que a ti te pasa algo parecido!

En cuanto a esa chica.., bueno, no sé realmente qué podré hacer por ella, pero al menos lo intentaré, que no es poco. Fíjate: estas familias castrantes y dominadoras son de lo peor. Dejan a la gente convertida apenas en una piltrafa que para ponerse de pie, luego tiene que hacer un esfuerzo inmenso. Me da igual si es algo kármico: es demasiado duro.

En fin, Toni.., es todo muy fuerte. Voy a ver si me pongo en onda para la luna llena, que es mañana. Me iré del jueves al viernes, ya que no ha podido ser lo otro. ¡Por algo será!

Besotes mil!

Andrómeda72 dijo...

Mejor del jueves al domingo, que a partir del lunes empiezo un nuevo trabajo con más ánimos que antes. ¡Hay que entrar con buen pie!

Muaks!