Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 2 de febrero de 2011

La Fiesta de la Luz

Hoy, en muchos lugares del planeta se celebra la fiesta de la Virgen de la Candelaria.., o de la Candelaria, a secas. Ayer no me dio la gana hablar de Imbolc, porque todavía estaba procesando una serie de cosas internas que eran durillas de digerir. Pero como hoy ya las he digerido, pues os posteo un ritual para este día, en honor y reverencia a cuantos lo están celebrando ahora, en estos mismos momentos, en donde quiera que estén :-)

Los que me conocéis ya sabéis que no soy muy amiga de rituales y otras vainas... Estimo que yo, personalmente, no los necesito (y no sé si será o no soberbia, pero así lo siento). Sin embargo, como sé que otros sí que los necesitan o los sienten internamente, quizá como una especie de "declaración de intenciones" simbólica, voy a ir posteando aquí algunos que conozco y que me parecen bonitos y trascendentales, por su valor simbólico, espiritual, antropológico, etc.

Bueno: hay que aclarar que, desde el punto de vista católico, esta fiesta es la que realmente da fin a las Navidades, con la Purificación de la Virgen (tras el parto y todo eso). De hecho, anteriormente era tradicional cantar hoy los últimos villancicos ante el pesebre (para desmontarlo posteriormente), así como comer los últimos turrones y dulces de Navidad. Actualmente, estas tradiciones se han perdido casi por completo en el mundo cristiano. Lo de la Purificación tiene su origen en la tradición judía: según la Ley de Moisés, una parturienta tiene que guardar 40 días de "impureza", y al terminar éstos, debe dirigirse al Templo de Jerusalén para cumplir con un rito final de purificación, junto con su hijo.

Teóricamente, en la Candelaria se lleva a cabo una limpieza del pasado, pero para afianzar el futuro. El ritual que yo conozco consiste en colocar en el centro de una habitación cuatro velas blancas, formando un cuadrado. En el centro de dicho cuadrado se pone un recipiente de agua con sal, un poco de tierra, algunos polvos dorados (se venden en cualquier "Todo a Cien") y una varita de incienso de tu elección. Se encienden las velas, se sitúa uno o una cerca de ellas, en el suelo, donde te apetezca, cierras los ojos y te imaginas un bello amanecer, el más bonito que hayas podido ver nunca, en un lugar que sea el preferido para ti.

Después de un rato visualizando este amanecer, trata de tomar conciencia de todas aquellas cosas que hay en tu vida que pertenecen al pasado, y que desees cambiar. Medita convenientemente para dejar bien claro en tu intención qué es lo que tienes que cambiar o dejar ir para tu propia evolución y bien personal, así como el de aquellos que te rodean y que amas.

Cuando lo tengas claro, si eres católico/a haces la señal de la cruz, si eres de otros credos o predicamentos, lo que acostumbres a hacer en estos casos.., o bien no haces nada en absoluto, pero guardas un profundo respeto y reverencia tanto hacia tu persona, como hacia las de aquellos en quienes hayas pensado durante el ritual. Entonces, mojas los dos dedos (índice y pulgar) de la mano derecha en el agua del platillo central, y con esos dedos mojados, vas apagando una a una las cuatro velas, empezando por la que esté más arriba a la izquierda frente a ti, y siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Se aconseja hacer una especie de pequeña reverencia al apagar cada vela, pero tampoco es imprescindible. Este ritual puede realizarse perfectamente la tarde de este día, de hoy.

Una vez apagadas las velas, conviene enterrarlas, y verter el contenido del platillo o recipiente en tierra pura, es decir, no contaminada (vale una maceta, tu jardín, o el parterre del vecino XDDD.., esto último es broma, no vayamos a meternos en líos). Para terminar, se aconseja tener preparados cuatro panecillos del tipo que más te guste (pueden ser cuatro galletas cuatro tortitas de maíz, cuatro tostaditas pequeñas.., en todo caso, algo que no sea muy denso ni grande, y siempre en número de 4).

¡Suerte con los rituales de Candelaria! Ah, por cierto: se dice que esta noche es especial (concretamente, la noche de ayer, la que ha pasado) para pedir por el alma de personas a las que amas, que estén enfermas o que precisen, por algún motivo, de una protección especial. Cualquier oración es válida, siempre que se realice con fe, devoción, respeto y buena intención, que es lo que cuenta.

¡Saludotes!

1 comentario:

Corsario Sideral dijo...

En Puno, Perú tiene un arraigo popular muy fuerte...

Incluso ya sabes, hacen la danza llamada la Diablada; que es una herencia de España matizada con las costumbres de por aquí...

:D