Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 20 de abril de 2010

El Bardo de la Muerte

... Pues es cierto que pensaba escribir sobre la tirada de tarot que comenté ayer.., pero el puñetero Mercurio ha hecho que me olvidase mis notas en casa.., ¡agh!

Así que, en vez de eso, escribiré sobre el Bardo de la Muerte.

Según el Libro Tibetano de los Muertos, el Bardo de la Muerte dura desde que el cuerpo físico empieza a colapsarse, hasta que la consciencia se separa del cuerpo.

Bardo es, para los tibetanos, cualquier estado transaccional, cambio, trance (del latín "transire"), etc.., que experimentamos los seres humanos.

Según esta gente, "en la luminosa continuidad de la existencia, que no tiene origen y que nunca ha muerto, el ser humano proyecta todas las imágenes de la vida y de la muerte, de la alegría y del terror, de sus dioses y sus demonios".

Cualquier cosa que tenga forma se desintegrará. Cualquier cosa que se agrupe, se dispersará. Más tarde, o más temprano, la cuestión resulta inevitable.

El Bardo de la Muerte, o Bardo Thodol, es una guía para las personas que se están muriendo, y se utiliza en todos los países budistas de los Himalayas... Fue escrito en el siglo VIII por Padmasambhava, que llevó el budismo a esta región. Se lee al muerto en voz alta durante 49 días, que según los budistas, es el lapso de tiempo normal que se da entre la muerte y el siguiente renacimiento.

Teóricamente, se lee el bardo a la persona muerta para guiarle hacia su nuevo estado y aclararle lo que le está ocurriendo.

El Libro Tibetano de los Muertos describe la disolución de los elementos del cuerpo. La tierra se disuelve en el agua, el agua en el fuego, el fuego en el aire, y el aire en el espacio, en la Consciencia... Entonces hay una experiencia de pura luminosidad, de pura luz blanca; esta experiencia de luz es nuestra propia y real naturaleza. Esta luz brillante y expansiva es la mente libre de la sombra de la vida y de la muerte, libre de preguntas de toda clase, libre de límites.

Esta luz pura y radiante es la mente de todos los Budas, la mente pura de Todos los Despiertos.

Los tibetanos también dicen: "la gente convierte sus propios enfados en reinos infernales. Fabrican mundos a partir de la pasión, la complacencia y la envidia. Nosotros proyectamos nuestro mundo emocional y luego pensamos que es el mundo real, pero a pesar de todo anhelamos la compasión: todos anhelamos el despertar".

Para todo aquel que quiera ahondar en este tema, os recomiendo el libro "Sueños, Muerte y Bardo", que acerca al gran público numerosos aspectos relacionados con esta enseñanza tántrica budista, en un intento por incrementar nuestro conocimiento espiritual, y por enriquecer y potenciar nuestra vida.

P.D: Padmasambhava, que es el que aparece en la fotografía de arriba, fue un gran maestro indio del siglo XVIII. Excepcional erudito, filósofo, místico y yogui, es considerado el maestro perfecto de todas las ciencias ocultas y de todas las tradiciones esotéricas en esta zona del Oriente. Fue el responsable del establecimiento inicial del budismo en el Tíbet y, entre otras numerosas predicciones, se le atribuye la siguiente "cuando los pájaros de hierro crucen el cielo, mis enseñanzas irán al Occidente". A Padmasambhava se le conoce también por los sobrenombres de "Guru del Loto", "Guru Rimponche" ("maestro enormemente apreciado") y "muy reverenciado".

En cuanto al significado de "Bardo Thodol", literalmente alude a "liberación o emancipación a través de la escucha activa". Bardo significa en tibetano, literalmente, "entre-dos", haciendo referencia al estado de tránsito de la vida a la muerte y viceversa.

¡Saluditos!

4 comentarios:

Ana.Rematxa dijo...

Es que me he acostumbrado a decir "sueño" por cuestiones prácticas que conoces perfectamente,para no perderme en explicaciones.

Lo vi en eso a lo que me dedico todas las noches,antes del duermevela que son ahora las noches, y que ha sustituido a lo que antes era dormir y soñar...

El bardo thodol sigue las mismas pautas que la abuelita... cuando medi cuenta,me sorprendí... pero creo que es muy lógico

Andrómeda72 dijo...

Pues yo creo que estoy todavía en el parvulario, no sé qué me pasa XDDD

Consigo encontrar esas "vibraciones".., y pierdo el sentido. Luego recuerdo haber estado hablando con mogollón de peña por ahí, y me vuelvo a despertar "vibrando".

No sé qué estaré haciendo mal, pero nada chica: que no lo consigo ;-)

Luz dijo...

Andrómeda,

Dicen que las casualidades no existen y que todo pasa por alguna razón. Cuando entré hoy a leer tu blog y vi el título me dió un escalofrío en el cuerpo y se me hizo un nudo en la garganta. Un tío, hermano de mi padre, falleció el viernes por la noche solo en un hospital de seguridad social, aunque mi padre lo visitaba todos los días, me impresionó mucho que haya muerto asi y además que la enfrmedad haya acabado con él en muy poco tiempo. Lo que has escrito me ha dado mucha tranquilidad y mas que nada ENTENDIMIENTO... no se porque todo lo quiero entender y asi me tranquilizo un poco.

Ocurre algo curioso en mi, el tema de la muerte siempre me ha interesado pero provoca que se me erice la piel y esta sensación de vacío en el estómago, en fin...
Gracias por lo que has escrito... me ha dado mucha luz y esperanza.

Luz

Andrómeda72 dijo...

Es cierto, Luz: dicen que las casualidades no existen, y yo también soy de esa opinión...

Gracias a ti, porque esos sentimientos, esa tranquilidad y búsqueda de entendimiento, es lo que más me mueve: no tengo ni debo tener otro propósito más que ése ;-)

¡Besitos! Y muchos ánimos!