Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

jueves, 16 de septiembre de 2010

Neptuno y Plutón: poder, o no poder

El mismo día que nací yo, pero dos años antes, dejaba este mundo el enoorrrrme guitarrista Jimmy Hendrix, a la edad de solamente 27 años.

No me voy a meter a criticar o comentar su arte ahora, porque no es mi propósito de hoy. Cuando hablo de cosas "paranormales" (como dice un amigo mío, jajaja), suelo intentar mostrarme lo más objetiva posible. La música es fuego y agua (como en el título de la entrada de hoy: Neptuno y Plutón).., y por tanto, en terreno tan, tan delicado, sólo puedo atreverme a hablar de música con mis íntimos :-)

Hoy quiero publicar dos extractos de dos artículos que he encontrado hoy en el periódico 20 Minutos, edición Madrid. Uno, sobre el guitarrista más volcánico de todos los tiempos. El otro, sobre el "éxtasis" o "cristal".., esa droga de diseño que, al parecer provista de una pureza muchísimo mayor que antaño, ha vuelto a tomar al asalto las tórridas noches madrileñas.

A todos aquellos, clientes o no, que me comentan sobre Plutón y Neptuno, les remito a este escrito.., aunque tan sólo en parte, pues ya sabemos que los transpersonales son casi infinitos en su profundidad y posibilidades de interpretación.

... Algunos afirman (algunos) que servidora tiene un sextil entre Neptuno y Plutón...

Bueno: eso está por ver ;-)

-------------------------------------------------------------------------------------------------
"Cristal, éxtasis, MDMA, X.., sus nombres oficiales son muchos, pero los consumidores habituales la llaman "la droga del amor". La siguiente escena lo explica. Una chica bailando sola, como poseída, estira el cuello y le estampa un beso en los morros al dj. Después gira la cabeza y besa a otro chaval a su lado. Al acercarnos a preguntar, confirmamos la sospecha. No los conoce de nada, pero va puesta hasta las cejas de "amor". "¡Vive la vidaaa, viveeee la fiesta!", nos grita una y otra vez
.
Lo que acabamos de ver corresponde a la noche de una de las tantas raves madrileñas en las que el éxtasis campa a sus anchas. El que escribe estas líneas (O.F), iba buscando un camello que, bajo la excusa de una venta, nos diera más información sobre la droga. No hizo falta. Antes se nos apareció Cristina.

Cristina es una chica de Toledo que cada cierto tiempo sube a Madrid a una de estas fiestas... Estudia Educación y tiene 21 años, pero por su cuerpo menudo y sus brackets aparenta 16. Iniciamos un acercamiento, preguntando dónde comprar cristal (...) Al poco, estábamos sentados con ella en un reservado. Nos preguntó "¿Te gusta el X?", y sin que pudiéramos responder nos metió el dedo con un poco de cristal en la boca.

(...) Enseguida nos escapamos al servicio para quitarnos la droga de debajo de la lengua, no fuera a ser que nos diera por matar pitufos verdes a puñetazos. Luego, aún algo asustados, vamos a la salida. Allí, unos sanitarios atendían a un joven en el suelo. "Se ha metido de todo lo que había", oímos murmurar a uno de ellos".
-------------------------------------------------------------------------------------------------
"(...) Al, el padre de Jimmy Hendrix, le había regalado al mayor de sus hijos un ukelele con una sola cuerda que había encontrado limpiando en el garaje... Al, afroamericano, se había casado con una india cherokee de la que se divorció a los pocos años de nacer Jimmy, y que murió cuando éste sólo tenía 14 años. Fue a esa edad cuando consiguió su primera guitarra. Era zurdo, lo que le obligó a cambiar sus cuerdas, y siempre fue autodidacta (...)

El verano del amor estaba a punto de comenzar, e iba a tener como escenario principal el Country Farigrounds de Monterey, California. Del 16 al 18 de junio, las flores y el LSD tomaron la ciudad. Hordas de hippies demostraron al mundo que había llegado la hora de que los jóvenes tomasen la palabra. Cuando le llegó el turno de subirse en el escenario, Jimmy Hendrix hizo estallar sus cerebros empapados en ácido.

Nunca nadie había visto cosa semejante. Aquel exótico joven de Seattle que tanto gustaba a los ingleses no tocaba: hacía el amor con su guitarra. La rasgaba con los dientes. Se la llevaba a la espalda. Extraía de ella sonidos infernales. Y cuando concluyeron sus 40 minutos de concierto, le prendió fuego y la hizo pedazos.

(...)

Monika Danneman había pasado a engrosar la interminable lista de amantes de Jimmy Hendrix. Era una más, pero él, como a todas, le hacía sentir la más especial, la única. Durante la madrugada del 18 de septiembre de 1970, cuando ambos dormían en una suite del Hotel Samarkand de Londres, Hendrix sufrió un colapso, fruto de una letal mezcla de barbitúricos, somníferos y alcohol, ahogándose en su propio vómito. Tenía sólo 27 años".
------------------------------------------------------------------------------------------------
Servidora tiene un Neptuno y un Plutón del tipo "digestivos" (o sea, que digieren los contenidos emocionales de ambos planetas y los transforman en energía pura), y muy puestecitos de acuerdo en cuanto a su colaboración mutua... He permanecido muy cerca de personas que se ponían hasta arriba de todo durante mi juventud, pero en ningún momento he querido seguirles el juego. Ni siquiera ha podido arañarme la piel tal ambiente. Y no es por virtud, estoy segura, sino porque hay una fuerza enorme en mí, que siempre vigila, que siempre está alerta, y que me protege día y noche de la oscuridad.

Esta fuerza es una poderosa voluntad concentrada de puro deseo de vida. Es una indomable voluntad que se despliega cuando es necesario y que aspira al amor, a la sensibilidad, a la pureza, al conocimiento, a la fe y a la supervivencia en las mejores condiciones posibles. Proviene de mí, aunque durante mucho tiempo estuve confusa, y pensé que se trataba de algo externo.

Por eso nunca me he caído... Y si he tropezado, me he levantado. Pero nunca voy a sumergirme tan bajo que no pueda volver a levantarme. Ésa es mi decisión, y ejerzo mi poder para cumplir dicho deseo.

¡Besotes!

No hay comentarios: