Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 13 de julio de 2010

El Jardín de Eva






















Estaba ya en Baamonde, provincia de Lugo, Galicia, España, y mis pies daban muestras de empezar a estar destrozados después de 4 días de andar el Camino, cuando me tropecé con un jardín y un hogar lleno de fantásticos seres, pertenecientes tanto a este mundo como al otro.

Llegamos, casi por casualidad, subiendo una cuesta que ya a esas alturas se me antojó interminable, y por supuesto intolerable... En la puerta, un sol enorme tallado en madera (uno de los símbolos más utilizados por el escultor Víctor Corral) nos dio la bienvenida.

Hacía mucho tiempo que no veía nada semejante... Lo que podéis apreciar en la foto es una escultura en piedra, yacente sobre un estanque con pececillos, denominada "Eva", haciendo referencia, obviamente, al conocido personaje bíblico... Y es que realmente este jardín es algo muy parecido al Paraíso. Se encuentra lleno de representaciones de palomas, zorros, vacas gallegas con sus terneros, setas, conejos, lobos aulladores.., pero también de parejas entrelazadas, ángeles, santos, palomas, soles, Hércules y otras figuras mitológicas. Nada se escapa al genio y a la mano creadora de Víctor: es un señor de las formas de cuanto se encuentra entre la Tierra y el Sol.

Antiguo peregrino, imbuído de una profunda fe, comprometido socialmente, amante de los animales, defensor paladín de árboles, niños y ancianos, estamos ante un gran hombre, un artista tocado por el genio divino, visionario, co-creador de sueños. Su casa es un museo en sí misma: la ha construido con sus propias manos, así como la pequeña capilla adosada a su izquierda. El palomar nos alucinó: ha incrustado en él gemas y piedras procedentes de todos los lugares del mundo: amatistas, berilos, jaspes, rosas del desierto, ágatas.., que arrancan destellos de faro del fin del mundo cuando brillan a la luz del sol. En el jardín se sitúan las obras del escultor con materiales no perecederos (granito y bronce), mientras que el interior guarda auténticos tesoros de arte abstracto, figurativo y religioso en madera, bronce y marfil.

Corral ha sido un autodidacta que empezó tallando la madera con una navajita que aún conserva, mientras cuidaba del ganado de su familia. Todo un ejemplo para aquellos que siempre se ponen excusas para no llevar sus proyectos a término, porque la verdad es que este señor, con muy poco, fue capaz de hacer mucho. La casa donde está el museo la construyó piedra a piedra. Quiero expresar desde aquí mi más sincera gratitud hacia este hombre, que nos abrió las puertas de su casa de par en par para mostrarnos la obra de su universo tan particular y especial, tan lleno del espíritu de Dios, tan humano y tan sabio.

Una muestra de su calidad personal y de la capacidad de su arte es la Virgen del Rosario que Víctor talló en un castaño centenario que hay junto a la iglesia de Baamonde (localidad donde nació y donde aún permanece), para evitar que el árbol fuera cortado por la ampliación de las obras de la carretera nacional que cruza el pueblo.

Para muestra, un botón con sus palabras: "Si mi arte te habla del amor y de la vida, déjate llevar por el color de las rosas, y haz algo por los demás". Así de sencillo, así de simple. El "hacer algo por los demás" es el resumen de su legado, de su misión y de su mensaje. No hay que darle tampoco demasiadas vueltas.

Su obra, efectivamente, habla de Dios, de la naturaleza y del amor, de las miserias del mundo, de la pureza y la inocencia, del destino del ser humano, de la injusticia y de la fe. Casi nada y todo, en un mundo tan rápido y deshumanizado como el que hoy en día nos.., despista.

Os dejo esta página donde otros visitantes han dejado también su impresión del museo, y si vais por allí, no dudéis en visitarlo. Os aseguro que merece la pena.

¡Besotes!

2 comentarios:

Ana.Rematxa dijo...

Jajajaja!!!
yo también te he tenido presente hermana, especialmente ahora, en tu viaje, en mi consagración...
cuenta, sigue contando, conmigo.

Prometeo dijo...

"... y haz algo por los demás"

Las mismas o parecidas palabras que oímos entre olores de incienso y penduleos imposibles de botafumeiro.

¿Sera casualidad?

Habrá que sacar al samaritano que llevamos dentro.