Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 17 de enero de 2011

Bastet, la Impredecible...

Bastet es una diosa de la mitología egipcia, también denominada Bast, cuya misión era proteger el hogar. Simboliza la alegría de vivir, pues se la considera la deidad de la armonía y la felicidad.

Cuando opera como una leona (Sejmet) es la personificación de los cálidos rayos del Sol, bajo cuya influencia ejercía sus poderes benéficos (o maléficos, según el caso)... En su forma de gata encarnaba los aspectos pacíficos de la peligrosa Sejmet, expresando las cualidades de la Luna. Como ojo de Atum, estaba asociada a la Luna y protegía los nacimientos y a las embarazadas de las enfermedades y los malos espíritus.

Es una diosa pacífica que, cuando se enfada, se transforma en una mujer con cabeza de leona, asimilándose a la diosa Sejmet, y algunas veces es mucho más violenta que ésta. Al igual que el animal totémico que la representa, Bastet era una diosa impredecible, que podía mostrarse tierna o feroz en cualquier momento.

A veces aparece como hija de Ra o Atum, tomando como madre a Hathor o a Tefnut. En otras ocasiones, forma tríada con Atum o Mahes ("El León de Mirada Feroz") como esposos, y con Horhekenu como hijo. Desde el Imperio Antiguo, es la madre del rey, al que ayuda y protege para alcanzar el cielo.

Se la identificaba en los orígenes con la estrella Sirio, de quien se la consideraba Señora, porque según los mitos es la personificación del alma de Isis. Según algunos eruditos, como M. Oldfield Howey, su nombre significa "La Desgarradora", pese a su carácter principalmente benigno.

Entre sus símbolos se encuentra el gato, por supuesto, pero también la leona y el Udjat (el Ojo de Horus). También era la diosa del fuego, relacionado, en este caso, con el fuego tutelar que arde en los templos y en el hogar. Cuando los griegos pasaron a Egipto, asociaron a Bastet con Artemisa, de ahí la foto que ilustra esta pequeña entrada.

Los gatos eran extremadamente importantes para los egipcios, puesto que protegían el grano de las alimañas. Matar a un gato en Egipto era penado con la muerte. Cuando los felinos morían, las familias se afeitaban las cejas en señal de duelo y luto, y en ocasiones, incluso momificaban a sus mascotas.

A Bastet se le adjudica la música, la diversión, la danza, la salud y la recuperación de las enfermedades, así como la protección contra el mal, los sortilegios y los espíritus demoníacos. Un importante centro de culto se localizaba en Bubastis, en el Delta del Nilo, y los rituales incluían procesiones de antorchas, así como ceremonias orgiásticas.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Los gatos, esos animales que tanta gente odia porque son impredecibles, no sirven a los intereses de nadie.

¡Besotes!

No hay comentarios: