Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

jueves, 22 de abril de 2010

Entre las fauces del Inframundo

Con motivo del Día de la Tierra 2010, que se celebra hoy jueves 23 de abril.
---------------------
Ayer lo sentí, y es la primera vez que lo noto así, tan a las claras.

Al principio creí que estaba alucinando. Era como una vibración profunda en el vientre, en el estómago, y aún más abajo. Lo sentía como un rugido, como un bramido de la tierra. Acojonante. Luego, ese tremolar fuerte, que ascendía por mis pies y que podía sentir. Menuda sensación.

Pensé en si sería el metro o el tren, aunque en las dos ocasiones estaba más que lejos de ningún subterráneo de estas características... Miré alrededor buscando un camión, un martillo picador, algo: cualquier explicación a esa tremenda potencia que sentí y que parecía, como dirían los antiguos, "el despertar del Dragón".

Pero nada. Llegué a pensar que estaba loca, absolutamente fuera de mí ya... Todavía no lo descarto, no crean...

No sé. Igual se trata de la obsidiana caoba que llevo al cuello, que aparte de otras lindezas, te provoca una conexión aún más directa con la Tierra, según dicen. A saber.

... O será que el jodido dios oscuro se manifiesta como puede, y brama desesperado hasta desde las profundidades del mismo infierno como intente no prestarle atención...

Yo qué sé. A saber qué habrá sido... Pero no venía a hablar de esto.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Eso que veis en la foto, y que parecen las mismísimas fauces del Inframundo, es la cueva de Masero, en Fuentes de León. No sabía yo que en Extremadura hubiera tantas oquedades que permitieran acceder al Mundo Subterráneo. Pues sí, sí: se trata de un conjunto kárstico declarado Monumento Natural hace pocos años, en 2003, en el municipio pacense, como digo, de Fuentes de León.

Este año, que hay agua para parar un carro, la cueva está alucinante, por lo que me han contado... En realidad no es una, sino todo un conjunto de cavidades, a saber: Cueva del Agua, del Caballo, Masero, de los Postes y de la Lamparilla. Dentro de estas maravillas de la naturaleza podemos encontrar estalagtitas coraliformes, en punta de lanza, en banderola, en alas de mariposa, etc.., un número infinito de formaciones espectaculares, y con gran densidad de ellas en el mismo espacio.

Por si eso fuera poco, hay restos romanos en el entorno, y aún muchísimo, pero que muuuucho más viejos, puesto que las últimas investigaciones han constatado que en ese lugar vivieron seres humanos en una época situada entre los 5.000 y los 9.000 años antes de Cristo. Unos humanos del Neolítico y de la Edad de Cobre que practicaban, según los expertos, el canibalismo, en una zona en la que también hubo descomunales lobos prehistóricos y osos, entre otros animalitos delicados y sublimes como para montar un espléndido zoo XDDD.

Pero no son, ni de lejos, las únicas cuevas interesantes en la región extremeña... Cabe destacar la de Maltravieso, en Cáceres, encontrada de manera fortuita en 1951 por una voladura durante los trabajos de explotación de una cantera de caliza. Este yacimiento, en el que se han encontrado restos humanos, cerámicos y zoológicos, es mundialmente famoso por otra cosa: hasta 1957 no se anunciaría la presencia de decenas de manos dibujadas "en negativo" en sus paredes; más de 60 manos que convierten esta cueva cacereña en la segunda de todo el mundo con más pinturas de este tipo.

Mención aparte merece la Cueva de Los Toros, en Hornacho, que según la leyenda, fue el hogar de Hércules. Según se dice, el mítico héroe sacrificó allí los toros que había robado a Gerión a la diosa Fornacis. Aún hoy, en la entrada de esta oquedad se medio lee una inscripción "H.D.F.S", descifrada por los expertos como "Hercules Divae Fornacis Sacrat", por lo que se cree que, en realidad, la gruta fue utilizada en su día como un templo dedicado a Fornacia o Fornax, deidad del pan y de la cocción del mismo. Por cierto, hoy en día lleva ese nombre una constelación austral, cuya estrella más brillante es precisamente Fornacis.

Otras cuevas destacables en Extremadura son la de Boquique, cerca de Plasencia; la de Castañar de Ibor; y la de Charneca, en Oliva de Mérida.

Además, están las minas... La más conocida es la de la Jayona, en Fuente del Arco, que llegó a tener cerca de 600 trabajadores y un espectacular tranvía aéreo. La Pastora, una mina en la Aliseda, es visitable y durante los años 50 se extrajo de ella mucho del hierro que se enviaba para los altos hornos de Bilbao. Los mayores centros de producción de plomo, por otro lado, se encontraban en las minas de Azuaga, de donde se sacaba tanto y tan buen mineral que incluso se exportaba a Inglaterra. Ahora son un atractivo turístico más, con un Museo Minero que permite al visitante recorrer una vieja galería de más de 200 metros totalmente recuperada. ¿Plomo, he dicho? Ya, ya: que ya te hago caso, hombre, espera que termine esto XDDDD.

Por último, quiero terminar destacando el auditorio natural construido en la antigua Cantera de los Santos de Maimona, que también merece una visita. No sé: se me ocurrió que ahora que empieza a salir un poco el sol, os sería interesante, a los que podáis y queráis, hacerles una visita a estos sorprendentes "agujeros".

Bueno; ahí queda eso. ¡Besotes y que tengáis un muy buen día!

3 comentarios:

Luz dijo...

Andrómeda,

Lo que te voy a contar te lo digo con el corazón en la mano y juro que es verdad, si tu publicación del Bardo de la Muerte me pareció una coicidencia a esto ya no se como llamarlo...

Ayer mientras dormía (ya casi para amanecer) sentí una sensación muuuuy extraña en la planta de mis pies, era muy intensa, como enregía, como electricidad constante, abarcaba cada centímetro de mis pies (eso hizo que me despertara y hacerme más consciente, y pensé que eran reumas porque yo padezco mucho de eso) después esa energia subió por mis piernas y mi cuerpo empezo a temblar como nunca, muy rápidamente y constante, esta sensación habrá durado unos 15 o 20 segundos... me quedé prepleja!!! Dije: y ahora que pasó? que es esto, nunca me habia pasado...

Yo no se Andrómeda, pero están pasando cosas muy raras y creo que no toda la gente se está dando cuenta. No quiero parecer pesada, pero cuando leí el siguiente párrafo de tu publicación de hoy me dije: Esto no puede ser! parece que no soy la única que lo sintió:

"Al principio creí que estaba alucinando. Era como una vibración profunda en el vientre, en el estómago, y aún más abajo. Lo sentía como un rugido, como un bramido de la tierra. Acojonante. Luego, ese tremolar fuerte, que ascendía por mis pies y que podía sentir. Menuda sensación.

Pensé en si sería el metro o el tren, aunque en las dos ocasiones estaba más que lejos de ningún subterráneo de estas características... Miré alrededor buscando un camión, un martillo picador, algo: cualquier explicación a esa tremenda potencia que sentí y que parecía, como dirían los antiguos, "el despertar del Dragón"."

Yo no pude buscar ni camión, ni metro ni nada porque estaba acostada, nunca de los nuncas me había pasado algo asi. Se lo expliqué a mi madre y me preguntó que si eran toques eléctricos? le dije que no... que era como electricidad pero no exctamente, una energia constante, pareja, muy raro!
Ay Dios, me encantaría tener las palabras exactas para describir lo que sentí, pero eso sí, no tuve miedo, para nada, me provocó gran curiosidad.
Quería explicarte esto en privado pero no supe como contactarte.
A que crees que se deba esta sensación? A que te refieres cuando dices que es el despertar del dragón?

Casualidad... sabemos que no fue asi, no dudo que haya mucha más gente que lo haya sentido.

Un Abrazo y que tengas buena tarde!

Andrómeda72 dijo...

Hola de nuevo, Luz :-)

Sí: están pasando cosas muy raras, y ya no hace falta ser un iniciado en nada ni que nadie te lo diga; la gente ya se está dando cuenta por sí misma. Hasta los más "incrédulos" empiezan a sospechar.

Eso que me dices.., bueno, no sé si sabes que tenemos dos chakras importantes en los pies (uno en cada).., el tema de las vibraciones es típico de los viajes astrales, ¿has tenido alguna vez alguna experiencia similar?

Cuando hablo del despertar del Dragón, hablo de las energías telúricas de la Tierra, del planeta que bulle bajo nuestros pies. Nunca las había sentido así antes, hasta que pisé las Líneas de Nazca, en Perú, en noviembre del año pasado. Desde entonces, cada vez siento la tierra con más fuerza.

¡Besitos! :-)

Anónimo dijo...

Viajes astrales... fíjate que hace un mes fui a una librería esotérica y vi dos libros del tema, me llamaron mucho la atención y los compré, pero no los he leído, creo que este fin de semana me dedicaré a ellos. Sí he escuchado mucho sobre el tema pero nunca que tuvieran que ver con estas vibraciones, que interesante! Que yo sepa nunca había tenido una experiencia así... quizás porque me desperté interrumpí el viaje, le verdad no lo sé, profunidzaré más en el tema que ya me entró curiosidad ;)

Acerca de los chakaras en los pies hasta hace poco tiempo yo tenía entendido que sólo teníamos siete, pero resulta que no... que hay otros, también me daré a la tarea de averiguar acerca de estos chakras en los pies que mencionas.

Recuerdo haber leído de tu viaje al Perú y de las líneas de Nazca... Wow Andrómeda!!! que experiencia la tuya de conexión con Nuestra Madre Tierra... de nuevo, gracias por compartir tus experiencias que me parecen muy enriquecedoras...

Pues tengo mucho que leer (mi Mercurio cojnuto al ascendente me hace muy curiosa) ahora si me despido :)

Un Abrazo