Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 19 de julio de 2011

El corazón de Orión Parte I

Rigel es, actualmente, la estrella más brillante de la constelación de Orión. Es considerada como el pie izquierdo, más adelantado, de la figura de El Cazador que representa Orión. Según la mitología griega, Orión era un gran cazador, hijo mortal del dios del mar, Neptuno... Su gran objetivo era cazar a todos y cada uno de los animales de la Tierra, por lo que el dios del cielo, Zeus, envió a un enorme escorpión para matarlo. Por petición de Artemisa, Zeus colocó tanto a Orión como al escorpión en el cielo, pero en lados opuestos: de esta forma, la persecución se sucede eternamente, ya que cuando Orión se oculta en el horizonte occidental, vemos a Escorpio aparecer en el horizonte oriental.., y viceversa.

Los egipcios tenían muchos mitos en relación a esta constelación. En algunos textos egipcios se manifiesta que Orión era como la "casa del dios Osiris" en el cielo... Poca gente conoce que el complejo de Keops, en Egipto, era denominado antiguamente "Sakhbu", cuya traducción es "lugar de la estrella del alma". Los antiguos egipcios utilizaban esta denominación para denominar a toda la meseta de Gizah. Una curiosa teoría pone de manifiesto que una de los simbolismos de este complejo de pirámides, tan conocido en el mundo entero, sería como representar "un Duat en la Tierra": esto es, la representación terrestre del Inframundo o lugar de los muertos en el Cielo, donde Osiris residía según la antigua mitología egipcia.., es decir, Orión.

Se ha estudiado, defendido y denostado muchas veces la teoría del ingeniero Robert Bauval, que argumentó que las pirámides de Giza reflejan exactamente el patrón de las tres estrellas principales del Cinturón de Orión hace aproximadamente unos 10.000 años... Como he dicho antes, en el Egipto antiguo, Orión era "el lugar de Osiris", el Duat.., sugiriendo una profunda conexión entre esta constelación y el mito de la muerte y el renacimiento, de vital importancia para los egipcios. En realidad, y según Bauval, todo el complejo de la meseta de Gizeh parece dispuesto para crear un puntero que indica el ascenso helicoidal de Orión/Osiris.

Otros investigadores, como el periodista Jay Wiedner, sugiren que la posición de las tres pirámides principales refleja el patrón de la famosa espiral áurea, y que si extrapolamos esto a los cielos, siguiendo una línea imaginaria, podemos enlazar, marcando una ruta ascendente, con un área de la constelación correspondiente a la zona llamada "el corazón de Orión", cercana a la estrella más conocida del hombro del Cazador, Bellatrix... Esta zona del espacio parece vacía, pero en ella las ondas de radio y los telescopios revelan una porción del espacio donde parecen concentrarse enormes cantidades de material estelar absorbido, proveniente del colapso de numerosas estrellas muertas. Todo este material se encuentra a una temperatura impresionante, pero es que, además, origina constantemente la creación de nuevas estrellas. Literalmente, el "corazón de Orión" es el lugar donde nacen más nuevas estrellas de todo nuestro vecindario galáctico local.

Rizando el rizo, la teoría completa sería la siguiente: toda la compleja geometría de Gizah, el "lugar de la estrella del alma", habría sido diseñado para codificar e integrar determinadas verdades, referentes a los campos de muerte y creación de estrellas en Orión (recordar la importancia de la muerte y resurrección de Osiris para el pueblo egipcio). De esta forma, los monumentos en Gizah funcionarían como una especie de "reloj cósmico", marcando los tiempos a través de las cíclicas alineaciones estelares, y estableciendo una especie de "lugar de resonancia a escala galáctica" de las regiones del Duat.

De alguna manera, este "lugar de resonancia" (como es arriba, es abajo) permitiría recordar por generaciones y generaciones quiénes somos y de dónde venimos, a una escala galáctica. Memoria cósmica, podríamos decir: es un símbolo, una llamada a la auto-conciencia que nos permita superar la programación inscrita en nuestro cuerpo de mono.

En los Textos de las Pirámides podemos encontrar lo siguiente:

"He aquí que él ha venido como Orión, he aquí que Osiris ha venido como Orión.., ¡oh rey, el cielo te concibe con Orión, la luz del alba que lleva con Orión! (...). ¡Oh rey, eres ésta Gran Estrella, la Compañera de Orión, que atraviesa el cielo de Orión, que navega el Duat con Osiris, que asciende desde el este del cielo, se renueva en su debido tiempo, y rejuvenecido en su debido tiempo, el cielo te ha nacido con Orión" (Textos de las Pirámides, línea 882-3).

Más adelante, encontramos una aclaración importante:

"Yo soy un alma, yo estoy en una estrella de oro..." (Textos de las Pirámides, línea 886-9).

Por cierto, en varios lugares de estos Textos se encuentra la afirmación "La hermana del rey muerto es Sothis (Sirio).., su descendencia es la Estrella de la Mañana...". Es fácil comprender que esta aseveración hace referencia a la diosa egipcia Isis, la estrella Sirio (Sothis para los egipcios), que sigue el camino de Orión a través del cielo. Asimismo, también hace referencia a los hijos, la descendencia de la pareja celeste, simbolizada por el dios Horus, el halcón, en este caso manifestándose como Venus, la Estrella de la Mañana. Resulta útil recordar que Venus, levantándose contra la eclíptica, crea una estrella de cinco puntas. Este símbolo, una estrella hecha de cinco líneas trazadas desde un centro común hacia los puntos sobre el Zodíaco de Venus creciente, cubre literalmente todo el techo de la pirámide de Unas, donde los Textos de las Pirámides fueron encontrados, y se denomina "estrella de Nuit".

Horus, hijo de Isis y Osiris, era el prototipo del rey en la Tierra... Como tal, el símbolo de la estrella de Horus sugiere la idea de la trascendencia y de la posibilidad de la evolución estelar. Parece ser que los sabios egipcios lo interpretaban como el símbolo de la incorporación del ser humano a la evolución cósmica, desde la evolución biológica.

Los griegos pitagóricos afirmaban que el Pentagrama es el símbolo perfecto de la Humanidad, y que su extensión en el espacio, el Dodecaedro, es el último símbolo del Espíritu.

En otro post, si surge, hablaré sobre la importancia del oro para los egipcios, de cómo ellos eran conscientes de muchos secretos que tendrían relación con la concepción que en aquellos tiempos tenían sobre la inmortalidad, así como su relación con la posterior Alquimia.

¡Saludos!

No hay comentarios: