Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 18 de noviembre de 2009

El Signo de la Araña de Nazca I

Una vez, una mujer muy sabia y muy generosa, llamada Rosa Natalia Poveda, me comentó que mi misión consistía en una especie.., en algo así como un apostolado de la comunicación XDDD

No me creo nadie excepcional, desde luego. Ni siquiera me tomo esto demasiado en serio. Pero sí que siento un poderoso impulso en mí, para extender la transmisión de todas aquellas cosas que voy descubriendo a lo largo de mi vida.

Por eso vuelvo a escribir en este blog, después de un pequeño paréntesis :-)

Muchos de los que actualmente me rodean, o de los que han estado cerca de mí en el pasado, creen o han creído alguna vez que en realidad me conocen, que me han conocido... Pero ellos sólo ven una parte de mí: normalmente, aquella que quieren ver. Luego, quizás, se sienten un poco decepcionados.

Es algo que suele pasar.

Y es que no se dan cuenta de que me han pedido cosas que yo nunca he podido dar. Y es que no perciben que soy una entidad eminentemente libre, que colabora con ellos de múltiples formas, pero que tiene derecho, y así lo exijo, a su propio albedrío.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
Acabo de regresar de Perú, y por Dios que he decidido que no voy a explicar a nadie nada que vaya más allá de su comprensión directa, según yo lo sienta (intuición en mano). Al principio de este largo peregrinar, estaba ansiosa por transmitir a todo el mundo cualquier cosa que pudiera estar averigüando, sin darme cuenta de que eran muchos los que me rechazaban, los que no comprendían, los que incluso se cabreaban por mis palabras.

Ahora me he vuelto más prudente. Más práctica también.

Estuvimos en Nazca, donde la tierra se siente en todo su potencial inmenso. La fuerza del planeta es tal en aquella zona, que una se pregunta cómo es posible que no haya podido sentirla antes en ningún otro sitio. No me ha hecho falta tomar nada (como maliciosamente ha comentado alguno por ahí), llevar a cabo ningún ritual especial, ni invocar a ningún dios de lejana estirpe. Simplemente, estaba abierta, escuchando: sintiendo.

Ahora soy la Araña.

¿Abierta? Puede que sigan los comentarios maliciosos... Para explicar qué representa para mí lo de "estar abierta", me remito a la famosa oración de los franciscanos:

"Señor, haz de mí un instrumento de Tu paz.
Que allí donde haya odio, ponga yo amor.
Que allí donde haya ofensa, ponga yo perdón.
Que allí donde haya discordia, ponga yo armonía.
Que allí donde haya error, ponga yo verdad.
Que allí donde haya duda, ponga yo la fe.
Que allí donde haya desesperación, ponga yo esperanza.
Que allí donde haya tinieblas, ponga yo la luz.
Que allí donde haya tristeza, ponga yo alegría.

Oh, Maestro,
Que no busque ser consolado, sino consolar;
que no busque ser amado, sino amar;
que no busque ser comprendido, sino comprender;
porque dando es como recibimos;
perdonando es como Tú nos perdonas;
y muriendo en La Verdad, es como nacemos a la Vida Eterna".

Fácil, concreto y clarito, ¿no?

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Pues no tanto, os lo aseguro.

En Nazca comprendí cuál es uno de los principales males que aquejan a Occidente. Se denomina "desconexión".

Estamos desconectados de todo. De arriba, de abajo, y entre nosotros. Es decir: del Cielo, de la Tierra, del resto de la Humanidad. Estamos preocupadísimos por lo que es real y lo que no. Sin darnos cuenta de que nuestra realidad, indefectiblemente, es conformada por nuestra propia esencia. Por lo que destila nuestro Ser Primordial. No hay más realidad que la que crea la mente. Por eso, es bueno usar la mente para darle contenido a la realidad, para entender.

Pero la mente, sola, elevada a la máxima categoría, no sirve de nada, y ni siquiera es capaz de resolver el más pequeño de nuestros problemas.

La Araña de Nazca es una de las famosas Líneas de Nazca, consideradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO desde 1994. Se encuentran concretamente en las Pampas de Jumana, en el desierto de Nazca, entre las poblaciones de Nazca y Palpa, en el Perú. Fueron trazadas por la cultura Nazca. Están compuestas por varios cientos de figuras, que abarcan diseños tan simples como líneas rectas, hasta complejas figuras zoomorfas, fitomorfas y geométricas, que aparecen trazadas en la superficie de la tierra desértica.

Lo asombroso es que estas líneas solamente pueden ser observadas en su integridad desde el aire al sobrevolar el desierto, ya que, vistas de cerca, estas líneas se convierten en simples surcos en el suelo. En esta región, miles de líneas se extienden por 520 km², y algunas incluso se prolongan hasta un área de 800 km². Las longitudes de las líneas son variables, llegando a medir algunas hasta 275 m de largo.

Lo más representativo de la zona son los dibujos de animales. Y entre ellos, se encuentra la Araña, cuya fotografía he incluido al principio de la entrada.

Mañana seguiré hablando sobre este dibujo, sobre este símbolo, sobre este animal mitológico que no hace mucho tiempo, dibujaron los nazcas en su territorio.

¡Muy buenos días!

No hay comentarios: