Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

viernes, 4 de noviembre de 2011

El sueño de Ieiazel

Hace muchos, muchos años, tantos que se pierden en la memoria de los tiempos, se quemaba a las "brujas" en la hoguera.

No me voy a poner a dar una lección magistral de historia desde aquí, desde estas páginas... Sin ir más lejos, muchos de mis amigos y/o conocidos que me leen, algunos serios amantes de la historia, saben mucho más que yo sobre este tema (lo sé porque me lo han comentado y explicado a placer). Baste con explicar que, entre los siglos XV y XVIII, se dio en todo el territorio europeo una persecución bastante intensa de lo que se consideraba "brujería"; este fenómeno fue conocido como Caza de Brujas. La persecución fue prácticamente intensa en Centroeuropa, en los estados del Sacro Imperio Romano Germánico (¿?¿?¿), así como en la Confederación Helvética (a ver si así, echando mano de la historia, nos dejan a los españoles un poquito en paz con la exagerada condena que se hace continuamente de nuestros métodos de tortura, que parece que no habido torturadores en el mundo salvo los que nacieron bajo la condenada estrella de la Península Ibérica).

Los estudiosos actuales contemplan una cifra aproximada de unas 60.000 ejecuciones durante todo este tiempo, que no es poco. En contra de lo que suele creerse, la mayor parte de los procesos fueron llevados a cabo por tribunales civiles, y por igual en países católicos y protestantes. Sólo los ortodoxos (anda, mira tú, ¡los griegos!) fueron mucho más benévolos y apenas llevaron a cabo persecuciones. Como se aplicaba la tortura para obtener confesiones, los investigadores actuales se muestran muy escépticos con los procesos de "brujería". Más bien, en muchos casos afirman que las denuncias eran culpa de vecinos envidiosos, rivales en los negocios, e incluso la propia pareja de las víctimas, y que no tenían nada que ver con fenómenos paranormales, con la presencia de Satanás y sus secuaces, con rituales sangrientos ni ordalías salvajes para devorar cadáveres de niños.

A mi no me extraña pero que nada... Muchos amigos míos me lo han venido advirtiendo: no hay que fiarse de los lobos con piel de cordero. A veces, la peor de las pesadillas empieza con un insulto "inocente". De hecho, el primer insulto que recibimos parece haber sido un error, o haber sido pronunciado en un "mal momento" de la otra persona... En ese instante pensamos "se trata de algo circustancial", y no solemos darle mayor importancia. Incluso los y las hay que piensan que se lo merecen, quizá por su torpeza (?¿?¿?).

Pero eso es falso. Al poco tiempo volvemos con las mismas. Cuando queremos reaccionar, nos encontramos metidos tanto en esa dinámica que nos resulta imposible salir de la cascada de insultos. Luego de este tipo de violencia (porque no nos engañemos, ES VIOLENCIA, de la genuina y auténtica que se ejerce siempre contra otro ser humano) vienen las disculpas, la reconciliación.., y de esa manera se va consolidando el círculo violento alrededor de una persona.., círculo que muchas veces no termina en el insulto, sino en el golpe.

Valga esto para aviso de navegantes, y aplicable tanto a mujeres como a hombres. ¡No os dejéis menoscabar, no os dejéis menospreciar ni insultar por nada ni por nadie! El insulto busca, simplemente, la destrucción del otro: espera su sometimiento, a la vez que quiere ejercer sin reservas su poder sobre él. Se busca, mediante esta fórmula primitiva, retener a la persona y descargar sobre ella sus odios y rabias, que ni siquiera le pertenecen. Igualito que durante la Caza de Brujas pasó con la sociedad europea: por eso, cuando os oigáis llamar "locos/as" o "brujos/as", ya sabéis a los que os exponéis. ¡Y lo digo por todos/as!

Todo hombre o mujer que es víctima de diferentes formas de humillación o insultos verbales por parte de su pareja, tiene que reconocer que está sumergido en una relación con rasgos de violencia, y que corre el riesgo de acabar mal, física o psíquicamente hablando...

Esta noche soñé con Ieiazel, el ángel número 40 de la Cábala... Es un ángel que nos permite liberarnos de nuestros miedos y de nuestras tristezas, y representa la reparación y la regeneración. Este ángel permite que el pensamiento y la razón reinen sobre las pasiones, y nos habla sobre el último día de un periodo difícil, sobre el final de una "travesía en el desierto". Es el que marca el "se acabó" de lo antiguo y el principio de lo nuevo. Hasta la llegada de este ángel solemos ser de una manera, y a partir de ella, de otra. Ieiazel ahuyenta a los enemigos, tanto internos como externos. No me dijo nada en el sueño, pero yo supe que era él por su mirada, por su expresión, por su sonrisa... De fondo se oía una canción insistente, que hacía diez años que me hubiera gustado cantar a voz en grito y en la propia cara de alguien. Lo haré ahora, porque me he levantado con ella en la cabeza, con su letra y su música entre los labios. ¡Ahí va!

P.D: este post va dedicado especialmente a Mamen.., ten cuidado con los que dicen mentiras y las excusan de una y mil formas. Ten cuidado con los que ejercen la violencia, incluso de forma indefinida. Date cuenta de que, como en el vídeo, todas las mujeres tenemos un lado oscuro, que nos protege y ampara. ¡Malditos los que llaman "brujería" y "locura" al Poder de la Madre! Que Ella les castigue por su atrevimiento.., y ten por seguro que más tarde o más temprano, lo hará, porque es un verdadero sacrilegio escupir al seno que te dio la vida, al Vientre de Dios.

Besotes, ¡buen fin de semana y sed muy, pero que muy felices!

SOY YO (MARTA SÁNCHEZ)



"Soy yo, la que sigue aquí.
Soy yo, te lo digo a ti.
Mírame y díme qué es lo que ves,
esa mujer que perdiste una vez.


Aquí estoy, sin mirar atrás.
Sigo mi vida sin más,
sin comprender cómo ni por qué
me dejaste marchar.
Todo te pude dar.


Estuve al borde del abismo por tu amor.
Lejos de tu mar, me siento más firme.
¡Quédate dónde estás!


(estribillo)
Soy yo la que se marchó.
Soy yo, sin pedir perdón.
Mírame y díme cuál es la verdad,
ésa será tu sentencia final.


Hoy al fin podré disfrutar
de lo que es libertad.
Creo que llegado el final
no hay más que decir.
Me despido de tí.


No me molestes, no me busques,
no me encontrarás.
Lejos de tu sal
Me siento más cerca
de este dulce final.


(estribillo)


Pudiste tenerme,
quisiste perderme oh oh.
Remo lejos de tu tempestad
(en calma quedará).
Sin tus velas lo podré lograr
(no supiste amar).


... Soy yo la que sigue aquí.
Soy yo: ya te lo advertí.
Mírame bien, es la última vez.
Soy esa mujer que no podrás tener...
(no podrás tener).


(estribillo)


Soy yo la que se marchó.
Soy yo, sin pedir perdón.
Mírame y díme cuál es la verdad,
esa será, tu sentencia final.


Pudiste tenerme..."

3 comentarios:

juanmoncayo dijo...

guay del Paraguay.
sencillo y total.
aplausos.

Andrómeda72 dijo...

Muchas gracias, Juan, me alegro que te guste, ¡un besazo!

Sergio (serespacial) dijo...

Espero que Ieiazel , te heche una mano reparadora en los malos momentos, y estés mejor a partir de ahora, sin duda que sí .
Muchos ánimos desde Barcelona