Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 5 de mayo de 2010

El Arcano número 15

"Duermo en un acorde mágico
y despierto al oírlo sonar.
Soy la Esencia de la Humanidad"

Mago de Öz, "Diabulus in Musica"
-----------------------------------------------------
Me tiene aburrida y harta ya: hasta las narices...

Voy a conjurarle con todo mi ser. Está dentro de mí, así que vamos a ver quién es más fuerte.

... Nunca, en toda mi vida, recuerdo haber dejado de lado ningún reto... No me asustan los combates. Ni siquiera los que son a muerte. Ya los he vivido, y no me dan miedo.

Tú estás empeñado en someterme, en atraparme, en llevarme a tu terreno, en que siga los planes que ya has trazado previamente para mí...

Y yo estoy empeñada en ser libre.

Así que vamos a ver cómo nos ponemos de acuerdo, ¿verdad? Tú cuentas con muchas, muchas cosas a favor..

Pero ni siquiera conoces realmente a quién te estás enfrentando...

Tratas de absorber mi voluntad: pero mi voluntad es tan fuerte, o más, que la tuya.

El Demonio mirándose en el espejo de una mujer que lleva otro Demonio a los flancos.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
No son muchas las personas de la calle que han llegado a entender verdaderamente el significado cierto del Arcano número 15 del Tarot, mejor conocido como El Diablo... Ni siquiera los altos dignatarios de ninguna iglesia conocida han sido capaces en muchas ocasiones (otros sí, pero se lo callan porque no les interesa divulgarlo). Por eso, a los que se adentraban en las aguas turbulentas del inconsciente (que siempre acaba por ser colectivo, en fin) se les llamaba idólatras, herejes, brujos, nigromantes, perversos, prostitutas, asesinos, etc... Porque estaban tratando de desvelar los misterios del auténtico Poder, que no es tan fácil de dominar ni de utilizar bien, como todos y todas sabemos ya.

Pero eso, aunque no lo parezca, es quedarse demasiado en superficie :-/...

El defecto principal del fuego luciférico, bien es cierto, es la pasión sexual; o sea, la Lujuria. Cuando el sexo deja de convertirse en sacramento (¡en el Más Alto Sacramento!) y pasa a convertirse en no-sé-qué (poned cada uno de vosotros lo que os plazca aquí), nos encontramos con el Diablo utilizando sus potencialidades al 100%. Número 15 (los números son muy importantes: cobijan bajo sus sombra incierta la misma Esencia del Creador).., que se puede expresar como 1 + 5= 6. El Seis, por sí mismo, ya representa el sexo, pero en su faceta más elevada (la mayor fuerza espiritual que pueda liberar el hombre).

Pero ojo: también la mayor fuerza que puede esclavizarle.

Todo aquel que quiera trabajar con los demás está llamado obligatoriamente a trabajar con el Diablo; o sea, con su propia Sombra (y fíjate tú.., menuda revisión del concepto "brujo/bruja" que usualmente barajamos en la cabecita, vaya usted a saber bajo qué dictámenes mentirosos de los santos embaucadores). Esto significa exactamente atreverse con "el proceso de disolución del Yo". Ahí es nada. El Edén es el mismo sexo, y la Bestia interna, el Dominador, el Embaucador, el Perverso, el que Doblega, el Yo psicológico que nos cierra el paso hacia este Edén. ¿Caída sexual, o elevación espiritual? No: ahora sé demasiado como para dejarme caer de nuevo. Ya no aspiro sino a la más alta cima, aunque tenga que pasarme todo el resto de la vida luchando a brazo partido contra el Demonio.

Francamente, me da igual las múltiples formas de tentación en que pueda revestirse... El hecho es uno solo: Él es el Amo de este Mundo. Y como tal, guarda las llaves de la Vida.., o de la Muerte. Pero también de la Mentira y de la Verdad.

Como en el Cantar de los Cantares, "Hiciérenme guarda de viñas, y mi viña, que era mía, no la guardé". Bella forma de expresar el lamento del Alma en su caída. Cuando servimos a muchos intereses, a todos los intereses, sean cuales sean.., mientras que no sean los propios.

No serviré ningún interés que no sea el mío propio. No seguiré sino el camino que me dicte mi Alma inmortal...

Ni por ti ni por nadie, Demonio embaucador que utilizas todas las armas para arrastrarme a tu terreno. Hace tiempo que te vengo observando, y empiezo a comprender, en su verdadera dimensión, el significado secreto de tu juego sucio.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
A un nivel más normal, más "de andar por casa", este Arcano nos revela nuestras limitaciones personales; nos enfrenta a nuestros defectos para reconocer en nosotros el Cristo interno, la Divinidad que se aloja en nuestra alma. Cuando nos bloqueamos, nos volvemos extremadamente obsesivos, restrictivos sobre nuestra persona y sobre la del prójimo. Pareciera que queremos "absorber al otro" para alimentarnos de su misma esencia. Esa fuerte "ansia devoradora de amor" no implica otra cosa que la necesidad de fundirnos con Dios, con el Creador. Si los caminos no se encuentran libres, o si no sabemos encontrar el camino, ese ansia, esa necesidad nos conduce por la vía del "pecado", de la caída y de la consiguiente expiación necesaria. Y ésa, también, es la fuente de todo el sufrimiento del hombre.

La carta del Diablo muestra la naturaleza inferior, animal, del ser humano. Cuando vivimos sólo en el mundo del Deseo nuestra mente se estrecha, nuestra fuerza de carácter desaparece, y con ella, nuestra excelsa libertad interior.

El Demonio es simbolizado muchas veces por el Macho Cabrío, arquetipo de Capricornio, el Maestro... Puesto que sólo la fuerza y la sabiduría de Capricornio (que ha vencido a la materia, elevándose sobre ella hasta las cumbres de la más alta espiritualidad) es capaz de dominar el impulso de la carne y convertirlo en pura luz: en pura Divinidad.

Fuera ataduras: ninguna atadura en el ámbito emocional. Fuera condicionamientos, fuera desórdenes de la mente, del cuerpo, del alma, del espíritu. Fuera placeres mundanos sin ningún tipo de responsabilidad. Fuera promiscuidad, fuera esclavitud.

Echad todo eso fuera.., y habréis pasado la prueba del Arcano número 15.

Ahora bien: si no lo conseguís, si no lo lográis, nunca, bajo ninguna circustancia, podréis llamaros Maestros de vosotros mismos...

¡Saludos!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Santo Apóstol San Judas, fiel siervo y amigo de Jesús!, la Iglesia te honra e invoca universalmente, como el patrón de los casos difíciles y desesperados. Ruega por mi, estoy solo/a y sin ayuda.

Te imploro hagas uso del privilegio especial que se te ha concedido, de socorrer pronto y visiblemente cuando casi se ha perdido toda esperanza. Ven en mi ayuda en esta gran necesidad, para que pueda recibir consuelo y socorro del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente en el problema con la lujuria, y para que pueda alabar a Dios contigo y con todos los elegidos por siempre.

Te doy las gracias glorioso San Judas, y prometo nunca olvidarme de este gran favor, honrarte siempre como mi patrono especial y poderoso y, con agradecimiento hacer todo lo que pueda para fomentar tu devoción. Amén.

Andrómeda72 dijo...

XDDD

No sé quién ha posteado esto, pero lo publico porque me ha hecho una gracia, que no veas, ¡jajaja!

Dios mío del amor hermoso. Qué mal escribo por Dios, que nadie entiende nada.

Por si acaso, mi "problema" no es de exceso de lujuria.., sino de falta de la misma, más bien.

XDDDD yo me "escojono".., ¡jajaja!

Sí, San Judas: alza tu hacha y córtasela a alguno.., para que no sufra más XDDDD