Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 23 de junio de 2010

Sakura

Me está pasando una cosa muy rara.

El caso es que siento que, según todo a mi alrededor se va poniendo (teóricamente) cada vez peor, yo me voy sintiendo cada vez mejor.

Siempre pensé que era un poco rara porque me sucedían estas cosas... No es la primera vez que me da la sensación de que voy a trasmano con el resto del mundo.

Además, es como si me hubiera blindado en una fortaleza, pero permeable. En esta ocasión no me siento aislada, sino todo lo contrario: en comunión con la Totalidad.

... Pero con la Totalidad, digo.., no con esa caterva de locos que parecen pertenecer a la célebre obra de mi admirado El Bosco, "El Carro del Heno".

Hay mucha confusión.., una terrible confusión se ha instalado en el ambiente. Y el aspecto mortal, humano, de las personas, sufre, se convulsiona, se debate horriblemente en un mundo que parece haber perdido el eje.

Me siento como un almendro en flor, como el sakura de la fotografía... Un día sé que habré de morir.., pero eso no me preocupa en absoluto. Perderé la floración como ya la he perdido miles de veces. ¿Y qué?

Mi alma cada día es más fuerte. He sido fortalecida por algo y para algo, con auxilio externo, por la gracia de la Vida. Precisamente abro los ojos nuevamente a la luz, como si naciera otra vez en estos tiempos inciertos... Ahora puedo ver el patrón, el diseño invisible que se oculta tras los telares aparentes de la realidad.

Mi alma cada día es más fuerte gracias a ti, gracias a mí: gracias a nosotros. ¡A todos!

Realmente siempre fue fuerte.., sólo que no lo recordaba.

Cada primavera, los sakuras florecen en Japón como un pequeño y fugaz milagro... El miedo, el dolor, os detendrá. Haciendo un alarde de tenacidad, de voluntad personal, alejad todo cuanto podáis el miedo y el dolor internos. Tenéis reservas de miedo y dolor que ni siquiera sabéis de dónde proceden. Acometed con firmeza: el mundo entero se debate entre la vida y la muerte, y el territorio aún no está ganado por las sombras.

Honrad a vuestra Madre. Honrad a vuestro Padre. Y honraos, siempre, primero, incondicionalmente, a vosotros mismos.

Amad la Vida que reside en vosotros mismos... ¡No es tan díficil! Si yo lo he conseguido, cualquiera de vosotros.., de nosotros, puede hacerlo.

Encontré en la Web estos dos haikus, escritos en japonés y traducidos por un joven.., aquí dejo el enlace:

"Ko anata no,
tabun kyo sakura,
namida toi
".

"Así tú,
quizás hoy flor de cerezo,
lágrima lejana
".
----------------------------
"Kimi no uta ai,
kaze haru
no ushiro yama
".

"Tu canción de amor,
viento de primavera
entre los montes
".
----------------------------
Quizá Japón desaparezca, como muchas otras maravillas desaparecieron ya, hundiéndose en las aguas o bajo la lava de los volcanes, como ocurrió en Pompeya o en Tera... Quizá todo desaparezca y la Tierra, como una vez Marte, se vea sumida en la desértica oscuridad del destierro de toda vida. Todo es efímero y eterno a la vez. El bushido vive en nuestros corazones: somos Custodios, que es lo que significa en realidad el término "samurái".., aunque la mayoría de la gente no lo sabe.

Todos.., todos somos Custodios. ¡Despertad!

Afirmo desde la luz y desde la victoria que yo, personalmente, no tengo miedo.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Queridos mios: es posible que todo sea un sueño de locos. ¡Pero soñad vuestros sueños en colores! Alejad la guerra, la mentira, el odio.., pero sobre todo el dolor y el miedo, porque son los gérmenes de toda oscuridad.

El dolor y el miedo, el miedo y el dolor del Ego que ajusta y sufre sus miserias por sus malas elecciones. Perdonaos. ¡Todos hemos pecado!

Es posible detener un avión con la simple caída de un párpado. Solo que no lo creemos. Entonces, ¿cómo vamos a poder cambiar? ¿Cómo? Si ni siquiera creemos en nuestra propia luz.., ¿cómo vamos a alejar de nosotros a la infinita oscuridad?

Si no nos damos cuartel, si ni siquiera somos capaces de sentir compasión, amor, fe, esperanza y caridad con nosotros mismos, ¿cómo diablos vamos a poder hacerlo con el prójimo?

Mendigos, pobres del amor en un mundo hostil: así nos creemos por nuestros errores... Como en el Carro del Heno. Locos en pos de una utopía de honor, de realeza, de riqueza, de amor eterno, de felicidad.

¡Pero si nuestra heredad es la Vida Eterna!

1 comentario:

Corsario Sideral dijo...

Gracias a tí, Andrómeda. Mi querida familia de alma.

Gracias a todos, sí...

:)