Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

jueves, 15 de julio de 2010

La Correspondencia en la salud

Hoy quiero hablar sobre el segundo gran principio del Kybalion, la obra cumbre de la filosofía hermética de todos los tiempos, atribuída a Hermes Trimegisto, el "Tres Veces Grande".

Como dice esa segunda ley que tantas veces citamos los astrólogos, "Como es arriba, es abajo". Y viceversa: imagen que devuelven dos espejos enfrentados, pues. El segundo Gran Principio hermético encierra la proposición de que existe, entre los diversos planos de manifestación de la vida y del ser, una total armonía, concordancia y correspondencia.

Aplicado al tema de la salud, tendremos que si por dentro uno está bien, por fuera, necesariamente, también ha de estarlo. Hay que tener en cuenta que los herméticos dividen el Todo en tres planos: el Físico, el Mental, y el Espiritual. En el caso del hombre, la armonía entre estos tres planos daría como resultado la Salud. Lo contrario sería, lógicamente, la Enfermedad.

El cuerpo no enferma sólo por virus o por causas externas... Cualquier sanador holístico podrá decirte que, si tu cuerpo físico está enfermo, primero debes buscar la causa dentro de ti mismo. El poder de creación del pensamiento humano es infinito, semejante a Dios. Lo que sea tu espíritu lo será tu mente, y luego lo será tu cuerpo. Con un espíritu sano, la propia mente sanará al cuerpo. Éste es el gran misterio revelado de algunas curaciones espontáneas.

La Ley de Correspondencia es una de las más importantes del Universo. Simplemente, establece que "lo de fuera" es una proyección de "lo de dentro". Obviamente, "lo de fuera" hace referencia a lo material visible, el cuerpo humano y el entorno, mientras que "lo de dentro" es el espíritu invisible. Toda vida humana funciona en un ir de dentro hacia afuera. Tu mundo externo expresa y se corresponde con los pensamientos y emociones de tu mundo interno.

Por eso, como tu cuerpo físico queda determinado por tu personalidad interna, tu salud y tu enfermedad serán el reflejo de las actitudes de tus "adentros". Dependerán de tus pensamientos, de tus sentimientos, así como de la capacidad que tengas para controlarlos y dominarlos. Todo depende de tu actitud interior. Cuando estés limpio de virus y bacterias del alma, entonces estarás limpio de virus y bacterias del cuerpo, y sanarás.

Si una persona vive en la duda o el miedo, o tiene rencores y frustraciones, es señal de que le falta paz por dentro. Y la paz interior es el requisito imprescindible para la curación. La gente cree, por lo general, que la espiritualidad consiste en hacer cosas diferentes a las que normalmente se hacen. Eso es falso: la espiritualidad no consiste tanto en "hacer", sino en "ser". Concretamente, en "ser diferente", en llevar a cabo cambios dentro del propio espíritu de uno. Por eso se equivocan los que dedican más esfuerzos al "hacer" que al "ser".., así como los que se preocupan demasiado por cambiar al prójimo, en vez de cambiarse a ellos mismos primero.

Invariablemente, lo que más nos molesta de los demás suelen ser nuestros propios defectos disfrazados, que nuestro ego nos impide reconocer. Lo que vemos en los otros es el reflejo de nuestro propio interior desconocido.

¡Saluditos!

4 comentarios:

Corsario Sideral dijo...

Exelente post querida Andrómeda.

Justo el otro día hablaba con un amigo de este tema, era con mi buen amigo "el robustiano". Le planteaba un poco este tema.

Y él me replicó indicándome que si es así, cómo por ejemplo existe el Sida, porque obviamente eso procede del contagio, ya que el "bicho" no lo tienes dentro. Y eso hizo que nos enfrascáramos en una interesante discusión. Además que me hizo pensar. Bueno, siempre ha habido una interesante afinidad intelectual...

Lo que entonces se me ocurrió es que como dice tu post, si uno está enfermo por dentro, obviamente que te vas a enfermar. Incluyendo una predisposición para buscar una forma de contagio para contraer el bicho.

Una persona que está muy afectada internamente en el ámbito emocional y espiritual, proyectará una especie de "necesidad" de autodestrucción, implicándose en ambientes poco salubres, o descuidándose a propósito con el fin de ponerse mal. Así de simple, entonces viene lo que comentas en este post a colación....

Muchas gracias por este post, muy interesante...

Como siempre.

Andrómeda72 dijo...

Mi querido capitán :-)

Gracias por tus comentarios, y me alegro que te gusten y que, sobre todo, te sirvan. Estoy de acuerdo contigo y con lo que le explicaste al Robustiano... Son múltiples y acojonantemente sorprendentes las "trampas" que nos ponemos a nosotros mismos en el camino para aprender.

Ya lo expresé hoy en el post de astrología en el que estáis hablando de las relaciones y la Casa XII... Cuando el planeta marca algo, se pueden producir múltiples causas. Del sujeto depende que eso derive en positivo, o que se descontrole de múltiples formas.

Ahora: que quede claro que la fuerza de voluntad que un individuo necesita para hacer lo correcto, es infrahumana. Y que quede claro también que, sin eso, no avanzamos ni un ardite.

Así pues, todo es fuerza de voluntad y fe. Uno pilla el SIDA porque lo busca, consciente o inconscientemente... Pues con el resto, con todo lo demás, lo mismo.

... Que luego le vamos a echar la culpa a Dios o al Papa de lo que nosotros mismos propiciamos, y es nuestra responsabilidad absoluta...

¡Un besote!

Prometeo dijo...

Cuidadín cuidadín, que debajo de esa idea aparentemente inocente se puede esconder el mas despiadado puritanismo; "el que tiene sida es porque lo busca"... Pues no estoy tan convencido de que los millones de enfermos por sida que existen en Africa se lo hayan buscado, o más bien lo hayan encontrado en su subsistir cotidiano.

... Y digo lo de puritanismo porque es el mismo principio que defienden los reformistas, los protestantes y nuestros poco romanizados amigos del norte; si eres un "vencedor", es porque has hecho las cosas bien y dios está de tu parte, si eres un paria, un perdedor, un enfermo es porque tu mismo te lo has buscado, porque hagas lo que hagas, hayas hecho lo que hayas hecho, tu alma está perdida.

Un estupendo sistema para mantener a los poderosos en el poder y para , no solo mantener a los pobres y a los desheredados en su pobreza, sino para encima, hacerles culpables de sus propias miserias.

Maquiavelico.

Andrómeda72 dijo...

Veamos:

El tema de la realidad en los países mal llamados "del Tercer Mundo" no difiere de la realidad existente en los asimismo mal llamados "del Primer Mundo".

Existe una cosa que se llama el "Complejo de Víctima", así como otra que se llama el "Complejo de Verdugo". Los "ricos" necesitamos a los "pobres" para creernos nuestro sueño de grandeza. Los "pobres" también nos necesitan para conservar su sueño de "miseria".

Sabes de sobra que las propuestas de los puritanos, yo, me las paso por el arco del triunfo. Sabes de sobra que odio todo eso. Me has oído millones de veces decir que el destino NO está prefijado.

Para mantener a los poderosos en el poder no hace falta recurrir a ningún sistema adicional. Las castas de la India y el "Dios lo quiere" de los puritanos son más viejos que el mundo.

Te recomiendo que te lo vuelvas a leer, porque lo que tú dices (que yo estoy de acuerdo) no tiene nada que ver con lo que trato de expresar yo en el post.

No estoy hablando, en definitiva, de buenos y malos.., sino de felices e infelices, que no es lo mismo.., y eso SÍ que es una elección personal.

Besotes!