Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 15 de septiembre de 2010

El saber ignoto

... Hace mucho, mucho tiempo, algunos hombres y mujeres escogidos, los Custodios (los Kumaras, los "Vigilantes", según los denominan sin saber bien de qué hablan algunos recientes adeptos a la New Age) poseían conocimientos científicos extraordinarios, particularmente en Astronomía y Matemáticas...

Estos conocimientos científicos de nuestros lejanísimos ascendientes, en materia de Astronomía, eran muy superiores a los de nuestra civilización hace solamente 300 años. Sabían que la bóveda celeste es fija y que son los planetas, el Sol y la Luna, los que se desplazan en relación a ella. Habían observado que era fijo también el triángulo formado por Sirio, Proción y Betelgeuse, mientras que otras constelaciones, como la de la Osa Mayor, por ejemplo, se "deformaban" lentamente con el curso de los milenios.

Escogieron, pues, Sirio como base de todos sus cálculos astronómicos de larga duración.

Ellos sabían que la Luna giraba alrededor de la Tierra, y que ésta gira alrededor del Sol. Conocían la existencia de Urano y Neptuno, cuando el primero no es visible a simple vista más que en muy raras ocasiones, y el segundo no lo es nunca. Sabían que Marte tiene dos satélites, que Júpiter tiene cuatro, que dos son los de Saturno y que a Urano le corresponden otros dos, así como que los cometas vuelven a intervalos regulares.

Algunos de nuestros antecesores conocían incluso la existencia de Plutón, que nosotros acabamos de descubrir, y sospechaban la presencia de otro planeta que denominaron Proserpina, situado más allá de Plutón, el cual nosotros no hemos descubierto, si bien varios de nuestros astrónomos están convencidos de que existe.

Sabían, igualmente, que los dos puntos en que el ecuador corta a la eclíptica en el momento de los equinoccios se desplazan hacia el oeste un grado cada 72 años, y 360 grados cada 25.920 años.., fenómeno que después de haber sido conocido durante millares de años por la mayor parte de los pueblos de la Tierra cayó en el olvido, y era ignorado por la Iglesia hace tan sólo 300 años (y actualmente aún lo es por algunos autoproclamados adeptos de diversas "sectas" de corte espiritualoide que, al parecer, se empeñan en seguir perpetuando la ingnorancia y la confusión de las gentes "in secula seculorum", como ya hicieron los Padres de la Iglesia anteriormente, a sabiendas de que estaban difundiendo una falsedad).

Sabían nuestros antepasados, asimismo, que en este período de tiempo, que denominaban el Gran Año, el eje de rotación de la Tierra describía alrededor de los polos de la eclíptica un círculo de 23 1/2 grados de radio, y que esto explicaba por qué la Estrella Polar no era siempre la misma, y por qué ciertas estrellas circumpolares eran tan pronto visibles, como invisibles en el otro hemisferio. Nuestros ascendientes sabían, finalmente, que todos los planetas y todos los satélites del Sistema Solar se encuentran alineados en la misma fecha y en el mismo punto del cielo cada 2.268 millones de días, es decir, cada 6.300.000 años de 360 días de los astrónomos antiguos, o cada 6.209.578 años de 365,2422 días de los modernos.

... A esto llamaron la Gran Constante del Universo, que representaba 240 ciclos de precesión de los equinoccios.., esa misma precesión y ese mismo ciclo que el 95% de los astrólogos actuales se niega a tener en cuenta.

Hala: ahora vas, y lo cascas XDDDDD

P.D: por cierto, mis últimas noticias van por la línea de que los mayas utilizaban un Zodíaco formado por 13 signos. Su calendario comprende 13 baktuns de 20 katuns cada uno, o sean, 260 conjunciones Júpiter-Saturno. Este Zodíaco maya propone signos de 28,095.554 días, o sea, 28 días, 2 horas, 17 minutos y 36 segundos. Los cambios de signo se producirían, pues, los 21 de marzo, 18 de abril, 16 de mayo, 13 de junio, 11 de julio, 8 de agosto, 6 de septiembre, 4 de octubre, 1 de noviembre, 29 de noviembre, 27 de diciembre, 24 de enero y 21 de febrero.

Estos mayas, que no sé si serían muy bestias o no, o si conocerían o no la carretilla, contaban con un ciclo lunisolar de 33.968 días, que representaba, casi exactamente, con un error de sólo 30 horas sobre un periodo más largo, 93 años solares, 98 años lunares, 196 eclipses, 1150 lunas y 5 ciclos de precesión de la Luna, o bien, 2 saros y 3 métones.

En cuanto al fin de la fase actual del calendario maya, no termina en el 2012, sino en el 2020.., algunos astrónomos y matemáticos aducen que incluso más tarde. Hay campo de sobra para la investigación, pues ;-)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

bueeeee.....
la teoría de que es venus la que utilizaban para medir el tiempo....
y la construcción de las pirámides tanto maya como egipcias........
están construidas bajo la mirada de Venus,,,,,,,,,,
de su ciclo en el universo....
de hecho reafirma la unión entre las dos pirámides de medir el tiempo......
si encuentro el artículo, o más bien el librito te lo paso.......

pero......el hecho de los 72 escalones en una pirámide maya...
y una plataforma para marcar el ocaso........
mi imaginación, ya veo al astrólogo moviendo una estatuilla de escalón en escalón, contando el ciclo de Venus, bajando y subiendo con el paso del tiempo por sus 4 lados.....
paro los egipcios Sirio era importante por los ciclos del Nilo pero creo que median el tiempo por Venus.....
te pasaré el estudio de este investigador......

Toni.

Andrómeda72 dijo...

Sí, sí: pásamelo, o bien, la referencia al librito. Sé que los mayas estaban absolutamente "acojoneitor" con el ciclo de Venus, imagínate que lo llamaban "estrella avispa", y es que pensaban que, en determinados momentos, su luz era perjudicial (yo tb. lo pienso, pero no sólo con Venus ;-)

Pensaban que era absolutamente maléfico cuando aparecía después de la conjunción inferior (o sea, de enfrente del Sol, por así decir).

Supongo que te refieres al Templo del Caracol, que está muy influenciado por la trayectoria de Venus en el cielo.

Hablando de tiempos.., estoy convencida, por cierto, de que el Disco de Festos.., ¡es un calendario mensual!

:-) Esas ideas peregrinas que a mi se me ocurren XDDD