Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Elogio a la Astrología

Ayer me estaba comentando en petit comité mi hermano Ichijo que, impartiendo un curso de astrología a seis personas, enseguida la gente empezó a preguntarle para que servía eso y las implicaciones que podía tener en su vida cotidiana... Bueno: no es raro que el personal quiera obtener resultados; es humano, y desde luego, completamente lícito.

Todos queremos resultados.., todos queremos pasarlo lo mejor posible en esta vida, ¿no? En el foro de astrología astro.com leía hoy cómo el reconocidísimo astrólogo Tito Maciá había viajado a las Azores intentando "recolocar" una carta de influencias nefastas en determinado momento.., pero que no le había servido, al parecer (?), ya que había fallecido su madre.

No es tan fácil como esto.., no es tan fácil. El destino se escribe recto con renglones torcidos, y dicen los sabios que así lo escribe Dios. Pero Dios está en todos y cada uno de nosotros: no olvidemos ese pequeño detalle.

¿Entonces? ¿Para qué demonios sirve la astrología?

Tengo mi propia opinión personal al respecto: la astrología es un conocimiento divino que ha sido manifestado al ser humano en esta Tierra para su elevación espiritual, para su comprensión de la Sabiduría Eterna, para su acercamiento a la Totalidad... No podemos meter a Dios en un vaso.., pero la astrología trata de explicarle desde una posición más elevada que la que normalmente tenemos a ras de suelo. El destino depende sóla y exclusivamente de nuestros propios actos, pasados, presentes y futuros, porque el tiempo, como tal, es una mera ilusión. Solucionar, resolver y trascender los conflictos derivados de esos actos, de esas elecciones cuyas consecuencias, dolores, frustraciones, penas, odios e iras residen, en la mayoría de los casos, en nuestro propio subconsciente, es una tarea de titanes...

Pero aquí y ahora residimos unos cuantos con voluntad de titanes y ánimo indestructible; con una fuerza de carácter arrolladora, necesaria para combatir las inquietudes de este tiempo.

... Nosotros somos los Custodios; somos los Observadores... Y siempre estuvimos ahí ;-)

Transcribo algunas frases de personajes célebres que dieron también su opinión sobre lo que significa verdaderamente la Astrología. Podéis elegir la o las que deseéis: ¡para eso están!

¡Un saludito, amigos!
-------------------------------------------------------------------------------------------------
"Vi al signo que sigue a Tauro, y yo estaba en él.
... Oh luz, impregnada
de potentes virtudes, de la que reconozco
todo mi genio, cualquiera que sea éste..."
Dante Alighieri, poeta italiano, para el que la astrología era "la más noble de las ciencias".

Ticho Brahe, al descubrir su primera nova, trazó al instante una figura astrológica, con la que predijo, correctamente, un invasor conquistador "proveniente del norte" (Gustavo Adolfo) y la Guerra de los Treinta Años que le sucedió. Dijo "las estrellas rigen la suerte del hombre".

"Una infalible experiencia sobre los sucesos mundanos en armonía con las mutaciones ocurridas en los cielos instruyó y obligó a mi creencia recalcitrante". Lo dijo Johannes Kepler, descubridor de las Leyes que llevan su nombre sobre el movimiento de las órbitas.

Cuando a sir Isaac Newton, al ingresar en Cambridge, se le preguntó qué deseaba estudiar, replicó: "Matemáticas.., porque deseo comprender la Astrología Judiciaria". Años después, cuando Halley le reprobaba su creencia en la validez de los principios astrológicos, replicó: "Es evidente que usted no estudió astrología; yo sí".

Sir Walter Scott: "¿Cristianos y paganos, judíos y gentiles, poetas y filósofos, no se unen al admitir las influencias de los astros?".

"El predominio de los planetas diferencia, no sin precisión, la naturaleza y disposicón humana": Sir Francis Bacon, destacado filósofo y miembro de la misteriosa orden Rosacruz.

"Los cuerpos celestes son causa de todo cuanto tiene lugar en el mundo sublunar". Esta frase es de Santo Tomás de Aquino, célebre teólogo y filósofo italiano, que se atrevió a actualizar los supuestos del pensamiento del mismo Aristóteles.

"... El conocimiento enviado por gracia
desde el Empíreo, para prevenirnos
oportunamente..."
John Milton, poeta y ensayista inglés.

Hipócrates fue el más célebre médico de la historia y el cual, según la leyenda, descendía de una antigua estirpe de magos de la isla de Cos, en Grecia... Se dice que estaba emparentado directamente con Esculapio, el dios de la medicina. Fue contemporáneo de Sócrates y de Platón. Una vez dijo: "Un médico sin conocimiento de astrología no tiene derecho a llamarse médico".

Benjamín Franklin, que escogió la fecha de inauguración de la ciudad de Washington mediante elección astrológica, en su almanaque Poor Richard (así llamado por un médico-astrólogo que en 1677 publicó un texto sobre astrología médica), predijo cierto suceso que ocurriría "Mediante mis cálculos.., el 17 de octubre.., en el instante de la conjunción del Sol y Mercurio".

"Siempre fijo mi vista en la oposición de mi séptima casa de la Luna a mi primera casa de Marte". Teodoro Roosvelt, vigésimo sexto presidente de los Estados Unidos. Tenía su horóscopo colocado sobre un tablero de ajedrez que siempre se hallaba sobre una mesa de su cuarto en la Casa Blanca.

Mark Twain, el conocido novelista estadounidense, comentó una vez "Nací con el cometa Halley, y espero morir cuando regrese". Y así fue.

Goethe escribió una descripción astrológica de su demorado nacimiento, añadiendo "Estos aspectos auspiciosos, que subsiguientemente me interpretarán los astrólogos, pueden haber sido la causa de mi preservación".

Y por último, pero no menos importante, y para no extenderme, quiero citar a Shakespeare, que ya todos sabemos quién es, y el cual, en sus muchas alusiones a la astrología, puso de relieve su profundo interés y cabal conocimiento de dicha ciencia. Con las palabras del rey Lear, dice "Las estrellas, en lo alto, gobiernan nuestras circustancias". Y a otro personaje suyo le hace decir: "Nací, señor, con Cáncer ascendente: todos mis asuntos van para atrás".

No hay comentarios: