Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 9 de marzo de 2010

Pirolusita: el Caballero Negro

Había prometido hace semanas al bueno de Toni que postearía algo sobre esta piedra que algunos conocen (y confunden) con la manganita, dándoles a ambas, en el ámbito esotérico, la denominación de "Caballero Negro"... Bueno: me gusta tal denominación, que considero muy acertada. Así que ya no lo demoro más, y veréis por qué se le llama así a este mineral tan enigmático y curioso.

La pirolusita es plateada y de color negro, azul o gris oscuro... Puede encontrarse en forma de masa granular (como en la foto); en forma de abanico (preciosa, como la que tengo yo), e incluso en forma de inclusiones en otros minerales, formando lo que se denomina "dentritas" (figuras parecidas a helechos que parecen de origen vegetal, pero que no lo son). Es relativamente fácil de encontrar en los comercios especializados.

A este mineral se le conoce por su habilidad para reestructurar la vida. Además, repele la mala vibra tanto o mejor que la turmalina negra o chorlo, y disipa las interferencias psíquicas que provengan desde cualquier fuente. Si uno tiene que vérselas, de hecho, con alguien que aparentemente tenga alguna autoridad sobre él, o una mente demasiado poderosa, la pirolusita literalmente "bloquea" la energía agresiva del susodicho o susodicha, estableciendo un escudo psíquico de proporciones. Es por eso por lo que se la llama a veces "Caballero Negro" ;-)

Además de disolver la manipulación emocional, es una piedra que crea una trama de defensa alrededor de una persona que por enfermedad, por dejarse llevar demasiado por sus bajas pasiones, por debilidad espiritual o por cualquier otro motivo (por ejemplo, en el caso de un duelo por la muerte reciente de un familiar) pueda estar predispuesta a sufrir las "atenciones" de entidades indeseables del bajo astral (que aunque parezcan míticas no lo son: doy fe).

Tener una piedra de pirolusita cerca te permite ser fiel a tus propias creencias. Genera confianza, optimismo y determinación, y ofrece sustento durante la curación emocional profunda de cualquier herida, venga de quien venga o provenga de donde provenga. Tiene el poder de cambiar las relaciones, para bien o para destruirlas, si es necesario. Este bravo mineral "de emergencia" no se anda con muchos rodeos.

Es una piedra delicada y pesada, que por su especial constitución es apta para tomarla en elixir (ya explicaré un día estos originales y prácticos "métodos indirectos" necesarios para el trabajo con algunos minerales); también es buena para tenerla cerca y, pongo por caso, enviarle reiki (como si de una especie de condensador de propósito se tratara). Mejora la bronquitis, regula el metabolismo, refuerza los vasos sanguíneos y, por si esto fuera poco, también estimula la sexualidad.

Cuenta la leyenda que la pirolusita es algo así como el lugar donde reside el espíritu de un ángel enviado por Dios al mundo para combatir al lado de los que buscan su asistencia... Se trata de un ángel negro, que porta dos espadas cruzadas en su espalda, y cuya mirada ningún mortal es capaz de resistir. Este querubín ansía siempre entrar en combate, y majestuoso, no tiene piedad con aquellos que le oponen resistencia. Dicho guerrero místico, fiel al sagrado compromiso, destruye realidades aparentes y falsas creencias, así como las trampas del ego, reflejando en sus pupilas los demonios no sólo de quien pide su auxilio, sino de quienes lo amenazan. Por ello este mineral es considerado un poderoso ejecutor de la Voluntad Divina, y nada ni nadie puede resistírsele cuando es utilizado con justicia y voluntad firme y clara.

Bueno, Toni.., pues ya sabes ;-) Se puede pedir el auxilio del Caballero Negro.., y nos defenderá hasta la muerte. Ahora bien: también nos pondrá a prueba.., y sus requerimientos nunca son fáciles.

¡Pasad una buena tarde!

No hay comentarios: