Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

viernes, 26 de febrero de 2010

En el nombre del hijo

Hace poco menos de dos años, una gran mujer me dijo que mi misión era, de alguna manera, prestar mi voz.

Hoy vengo aquí a prestársela a los que no tienen voz.

No: no voy a hacer apología de nada. Me manifiesto enérgicamente y con firmeza casi marciana al margen de intereses comerciales, políticos, económicos o religiosos.

No me paga nadie por escribir aquí.

No me alimento ni me visto con lo que enuncio aquí. Son otras actividades las que me sustentan...

Pero no he podido dormir bien hoy: me ha dado por cavilar sobre qué porcentaje real de mujeres abortarían de forma efectiva si se les diera una alternativa digna, honrosa, ejemplar, abierta, compasiva, beneficiosa, humanitaria y libre.

En España, esta semana se ha aprobado la nueva Ley del Aborto, que despenaliza totalmente esta práctica y la convierte en un derecho de toda mujer. No voy a criticar, a apalear o a gritar.., ni siquiera voy a susurrar mi opinión al respecto.

Y no: no estoy beligerante. Esta vez el nihonto, la tachi, el tanto y la nodachi descansan envueltas en telas de seda de color rosado. Y no: no es que no quiera "mojarme"; no es que no vaya a implicarme. No es que tenga miedo de hablar, no es que sea cobarde; no es que no sepa por dónde me ando... Es que hoy no van por ahí los tiros.

Miren, les voy a ser absolutamente sincera: yo no tenía ni idea, ni siquiera aproximada, ni por asomo, de lo que significa el amor de una madre por su hijo. No hay forma humana de alcanzar esa comprensión de forma intelectual. No hay mente, ni siquiera la más preclara, sutil y superdotada del mundo, que pueda acercarse mínimante a ese éxtasis de amor. No hay pasión más grande.., no hay sentimiento más profundo.

No hay nada, absolutamente nada en esta vida, que pueda compararse con ello.

Por tal motivo, mi círculo se ha cerrado. He llegado a la comprensión más infalible, al cero absoluto. Al comienzo, al inicio, al Big Bang: donde yace la esencia, la semilla, la luz de Dios que se vierte sobre todos y cada uno de los universos soñados, pensados, creados o imaginados.

He vencido a la muerte con la ayuda de todos mis batallones.

Sí: todo esto es muy poético y resulta extraño; me explicaré. No hay corazón suficiente en mi pecho para tanto agradecimiento por todos aquellos que durante 36 años han combatido a mi lado. Los y las recuerdo a tod@s: sus gestos, sus frases; las cosas que hemos vivido, las situaciones y sucesos que hemos pasado juntos. El dolor y el amor. Lo compartido, lo dicho.., incluso lo silenciado.

Y por eso, no sólo soy yo: somos todos nosotros los que hemos vencido a la muerte. El ejército en el que milito ha salido victorioso.

Porque queridos amigos, cuando se alcanza cierta comprensión acerca de lo que significa realmente la vida, la concepción, el acto más sublime y entregado de amor puro y absoluto que puede suceder entre dos seres humanos, eso que significa crear una vida y albergarla en el propio seno, ya no hay poder, miedo, dolor, pánico, sufrimiento, calamidad, apocalipsis, demonio o infierno que pueda confundirte.

Dios siempre se ha caracterizado por ser el vencedor de la muerte. Es la única definición de Él que se me ocurre.

La muerte no existe. Sólo existe la vida. Como dice Horacio Ruiz, mi profesor, el hipnoterapeuta: "La oscuridad no es más que la ausencia de luz". La luz es. La oscuridad no es.

Gracias a ti Horacio.., porque me has dado armas, con tus técnicas, para acometer todas estas refriegas espirituales, absolutamente necesarias, por cierto.

He escrito esto en el nombre del hijo.., en el Nombre del Hijo del Hombre.., y también en el nombre del propio Hombre, y en el de la Mujer que aman y que se aman.

No preciso ya de autoridad moral alguna, política o religiosa, que me dicte al oído lo que tengo que firmar. Llámenlo soberbia, si quieren: yo lo denomino comprensión.

He recorrido milenios, amigos.., ¡milenios! para poder estar aquí ahora, para prestar mi voz a los que no la tienen.

Y las batallas se notan en las pupilas cuando uno las gana.

Por ello quiero dedicar este pequeño aporte a Begoña, del foro de astrología, que ya está a puntito de dar a luz.., pero también a Sabina, María Pilar y a Acuario46, del mismo foro; y a Julita, a Elena, a Raquel, a Ana María, a Leire, a Lanovia, a Edith, a la otra Elena, a Myriam, a María, a Isabel y a Palmira.., y a todas aquellas de quienes, quizá, ahora no me acuerde.

Y sobre todo a Lucía...

Ellas saben por qué. O quizá no lo saben. Pero lo sabrán ;-)

Sin ti no habría podido, por último... Sin ti no hubiera tenido fuerzas para sostenerme. Siempre, gracias, mil gracias, eternamente gracias, querido demonio-perro, halcón de las estrellas...

¡Buen fin de semana, amigos! Que el eterno Sol os ilumine, como dice mi profesora de yoga.

6 comentarios:

Corsario Sideral dijo...

Mi corazón, mi alma, mi sangre...

Siempre fue parte de la tuya y parte de la de quien está en tí y ayer, retornó con nosotros.

Andrómeda72 dijo...

"Las únicas batallas perdidas son aquellas que no se pelean".

:-)

Prometeo (Ex Castor vs Pollux) dijo...

Ciertamente... Pero de todo se aprende.

Andrómeda72 dijo...

Pues no: estoy en desacuerdo.

HAY GENTE QUE NO APRENDE NUNCA.

Porque o yo soy muy bestia con esto de la comunicación después de tantos años de experiencia, o no sé por qué narices no me hago entender cuando digo QUE SÓLO ADMITO ENFRENTAMIENTOS DE LOS DE CUERPO A CUERPO.

Por eso mismo estoy cabreada con Ramón; me parece que estoy jugando un juego diplomático, Y A MI LOS JUEGOS DIPLOMÁTICOS, ésos en los que no se sabe nunca si el que tengo delante es amigo o enemigo, NO ME GUSTAN.

Dame a Ramón y a cinco como él, y ya verás lo que hago con ellos.

Eso sí, que me vengan de frente. Estoy hasta más abajo de la pera de la gente que ataca y ataca por la espalda.

Así que no, no estoy de acuerdo. HAY GENTE QUE NO APRENDE NUNCA.

Todavía estoy esperando a ver si se me entiende...

Andrómeda72 dijo...

Por cierto, ÉSTA ES MI CASA, y en mi casa las leyes las marco yo.

Ana.Rematxa dijo...

No existe tal cosa como lo que llamamos muerte... Sólo existe la Vida... No existe tal cosa como la no existencia... Sólo la Luz, la Luz, la Luz llegando siempre, siempre nueva... inventandose y olvidándose de si misma constantemente... Brilla Andrómeda, y Gracias, Gracias, Gracias